Marte Retrógrado. ¿Renovación o Frustración?

Cuando decimos que un planeta se pone retrógrado, es que cambia la perspectiva desde la cual nos posicionamos. Ese cambio de perspectiva genera una dinámica distinta. Este año hemos tenido hasta 6 planetas retrógrados al mismo momento y la triple conjunción de Plutón, Júpiter y Saturno, que sin dudas nos están indicando que estamos atravesando un profundo cambio estructural de la manera en que experimentamos el sentido de de vida

Marte es el planeta que manifiesta la forma en que nos ponemos en acción de acuerdo a nuestra percepción y deseos. A veces las perspectivas y deseos están en armonía con nuestra forma de accionar y otras no. La retrogradación de Marte es un ajuste en la forma en que accionamos hacia la concreción de los deseos y perspectivas. Marte tiene su ciclo de ajustes que se forma cada 2 años y que va marcando tiempos de redireccionamiento.

Este año 2020 la retrogración es en el signo de Aries, del cual Marte es regente desde el 9 de septiembre hasta el 14 de Noviembre. Aries es el signo de la afirmación y de la acción, en el que en general no hay mediación entre la voluntad y la acción, es por eso que en este período, si no lo asumimos como ajuste, podemos sentir cierto grado de frustración, de ansiedad y de restricción de nuestra capacidad de acción o de satisfacción de la voluntad al sentir que no estamos avanzando o que no sabemos cómo hacerlo. La dependencia es algo que Marte en Aries no tolera bien, por eso Libra es su opuesto, para reconocer la necesidad de equilibrio de voluntades y aprender a unir la energía masculina (Marte) y la femenina (Venus) para encausar el deseo y la acción.

Qué trae este Marte retrógrado 2020? Llevarnos a una forma diferente de accionar, a repasar la actitud que asumimos ante los obstáculos. Podremos darnos cuenta nuestro nivel de tolerancia a los cambios que no podemos controlar. Un consejo a tener en cuenta es que lo mejor es centrarnos en dirigir todo el caudal de energía hacia potenciar los cambios estructurales sobre la forma en que tenemos de autoafirmarnos en la vida, porque ante una nueva realidad, tenemos que actuar de distinto modo. Cada uno posee una cuota de agresividad necesaria e imprescindible de preservación, pero esto no quiere decir que tenemos que imponernos sobre otras personas para sostenernos, sino accionar en forma sostenida hacia objetivos, entendiendo que acordar no es claudicar, sino posibilitar el desarrollo. Para esto es importante el papel de Mercurio en Libra y su actitud conciliadora sobre todo hasta el 22 de Septiembre día del Solsticio en Libra cuando Marte se enfrente a Mercurio en Libra y forme cuadraturas a Saturno y Plutón en Capricornio marcando el inicio de grandes tensiones y enfrentamientos, intentando proyectar en otros nuestras frustraciones como salida a no hacernos cargo de los cambios que tenemos que estar re estructurando. Como todo indica que desde fines Septiembre a fines de Octubre todo el clima será de máxima tensión lo mejor sería poder identificar en nuestro interior qué estamos dispuestos a negociar con nosotros mismos para luego poder generar acuerdos con otras personas y con el mundo sobre todo teniendo en cuenta que Venus desde Leo nos estimula a ser reconocidos y nos puede alterar bastante cuando sentimos que nuestros deseos y necesidades no son tomados en cuenta por los demás. Sería interesante que primero reconozcamos con qué estamos conformes de nosotros primero para no esperar recibirlo desde afuera y hacer reclamos sobre otros y segundo para poder reconocer lo que nos hace sentir bien de los demás.

Esta retrogradación de Marte 2020 viene precedida por la retrogradación que hizo en el signo de Acuario en Julio 2018 cuando se unió al Nodo Sur. En ese momento, si nos ponemos a pensar fue un momento en que estuvimos reorientando nuestras metas y para ello tuvimos que atravesar un largo proceso hasta ahora, en el que tenemos que cambiar la forma de llevarlas adelante para que se concreten. El Nodo Norte en Géminis de este año es un indicador importante para este proceso, Nos impulsa a expandir nuestra mente y a encontrar alternativas, está formando un sextil a Marte.

Estamos por ingresar a uno de los momentos más tensos del año entre el 25 de septiembre y el 20 de Octubre, quizás aún más que Marzo, porque si bien ahora estamos dispuestos racionalmente a aceptar los cambios, se va a hacer difícil estructurarnos cuando el sistema, las instituciones y la economía están en proceso de mostrar su peor cara de la disolución. De aquí la importancia de tener cierta claridad sobre lo que buscamos conservar y trabajar en la consolidación de sentido. Porque será el momento en que aparecerán situaciones en las que nos veremos sometidos a elegir actuar para renovarnos o permanecer enmarañados en la energía de impotencia a la que Marte desde Aries retrógrado nos invita. Todo nos está preparando para un nuevo ciclo de vida, en el que las seguridades las tendremos que construir desde una nueva perspectiva de la autenticidad interna, de reconocer que la frustración es parte constitutiva de la vida, pero eso no nos hace débiles sino que nos hace más humanos y nos permite reconocer que lo que tenemos que resguardar es nuestra capacidad de accionar sobre nuestros sueños, alineando nuestros deseos y nuestras acciones concretas. Luego de este período de la retrogradación de Marte saldremos más fortalecidos sobre las reales condiciones que nos brinda el ser consecuentes con nuestros deseos, dejando atrás apegos narcisistas y con la acción de Plutón desde Capricornio transformar nuestro poder de preservación hacia el de creación. De esto quizás tengamos una noción más clara y cercana una vez que Júpiter y Saturno ingresen unidos al signo de Acuario del 17 al 20 de Diciembre. La unión de Júpiter y Saturno pueden expandir una nueva estructura o limitar la capacidad de expansión. Todo dependerá del trabajo interno que podamos llevar adelante con la retrogradación de Marte y las cuadraturas que se repiten a Júpiter, Saturno y Plutón desde fines de Septiembre a fines de Octubre. Con el ingreso de Júpiter y Saturno en Acuario vamos a estar en otra tipo de experiencia del mundo, y fue allí cuando en 2018 Marte hizo su retrogradación, cuando tuvimos un primer contacto con la necesidad de cambiar muestra forma de concebir la relación entre acción y voluntad para encontrar un espacio de libertad de afirmación. Hacia allí vamos gestando nuevos valores internos. No va a ser sencillo porque las estructuras se irán resquebrajando aún más en la medida en que intentemos sostenernos desde la misma vivencia que tenemos ahora sobre nuestra potencialidad.

Mariana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .