2019, Saber dónde estamos, saber lo que queremos desarrollar y en qué queremos comprometernos. Encontrar pertenencia.

2019 es un año para formar estructuras. No va a ser un año fácil, porque la realidad se hará presente en cada momento. Muchas veces deberemos confrontar nuestra estructura de vida con nuestros deseos, para realizar los ajustes necesarios, porque sentirnos bien con lo que somos será el motor que nos impulse a dinamizar nuestra realidad. Una mirada hacia las estructuras del pasado nos va a permitir resolver de una manera totalmente distinta lo que no está resuelto o alejarnos definitivamente. Porque será imprescindible que lo superfluo se elimine. Será un año de trabajar en forma consciente sobre nuestros proyectos. De retomar el poder que delegamos en otros. De ser responsables por nuestra vida y el cuidado de los más cercanos. El sentido de unión será muy importante y fuerte con lo que nos es familiar. La energía femenina en su mejor performance será la protagonista y el cimiento de construcción. Dar atención a lo instintivo nos conecta con nuestra capacidad de generar bienestar para nosotros y los que nos rodea. Es un año de fuerte e intensa maduración, porque muchas veces sentiremos que nuestra supervivencia está en juego. Las instituciones tal como están funcionando ya no son referente, y la tarea es reconstruir referencia y pertenencia desarrollando integridad personal. Los vínculos sinceros y que sean movidos y sostenidos por el sentido, tendrán su espacio para crecer, nutrirse y elevarse como vínculos fuertes y permanentes. Abrirse a nuevas alternativas, explorar opciones, pero con el suficiente cuidado de encontrar allí la panacea. Ni bien intentemos evadirnos de la realidad algún sacudón nos hará volver a través de reflexiones internas. La emoción estará a flor de piel. Enero, Junio y Octubre pueden ser meses de mucha confusión, lo ideal sería no caer en desilusiones o falsas expectativas, sino utilizar esos momentos para replantear tu camino. Qué tienes que modificar?, qué te da miedo?, A qué verdad sobre ti y los demás tendrías que abrirte?. Acá estamos, iniciando un año de 5 eclipses, que nos llevan a trabajar con nuestra emoción. A animarnos a encontrar un lugar real de pertenencia, a alejarnos de lo que creíamos estable y duradero para abrirnos a la difícil y maravillosa idea de ser, cuidar y nutrirnos a nosotros con otros.

Buen inicio de año.

Si te interesa conocer más sobre vos y cómo influye este año podés escribirme biografiadelmovimiento@gmail.com o 5491154897545.

Pueden seguirme por Instagram @zonas_humanas_astrologia

Cariños…… Mariana

Anuncios
Galería

Cuando necesitas ayuda, comienza el crecimiento. Nodos Cáncer-Capricornio. Cierre de ciclos 2009-2018

