Sintonizando a Junio 2020 Nodos Géminis-Sagitario. Fin de Leo e inicio de Virgo. 18 al 24 de agosto 2019

Hasta acá llegamos y nos fuimos dando cuenta de que en nuestras manos y en nuestra mente se encuentra la posibilidad de cambiar todo aquello que nos genera estancamiento, decepción y fijeza. En Agosto los tiempos se aceleraron y nos están mostrando claramente que de lo que tenemos que alejarnos es de la concepción enraizada de que si queremos lograr real libertad y capacidad de generar la vida que deseamos debemos enfrentarnos y desgastar nuestra energía en interminables luchas. La energía de Virgo poco a poco se va sintiendo y tal como un reloj de arena nos marca un ciclo de discernimiento. Virgo es el signo que se identifica tanto con el ámbito de la salud como con el del pensamiento crítico. Toda crisis es buena porque nos lleva a tomar contacto real y concreto con lo que nos drena, poco a poco, la energía y sobre todo nos distrae del foco, objetivos y sistematización para que finalmente dejemos de lado lo importante. Los enfrentamientos distraen, nos agotan, y nos colocan en posiciones absolutistas que solo provocan estados maniqueos, en los que finalmente quedamos perdidos. Recordemos que Mercurio es tanto regente de Gèminis como de Virgo si bien son dos signos mutables, la naturaleza de uno y el otro son diametralmente diferentes. Si pudiésemos incorporar la apertura geminiana sin sus distracciones, pero repleta de amplitud de posibilidades en conjunto y sincronicidad con la dedicación minuciosa y detallista de Virgo, estaríamos comprendiendo la energía que comenzará a ser nuestro escenario de vida a partir del 4 de junio de 2020. Es momento de dejar de luchar contra las oposiciones porque la oposición es oscuridad. Busca mantenerse estática e inamovible, y lo inamovible en tiempos Virginianos con el tiempo resiente la salud, el alma y la mente. La oscuridad nos deja ausentes, nos perdemos en ella. Esta semana de transición de Leo a Virgo ajustemos nuestra luz, enfoquemos y actuemos sobre este nuevo estado de situación luego de la Luna Llena en Acuario del 15 de Agosto 2019, evitando el exceso de crítica sobre otros y sobre nosotros. La crítica utilizada como el brazo armado del egocentrismo es sola e inexorablemente nuestro grillete. Los grilletes responden a un Saturno en Capricornio mal comprendido. La libertad que nos puede generar una buena estructura interna es infinita, siempre y cuando no intentemos convalidarla como poder sobre otros. Saturno y Plutón cada vez se acercan más a su unión en el signo de Capricornio, y están a la punto de despertar en septiembre, en la medida en que no podamos construir sanas fronteras flexibles desde las cuales reconstruirnos,quedaremos luchando con sombras y fantasmas. Nuevas estructuras flexibles están pidiendo paso y ello implica un saber hacerse cargo, administrar nuestra emoción, nuestras necesidades y nuestras imperfecciones. Hasta la primer semana de septiembre esto es crucial, porque vienen momentos de confrontar la realidad y el deseo en forma muy marcada. No quedemos luchando contra molinos de viento tratando de que la realidad sea lo que imaginamos. Trabajar sobre la realidad es la única manera de hacer posibles nuestros deseos .

Los espero en Instagram con actualizaciones sobre estos dìas que marcan lo que viviremos en 2020.

Mariana.

Marte conjunción Urano y Cuarto creciente en Tauro. El momento en que ya estamos viviendo otra realidad. Estrella Mirach. 12 de Febrero 2019

