Un refugio para aclararnos en medio de la tempestad, Semana del 28 mayo al 3 de junio, con Luna Llena en Sagitario.

Luego de la disruptiva Luna Nueva en Tauro que todos hemos sentido por la fuerza con que se presentó para iniciar la movilización de nuestros esquemas, comenzamos a sentir las limitaciones provocadas por querer encontrarnos en estos momentos viviendo otra realidad, que aún no es posible. La concepción del tiempo emerge como si se estuviese modificando. Ya no nos encontramos a gusto con lo que tenemos, porque existe una expectativa diferente, pero de la que aún no tenemos plena conciencia de cómo es el camino a seguir y si finalmente lo conseguiremos. Las formas cambiaron, los deseos cambiaron, y el presente se volvió obsoleto y vacío. La necesidad de expandirnos y de liberarnos hasta casi de nosotros mismos es tan fuerte, que queramos o no, nos enfrentamos con el sentimiento de vulnerabilidad. Muchos hemos estado enfermos estos días, faltos de vitalidad, con necesidad de permanecer en algún lugar que ni siquiera sentimos como propio. En este contexto que estuvimos atravesando las dos últimas semanas, llegamos a una especie de oasis que nos permitirá refugiarnos en la necesidad de encontrar alguna forma de equilibrio interno. El martes 29 de mayo la Luna Llena en Sagitario se forma acompañada por dos trígonos muy fuertes (uno en signos de agua y el otro en los signos de fuego) que señalan claramente la posibilidad de que a través de una revisión profunda nos enfrentemos a la aceptación de que lo que tiene que cambiar debe ser así. El trígono de fuego (Aries(Quirón)/Sagitario(Luna Llena)/Leo(Nodo Norte) nos impulsa a ponernos en contacto con la verdad. Sagitario en nuestra carta indica ese espacio de nuestra vida en la que debemos romper las propias fronteras, buscar las verdades, lo que nos conecta con nuestros estados de conciencia. Indica las lecciones que vamos aprendiendo y las experiencias que están relacionadas con lo que el individuo se encuentra en el curso de su búsqueda del significado de las cosas y Sagitario es un ámbito de libertad. Está referido a la libertad necesaria que permiten que las relaciones operen de la forma exitosa y que por ello se expandan dentro de esquemas sociales y culturales. Por estas características, será un momento de finalizar con falsas creencias (Júpiter Retrógrado en Escorpio- Discernir entre lo pasajero y lo permanente), porque estamos deseosos de construir otra realidad y es imprescindible enfrentarnos con la verdad: “La verdad nos hará libres” es la frase que representa a Júpiter (regente de Sagitario). La verdad y la libertad que siempre van de la mano son un viaje del que no podemos abstenernos. El trígono de Agua (Venus en Cáncer / Júpiter en Escorpio y Neptuno en Piscis), armoniza y da cierta magia al proceso emocional. Venus permanecerá en Cáncer hasta el 13 de Junio día de la la Luna Nueva en Géminis, como si su cometido fuese que finalmente comprendamos que la potencia de creación es tener plena conciencia de que la verdad es la mejor forma de querernos y de valorarnos. Única premisa para construirnos, sostenernos y relacionarnos.

Anuncios

¿Cómo nos vamos acomodando? Iniciar desde otra perspectiva. 20 al 23 de mayo.

