Amores, tensiones, placeres… descubrirlos. El amor es balance entre dependencia y liberad. Luna Llena en Libra- 31 de marzo

Estos días la sensación de aceleración y tensión nos impone un freno para aclarar nuestras emociones. Cansancio, agotamiento y una gran cantidad de energía que busca encontrar una vía de escape son síntomas de que hay una gran necesidad de definirnos y de ocuparnos de cada uno de nosotros. Cuando esto sucede, en general para calmar las aguas internas accionamos, tomamos decisiones y buscamos controlar la situación a través de encontrar definiciones y resoluciones que en este caso es muy probable que no nos acerquen al equilibrio. Porque el equilibrio a encontrar está en la suspensión de las acciones que tienen su origen en el impuldo irreflexivo. Tomemos estos próximos 15 días para evaluar nuestros procesos en relaciones porque encontraremos respuestas que nos guiaran en el periodo que viene. Saber qué es lo que ponemos en juego en ellas y qué parte de nosotros buscamos encontrar en el otro trae calma y sosiego. La dicotomía entre continuidad o desarrollo es una de las dinámica que se estarán dando en este tiempo.  Continuidad significa sostenernos en relación desde un lugar de necesidad y desarrollo es un vínculo que nos enriquece mutuamente, es relación en libertad. Con la intensidad de los últimos días,  un fuerte impulso destinado a aclara situaciones está saliendo a la luz en el desesperado intento de sostenernos en aquello en lo que continuamos por costumbre, por comodidad o por necesidad de ser amados, pero que en el fondo no nos permite desarrollarnos. No es tiempo aún de dar por cerradas, ni por ciertas muchas de las cosas que se dicen, ni las formas, ni los tonos, porque muchas cosas pendientes del pasado afloran. Es tan profunda la conexión queqpidemos sentir con lo que menos nos gusta de nosotros (Quirón trígono Júpiter retrógrado), que cuando se hace presente en la evaluación de nuestros vinculos nos molesta. Como ya no podemos seguir depositando ,proyectando, en el otro  lo molesto de nuestro interior (Urano / Eris-),  el dolor es inmenso y puede generar agresión y acciones reactivas, que terminan alejándonos del placer y del deseo. El encuentro, si es que hablamos de la Luna en Libra, será desde el sutil y hábil equilibrio que parte de nuestro interior (Venus en Tauro) en la permanencia del estar. El encuentro entre dos personas es una maravilla muy difícil de comprender o explicar, solo acontece, pero para que esto tenga su desarrollo en total armonía y podamos sostenerlo y darle un curso amoroso es imprescindible restringir el impulso. Sostener el silencio, sostener el deseo y sostener las palabras. Tiempo de evaluación del gozo y de la valoración. Esta luns es una fuerte llamada a la auto regulación, para que la emocionalidad que se hace presente no altere nuestro deseo, y nuestras metas. No nos perdamos en el desequilibrio de un otro y sepamos que el sentido en relación se encuentra en el camino de valoración, de la sana limitación del egoísmo para permitir que el equilibrio haga su aparicion y el Tu y Yo tome un cauce  verdadero. Estos temas estarán muy presentes con la Luna Nueva (inicios) en Aries cuando se dará la finalización del paso de Quirón por Piscis para ingresar el 17 de abril en Aries. (tema de otra entrada), ocuparnos de qué es lo que nos impide ser nosotros con nosotros mismos y en relación. Pruebas a nuestra superación es a lo que tenemos que dejar espacio.

Buena Luna y  acordarse que las palabras tienen la posibilidad tanto de herir y como de expresar amor, de acuerdo al grado de aceptación con que nos encontramos en la vida.

Mariana

 

Anuncios

Amor y Relaciones: delicado equilibrio entre frustración- restricción y libertad 23 de marzo al 1 de abril. Sanos silencios como forma de expresión.

