Claridad para sostener los cambios – Semana del 29 de Julio al 4 de Agosto

Estos meses no tenemos respiro. Desde mediados de Mayo, nada queda como estaba. Esto no significa que todo lo que sucede sea malo o bueno, es un mix no sólo interesante sino estresante, que implica y requiere un gran caudal de aceptación y de madurez emocional para no desestabilizarnos a niveles dramáticos. Sólo si aceptamos somos capaces de modificar. Repasando un poco, si la semana del 14 al 20 de Mayo tuvo su cuota de tensión y de imprevistos (1ra. Cuadratura de Marte directo con Urano), imaginemos las dos semanas que van del 29 de Julio al  12 de Agosto. Cuando vuelven a encontrarse estos dos planetas de imprevistos, agresividad, fuego, luchas, rebeldía) Muchos cambios que se aceleran pero que todavía no tienen claridad en cómo manifestarse o hacerse concretas. Si nos enloquecemos o pretendemos que las cosas sucedan tal como en algún momento lo planeamos, los sentimientos de ira y de cólera pueden afectar fuertemente nuestro sistema nervioso y nuestras relaciones. Sobre todo a partir del 6 de agosto cuando Lilith ingrese en Acuario, porque las características que asume Lilith en ese signo son de miedo  y reacción ante el poder ejercido como coacción de la libertad y de la pugna de voluntades y los temas legales estarán en primer plano para tratar de armonizar (Venus en Libra). Durante el periodo en que Marte continúe en Acuario formando cuadraturas con Urano (hasta finales de septiembre), la tensión no solo entre personas sino en lo social (Acuario son las organizaciones sociales) adquiere características de muy alto voltaje y de luchas ideológicas. Los días de mayor tensión de esta semana serán los días en que la Luna en su paso por Tauro active la tensión marcada por el último eclipse del 27 de Julio, los días viernes 3 y sábado 4 cuando se forma la fase de Luna Menguante que dará el inicio de la aproximación al eclipse del 11 de agosto (último de esta serie). Un aspecto interesante para tener en cuenta en estos días es que Mercurio que está retrógrado y que los eclipses que han sacudido profundamente para transformar y acelerar procesos, nos permite fijar nuestra vista y atención sobre cómo hacer para constituirnos en nuestros propios observadores de las experiencias que estamos viviendo en estos días y conjuntamente a ello tomar medidas que se dirijan con nuestro propósitos más sinceros e internos. Este desafío que viene de la mano de Mercurio/Venus, está ligado a discriminar y comprender rotundamente que las diferencias de criterios que puedan ponerse en juego en estos días no provienen del desamor, sino de la imposibilidad de poder salir de las posiciones fijas que podemos aún seguir sosteniendo. Así es que es un buen momento (aunque tenso), para saber si podemos aún desde nuestro dolor más profundo,  reconocemos y saber si podemos ser claros y con la fortaleza necesaria para sostener nuestras elecciones manteniéndonos suaves y flexibles actuando desde el amor. La respuesta a este interrogante podremos experimentarlo cerca del día 18 de agosto, para evitar que para mediados de octubre entremos en conflictos muy intensos relacionado a las relaciones y podamos comunicarn en forma clara y evitar caer en idealizaciones producidas por nuestras imágenes mentales proyectadas en el otro. Comienza una semana muy movida, para lo cual tenemos que integrar el desapego con la acción dirigida, aceptando que lo mismo a que estábamos acostumbrados ya no forma parte de nuestras vidas.

Mariana

 

Anuncios

Mercurio Retrógrado en el Eclipse del Luna en Acuario un puente entre 1999 y 2018. Las marcas del pasado. Estrella Oculus y Bos.