Si bien el balance entre la necesidad de no descuidar nuestra emocionalidad, armonizar nuestra noción de hogar estará tironeada por la energía de necesidad de libertad e independencia gestando una nueva idea de lo que es familiar estarán presentes por varios meses, estos días serán ideales para intentar comprender y buscar esas nuevas formas que intentarán ese preciado equilibrio entre la independencia/ libertad versus la estabilidad y cuidado que necesitamos. Estaremos viviendo entre el anhelo de seguridad y el anhelo de lo nuevo, hacia donde estamos yendo, que aún no es concreto. Como el Sol entra en Géminis en buen aspecto con Marte en Acuario serán días para expresar tanto lo que queremos como a comenzar a dejar de lado lo que no.  Como estamos aclarando internamente los cambios que fueron protagonistas de los últimos veinte días, tenemos que centrarnos en nuestra capacidad de discernir y de reorganizar qué es lo que estamos viviendo. El cuarto creciente que se forma el día martes 22 a última hora, será propicio para comprender que si bien hay nuevas vías que transitar,  tendremos que limitarnos a  las que son posibles, reales y concretas. Mucho tiempo hemos pasado intentando comprender lo que subyace, pero ahora ya es tiempo de ocuparnos de trabas que nos imposibilitan un nuevo comienzo. Es tiempo de accionar sobre los proyectos propios y sobre el futuro. Pero,  no nos olvidemos que Venus está trabajando desde Cáncer intentando espacios de unión, de necesidad de hogar, de cuidado, por lo que será interesante el día miércoles 23 porque tendremos la oportunidad de contactar y abordar las diferencias con otros. Encontrar la verdad y asumir que ya no es momento de sostener lo que no modifica, sino de liberar. Comunicar en forma clara y concreta. Este miércoles hay muchos aspectos armónicos para acuerdos, pero siempre teniendo en cuenta que estamos muy vulnerables y sensibles, por lo cual sería interesante (apoyados por Quirón en Aries y Luna en Virgo) saber que es fundamental para que un acuerdo sea tal, centrarnos en la seguridad sobre nuestra capacidad y no sentirnos carentes de amor propio. Todos estamos transitando cambios y sensación de inestabilidad. Esto será muy importante a tener en cuenta, porque estamos en momentos de expansión de nuestra conciencia, de salirnos de lo conocido. Estos movimiento tan fuertes y profundos generan falta de confianza en nuestras capacidades y miedo al riesgo. Es recomendable no entrar en antiguas batallas, esas que han diseñado y que acompañaron gran parte de nuestra vida. El enfrentamiento estará centrado en nosotros y en la capacidad de encontrar ese nuevo fundamento (propio) que otorgue verdad a nuestra vida y a nuestras relaciones (Júpiter en Escorpio oposición Mercurio Tauro- Quirón en Aries-Urano en Tauro).

Mariana

Luna Nueva en Tauro- Ingreso de Urano en Tauro. ¿Estamos listos para los cambios y para una nueva estabilidad?

A la preguntarnos de qué es lo que va a cambiar con este importante evento entre la Luna Nueva en Tauro y el ingreso de Urano al signo de Tauro, podríamos responder según el Signo, Ascendente y la Luna de cada uno el ámbito de la vida que estará por varios años en permanente modificación. Pero el sentido ultimo de la astrología no es sólo ubicar estas áreas, sino lo que implica en profundidad un cambio de este tipo. Desde la Luna Llena en Libra del 31 de marzo (Link: Amores, Tensiones, Placer ) que fuimos sintiendo, aquellos que se lo permitieron, las áreas que estarán puestas en juego en este nuevo período que tendrá su primeras manifestaciones en estos próximos seis meses. Los cambios se darán, no hay chance de que la tranquilidad taurina no se vea sacudida por la energía uraniana. Cambios en lo económico, en las formas de comprensión de la estabilidad, cambios en la valoración que nos concedemos, qué nos merecemos, cuál es nuestra capacidad de generar recursos. Todos estos temas estarán vigentes hasta Noviembre de 2018 destinados a evaluar profundamente en qué nos estamos negando a cambiar. Plantearnos nuestros proyectos de estabilidad real y no aquellos en que nos escudamos para evitarnos la confrontación con las necesidades reales. En el mundo las economías cambian y las necesidades se re-estructurarán. Se presentarán enfrentamientos tanto en lo personal como en lo colectivo por el poder económico, los recursos y el poder financiero (no nos olvidemos que Júpiter se encuentra en Escorpio en oposición a Tauro), ecos del período 1935 a 1942: xenofobia, recursos, conservadorismo.  La búsqueda de una nueva estabilidad es el reto. Otras formas de acción son necesarias que tiendan a lo práctico, a permitir la manifestación de la potencia de cada uno de nosotros. Evitar los pensamientos obsesivos y recurrentes es un buen antídoto que nos evitará anclarnos en la permanencia de aquellas personas o situaciones que no acompañen los estados de placer, gozo, vinculación y crecimiento conjunto. Estaremos casi obligados a alejarnos de todo aquello que se mantenga como estaba. Si bien no basta sólo con cambiar la forma de pensar para transforma la realidad, es importante que nos posicionemos desde otros parámetros porque esto es lo que nos permitirá no quedar disueltos en ella. Ese es el gran poder de cambio y transformación de Urano en Tauro. Ir por lo que valoramos, no claudicar en nuestra vitalidad, porque muchos de los cambios a los que nos veremos destinados nos transformarán fuertemente y para ello tenemos que saber lo más concreto posible hacia dónde nos dirigimos. Link. Cómo se presenta 2018: una nueva melodía   ; Te animas a otro texto de tu vida

