Luna Nueva en Tauro vista para cada Signo 22 abril 2020

ARIES. de Sol o Ascendente. Luego de un intenso y contradictorio proceso los arianos de Sol o Ascendente han comprendido que existen formas de autoafirmación que son internos. Parte de ese proceso incluyó encontrar una estabilidad propia desde donde hacer pié y reformular objetivos y metas. Tauro es tu zona del valor, estabilidad y de tus recursos personales y esta Luna te lleva a la inmensa aunque no conocida oportunidad de comenzar a diseñar muy lentamente un nuevo rumbo en tu vida profesional a través de tu seguridad personal sin tener que demostrar nada a nadie. No es algo inmediato pero si el comienzo. Hay mucha energía dirigida hacia adelante, y eso requiere de cierta plasticidad de tu parte para no quedar demorado en luchas por el reconocimiento de tu identidad. Porque tu identidad no te la brindan otros, sino tu mismo. Este es el aprendizaje que puedes tomar de Quirón en tu signo y la cuadratura de Saturno con Urano, porque estos dos planetas son los regentes de tu casa 11 que ta están hablando sobre lo que viene en 2021. Pero para eso tienes que estar más liviano hoy. Cuida y gestiona tus ingresos.

TAURO Sol o Ascendente. Llegó el momento de tu Luna y un momento de inflexión sobre tu identidad. Con Lilith y Quirón en Aries y los eclipses en cuadratura a este signo has tenido que estar tomando contacto directo con todas tus limitaciones. Es el momento de comenzar a evaluar cambios profundos sobre tus principios porque te llevan a la inacción o a pensar que en algún momento todo será como pensabas que las cosas tienen que ser. Esta Luna marca una profunda revolución y crisis interna que te lleva a poder empezar a pensar desde otro lugar. A prepararte para una nueva etapa en el ámbito profesional, a una dinamización y estructuración nueva. Marte está en Acuario dando energía a tu vida profesional clamando por un cambio sobre tus metas. En 2018 Marte estuvo en Acuario pero junto al Nodo Sur y eso te dió la pauta de lo que tenías que cambiar. Ahora el cambio estr tanto a nivel profesional, como relaciones y lo más importante sobre tu propia capacidad de libertad. Es probable que no tengas claro hacia dónde es el camino porque Venus (tu regente) está en Géminis y ahí va a retrogradar, y Neptuno desde la casa de tus dudas está en cuadratura a Venus. No te quedes atrapado en tu propia inmovilidad, porque en septiembre lo vas a sentir. Es tu Luna, tomate un momento para animarte a salir de la espera.

GÉMINIS.

de Sol o Ascendente. Una nueva Luna en Tauro siempre te hace tomar contacto con esa parte tuya que te cuesta afrontar y es ese anhelo de que la permanencia para que puedas sentirte seguro. Bueno, ese espacio taurino ahora está ocupado por Urano y con una Luna muy potente que te impulsa al cambio. Si tu ascendente o tu sol se encuentran en la mitad del signo de Géminis lo podrás sentir de distintas formas, pero no deja de tocar tus espaldas de la casa 12 o la casa 11 que te hace valorar de un modo totalmente distinto tu relación con los demás. Y esto es importante. Toda la movida de la Luna Nueva te lleva a expandir tus límites y fronteras que hasta ahora fueron muy fijos, aunque no lo parezca, para que finalmente te liberes de la dualidad. Cuando podemos unificarnos encontramos el camino. Estás pudiendo distinguir y valorar tus propias necesidades sin imponérselas a los demás y desde allí construir lo que viene. Urano está transitando por tus espaldas y esto es una movilización muy fuerte hacia lo nuevo. Venus en tu domicilio irá abriendo opciones para que luego puedas elegir.

CÁNCER. Sol o Ascendente. Te estás despidiendo del Nodo Norte en tu signo con todos los cambios que se están dando en el donicilio de Capricornio. Podríamos decir que tomaste cuenta de que la estructura de pisibilidad está en vos y no en la necesidad de ser aceptado por otro u otros. Esto te da la suficiente libertad de poder elegir cómo y con quién construir de ahora en más. Aunque parezca paradójico esta Luna abre posibilidades luego de un año de tensiones, porque hiciste un trabajo de liberación, aunque lo que sigue no es fácil porque no es conocido y seguramente será acompañado por proyectos nuevos. Tauro es tu casa 10 u 11 de acuerdo a los grados de tu sol o ascendente, pero hablan de lo mismo cambios en lo profesional con una meta distinta. Una transformación muy fuerte en relaciones y en decisiones importantes sobre cómo te muestras. Estás iniciando un camino de pertenencia diverso, con otras personas de otra forma, con otra tecnología y apertura. Las dudas los miedo e incertidumbre van a estar pero es tiempo de confiar porque si persigues la estabilidad desde donde estás te quedarás en la espera. Trata de sostener lo que tienes para poder estructurar lo que deseas que permanezca.

LEO Sol o Ascendente. Esta Luna Nueva activando a Urano estará formando una cuadratura a tu signo generando cierta incomodidad ante los cambios que se están presentando, porque te dejan inmóvil. Tauro no es solamente tu zona profesional, sino que es la zona en que afirmas tu destino, tu voluntad y tu seguridad. Esos pilares se están moviendo. En el caso que cuentes con los recursos suficientes ante la crisis económica que afronta el mundo, quizás ni siquiera así sean suficientes para que tu voluntad sea escuchada. En el caso de que tus recursos provengan de una actividad autónoma la incomidad se presenta en los cambios que tenés que afrontar para que esa actividad vuelva a ser productiva. Con esta Luna algo de tu voluantad tiene que estar cediendo a una nueva forma de organización. Aunque tu voluntad sea el cambio y la apertura, el Sol y la Luna en tensión a Saturno frenan la aceptación, pero si se hace el proceso de disolución de pautas pre existentes, puede ser un excelente momento para un cambio de metas de vida en la medida a través de una expansión de conciencia y de intereses. Casi podría afirmar que es el momento para proyectarse en la vida desde otro fundamento. Sé que para Leo puede sonar muy fuerte esta afirmación, pero con Quirón en Aries ea un aprendizaje enorme sobre la individualidad desde la cual funda sus premisas de vida. Urano, regente de Acuario (relaciones y sociedades) como protagonista de esta Luna marca el pulso de lo vincular, nuevos inicios o consolidaciones.

VIRGO. Sol o Ascendente. Es ahora cuando más puedes estar sintiendo la necesidad de expansión hacia un nuevo estado de libertad mental para que te permita desarrollarte de otra manera en tu trabajo. Pero no sólo este aspecto está en confrontación, sino que puedes estar evaluando cómo es que realmente quieres organizar tu vida, en lo cotidiano, con quién y en dónde habitas y los temas económicos relacionados con el equilibrio entre ingresos y gastos. Con la tensión de Mercurio tu regente con Quirón y Lilith en Aries este último mes no debe haber sido fácil la relación con el mundo en general. Es tiempo de re organizar ideas en torno a cuáles son tus metas y comenzar a trabajar por ellas. Tauro es la zona de comprensión y posibilidad de expansión, también de estudios y formación, y en relaciones la forma de pensar de tu ambiente más cercano y esto está en pleno cambio. Es ahora el tiempo de pensar a futuro rompiendo tus propias limitaciones. Todo el proceso de desintegración se estuvo dando sobre la responsabilidad sobre otros o sobre los hijos, ahora es cuando puedes construir sobre ti. No te limites, busca nuevas formas de comunicarte, estudia, explora porque es necesario.

LIBRA. Sol o Ascendente. Tauro es tu zona del compromiso, lo que das y lo que recibes y sin lugar a dudas comienza otra etapa. Tu libertad viene de la mano de decisiones con otros. Puedes estar viviendo sucesos inesperados con los vínculos o con los hijos que te hacen evaluar tu sistema de vida que está en pleno cambio. Pronto estarás evaluando transformaciones sobre el trabajo y profesión y para esto esta Luna te abre la posibilidad de cambiar la relación con socios o vínculos de pareja, que aunque quizás aún no lo tienes claro se irán presentando. Cualquier límite lo sientes como opresión o limitación, quizás ahora sea el momento de construir junto a otros.

ESCORPIO. Sol o Ascendente. Esta es tu Luna que refleja tus relaciones, toda crisis lleva a un cambio, a una reconsideración. No cabe dudas de que estamos atravesando un climax de tensión en todo sentido, y en tu caso todo lleva a una toma de decisiones. Es imprescindible revisar los temas económicos tanto propios como los compartidos. Un proceso de comprensión distinta sobre lo que esperas de los demás fortalece tu real poder creativo y tu independencia para poder abordar los cambios que vienen. Un tiempo de aislamiento puede ayudar a organizar temas de vivienda y trabajo. Puedes encontrar una salida a las restricciones que puedas estar viviendo, si te abres a la comorensión del otro sin por eso sentirte débil. Antes de emitir juicios piensa qué estás dispuesto a cambiar. El 25 de Abril Plutón inicia retrógrado hasta Octubre, es un buen tiempo para reorganizar los temas laborales y tu organización interna.

