Marzo. El mes en el que estrenamos los cambios. Nada puede seguir como estaba….

Llegamos muy rápidamente al mes de Marzo. Si miramos un poco para atrás pareciera que Enero fue hace mucho tiempo. Es que estamos construyendo otro tiempo, el tiempo de reunificación interna. Febrero configuró ese momento de reorientación al darnos cuenta de que el camino de reconstrucción lo podemos comprender solamente desde la unidad que podamos conformar en el infinito e interminable proceso de una constante apropiación de la vida en nuestras manos. Aunque parezca sencillo quizás sea lo más complejo, porque implica animarnos a conocernos y a jugar el juego de darle sentido a través de la unificación de las variables que condicionan nuestro presente. Sólo el entender este aquí y ahora como una reconfiguración de nuestra historicidad nos otorga libertad interna. Febrero fue el mes en que necesitamos respondernos a nosotros mismos por el sentido originarios. Sentir que aunque las infinitas preocupaciones del día a día están presentes, las podemos abordar desde el deseo y no desde la absoluta obligación o desde la confrontación. Este proceso es el de despojarnos de la historicidad, no de la historia.

Marzo tiene como escenario la primera conjunción Júpiter Plutón acompañada por Marte en Capricornio, esto es que el crecimiento y la transformación de nuestras estructuras económicas, profesionales y relacionales requieren de un gran cambio de conciencia. Nada puede ya quedar como estaba. Iniciamos la toma de decisiones. Para comenzar a analizar este mes podemos ver que inicia con la Luna transitando por el signo de Tauro en sextil a Neptuno que se encuentra muy activo. Recordemos que estamos todavía bajo la influencia de la última Luna Nueva en PIscis y estamos en camino hacia la Luna Llena en Virgo el 9 de Marzo en la que Neptuno será protagonista en una conjunción al Sol y oposición a la Luna, La Luna en Virgo nos incita a una reorganización entre lo interno y lo externo y con las características con que se presenta esta Luna Llena en Virgo es una clarísima llamada a dejar atrás el perdernos en la mirada de otros para concentrarnos profundamente en la organización que necesitamos para transitar este mes de Marzo que será decisivo para el trayecto hasta la primer semana de Septiembre cuando Marte haga su conjunción con Lilith en Aries, previo a su retrogradación, momento en que tendremos que poner en juego nuestro deseo y nuestra voluntad para darle cauce a cierta frustración que podamos estar viviendo o sintiendo si no estamos comprometidos con ese sentido final que implica comprender que no podemos guiarnos pura y exclusivamente por esquemas principistas o máximas absolutas, abstractas, el Nodo Sur ya estará en Sagitario. La forma en que podamos resolver nuestros principios con lo concreto de las relaciones y vida cotidiana resultará de como gestionemos este mes de Marzo. Tenemos que estar abiertos a la disposición de la flexibilidad, no entendida como claudicaciones sino como crecimiento propio. Urano es cambio y en Tauro nos está sometiendo a crear nuevas estabilidades y nos mueve hacia otros espacios, a ir más allá de lo conocido.

En Marzo Venus y Marte comienzan a tomar un interesante protagonismo. Mencioné que el mes comienza con Luna en Tauro y si hablamos de Tauro estamos haciendo referencia directa a Venus por ser su regente y a Urano porque se encuentra en este signo. La cuadratura que Venus, antes de abandonar Aries estará formando para unirse con Urano en Tauro, es de un gran poder transformador y de depuración. Queramos o no, seamos más o menos conscientes estuvimos y aún estamos atravesando una crisis interna (crisis entendida como cambio) que nos acerca a descubrir que la satisfacción del deseo inmediato no llena nuestra alma, porque muchas veces sólo es una huida al enfrentamiento de no poder saciar nuestros deseos más profundos, que sólo se consiguen aceptando los procesos de transformación. Es el momento de reorganizarnos y revalorizar los vínculos a través de nuestra determinación de lo que somos y de lo buscamos compartir. Esta la cuadratura de Venus con Plutón va a estar acompañada por el sextil de Neptuno a Mercurio que aun se encontrará retrógrado hasta el 9 de Marzo. Los sextiles no son posibilidades, son sucesos por los cuales ya en este mes tenemos que ponernos en marcha, con decisiones concretas. Siguiendo su recorrido Venus el 4 de Marzo formará una cuadratura con Saturno y este punto marca un momento importante de toma de conciencia de la imperiosidad de una nueva forma de organización interna, donde el secreto está en la negociación que seamos capaces de llevar adelante (Venus-Plutón), en primera instancia con nuestras urgencias de satisfacción irracional y luego con la relación que tengamos con otros y con la realidad. Porque puede pasar que alguna situación nos pone un freno, la realidad se presenta tal como es para poner a prueba nuestra capacidad de flexibilidad y de reorganización, o en su defecto de frustración (Venus-Saturno). Sobretodo teniendo en cuenta que el 8 de Marzo ya desde Tauro y un día antes de que Mercurio inicie directo en Acuario se une con Urano en sextil al Nodo Norte. Si por alguna razón pensábamos que no teníamos que generar cambios, en esos días nos va a quedar más que claro. La dinámica cambia, se pueden presentar nuevas oportunidades y negociaciones importantes. Pero para esto se requiere haber asumido y asimilado que una parte nuestra ha quedado definitivamente atrás.

