Venus,Júpiter, Saturno y Plutón retrógrados. Reflexión, Ajustes y desarmonías.

Llega el momento de comenzar a mirar hacia adentro y nos encontramos con la realidad tal cual es, se la llama Nueva normalidad incurriendo en un sinsentido semántico, porque la normalidad es lo que se ajusta a la norma habitual. Estamos comenzando a transitar una nueva realidad que la incorporaremos como normalidad con el tiempo. Por ahora estamos en esta modalidad de vida tomando cuenta de que llegó para quedarse un tiempo largo y comenzando a intentar reconstruir y reconstruirnos. La retrogradación casi en simultáneo de Júpiter, Saturno y Plutón pareciera que nos dan un tiempo de asimilación, pero esto es efecto de la cuadratura de Neptuno con Venus retro en Géminis ….

Ahora que esta nueva realidad comienza a solidificarse y pareciera que la urgencia sanitaria comenzara a mermar y nos habituarnos a los partes diarios de cómo evoluciona la pandemia, afloran los miedos, los duelos, los pendientes y comenzamos a re evaluar los afectos. Con la presencia de Marte en Piscis quizás sintamos que nuestra fuera de voluntad está mermada y que lo único que quisiéramos es volver a nuestra normalidad conocida al despertarnos de un sueño. Pero no va a pasar. Entonces la pregunta ahora es sobre ¿qué vida merece ser vivida? Porque la tenemos que construir descubriendo y conservando los auténticos afectos que serán nuestro verdadero refugio.

Júpiter Retrógrado nos conectar con el sentido de vida, con cuáles son nuestros proyectos y la capacidad que tenemos para ejecutarlos. Para eso necesitamos un plan que tendremos que seguir en forma ordenada y constante. Estamos en terrenos de Capricornio. Tenemos que tener mucho equilibrio, porque la tendencia en este tiempo es a sentir que ya no somos dueños de nuestra vida. No es así, somos los dueños de nuestra capacidad y de buscar ayuda si es necesario, porque lo que estemos aprendiendo en esta época (aunque sea doloroso) es que la seguridad está dentro nuestro. Este aprendizaje tiene su costo.

Saturno Retrógrado nos marca tiempos. El tiempo de retorno desde Acuario hasta Capricornio el 1ro. de Julio para revisar lo que ya vimos que tenemos pendiente. Lo que no está firme y estable para construir esos cimientos necesarios para que cuando vuelva a unirse con Júpiter el 17 de diciembre 2020 sea para estar preparados a esta nueva realidad y afrontar desde otra perspectiva la cuadratura con Urano en Tauro que durará todo 2021 y dirigirnos al crecimiento. Júpiter y Saturno son maestros que marcan caminos y los caminos cambiaron. El miedo paraliza y no es la mejor opción. Buscar en nuestro interior lo que tenemos reprimido para transformar la zona Capricornio y Tauro de nuestra esencia. La estabilidad, la constancia y el sentido de lo que hacemos.

Link: Nueva Normalidad y el concepto de cercanía. Conjunción Júpiter Saturno

Mariana

Eclipse de Sol 2 de Julio 2019. Inicia el Retorno a una nueva afectividad.