La intervención de Mercurio en su fase retrógrada en este Eclipse marca la unidad de los dos eclipses que tendremos en estos 15 días (el del 27 de Julio y el del 11 de Agosto con  los eclipse ocurridos el 28 de Julio y el 11 de Agosto de 1999, porque se dan en los mismos grados de los signos de Acuario y de Leo en que la Luna, el Sol y los Nodos se encontraban en ese momento. Este puente que el ciclo planetario nos tiende en estos días es de mucha trascendencia porque en parte nos propone confrontarnos con raíces emocionales que están estrechamente vinculadas con el ciclo anterior correspondiente al año 1999. Debido a que el Nodo Sur y la Luna están activados por la presencia de Marte Retrógrado y en cuadratura a Urano, el eclipse funcionará como un termómetro o una vara  para medir y chequear cuáles son las emociones, sensaciones y vivencias que por un motivo u otro todavía queremos controlar sometiendo de esa forma nuestra libertad al deseo de otro. Una idea de la repercusión de lo que se marca el día del eclipse se verá resaltado entre los días 25 al 30 de septiembre, cuando Marte vuelva a pasar por el grado en que se encuentra ubicado hoy.  No nos olvidemos que el 12 de Julio (eclipse Cáncer/Capricornio) marcó una apertura emocional sobre nuestras propias necesidades  para tomar conciencia y actuar sobre ellas que en Junio 2019 estará en pleno desarrollo. Este Eclipse en Acuario está ubicado en la constelación de Capricornio (Plano social, exigencias sobre y de los otros, control) de la cual forman parte la estrella Oculus (ojo derecho de la cabra y Bos ubicada en la cara). Estas dos estrellas son de naturaleza Saturno/Venus  evocando el compromiso y la constancia que requiere la prosecusión para el bienestar, el amor y las metas, resaltando de esta forma la posición de los planetas en los signos de Tierra: Venus desde Virgo, Urano desde Tauro y Saturno en Capricornio que evocan e intensifican el realismo y la necesidad de perseverancia, cuidado, seguridad y concreción que se requieren en estos momentos en el ámbito de los social, profesional, de la salud y la economía. Es un buen momento para tomar conciencia sobre estos aspectos, pero que sin lugar a dudas para esta revisión propuesta por Mercurio Rx desde Leo es indispensable terminar y cerrar con cualquier necesidad de adecuación a la mirada, opinión o palabra emitida por otro desde la desacreditación.  Oculus (ojo de la cabra -capricornio- debe mirar sus propias metas, rompiendo (nodo sur/marte) con la emoción (luna) dirigida hacia la aceptación incondicional de otros para volver la mirada sobre el Nodo Norte en Leo, ser creadores de nuestra identidad (eclipse del 11 de agosto). Los  eclipses tienen una frecuencia de aproximadamente 6 meses y son momentos de ajustes. Este eclipse particularmente es un buen momento para re evaluar si nuestra acción está dirigida hacia nuestros objetivos o si aún dependemos de la aceptación de los demás. Este es el rol de Marte que unido a la Luna desde Acuario como indicador de que podemos sentirnos atacados en nuestros derechos tanto desde lo social como en lo personal. Cuando  nuestra sensibilidad es atacada o cercenada se crean y generan estados de ansiedad, de ira y de violencia que sólo la disiparemos cuando comprendemos (Júpiter) lo que no queremos ver, nuestros miedos y el poder que otros ejercen sobre nosotros (Escorpio), que fue puesto a la luz cuando Júpiter estuvo retrógrado y que ahora podemos (desde el 10 de Julio) comenzar a trabajar sobre ello para erradicarlo. La única forma de estar en armonía con uno mismo es sabiendo hacia dónde vamos (eclipse 11 de agosto), salir de los propios sistemas de control como búsqueda de seguridad para encontrarla en la propia acción.

Links: Sanas distancias para aclarar la mente

Mariana

Eclipse en Acuario – 27 de Julio 2018- ¿Qué es Soltar y Liberar? Nodo Sur-Marte-Luna-Lilth en Acuario. Sólo las personas libres pueden amar.

