Saturno-Júpiter. Hacia un cambio de paradigma social y personal. Diciembre 2020

Saturno y Júpiter son los llamados planetas sociales porque son los que marcan el límite y separan a los planetas personales (Sol, Luna,Mercurio, Venus y Marte) de los transpersonales (Urano, Neptuno y Plutón). Su encuentro se produce cada 20 años marcando los cambios generacionales, las formas en que se comprende cada época y la forma en que se estructura. Si bien existen otros ciclos mayores que los engloban el ciclo de unión de Saturno y Júpiter enmarcan y delinean las estructuras sociales y políticas de una época.

La importancia de este año 2020, más allá de la gran significación en sí de la unión, es que cambia el elemento de encuentro, será en Acuario -Aire-. Desde 1920 esta conjunción se estuvo formando en signos de Tierra (menos en el año 1980 que lo hicieron en Libra -Aire-). El elemento Tierra se caracteriza por materializar y dar forma a lo iniciado en el período del elemento Fuego (de 1820 a 1900), y busca la materialización, preservación, acumulación y control, es decir, tener un sentido palpable de sus posesiones, sean tanto afectivas o materiales. Que en el año 2020 se cierre un ciclo de conjunciones Júpiter-Saturno en Tierra e inaugure un ciclo de Aire que duraría hasta 2080, marca pautas diferentes. El elemento Aire, luego de que la tierra ha dado formas concretas a la energía del fuego, se lo considera el espíritu dado a las cosas: los signos de aire simbolizan el intelecto, y el intercambio con los otros. Esto ya nos habla de la forma hacia dónde se prefiguran los próximos años, un cambio profundo sobre la concepción del concepto de hombre, sociedad y mundo. El concepto de ética y moral social está fundado en base a la humanidad, igualdad y libertad. Júpiter busca la ampliación de límites, sean mentales como del concepto de limites físico político de las naciones y países, y en Acuario la confianza y mejoras que el hombre puede lograr hacia la humanidad en la medida en que toma conciencia de la libertad en una sociedad más humana, con acceso igualitario de oportunidades. El mundo como espacio a ser habitado en forma solidaria. Acuario está sintonizado con el mito de Prometeo, quien le roba el fuego a los dioses para entregárselo a los hombres, en un acto de igualdad y equiparación. Porque lo divino habita en el hombre. Saturno desde Acuario aporta la estructura para que esos ideales de humanidad universal sean realizables en un nuevo concepto de sociedad. Lo material es consecuencia y no el objetivo. Estamos definitivamente en un cambio de época, entre un sistema que se resquebraja hacia uno que aún no está consolidado. La transición a nivel socio político y económico no será sencilla. En lo personal implica un alto grado de responsabilidad, autenticidad y libertad que son los valores acuarianos, tanto sobre nosotros mismos como por la humanidad y sobre el planeta entendido como nuestro hogar. Algunos cambios que ya estamos transitando se profundizarán y estructurarán, que son los vinculados a la concepción del trabajo, la riqueza y el uso de la tecnología destinados al mejoramiento de la calidad de la vida. Pero para esto aún falta un tiempo, cuando Plutón ingrese en Acuario a partir de 2024 y en 2027 se encuentre con el Nodo Norte en Acuario. En Marzo del 2019 Plutón se encontró con el Nodo Sur en Capricornio marcando el inicio del fin de un sistema, en 2027 lo hará con el Nodo Norte en Acuario como inicio de un nuevo sistema socio político. Hacia allí vamos.

Mariana…..