Cuando hablamos de amor hablamos de Venus, pero tiene distintas formas de mostrarse según el signo en el que se encuentre. Venus en Aries como en estos días, es una Venus deseosa de expresar su amor, lo que quiere y desea en forma inmediata desde la sinceridad más simple, casi sin registro de que la paciencia y la espera son parte necesaria de la construcción de cualquier vínculo. Los días 19 al 21 de marzo la cercanía de Venus y Mercurio nos dieron días en los cuales los encuentros, los vínculos gozaron de la frescura, la sinceridad y la simpleza del gozo del encuentro, de la seducción del deseo y de la comunicación. Sin resquemores, sin especulaciones. Poco a poco esta unión se fue disolviendo, Mercurio entra retrógrado y se hacen presentes la frustración, los obstáculos, los miedos manipulatorios y las comunicaciones se trastocan, se tiñen de miedos ocultos, de ocultamientos. Se hace evidente que el dilema deseo-libertad si no ha sido trabajado intensamente se transforma en dominación, poder y distanciamiento. El miedo a expresar y el miedo a sentir oculto genera ruptura y deslealtad. Incongruencias internas que paralizan. La Luna Llena en Piscis del 17 de marzo  fue una luna que nos inspiró a animarnos a la posibilidad de nuevos inicios, ahora tendremos que saber y aprender a saber manejar los impulsos y reacciones que puedan hacerse presentes en esta semana del 23 al 1 de abril, ante una realidad que se puede sentir limitante y por lo tanto frustrante para la impaciente Venus en Aries relacionada con Plutón (transformación) desde Capricornio unido a Marte (acción). Es interesante mantener a raya la obsesión y el impulso de reacción, porque a partir del 1 de Abril Venus cambia sus vestiduras y se presenta tolerante, paciente y segura de que el gozo y el amor concreto serán aquellos  que perduren y para esto son imprescindible los cambios, la libertad interna, y la apertura a nuevas dimensiones del amor cuando en su paso toque a Urano y a Eris el día 29 de marzo, días en los que podemos acercarnos a la idea de que es mejor dejar de lado aquello que nos trae discordia y desunión interna en pos de las metas a largo plazo que fijamos con los Eclipses y la Luna Nueva en Piscis.

Mariana

Mercurio Retrógrado. Dónde van las palabras? Evitar la discordia.

El valor de la palabra pareciera detenerse, la intensión que lleva la maravilla de la comunicación puede quedar devaluada, mal interpretada y distorsionada. La comunicación clara es un arte, porque implica la unión indisoluble de lo que se siente y se piensa. Solo de esa manera podemos expresarnos claramente y sinceramente. Cuando otros factores subrepticiamente se escabullen en el hilo de unión entre ser pensar y sentir, se resquebraja la magia de la palabra. Las palabras debilitadas quedan en el olvido del dolor y el disvalor. Esto es lo que pone de relieve este tránsito de Hermes/Mercurio encargado de distribuir el poder del comunicarnos, de la conexión entre idea, pensamientos, sentires y expresarnos. Discernir se hace nebuloso y dificultoso. Encontramos resistencias externas e internas. Desde el 23 de marzo hasta el 15 de abril son días para ser lo más claros posibles, el cuidado en lo que comunicamos es imprescindible. Este periodo está muy influenciado por repensar temas pendientes relacionados con la propia capacidad de acción y a partir de allí alejarnos de involucramientos de con lo caducó, con un discurso vacío que una y otra vez se reitera y que merma la fuerza y la capacidad de emprendimiento, para dejar paso a poder enfocarnos con amplitud y disponibilidad completa sobre lo realmente importante. Todo este proceso es un proceso interno, que tendrá su momento cúlmine  del 1 al 15 de abril. La primera fase (del 23 marzo al 1 de abril) es importante no focalizarnos en el afuera, evitar estériles discusiones y reacciones sino volver nuestra reflexión intentando la claridad interna que nos va a costar mucho sostener. Comunicar lo necesario e imprescindible, en tanto que por dentro ponemos orden. Estamos en un inicio de año con una dinámica dual. Por un lado la urgencia de sentir que ya hemos resuelto inestabilidades y ver resultados y por el otro el del movimiento estancado, ralentizado que nos remite hacia lo interno del pensamiento, los miedos y temores. Luego del 1 de Abril ya tendremos una somera idea de lo que puede sobrevivir a esta retrogradación, la validez de lo dicho será la única construcción posible sobre todo de nuestra dirección de vida, volviendo la mirada hacia el por qué del peso de las palabras vacías dichas y escuchadas siguen teniendo cabida, siguen teniendo el poder de ser emitidas.  El vacío es un espacio de construcción y creación, tratemos de evitar de llenarlo de palabras muertas, vacías y denigradas. Cuando el 15 de Abril finalice el periodo retro, podemos tener otra lectura de las palabras, está en nosotros la disposición a la re-lectura de los discursos, de las relaciones vacías, de las que solo quedan en palabras para reformularlas o alejarnos. Evitar que Eris (discordia) se nos haga carne, porque nos aleja y disgrega. El camino de lo releído abre abismos y vacíos que pueden ser maravillosos momentos de creación o finales. De la nada nada surge, y es momento de surgir. Demos valor, materialización  y concreción a lo que decimos y nos dicen. A lo que pensamos y expresamos. Desde la valoración del discursos palabras perduran y otras se desintegrarán en la triste y amarga realidad de no ser. Resultados y pruebas sobre este periodo tendrán lugar entre el 10 y 14 de Mayo cuando el Mercurio Urano y Luna se encuentren y activen a Eris.  Estamos releyendo acontecimientos de fines de septiembre y octubre 2016, prestemos atención, a lo dicho a lo no dicho y a cómo nos suenan y resuenan hoy palabras de esos momentos.