Julio 2019 es un mes en el que se abren y se cierran puertas dirigidas a que construyamos dentro de la temporalidad en la que vivimos, ese espacio que sentimos propio. Ese espacio que podemos llamar de varias maneras, pero que más allá del concepto que utilicemos para designarlo, todos refieren por su afectividad a la noción de hogar. Sin un espacio interno en el cual nos podamos habitar y en el que sintamos empatía entre lo que somos y cómo lo manifestamos en lo concreto de la vida, no podremos sentir ni construir un camino a transitar. Esto es lo que este mes nos propone con la fuerza implacable que traen los eclipses. Este 2 de Julio, cuando la Luna oculte el Sol, será un llamado a nuestra interioridad, a conectarnos con lo más íntimo de nuestra sensibilidad y deseo. Este año cada evento astronómico es una propuesta a una reconstrucción de lo que en algún momento quedó velado y olvidado. Los años 2019 y 2020 con Nodos Cáncer Capricornio, son años que están unidos como propuesta de encuentro con una nueva estabilidad tanto emocional como material de la mano de Urano en Tauro. En 2020 cuando Júpiter y Saturno se unan en el grado 0 de Acuario el 21 de diciembre, se cierra uno de los ciclos entre estos dos planetas que tuvo su inicio en Tauro en Mayo de 2000 en que los Nodos estaban ubicados igual que en este año. Aquel momento del 2000 marcó una profunda necesidad de conservación y seguridad en el plano económico para encontrar cierta libertad, Urano en Acuario, En 2020 dará inicio a otro tiempo, en el que sólo encontraremos la libertad y expansión en la conciencia interna de saber que lo que estamos construyendo y nos otorgue seguridad será aquello en lo que sentimos que estamos comprometidos desde la sensibilidad y una nueva estructura en la que nos sintamos pertenecientes, Urano estará en Tauro y Plutón Saturno en Capricornio.

Este 2 de Julio es un Eclipse en Nodo Norte, nos marca el inicio de una transformación interna, acompañado por el ingreso de Marte en Leo, que dará la fuerza y la voluntad de dirigir nuestra acción y voluntad en una misma dirección. Sabiendo que algo tiene que quedar atrás, y eso que debe quedar atrás son las dependencias emocionales a lo establecido y que no sintamos que nos representa. Es una potencia para mediar con la vida misma, como el poder que tenemos de tomarla en nuestras manos, haciéndonos responsables de lo que deseamos y valoramos. La afectividad como esencia de la revelación del surgimiento desde lo que somos hacia otros y hacia nuestro hacer en la vida. Sentirnos unidos y adheridos a nuestra identidad como gozo y alegría. Reconocerse y reconocer a otros desde lo que son. La cuadratura entre Neptuno y Júpiter (protagonista de este año), nos ha mantenido en medio de una nebulosa con intentos temporales de incertidumbre ante una realidad que no es confiable. Luego de pasados los dos eclipses de Julio, el 11 de agosto Júpiter inicia directo y la cuadratura en ese momento toma otra dimensión, la de poder ampliar nuestra conciencia y confianza hacia lo que somos y deseamos.

Si quieres leer el pronóstico por signo para Julio entra en Instagram Zonas Humanas Astrología

Mariana

Cuando por última vez volvemos la mirada sobre nuestro pasado. Quirón retrógrado 5 de Julio