El despertar de Saturno- ¿Ilusión o Realidad? Después de la Luna Llena en Piscis. 18 de septiembre

La Luna del 14 de septiembre marcó el momento en que nos encontramos con la posibilidad de poner fin a procesos y mecanismos ilusorios bajo los cuales justificamos de una u otra forma el sentirnos imposibilitados. Porque la Luna Llena en Piscis puso en primer plano el sentimiento y la sensación de desamor y de soledad como uno de los síntomas de esta época en que no tenemos más opción que encontrarnos cara a cara con esa necesidad interior imposible de ser colmada por ninguna relación, ningún trabajo, ni ninguna riqueza extraordinaria, porque responde a la profunda e intensa pregunta del sentido y del por qué de nuestras vidas. Piscis representa la casa 12: ese anhelo de unión perfecta e ideal con un sentido de pertenencia mayor a la individualidad que experimentamos previo a nuestro nacimiento. Del 10 al 13 de septiembre fueron días muy desestructurantes y colmados de desánimo, en los que tuvimos que intentar no olvidarnos de nuestras prioridades, esforzándonos por poner orden interno para comenzar a construir el camino concreto que nos saque del contacto con ese desamor al que nos puede conducir la realidad concreta. El amor incondicional que busca Piscis solo lo podremos sentir en tanto lo construyamos consciente. Requiere de un real compromiso y verdad, primero con nosotros para luego compartir con el otro. Ya con Mercurio y Venus unidos en el signo de Libra, (casa de Venus, diosa del amor y de las relaciones) y Saturno despertando podremos comenzar a construir, si no quedamos atrapados por la proyección y la evasión, ese camino que nos permita tender redes reales junto a otros. Pero sin olvidarnos que primero tenemos que hacernos cargo de nuestra propia sensación de desamor.

El ciclo retrógrado de Saturno finaliza el 18 de septiembre luego de haber tenido 4 meses (desde el 28 de abril) para tomar contacto y aprender que la diferencia entre la ilusión y la realidad se encuentra únicamente en nuestra capacidad y potencia de descartar todo aquello que sostengamos para evitar un gran cambio en nuestra estructura interna. Puede ser por miedo al fracaso, a ver la realidad tal y como es, o por evitar hacernos cargo de la enorme tarea que supone elevar el deseo y la imaginación por sobre la fantasía. Del 18 de septiembre al 24 de diciembre comenzamos otra etapa con otra energía a través de la cual, si comprendemos que la frustración no surge del desear sino de un exceso de expectativas sin las acciones reales y adecuadas, podremos comenzar a re orientarnos hacia el compromiso concreto y real con cada uno de nosotros y de trabajar por el deseo concreto y tangible encontrando el equilibrio entre lo real y lo ilusorio junto a aquellas personas con las que sepamos que compartimos los mismos ideales de concreción, dejando atrás, con el cuarto menguante de Luna en Géminis del 22 de Septiembre, emocionalidades cargadas de desamor del pasado. ¿Tenemos claro lo que queremos construir?

Mariana, #horóscopo #astrología #astrology #astrologyposts #astrocoaching #saturnoencapricornio #astrologiahumanista #relaciones

Sintonizando a Junio 2020 Nodos Géminis-Sagitario. Fin de Leo e inicio de Virgo. 18 al 24 de agosto 2019