Llegamos al momento en que si por alguna circunstancia no quisimos, no pudimos o nos resistimos a tomar conciencia de que estamos viviendo otra realidad de la que se presentaba como posible, a la que estábamos acostumbrados, llegó. La unión de Marte y Urano este año es de una significación importantísima, porque es la última vez que se reunirá en el el signo de Aries hasta dentro de 84 años. A esto se le une que se da en un grado crítico de Aries que es el 29. El grado 29 del signo de Aries (del Yo soy) es lo que podríamos visualizar como la disolución, el caos necesario para el resurgimiento concreto y real. Está asociado a la valentía, y desde la interpretación astrológica, animarse a ser lo que se es. Hay mucha tensión que nos está llevando, queramos o no, a impulsarnos a ser lo que nos hace auténticos. Cuando la realidad se hace cada vez más asfixiante nuestra fuerza de supervivencia se multiplica. Es tiempo de acción por el cambio y de concentrarnos en nuestros ideales y objetivos (Neptuno sextil Saturno). Estamos en un momento de gran confrontación entre el Eros o pulsión de vida y Thánatos (pulsión de conservación-muerte). Este cuarto creciente de Luna en Tauro es un llamado al instinto de supervivencia y cuando sucede esto es cuando nos vemos obligados a sacar a la luz la mejor versión de nosotros mismos, ser lo que somos. Si no existe algo que nos movilice, un proyecto hacia el futuro concreto y real, por el cual tengamos deseos de volcar nuestra energía, quedamos atrapados en la naturaleza entrópica propia de un sistema. Todo sistema sin retroalimentación tiende a su degeneración y a su muerte. Estamos con Sol en Acuario, los cambios y la urgencia de futuro están presentes. Cuando hay un por qué y un hacia a dónde, el caos (Urano) se organiza y somos capaces de ingresar a nuestro sistema (a nuestra vida), la cuota de retroalimentación para dirigirlo. No acallemos el instinto (Vesta y Mercurio están unidos en Piscis) porque será una guía en este proceso de creación de una realidad que podremos sostener solamente desde la llama interna que se encuentra en nuestra Alma despojada de todo condicionamiento. El proceso de individuación lo estuvimos viviendo los últimos dos años con el Nodo Norte en Leo, ahora tenemos que cuidar lo que descubrimos. El grado 29 también está presente cuando miramos a Quirón y vemos que se está despidiendo de Piscis para ocupar el lugar que deja Urano. Empieza otra etapa, en la que los que intenten mostrarnos las soluciones como una cuestión de fe dejarán de tener representación y autoridad porque llegó el momento en el que estamos construyendo nuestros propios sistemas que nos llevan a evaluar en qué ámbito nos sentimos inferiores y dominados para generar las estrategias y salir de allí. El instinto está unido a la supervivencia de lo colectivo ante la hostilidad y violencia del sistema (social, personal o intrafamiliar) que tiende a la exclusión (lilith en Acuario). El cuarto creciente en Tauro nos propone un camino hacia un ordenamiento (Luna Llena en Virgo del 9 de febrero) que no provendrá del afuera, sino que habrá que construirlo y para construir es necesario manifestar, hablar, comunicar solo lo comunicable a quien deba ser comunicado. Porque las palabras tienen carga de direccionalidad y lanzadas al viento quedan sin materialidad. Con la conjunción Marte Urano podemos sentir mucha inquietud y tensión si estamos pasivos. Pero mucha energía y determinación para inicios, originalidad y recursos para ponernos en movimiento y encontrar las forma de un camino distinto para llegar a donde nos dirigimos. Las repuestas están dentro nuestro, no las esperemos de otros. Nuestro instinto está muy abierto. Dejar la emocionalidad es una de las claves, porque podríamos caer en un mar de confusión y desánimo, Venus está en Capricornio y no está dispuesta a dejarse influenciar por el romanticismo. Busca concretar proyectos y relaciones que aporten estabilidad.

Aspectos más técnicos desde la astrología: La unión de Marte con Urano es una unión muy fuerte, de mucha energía que busca liberarse, es explosiva. En el grado 29 en que se da esta conjunción se encuentra la estrella Mirach asociada a lo Afortunado. Pero qué significa esto? Unido a los acontecimientos que se están sucediendo que para resumirlos es que Plutón está en conjunción al Nodo Sur en camino a la conjunción con Saturno: fin y cambio de estructuras. Venimos de un Eclipse de Sol en Leo el 21 de Enero, luego la Luna Nueva en Acuario del  4 de Febrero con Lilith como protagonista, que marcaron grandes finales a sostener lo insostenible, y para finalizar este período estamos con la conjunción de Marte y Urano en Aries en cuadratura a los Nodos Cáncer Capricornio. Sin dudas otra realidad ya está ante nosotros que nos desafía a ser lo que somos, a ser la retroalimentación de nuestra propia vida, ver nuestras debilidades para saber de nuestras necesidades, expresarlas, y canalizarlas con acciones. Sin esto se nos hará difícil entender que tenemos la inmensa responsabilidad de cuidarnos y recrearnos.