Cuando escuchamos y leemos que estamos en tiempos de “soltar”y de “liberar” patrones. ¿De qué estamos hablando? Muchas veces estas palabras traen consigo una carga de “deber” que si no comprendemos qué significan podemos sentirnos excluidos de un proceso que se está gestando y nos de miedo no poder adecuarnos a los tiempos que se están presentando. Para darnos cuenta de qué es conveniente que comencemos a ver desde otra perspectiva es importante preguntarse qué es lo que buscamos para nuestras vidas. ¿Qué es lo que realmente nos completa? a diferencia de lo que tenemos que hacer porque estamos obligados. Estos son ámbitos de distinto orden. La realidad en la que vivimos es de por sí despersonalizante. Quedamos perdidos en las exigencias cotidianas, pero ese es el contexto. En el momento en que podemos volver a asumir el puesto de “observadores activos”, estamos Soltando y Liberando. Cuando asumimos que hacia donde observamos activamente (nuestro propósito de vida) tenemos la capacidad de cambiar el entorno aceptando los cambios internos de los que somos plenamente responsables y que nos impiden sentirnos unidos a nuestro ser. Es ahí cuando iniciamos ese nuevo camino del pensamiento que retro-alimenta y acrecienta nuestro poder de crear la vida en el día a día. Este fenómeno se da cuando salimos de la actitudes reactivas hacia las activas. Lo que nos impide este salto, eso es de lo que tenemos la plena libertad de liberarnos, de dejar atrás, de soltar. En estos días de Eclipses se pone plenamente de manifiesto y podemos, si estamos dispuestos, a comenzar este nuevo tránsito. Pero como tenemos que tener en cuenta que estos días no son los más tranquilos, utilicémolos para contactar con esos aspectos en que nos sentimos carentes y para esto podemos conectarnos con la compañía de Mercurio Retrógrado (26 de Julio) para revisar las relaciones y finalmente generar esas alianzas o compromisos que tienen y que piden otra dinámica. La cuadratura que está vigente entre Urano y Marte es una potente fuerza de rompimiento, necesaria para la liberación, pero como Marte por su parte se encuentra retrógrado y tan cercano a la Tierra (podemos observarlo por las noches) que casi podríamos decir que está fuera de su órbita de acción, y esto es potencia reprimida que saldrá disparada por la acción de la cuadratura con Urano. Es importante intentar estar centrado y lo más equilibrado posible utilizando los principios básicos que rigen una vida integrada: Hablar lo necesario, Sentir lo necesario, Pensar sólo lo necesario, Silencio para salir del ego.

Link: Para tener en cuenta con el Eclipse en Acuario del 27 de Julio

Mariana

Ingreso de Sol en Leo- Finalizar para comenzar – entre eclipses- 22 al 26 de Julio 2018

La estructura del cuentos nos da acceso a lo inaccesible de la trama trágica de la vida. Es así que cuando analizamos el contenido de los cuentos y de las fábulas comprendemos que los temas que tratan son los temas básicos de la humanidad y el sentido de la existencia: El amor y la muerte, con sus derivados: la soledad, el miedo, las disputas, la codicia, etc, etc. La vida es esa doble cara en que el amor y la muerte se dan la mano, para que al fin en un elegante equilibrio andar el camino. De esto se tratan los Eclipses Leo-Acuario. Leo es el signo de la creación, de manifestación del amor como vida creativa y de amor. Es la arrogancia de saber que el impulso de eros (vida) le tuerce la mano a tánatos (muerte), estando dispuesto a pagar el precio por ello.  