A la danza de planetas retrógrados (Neptuno, Plutón, Saturno, Júpiter y Marte) este 5 de Julio se le une Quirón. Para hablar de Quirón, tenemos que estar dispuestos a considerar que es un puente entre el pasado (saturno) y el presente (urano). Un punto de inflexión entre el orden la limitación y el sufrimiento del cambio y la reforma; pero sobre todo un enfocar sobre qué es lo que hacemos por los demás que no podemos hacer por nosotros y a eso yo lo llamo puente. Poner el foco sobre las áreas de nuestra vida y de nuestra emoción en las cuales no podemos observar nuestras necesidades y que por no poder atenderlas nos producen reactividad. Porque en el momento en que no somos capaces de enfrentar las propias debilidades y las proyectamos sobre los demás estamos provocando reactividad y falsa omnipotencia, colocando a los demás en un sitio que no les es propio y en consecuencia somos nosotros quienes nos colocamos en lugares de proyección constante que nos mantienen exiliados de nuestra identidad. Cuando Quirón entró en Aries  el 17 de abril (Link por signos)  venía de recorrer desde 2011 el signo de Piscis correspondiente a finales, a lo que está oculto a lo que se encuentra en el inconsciente y a los miedos, Durante esos 7 años el proceso estuvo dirigido a ponernos en contacto y disolver ese pasado que de alguna forma permanecía presente confundiendo cuales son nuestros límites y los de los otros. El breve tiempo transcurrido entre el 7 de abril y el 5 de Julio tuvimos la oportunidad de haber experimentado lo que significa posar la mirada sobre la propia capacidad de ser y de sentir y saber que ese paso sólo depende de la seguridad sobre nuestras capacidades y de la capacidad de dirigirnos hacia la autoafirmación y compartir con un otro (proyección sobre Libra). Ahora que comenzará su retrogradación para volver a ingresar en Piscis (retorno) el día 25 de Septiembre, lo hará junto a la Luna Llena en Aries para dar un cierre al ciclo de cómo nos concebimos y percibimos (nosotros y los otros). Será el tiempo de dirigirnos hacia el pasado, hacia los miedos para evaluarlos desde la experiencia de los dos meses en que transitó por Aries. Esta mirada será quizás como una última despedida que puede estar teñida de la nostalgia, del dolor y del sufrimiento interno que significa saber que no existirán excusas, más allá de nuestra propia voluntad de existir, para lo que podemos o queremos ser. En el paso retrógrado de Quiron, tendrán lugar los eclipses de apertura de los nodos Cáncer/Capricornio (cuidar de nosotros/apego a estructuras heredadas) y el cierre de los correspondientes a Leo/Acuario (identidad/apego a las ideas del colectivo) que ayudarán a reforzar junto con Urano en Tauro y el comienzo del ciclo directo de Júpiter en Escorpio (10 de Julio) lo que es necesario animarse a reconocer en nosotros, lo que nos mantuvo retenidos tanto en el ámbito de la valoración (monetaria y emocional) como en la disolución de la identidad. Es interesante destacar que la próxima vez que Quirón ingrese en Aries será dentro de 50 años (Mayo de 2068). Unos cuantos de nosotros estaremos experimentando por segunda vez este proceso, el anterior fue en Abril de 1968, de muy pequeños y otros de jóvenes. El efecto por el nivel de conciencia y las alineaciones que acompañan será muy distinto. Hay que animarse, porque seguro que algo del año 1968 quedó en proceso de elaboración y nunca es demasiado tarde!!!!!

Mariana

Discernir entre lo pasajero y lo permanente. Palas-Júpiter; Vesta-Marte-Quirón-Urano. Previo a Luna Nueva en Piscis 17 de marzo

Saber y aclararse desde dónde nos estamos comunicando. Quizás en estos días en particular haya sido una tarea ardua, difícil y agotadora poder entablar una real comunicación. Una fuerte tendencia a imponer en forma unidireccional estuvo, y en parte sigue presente. Nuestras palabras y nuestras acciones no estuvieron plenamente abiertas y al servicio de comunicarnos con nuestros interlocutores, sino que fueron canales a través de los cuales manifestamos y evidenciamos nuestras dinámicas más escondidas, más profundas y más dolorosas. Las palabras fueron medios a través de las cuales su intencionalidad como significante,  fue la de comunicar la angustiante necesidad de resguardarnos del contacto con las mudas necesidades profunda e intensas en las que ciegamente habitamos. Pero, como cuanto más intentamos negar a través de la desvalorización y de la categorización, más nos negamos la posibilidad de una sincera y profunda transformación, quedamos sumidos y encerrados en una angustia sin vos, sin palabra. Poco a poco este mecanismo se irá desarmando en la medida en que podamos encontrar en nuestros propios recursos la capacidad de encontrar soluciones, que sin duda requerirán de saber del tiempo. Es momento de tener que sostener tenaz y pacientemente lo que nos motiva, para poder realizarnos y reforzar la seguridad y estabilidad emocional.  Preguntarnos:  ¿Qué es lo que no nos permite contactarnos desde el amor? y ¿Por qué muchas veces pretendemos resistir desde el ocultamiento del dolor que provoca saber que para vivir necesitamos del amor de y hacia el otro?. No somos débiles por esto, sino que parte del trabajo de Palas Atenea desde Tauro en contacto con Júpiter en Escorpio es la de saber que somos uno con nosotros mismos, para ser con el otro. Que no podemos obtener la seguridad (económica y emocional) si no aceptamos nuestras inseguridades, nuestros miedos y la necesidad de compartir la vida desde el amor.  Marte se encuentra en buena comunicación con Urano (la unión de ambos provoca mucha energía que es necesaria canalizar) que si está bien dirigida nos permite romper con limitaciones que busquen imponernos, pero para ello tenemos que tener plena conciencia de nuestras debilidades, cuidarlas, aceptarlas y fortalecernos desde allí. No es una semana fácil, es una semana de palabras mudas, porque hieren al ser dirigidas para protegerse. Es importante comprender esto y hacernos conscientes antes de la Luna Nueva en Piscis, cuando tenemos la posibilidad de  iniciar un periodo de real necesidad de unión.