SAGITARIO. Sol o Ascendente. Júpiter es tu planeta regente y está en Capricornio unido a Plutón generando una gran expansión en tu ámbito de ingresos y poder personal. Pero Júpiter tiene dos caras y expande lo bueno y lo malo por igual. Esta Luna te lleva a tomar contacto con lo que estuviste comenzando en 2019 cuando Júpiter se encontraba en tu signo. Tauro es tu casa del trabajo, salud, organización de vida y comprensión de la dinámica entre tus pensamientos y la realidad. Nuevas oportunidades se abren pero dependiendo de cómo enfocas lo laboral. Con Marte y Saturno en Acuario, tu casa de la comunicación te obliga a tener que bajar a tierra tus ideas, porque si no se pueden ver frenadas. Es un momento de cambios y reorientación importante para poder organizar tu enfoque para estructurar tu economia y darle cause concreto a tu creatividad. La salud puede verse afectada por la incertidumbre y un alto grado de ansiedad y nerviosismo. Muy bueno para inicio de transformación en tu calidad de vida. Comienza a enfocarte en redefinir tus proyectos.

CAPRICORNIO. Sol o Ascendente.si bien esta Luna activa fuertemente un cambio en la forma de afrontar tu vida afectiva liberando ciertas pautas rígidas y permitiéndote abrirte a conectarte con el disfrute, no es la única área que está en proceso de cambio. La parte económica también lo está. Sea por las obligaciones que te demanda el trabajo que no te permite conectarte con el disfrute o bien porque está en proceso de crisis y revisión profunda activando la necesidad de generar distintas fuentes de ingreso para equilibrar gastos e ingresos. Es muy fuerte la presencia de Saturno en Acuario y se está haciendo sentir en cuadratura a Urano. Esto también puede traer dolores corporales en espalda y rodillas. Puede haber temas referidos a propiedades o el lugar donde vives que requieren de acuerdo por alquiler o venta que se presentan ahora para que generes una cd estrategia a resolver a partir de Septiembre. Es muy importante la influencia de Venus en tu casa del trabajo y organización porque es probable que estés tratando de implementar a través de estudios o acuerdos propuestas y proyectos nuevos. Todo marca una apertura, pero es imprescindible dejar atrás una estructura muy rígida, ese será el trabajo del Nodo Sur en tu signo en Junio que se anticipaba en diciembre 2019.

ACUARIO. Sol o Ascendente.acuario es otro de los signos en que esta Luna se forma en tensión, sobre todo a los del 1er decanato de Sol o Ascendente, que lleva a un gran cambio de conciencia y cambio sobre las relaciones con el entorno. Puede ser vivido como un gran aprendizaje sobre el valor que tiene vincularse desde una sana autoestima, o por el contrario desde un gran sentimiento de frustración. Quizás te cueste mucho compartir tus vivencias con otros, porque no encuentras con quien empatizar o perdiste el sentido de pertenencia o los temas de interés sean muy distintos. Con Saturno en tu signo es muy probable que un sentimiento de soledad pueda invadirte, pero por otro lado Marte que también se encuentra en Acuario y muy bien aspectado te permite tomar acciones concretas de cambios y modificaciones en la forma de relacionarte con los propios, en el trabajo y sobre todo hacerte cargo de tu estabilidad emocional. Esto te ayuda a comenzar a tomar decisiones concretas sobre tu vivienda, tu familia y en relaciones pero desde un lugar completamente distinto si puedes comenzar a moverte con libertad emocional a través de la construcción de nuevas bases. Hasta octubre estarán sucediendo muchas desestabilizaciones y cambios, esta Luna es una preparación para eso.