Mariana

Luna Nueva en Sagitario. Animarse a la Expansión y al Sentido. Luna de la Verdad. 7 de diciembre 2018

Para introducir los aspectos más importantes de la Luna Nueva en Sagitario me gustaría hacer una breve introducción sobre lo que es la Felicidad. a Júpiter se lo asimila a la expansión, alegría, felicidad y abundancia (entre otras cosas). Traigo este tema porque la pregunta por la felicidad puede tener innumerables respuestas, pero todas y cada una de ellas son variaciones sobre dos ejes fundamentales. La Pertenencia y el Sentido. Si analizamos momentos en los que podemos identificar como felices, notaremos que están íntimamente relacionados con momentos en los que somos uno con lo que hacemos. Es un estado de conciencia en la que la conciencia como ego no interviene. Cuando sentimos que pertenecemos a algo mayor que nuestra individualidad, podemos y de hecho lo hacemos llevar una vida comprometida con lo que hacemos, con nuestros afectos, con nuestra ideología, con las amistades y con lo que consideremos familia. En ese momento podremos percibir que la noción de tiempo cambia. es como si se parara. Pero el tiempo no se detiene, lo que detenemos es nuestro proceso de conciencia sesgada, para introducirnos en uno más amplio: el sentido de pertenencia y de sentido,  y porque es en el fluir cuando estamos creciendo. Júpiter y Sagitario encierran estos principios, el símbolo de Sagitario es una flecha lanzada hacia un objetivo, con el ánimo de la expansión del área de acción y de experiencia, a través del conocimiento del sentido de la vida. Porque toda acción tiene una teleología, un por qué. Dejar lo conocido para introducirnos en un estadio mayor de conciencia es parte de este proceso de Júpiter en Sagitario, con la sincronicidad de los Nodos Cáncer / Capricornio, que impulsará a salir de antiguas estructuras y verdades que ya tenemos adquirida, para crear una nueva estabilidad y seguridad vital. Esto es un proceso dinámico, pero con objetivos claros (a diferencia de Neptuno), de integrarnos en un proceso mayor al que estamos viviendo. Júpiter es el Gran Maestro del crecimiento hacia el futuro. Pero todo crecimiento y aprendizaje tiene que estar guiado y dirigido y aquí es importante la figura de Saturno y de Plutón, quienes desde Capricornio marcarán la necesidad de constancia y tenacidad para la generación de esa ampliación que irán marcando la consolidación de este proceso a principios de 2020. Que el planeta Marte al momento de la lunación se encuentre unido a Neptuno y ambos en cuadratura al Sol y la Luna en Sagitario, puede darnos una inmensa energía impulsiva sin dirección, que te coloque en actitudes y pensamientos autoritarios y fundamentalistas sin poder comprender las motivaciones y causas de la acción de otras personas, en el caso en que tu nivel de conciencia no esté abierto y dispuesto a la integración. Pero si estás dispuesto a llevar adelante ese salto de conciencia al que nos invita esta Luna, podrás encontrar la maravilla del dinamismo y de la posibilidad de poner en marcha nuevas áreas de experiencia. Otro aspecto importante es la Cuadratura de Quirón a los Nodos (Artículo), recordándonos que estamos en un momento de evolución y que somos nosotros siempre los que decidimos nuestro nivel de conciencia, sin esperar ni con la necesidad de quedar como víctimas.  Es una Luna Nueva de apertura, propicia para inicio de estudios, viajes reales o de conciencia, para relacionarnos más allá de las personas con que lo hacemos habitualmente. Inicia el año de Júpiter con sus beneficios, sus desafíos y frustraciones. 