Veremos cómo cada uno puede llevar adelante este proceso tan importante para lo que viene en Septiembre. Pero los cambios están más que presentes y para ello es imprescindible haber comprendido lo que nos dejó la unión de Venus con Lilith y Quirón en Aries (Link) una apertura disposicional a sabernos vulnerables, eso nos trae seguridad y valoración interna, pero ya no desde el sostenimiento o sometimiento, o desde la obstinación, sino desde comprender que la libertad radica en la posibilidad del cambio interno.

Por otro lado Marte permanecerá todo Marzo en Capricornio haciendo contacto con Júpiter y con Plutón (con Saturno lo hará ya estando ambos en Acuario) al finalizar Marzo. Esos contactos son impulsos a concretar y diseñar nuestros deseos, no como fantasmas irrealizables, sino posibles en la medida en que confiemos plenamente en el vínculo que podemos generar entre lo que buscamos y lo que hacemos. Con Júpiter-Plutón, muchas condiciones han cambiado y seguirán cambiando, pero nosotros también lo hemos hecho y eso nos tendría que estar acercando a esa nueva identidad que no es más que la libertad de ser posibles en un desarrollo propio y junto a otros desde una nueva realidad.

Mariana

Links: 2020 Año en dos Actos Lilith Quirón en Aries

Luna Nueva en Piscis. El resurgir de una nueva forma de la individualidad -La interna-

Quizás parezca contradictorio proponer el concepto de individualidad en una Luna Nueva en Piscis. Porque a Piscis se lo entiende y comprende desde aquella pérdida de identidad que ni siquiera a veces puede ser pensada. En este momento esta Luna Nueva en Piscis nos trae otra propuesta, otra energía y otro dinamismo. Llegamos al fin del recorrido anual del Sol a través de todo el zodiaco, desde su inicio el 20 de Marzo de 2019.( Link) Lo que sucede es que este año astrológico que en un mes culmina hemos transitado el camino hacia la construcción de una nueva identidad. No es que hayamos dejado de ser lo que somos, sino que hemos dejado de identificarnos con lo que no somos., recorriendo un arduo camino de desmitificación de nuestra historia. Cada uno de nosotros somo seres históricos que nos desarrollamos en un tiempo, y ese tiempo tiene una espacialidad porque nuestra vida, nuestra producción y nuestra acción se desarrolla en un mundo concreto con relaciones concretas. Y es el tiempo lo que le da unidad a la estructura del desarrollo de la vida. El tiempo puede ser cuantificado objetivamente a través de los calendarios, los relojes. Pero existe un tiempo subjetivo que es la unidad de nuestra estructura de sentido que es lo que estuvo sufriendo fuertes rupturas en todo 2019. Este 23 de febrero nos marca la finalización (no la disolución) de ese proceso que venimos viviendo con la presencia de los eclipses en Cáncer-Capricornio, con la presencia de Saturno y Plutón en Capricornio y las alineaciones que se estuvieron dando en este año.

La unión de la Luna con el Sol en Piscis en trígono al Nodo Norte en Cáncer nos conecta con la posibilidad de re encontrar la unidad de la temporalidad de nuestra individualidad, y de sentirnos unidos hacia lo que buscamos intencionar para nuestra vida concretamente, sin mediaciones. Es muy interesante ver cómo existe una correlatividad en las alineaciones planetarias, y en este caso si nos detenemos en la posición de Marte que está en Capricornio unido (conjunción) con el Nodo Sur en Capricornio haciendo un sextil a la Luna Nueva, podemos darnos cuenta de que existe una sincronía con lo que estamos viviendo. Creo que cada uno de nosotros sabe que llegó el momento en que nos tenemos que desprender de lo que construimos como un falso Ego porque desde esa construcción originada en la necesidad de separación y distinción como proceso de identificación, quizás en algún momento nos sirvió, pero ya no, porque seguir en esa postura nos anula. Tengamos en cuenta que Marte también está haciendo una cuadratura (tensión) a la unión de Quirón con Lilith -(Link),