El ingreso de los Nodos a Cáncer y Capricornio, es empezar a preguntarse por lo que realmente necesitamos. Venimos de vivir con una energía muy fuerte con un impulso motivador de individuación, de encontrar aquello más propio y auténtico de nuestra naturaleza. No fue fácil, porque para esto hubo que aceptar qué parte de nosotros manteníamos oculta. Ese proceso nos reflejó lo mejor y lo peor de cada uno de nosotros. En 13 junio 2018 tuvimos una Luna Nueva en Géminis (puedes leer el link) en la cual pudimos comenzar a adaptar nuestros procesos mentales a esa nueva realidad, luego con la Luna Nueva de Eclipse en Cáncer (link para leer) del 12 de Julio comenzamos a sentir la íntima necesidad de comenzar el proceso de cuidado, y las preguntas sobre ¿cómo quiero vivir? se hicieron más y más importantes. La acción estuvo desdoblada en dos direcciones, entre ir hacia lo nuevo con la inestabilidad que ello significa, o permanecer atrincherados en posiciones extremas, para enfrentarnos con lo que estábamos dejando atrás. En ese momento la tensión se hizo más fuerte. Quizás no todos comprendimos el proceso, aunque lo sintiéramos, provocando mucho desgaste de energía, y sentir que estábamos perdiendo el rumbo de lo que realmente era importante. Hoy, ya con los Nodos en Cáncer/Capricornio, con Júpiter en Sagitario y a 3 días de la Luna Llena en Géminis, estamos cerrando por un lado el ciclo que comenzó el 13 de Junio. Pero hay un cierre mayor que está relacionado con hechos y sucesos de agosto 2009 cuando la relación de los Nodos estaban invertidos (Nodo Norte en Capricornio-Nodo Sur en Cáncer), en esos años la adaptación fue hacia sostener ciertas estructuras o volviendo a generar similares. El sentido del deber hacia lo familiar y lo conocido tuvo preponderancia. Ahora los Nodos cambian su dirección y la atención estará dirigida a generar hogar, familia, trabajo, dejando atrás todo lo que no responde a lo que estos conceptos significan. No toda familia legal es familia. No toda casa es hogar y no todo trabajo es en el que nos desarrollamos. Las estructuras seguirán, pero con otro significante. Pero para llegar a esto estamos reviviendo heridas que han quedado ocultas bajo la tensión que generó la retrogradación de Marte en Acuario y el ingreso de Urano en Tauro., a través del retorno de Quirón en Piscis. Este proceso no retrotrae a revivir dilemas de lo que no nos sentimos con ánimo a vivir. Pero con este retorno de Quirón a Piscis y de Urano a Aries, volvemos a enfrentar nuestras formas e ideologías con los otros y a revivir la herida del miedo a la separación, porque el anhelo instintivo es permanecer unidos a un todo común. Pero justamente eso es de lo que debemos distanciarnos para poder decidir a qué queremos pertenecer.  El cierre de este proceso estará presente con la Luna Nueva en Sagitario el 7 de diciembre. Es allí donde iniciamos la posibilidad de un nuevo enfoque de lo que vamos a estar trabajando este año 2019.  Cáncer y Capricornio son signos Cardinales, con la particularidad de generar los cambios. Cáncer  representa las relaciones con el hogar, los padres, las raíces, donde encontramos refugio, la necesidad emocional  (dónde vivimos, dónde habitamos). Es así que vamos a estar trabajando las necesidades más primarias de protección. Esto es un camino de evolución con un caudal enorme de liberación. Salir de la culpa para sentir lo que necesitamos y construirlo. Saber de dónde venimos nos permite saber a dónde queremos ir y qué es lo que necesitamos, alejados de lo que las estructuras sociales o tradicionales esperan de nosotros. Serán momentos de encontrar refugio en la emoción y en el sentimiento de pertenencia a lo propio. Saber qué es lo que necesitamos emocionalmente nos permite crecer, evolucionar y construir nuestro propio espacio de habitabilidad. Iniciamos otro periodo, seguros de lo que somos y decididos a cuidarlo, estar pendiente de lo cercano, pero con la presión que ejercerá el pasado, Salir de la seguridad para ingresar a la propia seguridad.

Podés seguirme en Intagram:  https://www.instagram.com/zonas_humanas_astrologia/

Mariana

Luna Llena en Tauro. Marca entre el antes y el después. 24 de octubre 2018

El mes de Mayo marcó el inicio de un tiempo distinto en el que día a día aprendimos a desandar caminos conocidos para abrirnos a nuestra capacidad de transformación. Pero no solo eso, sino que en ese camino que transitamos fue en pos del encuentro con lo que somos, que muchas veces se encontraba muy lejos de lo que manifestábamos. Fue un proceso de aprendizaje sobre el miedo a desprendernos de lo que no nos corresponde, sea porque aceptamos esa determinación o porque la asumimos como forma de subsistencia. Esta Luna Llena en Tauro es la última lunación con los Nodos en Leo y Acuario de los que tanto hablamos, pero también es la última con Júpiter en Escorpio. Esto ya marca un final y un cierre de ciclo, pero como todo cierre de un gran ciclo en el que sin dudas salimos transformados, es una gran Marca, así como lo fue el ingreso de Urano en Tauro el 15 de Mayo. Urano y Venus son co pratonistas principales en la complementación que representa el enfrentamiento de la Luna y el Sol y de la Gran Cruz Cósmica (cuadraturas en signos fijos). La Luna unida a Urano en Tauro nos impulsa a encontrar espacios nuevos de libertad, pero enfrentada al Sol junto a Venus Retrógrado nos recuerda que la vida se comparte, y que en ese compartir que nos completa es de individuo a individuo. Limpios en la mayor manera posible de condicionantes que traemos y adquirimos como una posible forma de subsistencia. Éste es el gran legado de estos 5 meses del paso de Urano por Tauro, que volverá en Marzo 2019 que complementó perfectamente con el paso de los Nodos en Leo y Acuario,  y que con esta Luna nos ponen en primer plano, formando parte de la Cruz Cósmica, previa al ingreso de los Nodos a Cáncer y Capricornio. Pueden haber imprevistos?, Si. Podemos sentirnos agotados?, Si. Podemos sentirnos inseguros?, Si. Pero seguramente estaremos más seguros de lo que no queremos y esa es la llave para el ingreso de Júpiter en Sagitario, porque junto los Nodos Cáncer- Capricornio, tendremos la enorme posibilidad de cuidar a quienes y lo que nosotros podemos hacer para cuidar nuestra expansión. Acuario-Leo-Escorpio y Tauro serán los signos y ascendentes que más sentirán este cierre, pero fueron los que más transformación interna han transitado. Los 15 días que transcurrirán hasta el 7 de noviembre con la Luna Nueva en Escorpio que da el momento de apertura hacia 2019.