Les dejo un Saludo, Mariana

Júpiter en Sagitario tiene dos caras

Júpiter es el planeta que todos tomamos como el benefactor mayor, pero como todo, este planeta también tiene dos caras.  Su cara más benévola es la que te brinda beneficios, oportunidades yy expansión. Es la apertura mental que nos permite trascender los propios límites. Podríamos llamarlo el planeta que te brinda regalos. Pero hay otra cara de Júpiter que está vinculada con el goce y el disfrute que esconde o enmascara el “no darse cuenta” de lo que por debajo está sucediendo. Toda expansión requiere de haber hecho un profundo análisis de la situación real y de estar muy seguros del sentido y de la trascendencia que tienen nuestras acciones, sobre todo en el ámbito del pensar y del actuar. Toda trascendencia implica saber de un límite al cual trascender. No podemos trascender lo que no conocemos. En el paso de Júpiter por Escorpio el trabajo fue hacernos conocer nuestra parte más oculta, nuestros deseos más olvidados en el deseo del otro, nuestras ganas de compartir. Pero para esto fue necesaria una limpieza muy profunda. Es por esta razón que era imprescindible llegar a este momento sin deudas, ya sean emocionales, como materiales, económicas o kárnicas. El lado oscuro o la otra cara de Júpiter en Sagitario es la de una suerte de fundamentalismo que poco a poco irá tomando forma. Ya comenzamos a notar fuertemente la exclusión de lo distinto como un otro invasor y violento. Esta manifestación de Júpiter en Sagitario es el producto de no haber comprendido que la libertad, la verdad y la trascendencia están íntimamente unidas. Van de la mano, no hay opción. Cuando el miedo a lo oculto, que podríamos verlo proyectado sobre la construcción de un sujeto social, etnia o cultura, en el fondo no deja de ser una construcción personal o social que cumple el rol de justificación de un estatus quo sostiene su permanencia sobre la diferencia, la división y la condena. Plutón, el gran transformador y Saturno el gran constructor de estructuras, poco a poco se irán acercando. Este encuentro en el signo de Capricornio ponen en jaque las estructuras vigentes. Esta dupla tendrán sus Eclipses. Momentos en los que las estructuras vigentes se verán confrontadas con las reales necesidades personales El desafío del año 2019 se dirime entre si permanecemos justificando lo que está extinguiéndose, a través de la construcción de un otro enemigo, y temible o cuidamos el colectivo como una unidad en la cual podemos desarrollarnos. ¿Pagamos altos precios morales, éticos y vitales, sosteniendo lo insostenible? o ampliamos nuestras fronteras mentales ante la transformación plutoniana (incrementada por el paso de Urano por Tauro) o nos hacemos conscientes de estar vivenciando una época muy dura y crítica de finales, que requiere de todo el potencial de un nuevo paradigma. No son tiempos de confrontación, sino de consciencia sobre nuestras elecciones. El año 2020 está cerca, pero el resultado dependerá de la liberación de deudas que hayamos procesado en 2018 y de la acción dirigida al cuidado de lo que nos nutre y nos permite crecer. Esto es el 2019.
Links recomendados:  Unificar lo que somos.
Previeux 2019

Instagram: @zonas_humanas_astrologia

Mariana

Octubre. Intensidad emocional. Terminar con deudas pendientes.

Empezamos el mes de octubre dejando atrás un período lleno de experiencias y vivencias que no sólo conmovieron nuestra emocionalidad sino que la sentimos fuertemente en el cuerpo.  El 1 de Octubre Pluton inicia directo. Plutón estuvo retrogrado desde el 23 de abril y en ese tiempo estuvimos trabajando los cambios internos con mucha profundidad pero ahora es cuando es tiempo de que esos cambios que se vienen sean definitivos porque Saturno también se encuentra en Capricornio. Los tránsitos de Plutón son lentos, pero con la presencia de Saturno se potencian. Los temas que encontrarán resolución y cambios son temas que vienen dando vueltas y que estamos manejando desde el año 2016.  Desde Mayo a Septiembre mucho ha pasado,  muchas personas se han confrontado con sus miedos otras con su propia imposibilidad de confiar en sí mismos y algunas han hecho una reconsideración de las relaciones en las que se encuentran. Hemos experimentado lo que significa que los puntos de apoyo tanto internos como externos ya no nos sostengan básicamente porque han perdido su sentido.  Desprendernos, luego de confrontar con las propias inseguridades, nos lleva en este mes de Octubre a una transición y a una preparación para fines de noviembre, pero hasta ese momento tenemos un mes de “revisión y corrección”. Júpiter se está despidiendo de Escorpio, en esta despedida lo acompaña la retrogradación de Venus que se desplazará hacia Libra. Este proceso será sobre nuestra conciencia sobre los deseos de pareja la relación y puntualmente sobre qué buscamos compartir.  Venus retrógrado en Escorpio nos arranca de la individualidad para llevarnos a comprender cómo y qué compartir. Vinculaciones intensas y transformadoras serán las que dominan el transcurso de este mes cargado de momentos de revisión de lo víncular y de los recursos emocionales y económicos. Relaciones que no han quedado cerradas, tanto reales como las que quedaron alojadas en nuestro inconsciente, se harán preeentes.  Los eclipses este año han marcado momentos de mucho cambio sobre los procesos individuales. El último de la serie que ocurrió el 11 de agosto pluton se encontraba  en quincuncio  al eclipse en Leo Esto fue una gran llamada sobre nuestra decisión de ver cumplidos nuestro propósito. Entre el 10 y el 12 de octubre este punto del eclipse vuelve a activarse pero ya Venus estará retrógrado en escorpio en dirección a libra con lo cual estaremos en ese proceso de corrección sobre nuestras acciones nuestros deseos y apegos en todo tipo de relaciones y temas económicos. Plutón que arranca directo el primero de octubre con Saturno en Capricornio nos da la capacidad y la posibilidad de construir, todo tomará otro sentidoen Noviembre,  porque no hay espacio para que puedan convivir lo que ya terminó con lo que estás construyendo. La presencia de Quirón en Aries te llevará a desarrollar tu talento y a trabajar sobre la propia imposibilidad para intentar sanar y ganar seguridad,  que verá sus frutos a partir de Febrero del 2019. Ahora aprovecha para fortalecer tus habilidades y tus deseos. Saturno proyecta a largo plazo, pero la proyección es sobre lo nuevo. Urano en oposición a Venus nos hace movernos para salirnos de nuestro propio conformismo octubre es un mes importante para proyectar. Mercurio en Escorpio nos hará comunicarnos con lo pendiente para comprender qué es lo que nos une y nos separa. Es muy probable que indaguemos en el sentido de las relaciones. Viejas deudas económicas y emocionales saldrán a la luz y tendrán que ser re negociadas,  octubre será un mes muy emocional donde las estructuras psíquicas estarán en el escena para dejar atrás el sentimiento de deuda.  Con deudas pendientes no se puede construir lo propio.