El 9 de Febrero tuvimos la Luna Llena en Leo, que marcó un impulso interno de comprometernos a ser, que fue el punto culmine de apropiación de nuestra identidad, en este proceso de reconstrucción que se puso en marcha con el ingreso de Júpiter en Capricornio. Ahora con la Luna Nueva en Piscis con las características ya mencionadas y con Mercurio Retrógrado en Piscis, disfrutemos del proceso de internalización de nuestra individualización, dejemos atrás el miedo a sentirnos separados de lo que no nos es propio, para tomar contacto con la importancia de comprender el tiempo interno. No para quedarnos perdidos en él o en nuestras alucinaciones fantásticas, o ensoñaciones sobre la imposibilidad de lo posible, sino para encontrar el fundamento de la unicidad en el disfrute de la vida. Una vida en la que estamos destinados a desarrollarnos encerrados en los conceptos de tiempo y espacio. Pero sabiendo que el contenido a ese destino lo configuramos nosotros, le otorgamos significatividad. Hacia el cambio de sentido y la significación estamos yendo en este movimiento cíclico de los Nodos que están culminando su paso por el eje Cáncer Capricornio para ingresar en Géminis-Sagitario en Junio. Los Nodos son el contramovimiento complementario del movimiento de los planetas. Porque el movimiento de los Nodos lo podemos contemplar como es el tiempo objetivo, se mueve en sentido horario, y el movimiento de los planetas en anti horario, es el tiempo que tenemos que internalizar desde la apropiación.

Mariana

Marte en Capricornio y Mercurio Retrógrado. El límite es el límite de la conciencia.

Este 16 de Febrero Marte ingresa en Capricornio, el planeta de la acción en el signo de la materialización. y el 17 de Febrero Mercurio inicia Retrógrado en Piscis y con este movimiento del océano pisciano las emociones que estuvimos sosteniendo, y la sensación de disolución se hacen presentes junto a los pendientes de nuestras vidas. Vamos a estar en una combinación de fuerzas que aunque parezcan contradictorias se complementan. Que Marte esté en Capricornio no significa la materialización o efectivización, ni la resolución de todo lo que anhelamos, sino que va en dirección a concentrar y localizar esfuerzos y atención sobre nuestro desarrollo y nuestra evolución. Aunque los primeros días nos podamos sentir un poco perdidos porque no sabemos exactamente cuál sean las acciones a tomar, o porque no sepamos realmente qué es lo que auténticamente nos genera sentido en la vida. Recordemos que los efectos de Plutón Saturno aun están vigentes y que muchas de nuestras estructuras cayeron, aunque no hubiéramos estado de acuerdo con ellas, funcionaban como parte estructural de nuestra vida sea para distanciarnos o para sostenernos. En estos días puede estar apareciendo levemente un vacío de sentido muy profundo, que no está solamente vinculado con lo que logremos material o profesionalmente, sino que es interno y es la pregunta de ¿hacia dónde estamos yendo en nuestra vida? y ¿Cómo y con quién manifestamos nuestro amor y nuestros deseos?. Ahora es cuando vamos a poder disponer de las herramientas necesarias para ejercer las estrategias internas de concentración sobre lo significativo y sobre lo que genera una huella de futuro. Lo más interesante de la segunda quincena de Febrero con Marte en Capricornio es el encuentro a través de una cuadratura con Quirón que nos conecta con lo que podemos lograr si podemos dejar de luchar con nosotros y podemos conectarnos con la felicidad del proceso de crear nuestra vida, con lo bueno y con lo malo, con el amor y el desamor. Porque finalmente somos nosotros los que elegimos . De lo que tenemos que hacernos cargo es de nuestras elecciones, porque a partir de ellas diseñamos futuros.

Marte a lo largo de su paso por Capricornio se va a ir uniendo con el Nodo Sur, con Júpiter con Saturno y con Plutón y va a ir activando un proceso de reconstrucción concreto que serán las bases desde las cuales nos vamos a mover. En tanto con Mercurio retrógrado en Piscis hasta el 10 de Marzo, podemos darle forma y ponerle imágenes a lo que deseamos plasmar, porque Marte y Venus ahora estarán negociando entre lo que queremos y lo que tenemos que realmente podemos hacer si modificamos y transformamos ciertos comportamientos y representaciones de la realidad que nos mantienen sumergidos en el terror y angustia del sinsentido en el que finalmente se esconde nuestra percepción de incapacidad. El límite son los límites de nuestra conciencia y ahora es el tiempo de ampliarla y reconfigurarla. Link Quirón en Aries, comenzando a re escribirnos.