PISCIS. Sol o Ascendente. Esta Luna abre puertas hacia una comunicación e intercambio sincero y abierto sobre todo cuando te encuentras sereno con vos mismo y con tus deseos. Si bien existe cierta inquietud respecto a lo económico si haces los cambios y actualizaciones necesarias puedes sostener la situación aunque esto te lleve a incursionar en nuevas tecnologías y formas Es real que tu voluntad puede verse sesgada, porque las situaciones no dependen exclusivamente de tus decisiones. Es importante que te mantengas seguro sobre tu valoración y tu capacidad aunque internamente te sientas muy confundido y sabiendo que existen decisiones o pendientes respecto a tu hogar, residencia, familia y lo que estás dispuesto realmente a compartir con otros, que si bien ahora están suspendidos, son temas que a partir de Junio volverán a requerir ds tu atención. Las circunstancias externas cambiaron, pero el alcanzar tus metas depende de tu accesibilidad al cambio.

Mariana

Primera semana de Febrero. Cara a Cara con nuestros objetivos. Lilith en Aries

Inicia un mes en el que dos áreas de nuestra vida que van a tener mucha relevancia y que son determinantes para lo que resta del año, Esas áreas son las que están referidas a las posibilidades económicas, con qué contamos y nuestros recursos interno. Otra área es la de indagar sobre nuestra capacidad de ponernos en acción por lo que queremos. Los pendientes uno a uno van a ponerse delante nuestro para que tomemos conciencia de ellos. El sentimiento de que hay algo que no podemos superar o en que nos sentimos impotentes, o que sabemos que ya no queremos que suceda más, más allá de lo que hayamos logrado o no, Nos vamos a estar enfrentando a lo que podríamos llamar una frustración. Algo que no hemos podido lograr debido a una traba o miedo interno a traspasar una forma que tenemos de entender cómo tienen o deberían ser las cosas. En cierta forma nos enfrentamos con un mal llamado sentimiento de incapacidad que nos paraliza. Mercurio entra en Piscis el 3 de febrero y nuestra energía mental estará más suave, y nos conecta con un visión idealista y romántica sobre un tiempo futuro, a través de un sextil a Urano en Tauro para encontrar la forma de concretarlo. Esta semana hay otro movimiento importante que es el ingreso de Venus en Aries el 7 de Febrero. Como toda influencia no tiene una sola forma de ser interpretada, porque depende del proceso interno que estamos haciendo. Con Venus en Aries podemos ponernos muy impacientes porque desde Aries, Venus busca satisfacer sus deseos en forma inmediata sin querer quedar sometida a tiempos y deseos de otros o al tiempo natural en que se desarrollan los sucesos. Todo tiene un tiempo de elaboración, de ejecución y de realización, sobre todo con Júpiter y Saturno en Capricornio. Si acaso adoptamos el camino de la inmediatez entre el deseo y el resultado, sin evaluar si nuestras acciones están realmente destinadas a objetivos concretos y tangibles, el sentimiento de incapacidad o de imposibilidad ganarán terreno y nos puede llevar a un fuerte disgregamiento interno y al abismo del sinsentido. Como así también a enfrentamientos con otros por sentir que es un afuera condicionante, limitante y determinante que no nos permite avanzar o no nos consideran. En cambio si asumimos que para salir de una situación en la que no queremos permanecer el camino es activar nuestra propia iniciativa y motivación traspasando el límite de nuestra frustración, habremos comprendido el significado de la unión de Lilith, Quirón y Venus en Aries que estaremos viviendo estos días. Poder identificar esa parte nuestra que nos paraliza y nos lleva a un no ser posibles para transformarla en una toma de conciencia de lo logrado hasta ahora, para que a partir de allí podamos encontrar formas distintas de ponernos en manejarnos cuando Marte ingrese en Capricornio el 17 de Febrero. Este año Venus en su paso por los signos, va por delante de Marte. Si tenemos en cuenta que Venus es lo que deseamos y queremos, podemos deducir que Marte que la sigue detrás es el ejecutor de los deseos venusinos. Es importante tener en cuenta la dinámica entre estas dos energías, sobre todo sabiendo que Venus y Marte van a retrogradar este año. Venus lo hará en Géminis y Marte en Aries o sea que nuestra elecciones estarán puestas en duda y por ende nuestra capacidad de accionar por ellas. Por eso es tan importante no evadir permaneciendo en la inacción fundada en la determinación, para que cuando llegue el momento de las retrogradaciones que será entre Mayo y Noviembre, lo destinemos a encontrar alternativas y no a mantenernos en indefiniciones, inseguridades y dudas.