Mariana

Sanas distancias para aclarar la mente y las emociones. Júpiter inicia retrogradación y Mercurio en sombras 9 de marzo-

Cuando Júpiter está en Escorpio como en este  año, marca el momento de sacar a la luz todo aquello que estuvo oculto.  Si bien crea cierta incomodidad nos pone en contacto con la regeneración.  Las deudas tanto emocionales como de dinero no pasan desapercibidas. Lo que no se quiere ver y sentir se hace presente. El comienzo del periodo de retrogradación marca el inicio de un tiempo de afianzar los cambios que hemos llevado adelante y abre un tiempo de reflexión sobre aquellos que aún no hemos o no pudimos hacer. Es un tiempo en el cual podemos comprender que no podemos pasar este periodo, que se extiende hasta el 10 de Julio,  sin descartar lo que ya no pertenece a nuestro entorno y sin transformar profundamente nuestras propias dependencias e inseguridades que tienen efectos paralizadores porque impiden la libertad de ser lo que somos. Tomemos estos cuatro meses para reflexiones sobre aquello que nos mantiene en un espacio interno de limitación. Exploremos nuestros propios condicionamientos limitantes y a traves de ellos nuestra propia fuerza de generación y fundamentación de nuestras decisiones y de nuestra vida, con la suficiente sinceridad y crítica sobre la parte que nos pertenece. La regeneración personal implica un balance sobre nuestra vida, nuestras relaciones, nuestros objetivos y nuestro presente. Cuando Júpiter el día 10 de Julio concluya este período, lo hará en el mismo lugar en el que se encontraba el día 8 de Diciembre, momento en que se encontraba unido a Vesta -preservación de nuestra alma- (Ver Fechas importantes de Diciembre 2017), y Mercurio se encontraba retrógrado en el signo de Sagitario (signo natural de Júpiter). Ayer 8 de marzo Mercurio inició en Aries su periodo de sombra. Esto quiere decir que Mercurio comenzó a recorrer una senda que volverá a andar dos veces más.  Este doble movimiento de Júpiter y Mercurio, refuerza notablemente la tendencia al diálogo interno y a la reflexión sobre temas referidos a inversiones, endeudamientos, sociedades, estudios, sistema de creencias y en primer Seguir leyendo “Sanas distancias para aclarar la mente y las emociones. Júpiter inicia retrogradación y Mercurio en sombras 9 de marzo-“

Contactar con el límite, libertad de comprometerse con lo real. Semana 25 al 3 de marzo.

Luego de la semana que pasó con un componente sumamente emocional en la que la mayoría ha vivenciado algún tipo de contacto interno con las zonas más vulnerables, con los miedos más profundos, con aquellos que obnubilan y que por su espesor arrastran y desintegran porque son aquellos que marcan límite y finales (reales o emocionales). Pero no tenemos que entender límite y final sólo como pérdida, porque los límites son los que nos permiten permanecer en lo vida y en la existencia. Saber de límites y finales es saber de nosotros en la medida en que dejemos atrás la idea de límite como pérdida el espacio de definición se abre ante nosotros como inmensidad posible. Esta semana está signada por la presencia de la dimensión de lo posible y hay quienes (de acuerdo a su configuración) se sentirán nublados, emocionalmente invadidos y paralizados. Estamos Seguir leyendo “Contactar con el límite, libertad de comprometerse con lo real. Semana 25 al 3 de marzo.”