Para comprender la importancia del Eclipse del 27 sería más sencillo explicarlo a través de la estructura de los cuentos, porque su naturaleza es de tal contundencia que nos ubica ante la irremediable trascendencia de nuestras propias fijezas. Esta energía ya comenzó a manifestarse desde la Luna Nueva en Géminis del 13 de Junio y quizás un poco antes ya comenzaron a sentirla los signos fijos (Acuario-Leo-Escorpio y Tauro) con el ingreso de Urano en Tauro el 15 de Mayo. El 27 de Julio a las 17.30 el Sol desde Leo se enfrentará a la Luna en Acuario, dos signos emblemáticos de lo creativo tanto individual como colectivo. La creatividad o impulso de vida de Acuario nace de su eterna lucha entre lo fijo por su naturaleza y la regencia de Urano (innovación, rebeldía, creación, impulso). Este doble paradigma Acuario/Leo es la dinámica que da un cierre a un proceso que inició en Agosto de 2016, se desarrolló a lo largo de 2017 y tomó mayor concreción en Enero de 2018. El elemento trágico al que hago referencia es que los Eclipses son hitos que nos recuerdan que la voluntad es nuestra compañera cuando comprendemos en lo más interno de nuestra emoción que la vida es ese espacio de tiempo en el que debemos encontrarnos con nosotros y con nuestros compañeros de vida. Única fórmula en la que la vida es arrancada de lo irremediable, de lo trágico, como cuando Ulises (personaje de la Ilíada), luego de permanecer en su largo viaje de regreso a su hogar -como metáfora del encuentro consigo mismo (Nodo Norte en Leo)-, regresa a Ítaca. Lo que estamos viviendo en estos meses de eclipses, primero con el del 12 de Julio (nodos Cáncer/Capricorio) y ahora con el del 27 de Julio y el del 11 de Agosto cerrando el recorrida de los Nodos por Leo y Acuario, es la vivencia absoluta de que finalizar significa comenzar desde la propia identidad el regreso al hogar, que ya no tiene posibilidad de ser el mismo que fue, y que la aceptación anclada en la actitud creativa es desde donde lo construiremos, lejos de prepotencia voluntarista. Esta semana está sobre cargada de tensiones: Lilith (Luna Negra) desde los últimos grados de Capricornio nos muestra el miedo al abismo que implica romper las estructuras conocidas. Miedo al abandono y el temor a no ser reconocidos y que hace que nos sostengamos en patrones de control. Esta influencia contrapuesta a la fuerza disruptiva de Marte con el Nodo Sur en Acuario que nos llevan a desprendernos y a romper con lo que nos mantiene sujeto a los estándares que otros esperan y que hemos internalizado. Tenemos que saber que si bien Urano será decisivo en la figura que forma este Eclipse, tendrá una doble participación. Por un lado lleva a romper cadenas y yugos en forma irreversible, que será recomendable hacerlo en forma no violenta sino que sea en una forma productiva porque nos puede dar la enorme capacidad de gestionar mejor las relaciones con otros desde el nosotros y por nosotros. Por otro lado Urano continua el trígono con Saturno en Capricornio (guardián de los planetas trans-saturnales) que ante lo disruptivo opera como contenedor y estructurante de lo posible. Es allí (trígono Urano/Saturno) donde tendremos que apoyarnos esta semana, porque es lo que permite la materialización concreta de otra realidad (ambos planetas en signos de Tierra),  que sea valedera, gozosa y que prospere en el futuro. No es el tiempo de toma de decisiones bruscas ni precipitadas, Mercurio en Leo comienza retrógrado el 26 de Julio, por lo que el Eclipse del 27 será para darnos el tiempo de saber que toda finalización para que sea tal tiene que estar acompañada de una verdadera revisión.