Hasta acá llegamos y nos fuimos dando cuenta de que en nuestras manos y en nuestra mente se encuentra la posibilidad de cambiar todo aquello que nos genera estancamiento, decepción y fijeza. En Agosto los tiempos se aceleraron y nos están mostrando claramente que de lo que tenemos que alejarnos es de la concepción enraizada de que si queremos lograr real libertad y capacidad de generar la vida que deseamos debemos enfrentarnos y desgastar nuestra energía en interminables luchas. La energía de Virgo poco a poco se va sintiendo y tal como un reloj de arena nos marca un ciclo de discernimiento. Virgo es el signo que se identifica tanto con el ámbito de la salud como con el del pensamiento crítico. Toda crisis es buena porque nos lleva a tomar contacto real y concreto con lo que nos drena, poco a poco, la energía y sobre todo nos distrae del foco, objetivos y sistematización para que finalmente dejemos de lado lo importante. Los enfrentamientos distraen, nos agotan, y nos colocan en posiciones absolutistas que solo provocan estados maniqueos, en los que finalmente quedamos perdidos. Recordemos que Mercurio es tanto regente de Gèminis como de Virgo si bien son dos signos mutables, la naturaleza de uno y el otro son diametralmente diferentes. Si pudiésemos incorporar la apertura geminiana sin sus distracciones, pero repleta de amplitud de posibilidades en conjunto y sincronicidad con la dedicación minuciosa y detallista de Virgo, estaríamos comprendiendo la energía que comenzará a ser nuestro escenario de vida a partir del 4 de junio de 2020. Es momento de dejar de luchar contra las oposiciones porque la oposición es oscuridad. Busca mantenerse estática e inamovible, y lo inamovible en tiempos Virginianos con el tiempo resiente la salud, el alma y la mente. La oscuridad nos deja ausentes, nos perdemos en ella. Esta semana de transición de Leo a Virgo ajustemos nuestra luz, enfoquemos y actuemos sobre este nuevo estado de situación luego de la Luna Llena en Acuario del 15 de Agosto 2019, evitando el exceso de crítica sobre otros y sobre nosotros. La crítica utilizada como el brazo armado del egocentrismo es sola e inexorablemente nuestro grillete. Los grilletes responden a un Saturno en Capricornio mal comprendido. La libertad que nos puede generar una buena estructura interna es infinita, siempre y cuando no intentemos convalidarla como poder sobre otros. Saturno y Plutón cada vez se acercan más a su unión en el signo de Capricornio, y están a la punto de despertar en septiembre, en la medida en que no podamos construir sanas fronteras flexibles desde las cuales reconstruirnos,quedaremos luchando con sombras y fantasmas. Nuevas estructuras flexibles están pidiendo paso y ello implica un saber hacerse cargo, administrar nuestra emoción, nuestras necesidades y nuestras imperfecciones. Hasta la primer semana de septiembre esto es crucial, porque vienen momentos de confrontar la realidad y el deseo en forma muy marcada. No quedemos luchando contra molinos de viento tratando de que la realidad sea lo que imaginamos. Trabajar sobre la realidad es la única manera de hacer posibles nuestros deseos .

Los espero en Instagram con actualizaciones sobre estos dìas que marcan lo que viviremos en 2020.

Mariana.

Contactar con el límite, libertad de comprometerse con lo real. Semana 25 al 3 de marzo.

Luego de la semana que pasó con un componente sumamente emocional en la que la mayoría ha vivenciado algún tipo de contacto interno con las zonas más vulnerables, con los miedos más profundos, con aquellos que obnubilan y que por su espesor arrastran y desintegran porque son aquellos que marcan límite y finales (reales o emocionales). Pero no tenemos que entender límite y final sólo como pérdida, porque los límites son los que nos permiten permanecer en lo vida y en la existencia. Saber de límites y finales es saber de nosotros en la medida en que dejemos atrás la idea de límite como pérdida el espacio de definición se abre ante nosotros como inmensidad posible. Esta semana está signada por la presencia de la dimensión de lo posible y hay quienes (de acuerdo a su configuración) se sentirán nublados, emocionalmente invadidos y paralizados. Estamos Seguir leyendo “Contactar con el límite, libertad de comprometerse con lo real. Semana 25 al 3 de marzo.”

Cómo se presenta 2018? Una nueva melodía.

Ya estamos con nuestra intención dirigida hacia el nuevo año que inicia. Cómo será??? Cada año que inicia trae una esperanza. Pensamos que por el inicio de un día en el calendario  hay un nuevo inicio. En realidad está vez, si nos ponemos a analizar estos últimos dos meses, nos daremos cuenta de que los cambios internos más notorios han sido en realidad un tiempo de re-acomodarnos, de prepararnos y ese impulso estuvo presente desde principios de noviembre. Desde ese momento  el tiempo fue vertiginoso. Etapas comenzaron a cerrarse internamente y nuestra cabeza y acción ya se estaba dirigiendo hacia nuevos proyectos. El inicio del año no tendrá tregua, al igual que su finalización. El 2018, se presenta con cambios muy evidentes; Astrológicamente por la posición de los astros podemos hacer una descripción clasificatoria y decir: Urano en el mes de Mayo entrará en Tauro (cosa que no hace desde hace 84 años!!!),  Saturno ya cambió de signo en su ingreso a Capricornio el 20 de diciembre; Quirón se despide de Piscis luego de 5 años para entrar en el lugar que deja libre Urano (Aries).