Mariana

Luna Llena en Leo 9 de Febrero 2020. El impulso de comprometernos a ser.

Existen muchas formas de definir lo que somos. Cada vez que nos interrogamos o respondemos a la pregunta de qué o quiénes somos la respuesta puede comenzar por nuestro nombre seguida de la definición de nuestra profesión o trabajo al que nos dedicamos. En el caso en que respondemos con nuestro nombre, lo hacemos automáticamente, porque desde que surgimos al mundo fue la forma en que nuestros padres nos otorgaron una identidad. Luego de esto el proceso de identificación de nosotros mismos pasa por la apropiación de ese nombre a través del cual nos vinculamos con nuestra identidad. Existe un proceso de apropiación de la designación que se hizo sobre cada uno de nosotros. Tomando el tema de esta Luna Llena en Leo la podemos asumir como un momento de culminación de un proceso de apropiación de nuestra identidad, despojada de las posibles designaciones que otros han hecho sobre nosotros y de las cuales en mayor o menor medida nos hemos hecho cargo. El dolor y angustia de no ser es un eje que nos atraviesa transversalmente cuando nuestra identidad queda desvinculada de la apropiación que nosotros podemos hacer de ella. Leo es el regente de la casa 5, ese ámbito de nuestra vida vinculada a la identidad, al goce y a nuestras creaciones, La Luna, la seguridad emocional está en Leo y desde allí buscamos ser reconocidos por lo que somos., y el Sol desde Acuario iluminándola le recuerda que la única forma de brillar es a través de la autenticidad de animarnos a ser lo que somos. Cuando pensamos en el significado de la frase “ser lo que somos” no implica conformismo, sino que sólo llegamos a ser auténticamente lo que somos, cuando nos conectamos con nuestros miedos, frustraciones y limitaciones para apropiárnoslas y desde allí comenzar el proceso de individuación y liberación para sentirnos adecuados y pertenecientes a un futuro posible de ser construido. Todo este proceso está secundado por la unión de Quirón, Lilith y Venus en Aries. Podés escuchar los Podcast sobre este tema específico en el siguiente Link; Venus en Aries y la dinñamica Venus Marte 2020

Otro aspecto que nos marca la necesidad interna de conectarnos con nuestra auténtica identidad y a animarnos a pensar algo distinto sobre un futuro que ahora puede presentarse cautivo del presente, es el sextil de Júpiter en Capricornio a Neptuno en Piscis. Si bien Capricornio y Piscis son dos energìas muy distintas, forman un sextil entre ellas y esto nos recuerda que ninguna realización es sólo por arte de magia ni por redención, pero que tampoco resultan del cumplimiento del deber hacerlo por el deber mismo o impuesto; sino que surgen del total convencimiento de que lo que hacemos y deseamos está alineado con nuestro deseo y que tiene un sentido y fundamento que lo sustenta. Cuando perdemos el sentido de la unidad con nuestro ser y nuestra alma, nos sentimos desalineados con la vida. con los afectos y buscamos salidas escapistas y mágicas que nos saquen de un estado precario en el que nos sentimos nómadas de nuestra vida.

Esta Luna Llena en Leo es una ventana a conectarnos con el compromiso hacia nuestro verdadero y auténtico sentido de libertad en la pertenencia a nosotros mismos, en la medida en que comprendamos nuestros miedos y limitaciones para trascenderlos, conectándonos con el amor y respeto a nosotros y lo que podemos ser.

Mariana

Venus ingresa en Aries. Comenzamos a preparar la segunda parte del año. La dinámica del Deseo-y de la Acción en 2020

Venus ingresa en Aries y prepara el camino para cuando Marte ocupe Aries (su signo) a partir del 28 dre Junio permaneciendo allí hasta el 6 de Enero de 2021

Te iunvito a escuchar el Podcast con la explicación en el siguiente Link: Venus ingresa en Aries https://anchor.fm/mas-allu00e1-de-la-astrol/episodes/Venus-en-Aries–Lilith-y-Quirn-Febrero-2020–Cara-a-Cara-con-nuestra-inadecuacin-eanhd0

Mariana