Pensemos que 2019 estuvo signada hasta agosto y septiembre por la cuadratura de Júpiter desde Sagitario a Neptuno en Piscis la que nos pudo haber situado en una extrema idealización y falta de objetividad sobre lo que podemos manifestar.Ahora comienza la fase siguiente de la relación entre Júpiter y Neptuno, porque ya Júpiter desde Capricornio se encuentra en sextil a Neptuno. El sextil es una influencia de dinamismo que nos lleva a ir hacia objetivos que anhelemos vinculados al crecimiento y expansión. Esto va a estar presente en gran parte de este año 2020. De aquí la necesidad de tener metas y objetivos claros. El camino hacia donde vamos es a tratar de encontrar espacios de libertad muy diferentes a aquellos que se identifican con un desborde individualista de la satisfacción completa e inmediata de los deseos a partir de la rebeldía. Es tiempo de reconstrucción, y ese tiempo de va a intensificar a partir del 17 de febrero cuando Marte ingrese en Capricornio. Esto nos lleva a sentirnos con más obligaciones y mayores restricciones, porque ese proceso nadie lo puede hacer por nosotros. Aún estamos con una gran influencia de Capricornio que se va a activar aún más cuando Marte llegue a este signo el 17 de Febrero, el mismo día en que Mercurio inicia su retrogradación en Piscis. Un cambio de dinámica en la que nos podemos sentir con muchas dudas e incertidumbres y con nuestra mente y comunicaciones pueden ser poco clara e imprecisas, utilicemos este tiempo para revisar lo que realmente nos paraliza i nos mantiene en un mismo lugar.

La importante de la primer quincena es que tenemos la posibilidad de tomar contacto con aquella situación en la que no queremos permanecer y tendremos el tiempo de conectarnos con las herramientas necesarias para poder tomar acciones concretas pese a nuestro sentimiento de frustración interna. La primer semana de Febrero Venus estará transitando los últimos grados de Piscis y desde esta posición se conecta con los planetas en Capricornio (Saturno y Plutón) mientras Lilith se une a Quirón en Aries; muy buena influencia para comprender lo que tenemos que cambiar y el compromiso que eso significa. Es excelente para perdonarse a uno mismo pero no para autojustificarse, sino para hacerse responsable.

Mariana

Sintonizando a Junio 2020 Nodos Géminis-Sagitario. Fin de Leo e inicio de Virgo. 18 al 24 de agosto 2019

Link sobre el cambio Nodal en Mayo 2020

Hasta acá llegamos y nos fuimos dando cuenta de que en nuestras manos y en nuestra mente se encuentra la posibilidad de cambiar todo aquello que nos genera estancamiento, decepción y fijeza. En Agosto los tiempos se aceleraron y nos están mostrando claramente que de lo que tenemos que alejarnos es de la concepción enraizada de que si queremos lograr real libertad y capacidad de generar la vida que deseamos debemos enfrentarnos y desgastar nuestra energía en interminables luchas. La energía de Virgo poco a poco se va sintiendo y tal como un reloj de arena nos marca un ciclo de discernimiento. Virgo es el signo que se identifica tanto con el ámbito de la salud como con el del pensamiento crítico. Toda crisis es buena porque nos lleva a tomar contacto real y concreto con lo que nos drena, poco a poco, la energía y sobre todo nos distrae del foco, objetivos y sistematización para que finalmente dejemos de lado lo importante. Los enfrentamientos distraen, nos agotan, y nos colocan en posiciones absolutistas que solo provocan estados maniqueos, en los que finalmente quedamos perdidos. Recordemos que Mercurio es tanto regente de Gèminis como de Virgo si bien son dos signos mutables, la naturaleza de uno y el otro son diametralmente diferentes. Si pudiésemos incorporar la apertura geminiana sin sus distracciones, pero repleta de amplitud de posibilidades en conjunto y sincronicidad con la dedicación minuciosa y detallista de Virgo, estaríamos comprendiendo la energía que comenzará a ser nuestro escenario de vida a partir del 4 de junio de 2020. Es momento de dejar de luchar contra las oposiciones porque la oposición es oscuridad. Busca mantenerse estática e inamovible, y lo inamovible en tiempos Virginianos con el tiempo resiente la salud, el alma y la mente. La oscuridad nos deja ausentes, nos perdemos en ella. Esta semana de transición de Leo a Virgo ajustemos nuestra luz, enfoquemos y actuemos sobre este nuevo estado de situación luego de la Luna Llena en Acuario del 15 de Agosto 2019, evitando el exceso de crítica sobre otros y sobre nosotros. La crítica utilizada como el brazo armado del egocentrismo es sola e inexorablemente nuestro grillete. Los grilletes responden a un Saturno en Capricornio mal comprendido. La libertad que nos puede generar una buena estructura interna es infinita, siempre y cuando no intentemos convalidarla como poder sobre otros. Saturno y Plutón cada vez se acercan más a su unión en el signo de Capricornio, y están a la punto de despertar en septiembre, en la medida en que no podamos construir sanas fronteras flexibles desde las cuales reconstruirnos,quedaremos luchando con sombras y fantasmas. Nuevas estructuras flexibles están pidiendo paso y ello implica un saber hacerse cargo, administrar nuestra emoción, nuestras necesidades y nuestras imperfecciones. Hasta la primer semana de septiembre esto es crucial, porque vienen momentos de confrontar la realidad y el deseo en forma muy marcada. No quedemos luchando contra molinos de viento tratando de que la realidad sea lo que imaginamos. Trabajar sobre la realidad es la única manera de hacer posibles nuestros deseos .