Cómo influye esto? Urano en sus casi 7 años en el signo de Aries, nos impulsó a ser nosotros mismos y a conectarnos con lo que queramos o no y a parrtir de ahí ir por ello. Nos arrojó de una u otra  forma a ser y hacer por  nosotros mismos. Cuando haga u primer ingreso en Tauro será otra historia, estará dirigido a modificar de raíz (lentamente pero con resolución) lo que nos  da seguridad, las formas de generar dinero, teniendo que llevar al extremo la potencialidad de la cual aún quizás,  y si tenemos  menos de 84 años, no somos conscientes que poseemos. Hace un tiempo estuvimos hablando de una alineación  llamada Cuadratura en “T”. Esto nos llevó a tomar conciencia (en la medida de lo posible,) la aceptación de los cambios radicales. Ya estamos fuera  de esta configuración su vigencia ya disminuyó, pero aún quedan coletazos hasta  fines de Abril.

Luego de haber casi sobrevivido a 2017, tenemos la posibilidad de gozar de 3 meses ( hasta fines de marzo) de que todos los planetas se encuentren en su curso  directo. Todo comienza a fluir y movilizarse. No hay que desaprovechar este momento porque no es algo que sea habitual que suceda y menos con una Luna Llena (de finales) el primer día del año.

Con Urano en Tauro, Los taurinos o planetas, Ascendente o Luna en Tauro (inicios)  primeros grados, sentirán fuerte cambios.

Saturno y Plutón ya  empezaron a marcarnos los cambios concretos que tenemos que realizar. Tendremos cambios en instituciones no ahora mismo, pero empiezan, para dejar espacio a nuevas maneras de comprender la valoración de ser habitante y participe de una sociedad.

Este es un avance. Lo importante saber tener en cuenta y siempre presente es que estás en 3 o 4 meses de comenzar a manifestar verdadera y tangiblemente una nueva realidad que comenzó a gestarse en noviembre 2017

Disfrutemos estos  últimos días. Nos esperan días de estar centrados en objetivos.

Mariana

Saturno Retrógrado en Sagitario-24 marzo al 12 agosto 2016

Momento de Revisión de la vida que fuimos construyendo, pero sobre todo es una fuerte revisión sobre las propias creencias en las cuales nos apoyamos y por las cuales nos condujimos hasta estos momentos.  Por Creencias, no tenemos que circunscribirnos a las creencias religiosas, sino a nuestra forma de comprender el mundo, a nosotros mismos, a nuestros proyectos, a las personas que actúan cotidianamente en nuestras vidas, a las formas de relacionarnos y a todos aquellos pilares en los que nos hemos apoyado y sostenido para conformar nuestra forma de vida. La Revisión no se refiere a que nos hemos equivocado, sino que es un estado de suspensión (epojé) para tomar cuenta de las estructuras en las cuales nos sostenemos. Siguen siendo válidas para nuestro desenvolvimiento pleno de la vida, o las mantenemos por hábito?

Sin duda este replanteo, y este freno, puede hacernos sentir que se desmoronan todas nuestras estructuras, pero qué crecimiento habría si no se modificasen?. Pensemos que a vida es contingencia….. atravesamos la vida con el propósito del aprendizaje de nosotros mismos, y ese aprendizaje es saber que somos múltiples posibles. Pero para permitir la multiplicidad, hace falta la Unidad, lo Uno y para cada Uno que somos nosotros mismos en cada elección suceden diversas estructuras. Entonces, la Revisión es sobre qué debo mantener y qué debo modificar para seguir siendo el Uno, Yo mismo.

Este 2016 es un Año de mucha revisión sobre el pasado, permitamos que suceda, porque ésta es la puerta para la aceptación de los cambios. Los cambios no vienen del entorno, sino que este año particularmente emergen desde cada uno de nosotros mismos en la conciencia de re evaluación de  nuestras pautas. Es tiempo de confiar en nosotros, y no delegar en el entorno, sin depender del juicio de un otro.