En todo el trayecto de Mercurio entre los días 23 de marzo y 15 de abril estará tocando los grados en los que los nodos Leo-Acuario se encontraban al momento de los Eclipses del 31 de enero, del 15 de febrero, recordándonos las puertas a traspasar. Lo que estemos procesando en este periodo se volverá a activar con los eclipse que tendrán lugar el 13 y 27 de Julio.

Mariana

 

 

Clima General Año 2018-

El año inició el 20 de marzo con el ingreso del Sol en Aries. Este año se presenta con una gran propuesta, la de presenciar grandes cambios que nos convocarán a cambiar nuestra perspectiva en forma radical. Desde el año 2011 hemos vivido en un escenario en el que nos impulsaba a tomar nuevas direcciones en nuestra vida. En ese tiempo pusimos resistencias, nos acoplamos a los cambios y tuvimos fuertes aprendizajes, este año será un año en el que podemos comenzar a construir un espacio de libertad desde el cuidado de los recursos emocionales y económicos. Otra forma de gestionarlos. Dirigirnos firmemente hacia nuestros objetivos será una de las claves de Marzo, Abril y Mayo, para no perder la calma y prepararnos para los meses de Junio a Agosto que serán bastante movilizadores y de reajustes importantes. A los pocos días de haber iniciado este año, podemos sentir la necesidad de hacer un balance de las energías con las que contamos para poder administrarlas correctamente y sin derroches. En varios artículos he mencionado la importancia de habernos dado cuenta de nuestra vulnerabilidad como fuente potencial de comprensión de la vida, y que si bien ese proceso ha sido doloroso, fue sumamente enriquecedor y nos habilita a otro tipo de conexiones en relaciones con otros y con una nueva forma sobre nuestros esquemas arcaicos que tendrán su prueba de fuego del 23 marzo al 15 de abril. Iniciamos un año de consolidación de proyectos a largo plazo y para ello contamos con la gran posibilidad de poder transitar un momento de alquimia y de magia, pero teniendo en cuenta que las formas serán otras, requeriremos de otras formas de manifestar nuestra existencia,  diferentes a la que conocemos. Estar abiertos a experimentar amor, placer, deseo, trabajo y conciencia de nuestro cuerpo, será indispensable para sobrellevar el gran potencial que se concentrará en los signos cardinales (Capricornio-Libra-Cáncer y Tauro).  El 20 de Junio inicia uno de los periodos más críticos de este año, en el cual será necesario tomar decisiones concretas. Esta etapa crítica tendrá su resolución cerca del 24 de octubre, para dar paso al mes de Noviembre cuando otra historia inicia con el ingreso de Júpiter en Sagitario (su lugar) y el comienzo del ciclo de retrogradación de Venus en su signo, Libra. Este año es la primera etapa del segundo periodo de un ciclo de 14 años iniciado en 2010, El ingreso de Urano en Tauro el 16 de mayo es el que marca este ciclo, porque es en Tauro donde se unirá con Júpiter junto al Sol y Venus, iniciando un periodo de estabilidad desde la concreción de nuevos sistemas económicos y de formas de gobierno, en el 2024. Para esta fecha falta bastante.

Mariana

AMOR – TIEMPO y LIBERTAD

Los Viernes de Abril son para reunirnos y compartir:  un taller de encuentro sobre el AMOR – TIEMPO y LIBERTAD a través de la filosofía y de la astrología en Nietzsche, Sartre y Heidegger:  tres filósofos que marcaron cambios profundos en la forma de comprender al hombre como respuesta a la existencia.

Te esperamos!!!!!!

Viernes 6 – 13 – 20 – 27 de Abril de 18 a 20 hs.

Lugar: Librería Notanpuan. Chacabuco 459 San Isidro- Bs As.

 

 

Luna Nueva Piscis. Re-conexión y encuentros con nuestra otra versión.

En el fin del año astrológico estamos vivenciando dos inicios que evidencian un gran potencial. La luna nueva que se presenta con varios aspectos nos induce a disolver las ambigüedades. Todo lo que actuó como desencadenante de enormes des-conexión y que nos pudo haber llevado a sentirnos  sumergidos en el anhelo de escape (Link) como única vía posible de aplacar el dolor profundo de sentirnos en el sinsentido, podrá quedar asumido, liberado.  De este modo y asumiendo nuestra vulnerabilidad y la de los que nos rodean podremos reconocernos plenamente desde la exquisita unidad de la individuación. Reafirmar la confianza y el compromiso con nuestros proyectos y con las relaciones reales y sinceras, será un acto imprescindible para aplacar los arrebatos que se den ante la premura con la cual queremos encontrar soluciones prácticas (Marte cuadratura Saturno)  que se manifiestan como rebeldía ante el comprender que la vida en el fondo conlleva el desgarro de saber de limites, de esperas y de sostenimientos. En Seguir leyendo “Luna Nueva Piscis. Re-conexión y encuentros con nuestra otra versión.”