Mariana

Preparando un nuevo ciclo, otro ritmo, otros objetivos. Urano y Mercurio en Tauro- Marte en Acuario. Influencias

Los últimos días de Urano en Aries suena a despedida, y como tal lo hace de la mano de Mercurio, energías compatibles que nos permite tener una rápida visión de lo sucedido en estos últimos años. Como Urano no se despide así sin más, es importante analizar estos últimos días. Luego de 7 años de haber estados sumergidos en la vibrante energía de Urano en Aries en que el ritmo estuvo teñido por fuertes cambios, agitaciones internas, luchas por conservar la individualidad, acontecimientos que nos movilizaron a resolver rápidamente los imprevistos que permitieron que tomemos conciencia de nuestra capacidad de resolución y de acción; ahora estamos sintiendo ya (en parte) la necesidad interna de tomar otro ritmo, de darnos el tiempo para el disfrute, de encontrar estabilidad y sentirnos, reunirnos y compartir en forma apacible y todo lo que se presente en formas de violencia disruptiva nos producirá rechazo porque estará remitiéndonos a un pasado con el que ya no comulgamos. Urano unido a Mercurio en su ingreso a Tauro nos lleva a romper algunos conceptos que nos provoquen ataduras y dependencias para darle espacio a lo que cuadra más ahora con este nuevo estado que estuvo surgiendo y que se hizo presente en las primeras semanas de abril (ver link: Preguntar por el amor es preguntar por la vida.). Pensar en lo nuevo, en las nuevas formas de expresarnos, conocernos y conocer lo que nos circunda. Nuevas sensaciones requieren de nuevas formas de enfocar la vida y nuestros objetivos. Cambios en la estabilidad van a ser moneda corriente, queda en nosotros (como siempre) saber adaptarnos y estar dispuestos. Pero todo tiene su otro lado, y con esto me refiero a Marte (acción y energía) está en tensión con Urano y Mercurio. Los temas van a salir a la luz, tendremos que tener cuidado con la carga de las palabras y los pensamientos. Cuando se dan estas tensiones, lo mejor es saber cómo canalizar la tan fogueada energía de Marte/Urano y Mercurio para generar y afianzar esas nuevas formas que requerirá este nuevo ciclo evolutivo.

Signos y Ascendentes:

Los signos fijos (Tauro, Leo, Acuario y Escorpio) quienes hayan nacido entre los 6 primeros días del signo ( del 21 al 25 de Abril/ Julio/Enero y Octubre) o con Luna en los Seguir leyendo “Preparando un nuevo ciclo, otro ritmo, otros objetivos. Urano y Mercurio en Tauro- Marte en Acuario. Influencias”