Los espero en Instagram con actualizaciones sobre estos dìas que marcan lo que viviremos en 2020.

Mariana.

Marte conjunción Urano y Cuarto creciente en Tauro. El momento en que ya estamos viviendo otra realidad. Estrella Mirach. 12 de Febrero 2019

Llegamos al momento en que si por alguna circunstancia no quisimos, no pudimos o nos resistimos a tomar conciencia de que estamos viviendo otra realidad de la que se presentaba como posible, a la que estábamos acostumbrados, llegó. La unión de Marte y Urano este año es de una significación importantísima, porque es la última vez que se reunirá en el el signo de Aries hasta dentro de 84 años. A esto se le une que se da en un grado crítico de Aries que es el 29. El grado 29 del signo de Aries (del Yo soy) es lo que podríamos visualizar como la disolución, el caos necesario para el resurgimiento concreto y real. Está asociado a la valentía, y desde la interpretación astrológica, animarse a ser lo que se es. Hay mucha tensión que nos está llevando, queramos o no, a impulsarnos a ser lo que nos hace auténticos. Cuando la realidad se hace cada vez más asfixiante nuestra fuerza de supervivencia se multiplica. Es tiempo de acción por el cambio y de concentrarnos en nuestros ideales y objetivos (Neptuno sextil Saturno). Estamos en un momento de gran confrontación entre el Eros o pulsión de vida y Thánatos (pulsión de conservación-muerte). Este cuarto creciente de Luna en Tauro es un llamado al instinto de supervivencia y cuando sucede esto es cuando nos vemos obligados a sacar a la luz la mejor versión de nosotros mismos, ser lo que somos. Si no existe algo que nos movilice, un proyecto hacia el futuro concreto y real, por el cual tengamos deseos de volcar nuestra energía, quedamos atrapados en la naturaleza entrópica propia de un sistema. Todo sistema sin retroalimentación tiende a su degeneración y a su muerte. Estamos con Sol en Acuario, los cambios y la urgencia de futuro están presentes. Cuando hay un por qué y un hacia a dónde, el caos (Urano) se organiza y somos capaces de ingresar a nuestro sistema (a nuestra vida), la cuota de retroalimentación para dirigirlo. No acallemos el instinto (Vesta y Mercurio están unidos en Piscis) porque será una guía en este proceso de creación de una realidad que podremos sostener solamente desde la llama interna que se encuentra en nuestra Alma despojada de todo condicionamiento. El proceso de individuación lo estuvimos viviendo los últimos dos años con el Nodo Norte en Leo, ahora tenemos que cuidar lo que descubrimos. El grado 29 también está presente cuando miramos a Quirón y vemos que se está despidiendo de Piscis para ocupar el lugar que deja Urano. Empieza otra etapa, en la que los que intenten mostrarnos las soluciones como una cuestión de fe dejarán de tener representación y autoridad porque llegó el momento en el que estamos construyendo nuestros propios sistemas que nos llevan a evaluar en qué ámbito nos sentimos inferiores y dominados para generar las estrategias y salir de allí. El instinto está unido a la supervivencia de lo colectivo ante la hostilidad y violencia del sistema (social, personal o intrafamiliar) que tiende a la exclusión (lilith en Acuario). El cuarto creciente en Tauro nos propone un camino hacia un ordenamiento (Luna Llena en Virgo del 9 de febrero) que no provendrá del afuera, sino que habrá que construirlo y para construir es necesario manifestar, hablar, comunicar solo lo comunicable a quien deba ser comunicado. Porque las palabras tienen carga de direccionalidad y lanzadas al viento quedan sin materialidad. Con la conjunción Marte Urano podemos sentir mucha inquietud y tensión si estamos pasivos. Pero mucha energía y determinación para inicios, originalidad y recursos para ponernos en movimiento y encontrar las forma de un camino distinto para llegar a donde nos dirigimos. Las repuestas están dentro nuestro, no las esperemos de otros. Nuestro instinto está muy abierto. Dejar la emocionalidad es una de las claves, porque podríamos caer en un mar de confusión y desánimo, Venus está en Capricornio y no está dispuesta a dejarse influenciar por el romanticismo. Busca concretar proyectos y relaciones que aporten estabilidad.

Aspectos más técnicos desde la astrología: La unión de Marte con Urano es una unión muy fuerte, de mucha energía que busca liberarse, es explosiva. En el grado 29 en que se da esta conjunción se encuentra la estrella Mirach asociada a lo Afortunado. Pero qué significa esto? Unido a los acontecimientos que se están sucediendo que para resumirlos es que Plutón está en conjunción al Nodo Sur en camino a la conjunción con Saturno: fin y cambio de estructuras. Venimos de un Eclipse de Sol en Leo el 21 de Enero, luego la Luna Nueva en Acuario del  4 de Febrero con Lilith como protagonista, que marcaron grandes finales a sostener lo insostenible, y para finalizar este período estamos con la conjunción de Marte y Urano en Aries en cuadratura a los Nodos Cáncer Capricornio. Sin dudas otra realidad ya está ante nosotros que nos desafía a ser lo que somos, a ser la retroalimentación de nuestra propia vida, ver nuestras debilidades para saber de nuestras necesidades, expresarlas, y canalizarlas con acciones. Sin esto se nos hará difícil entender que tenemos la inmensa responsabilidad de cuidarnos y recrearnos.

Mariana

Luna Nueva en Sagitario. Animarse a la Expansión y al Sentido. Luna de la Verdad. 7 de diciembre 2018

Para introducir los aspectos más importantes de la Luna Nueva en Sagitario me gustaría hacer una breve introducción sobre lo que es la Felicidad. a Júpiter se lo asimila a la expansión, alegría, felicidad y abundancia (entre otras cosas). Traigo este tema porque la pregunta por la felicidad puede tener innumerables respuestas, pero todas y cada una de ellas son variaciones sobre dos ejes fundamentales. La Pertenencia y el Sentido. Si analizamos momentos en los que podemos identificar como felices, notaremos que están íntimamente relacionados con momentos en los que somos uno con lo que hacemos. Es un estado de conciencia en la que la conciencia como ego no interviene. Cuando sentimos que pertenecemos a algo mayor que nuestra individualidad, podemos y de hecho lo hacemos llevar una vida comprometida con lo que hacemos, con nuestros afectos, con nuestra ideología, con las amistades y con lo que consideremos familia. En ese momento podremos percibir que la noción de tiempo cambia. es como si se parara. Pero el tiempo no se detiene, lo que detenemos es nuestro proceso de conciencia sesgada, para introducirnos en uno más amplio: el sentido de pertenencia y de sentido,  y porque es en el fluir cuando estamos creciendo. Júpiter y Sagitario encierran estos principios, el símbolo de Sagitario es una flecha lanzada hacia un objetivo, con el ánimo de la expansión del área de acción y de experiencia, a través del conocimiento del sentido de la vida. Porque toda acción tiene una teleología, un por qué. Dejar lo conocido para introducirnos en un estadio mayor de conciencia es parte de este proceso de Júpiter en Sagitario, con la sincronicidad de los Nodos Cáncer / Capricornio, que impulsará a salir de antiguas estructuras y verdades que ya tenemos adquirida, para crear una nueva estabilidad y seguridad vital. Esto es un proceso dinámico, pero con objetivos claros (a diferencia de Neptuno), de integrarnos en un proceso mayor al que estamos viviendo. Júpiter es el Gran Maestro del crecimiento hacia el futuro. Pero todo crecimiento y aprendizaje tiene que estar guiado y dirigido y aquí es importante la figura de Saturno y de Plutón, quienes desde Capricornio marcarán la necesidad de constancia y tenacidad para la generación de esa ampliación que irán marcando la consolidación de este proceso a principios de 2020. Que el planeta Marte al momento de la lunación se encuentre unido a Neptuno y ambos en cuadratura al Sol y la Luna en Sagitario, puede darnos una inmensa energía impulsiva sin dirección, que te coloque en actitudes y pensamientos autoritarios y fundamentalistas sin poder comprender las motivaciones y causas de la acción de otras personas, en el caso en que tu nivel de conciencia no esté abierto y dispuesto a la integración. Pero si estás dispuesto a llevar adelante ese salto de conciencia al que nos invita esta Luna, podrás encontrar la maravilla del dinamismo y de la posibilidad de poner en marcha nuevas áreas de experiencia. Otro aspecto importante es la Cuadratura de Quirón a los Nodos (Artículo), recordándonos que estamos en un momento de evolución y que somos nosotros siempre los que decidimos nuestro nivel de conciencia, sin esperar ni con la necesidad de quedar como víctimas.  Es una Luna Nueva de apertura, propicia para inicio de estudios, viajes reales o de conciencia, para relacionarnos más allá de las personas con que lo hacemos habitualmente. Inicia el año de Júpiter con sus beneficios, sus desafíos y frustraciones. 