Links recomendados: Preparando un Nuevo Ciclo /  Pensar Cómo pensamosReplegarse en la emoción despliega las verdades del corazón  

Buen inicio de semana, Mariana

Unificar lo que somos con nuestra inspiración. Castor y Polux protagonistas del eclipse 12 de Julio.

Cuando la palabra Eclipse aparece en los blogs, webs, Instagram, Facebook y demás redes sociales, destinados a la astrología , se genera cierto clima de incertidumbre, como si el destino (si existiese) estuviera jugando a los dados con nuestras vidas. Pero es un tiempo en que suceden modificaciones profundas si toca planetas o puntos de nuestra Carta Natal. Los Eclipses son eventos astronómicos que influyen con más fuerza sobre nuestra energía y sobre las decisiones que hemos estado llevando adelante en nuestra vida y sobre lo que tenemos que vivir para desarrollar nuestra potencialidad. Cuando algo se eclipsa es porque ese no es el camino y otra cosa tiene que surgir. Y este es el mensaje de esta energía tan potente que gobierna desde la trayectoria de los planetas a la realidad concreta. El Eclipse del 12 de Julio es muy  potente (aunque sea eclipse parcial de Sol) la potencia viene dada por la oposición de Plutón. La unión de la Luna con el Sol es la unificación de las dos máximas energías de creación: Femenina y Masculina. Es una energía de inicios, de fecundidad, de la unidad extrema y más sublime que puede concebirse. La diversidad en la unidad en pos de anularse y eclipsarse  para dar paso a la creación. Esta potencia reunida en el signo de Cáncer (maternidad, hogar, nutrición) y como atisbo de lo que será el año 2019, implica que ya tiene un plus. Y ese plus es preguntase por cómo conservo lo que me es propio, cómo le doy estructura (Capricornio es el signo opuesto a Cáncer donde se encuentra Plutón). Otra de las particularidades de este eclipse es que el encuentro entre la Luna y el Sol se da en el mismo lugar donde se encuentran las Estrella Castor y Polux.  Castor y Polux representan la dualidad que existe en nosotros, entre nuestra esencia divina y la terrena. Siguiendo la mitología Castor y Polux son dos hermanos gemelos, (constelación de Géminis) hijos de la misma madre Leda pero de distinto padre, con la salvedad de que Castor es mortal y Polux (hijo de Zeus) es inmortal. Cuando Castor es asesinado Polux pide a Zeus, su padre, que otorgue la inmortalidad a su hermano para poder permanecer juntos a expensas de permanecer en el inframundo un día y en la divinidad el otro. Estos dos personajes ejemplifican la polaridad del ser humano, porque todos tenemos nuestra huella divina, aquello que trabajamos fuertemente desde Julio 2017 (link) y que es ahora cuando estamos iniciando el momento de sostener, nutrir y cuidar aquello que sabemos que somos. La presencia de Plutón retrógrado en oposición al eclipse (unión Sol/luna) es el enfrentamiento, como desenmascaramiento, de lo que tenemos que transformar (muerte de Castor) para encontrar la unidad interna. Lo más propio y sublime que conforma nuestra existencia, aquello que el paso del Nodo Norte por Leo trajo a la superficie. Pero a esto hay que darle una estructura. La posibilidad de desarrollarse es transformar las estructuras limitantes que hemos internalizado, porque sin estructuras no es posible la vida. De hecho tenemos un esqueleto que nos sostiene y una piel que nos delimita (Capricornio). Pero sin nutrición, amor y cuidado la estructura se oxida. Esta del 12 de Julio es una Luna/Eclipse de enfrentamiento a lo que se constituyó como sombra, porque sin enfrentar no transformamos. Todo aquello (poderes institucionales, actitudes reactivas, desamor) que intente sostenerse a costa de la aniquilación de otros está destinado a morir. Lo que permanezca será aquello que somos y hacemos como creadores. Un nuevo orden interno y externo. La influencia de Mercurio es importante en este evento por las caracteristicas de las estrellas Castor y Polux (que pertenecen a la constelación de Géminis aunque se encuentren en Cáncer), y justamente por la influencia de Mercurio en este Eclipse , es un buen momento para pensar lo que queremos y lo que ya no aceptamos, para desde allí actuar más adelante. El eclipse del 27 de Julio en Acuario con Marte y el Nodo Sur, será el tiempo de cierres definitivos. La cuadratura Urano en Tauro- Marte en Acuario será muy fuerte poniendo en evidencia la urgencia de nuevas estructuras y una nueva estabilidad que será posible sólo desde el pleno compromiso,  presencia de Juno en Tauro y Palas en Acuario.

Mariana

Luna Nueva de Eclipse en Cáncer 12 de Julio: Re-Creando el concepto de hogar-cuidado.

El primero de los tres eclipses que uno a uno se sucederán entre el 12 de julio y el 11 de agosto tiene como protagonista al planeta Plutón quien se encuentra retrógrado desde el 22 de Abril. Cuando Plutón está presente en un acontecimiento tan fuerte como lo es un eclipse, potencia sus efectos: Salen a la luz las emociones reprimidas, recuerdos de experiencias que posiblemente nos afectaron y la economía se redefine. La emoción estará a flor de piel y en el alma. Si bien el proceso que se pone en relevancia con este Eclipse tiene su origen en 2016, vamos a centrarnos a finales de Febrero de 2017 (Eclipse 26 de febrero 2017), que es cuando Plutón se encontraba ubicado en el mismo grado en el que retomará su marcha el día 2 de octubre de 2018. Esta referencia es para ubicar el ciclo de transformación emocional y económico en el que estamos comprometidos. Un buen ejercicio es hacer un análisis sobre situaciones que hemos vivido cercanas a determinadas fechas. Esas fechas importantes para tener en cuenta en el desarrollo de este Eclipse son del 15 al 19 de Mayo (Plutón conjunción Lilth + Ingreso de Urano en Tauro), es ese momento hubieron cambios definitivos, sin vuelta atrás, que nos llevaron a tomar una posición diferente a la que veníamos sosteniendo, que según la posición de Plutón en nuestra Carta Natal esas situaciones fueron externas o internas, pero que al fin y al cabo nos situaron en otra realidad y a cambios definitivos por los cuales no podemos Seguir leyendo “Luna Nueva de Eclipse en Cáncer 12 de Julio: Re-Creando el concepto de hogar-cuidado.”