Empezamos a despertar a lo nuevo. Semana para reorganizar. 20 al 26 agosto.

Haciendo una rápida mirada sobre los últimos tres meses podemos darnos cuenta de que no solo estamos necesitando un espacio de asimilación emocional sino, y más que nunca, asegurarnos que lo único estable que tenemos es la seguridad de nuestra capacidad de transformación. Cuando las estructuras reales o proyectadas fueron cayendo una a una, lo único que queda en pié es nuestra capacidad de transformarnos. Esa transformación es el poder discernir entre lo que encontramos cuando miramos la realidad  tal cual se presenta ante nosotros y aquella que desde nuestra intencionalidad encontramos y configuramos. Ahora que Mercurio inició su ciclo directo y luego de haber sido protagonista del eclipse del 11 de agosto,  despertamos a una nueva forma de comprender cómo lo no resuelto se manifiesta como límite -por ahora lo seguiremos sintiendo de esa forma, hasta que Marte inicie directo el 27 de agosto-. Esta semana es ideal para comenzar a tomar contacto con ese proceso cotidiano tan necesario para construir. Muchas veces luego de tantos disturbios, tantos sucesos y cambios, quedamos agotados y con la sensación de que no vamos a poder con lo que viene. Es por eso que es ahora el momento para tranquilizarnos, reencontrarnos, perdonarnos y tenernos paciencia para poder darnos cuenta dónde se alojan nuestras inseguridades. Esta semana empieza a configurarse un gran trino de tierra, compuesto por el Sol en Virgo, Saturno en Capricornio y Urano en Tauro . Este Gran Trino se perfeccionará los días 24, 25 y 26 de agosto. La figura de  Gran Trino es una fuerte energía de manifestación de talento y como se forma en signos de Tierra, nos conecta con la materialidad y la factibilidad de nuestros procesos creativos.  Por eso es importante que tengamos en cuenta qué es lo que queremos hacer y sobre todo con qué herramientas, recursos  y elementos contamos para ello. Como el Sol entra en Virgo el 23 de agosto, tenemos la posibilidad concreta de trabajar, organizarnos y elegir cuáles son las acciones que debemos llevar adelante, y sobre todo de disponer de dedicación y tiempo. Esto es importante porque como conjuntamente a este gran Trino, Júpiter y Neptuno también hacen su trabajo. Cuando estos dos planetas se conectan el canto de las sirenas se hace sentir. Y al igual que los compañeros de Ulises podemos quedar atrapados bajo el encanto de lo irreal  y aquello que en un momento era posible con el trabajo sostenido, los objetivos claros y la dedicación y constancia necesarios, disuelto en lo ilusorio de lo profético de un salvador. El amor está presente esta semana, pero tengamos nuestros recaudos porque cuando Venus se cuadra con Plutón la valoración está en juego y con ello las disputas. A nivel económico no es una semana fácil, y hay que manejarse con cuidado. La pulsión por imponer nuestro orgullo nos distrae de lo importante. Es por es que lo mejor es  concentrar  la energía en nuevos proyectos y nuevas formas de manifestar lo que emergió luego de dos años de re encuentro con nuestro ser, porque lo que viene es empezar a cuidar lo que ya sabemos que necesitamos y a trabajar para conseguirlo sostenerlo Pero para esto falta un poquito pero no quiere decir que ya tenemos que estar dispuestos Akwid tenemos que estar dispuestos a cuidar de nosotros mismos de lo propio de lo que conseguimos porque si no somos nosotros quienes sabemos lo que necesitamos quedamos en el deseo de otro,  no sólo en el plano del amor, sino en el trabajo, la familia, amistades. Porque una vida vivida es una vida habitada.

Mariana   Mas info en post Instagram @zonas_humanas_astrologia