Les dejo un Saludo, Mariana

Júpiter en Sagitario tiene dos caras

Júpiter es el planeta que todos tomamos como el benefactor mayor, pero como todo, este planeta también tiene dos caras.  Su cara más benévola es la que te brinda beneficios, oportunidades yy expansión. Es la apertura mental que nos permite trascender los propios límites. Podríamos llamarlo el planeta que te brinda regalos. Pero hay otra cara de Júpiter que está vinculada con el goce y el disfrute que esconde o enmascara el “no darse cuenta” de lo que por debajo está sucediendo. Toda expansión requiere de haber hecho un profundo análisis de la situación real y de estar muy seguros del sentido y de la trascendencia que tienen nuestras acciones, sobre todo en el ámbito del pensar y del actuar. Toda trascendencia implica saber de un límite al cual trascender. No podemos trascender lo que no conocemos. En el paso de Júpiter por Escorpio el trabajo fue hacernos conocer nuestra parte más oculta, nuestros deseos más olvidados en el deseo del otro, nuestras ganas de compartir. Pero para esto fue necesaria una limpieza muy profunda. Es por esta razón que era imprescindible llegar a este momento sin deudas, ya sean emocionales, como materiales, económicas o kárnicas. El lado oscuro o la otra cara de Júpiter en Sagitario es la de una suerte de fundamentalismo que poco a poco irá tomando forma. Ya comenzamos a notar fuertemente la exclusión de lo distinto como un otro invasor y violento. Esta manifestación de Júpiter en Sagitario es el producto de no haber comprendido que la libertad, la verdad y la trascendencia están íntimamente unidas. Van de la mano, no hay opción. Cuando el miedo a lo oculto, que podríamos verlo proyectado sobre la construcción de un sujeto social, etnia o cultura, en el fondo no deja de ser una construcción personal o social que cumple el rol de justificación de un estatus quo sostiene su permanencia sobre la diferencia, la división y la condena. Plutón, el gran transformador y Saturno el gran constructor de estructuras, poco a poco se irán acercando. Este encuentro en el signo de Capricornio ponen en jaque las estructuras vigentes. Esta dupla tendrán sus Eclipses. Momentos en los que las estructuras vigentes se verán confrontadas con las reales necesidades personales El desafío del año 2019 se dirime entre si permanecemos justificando lo que está extinguiéndose, a través de la construcción de un otro enemigo, y temible o cuidamos el colectivo como una unidad en la cual podemos desarrollarnos. ¿Pagamos altos precios morales, éticos y vitales, sosteniendo lo insostenible? o ampliamos nuestras fronteras mentales ante la transformación plutoniana (incrementada por el paso de Urano por Tauro) o nos hacemos conscientes de estar vivenciando una época muy dura y crítica de finales, que requiere de todo el potencial de un nuevo paradigma. No son tiempos de confrontación, sino de consciencia sobre nuestras elecciones. El año 2020 está cerca, pero el resultado dependerá de la liberación de deudas que hayamos procesado en 2018 y de la acción dirigida al cuidado de lo que nos nutre y nos permite crecer. Esto es el 2019.
Links recomendados:  Unificar lo que somos.
Previeux 2019

Instagram: @zonas_humanas_astrologia

Mariana