Mariana

Luna Nueva en Virgo. El equilibrio entre Pensar y Acción como potencia. 9 de septiembre.

La luna nueva es un momento fértil, de nuevas aperturas. No son inmediatas ni mágicas, pero da sus frutos y sus consecuencias se van experimentando y sintiendo a lo largo de su desarrollo. Y esta explicación no es sólo una metáfora, porque la mayoría de los planetas están ubicados en Capricornio, Tauro y Virgo, signos de Tierra. Virgo es orden, desechar lo que no sirve, purificar, entendimiento. Es servicio y la función de curar. Es el signo en el que la unión entre lo corpóreo y el pensar encuentran su lugar de síntesis. Es un signo muy crítico que busca, a veces en forma obsesiva, la perfección. Su opuesto es Piscis, por este motivo, esa búsqueda de perfección como ideal se refleja en irresolución y dependencis.  Esta Luna se presenta enfrentada a Neptuno en Piscis, razón por la cual hay un alo de ilusión del que tenemos que tener máximo cuidado, pero que en su forma más positiva, podremos utilizar para evaluar detenidamente qué es real y posible, y qué no. Materializar los sueños, ampliar nuestro horizonte de sentido, lo que acompaña un cambio de vida profundo. Enfrentar nuestra sombra, nuestro miedo y su poder sobre nuestra acción (Neptuno opuesto a la lunación) transformándolo en inacción. , El apoyo de Mercurio desde Virgo toma cuenta de esto y analiza lo posible real y lo que no es posible. El papel de Urano es muy importante desde que entró en Tauro no sólo por su cuadratura con Marte (que esta semana llega a su fin), sino también porque en trígono a Mercurio las ideas y proyectos que estamos diseñando, siempre y cuando  pongamos límites concretos a la ilusión y nos centremos en lo práctico, garantizan una base firme y sólida. Saturno por su parte también ayuda a equilibrarnos, limitando el poder destructivo de un pensamiento sin realización y limitando la acción de otros sobre nuestro orden interno. Saturno trígono Urano es el límite que da paso a lo creativo. No dejemos pendientes, finalizar lo que hemos dejado para otro momento, nos permitirá la liviandad que necesitamos en este momento para ser consecuentes con lo concreto y real del presente para la proyección hacia el cambio. Mercurio en Virgo es pensamiento práctico, pero no significa que sea tradicional, sino que lo nuevo va abriendo su paso. Esta Luna es para ser estrategas de lo concreto del presente hacia un futuro posible, construyendo poco a poco, sobre la creación de lo concreto y material.

Buena Luna Nueva.

Mariana

Eclipse en Acuario – 27 de Julio 2018- ¿Qué es Soltar y Liberar? Nodo Sur-Marte-Luna-Lilth en Acuario. Sólo las personas libres pueden amar.

Cuando escuchamos y leemos que estamos en tiempos de “soltar”y de “liberar” patrones. ¿De qué estamos hablando? Muchas veces estas palabras traen consigo una carga de “deber” que si no comprendemos qué significan podemos sentirnos excluidos de un proceso que se está gestando y nos de miedo no poder adecuarnos a los tiempos que se están presentando. Para darnos cuenta de qué es conveniente que comencemos a ver desde otra perspectiva es importante preguntarse qué es lo que buscamos para nuestras vidas. ¿Qué es lo que realmente nos completa? a diferencia de lo que tenemos que hacer porque estamos obligados. Estos son ámbitos de distinto orden. La realidad en la que vivimos es de por sí despersonalizante. Quedamos perdidos en las exigencias cotidianas, pero ese es el contexto. En el momento en que podemos volver a asumir el puesto de “observadores activos”, estamos Soltando y Liberando. Cuando asumimos que hacia donde observamos activamente (nuestro propósito de vida) tenemos la capacidad de cambiar el entorno aceptando los cambios internos de los que somos plenamente responsables y que nos impiden sentirnos unidos a nuestro ser. Es ahí cuando iniciamos ese nuevo camino del pensamiento que retro-alimenta y acrecienta nuestro poder de crear la vida en el día a día. Este fenómeno se da cuando salimos de la actitudes reactivas hacia las activas. Lo que nos impide este salto, eso es de lo que tenemos la plena libertad de liberarnos, de dejar atrás, de soltar. En estos días de Eclipses se pone plenamente de manifiesto y podemos, si estamos dispuestos, a comenzar este nuevo tránsito. Pero como tenemos que tener en cuenta que estos días no son los más tranquilos, utilicémolos para contactar con esos aspectos en que nos sentimos carentes y para esto podemos conectarnos con la compañía de Mercurio Retrógrado (26 de Julio) para revisar las relaciones y finalmente generar esas alianzas o compromisos que tienen y que piden otra dinámica. La cuadratura que está vigente entre Urano y Marte es una potente fuerza de rompimiento, necesaria para la liberación, pero como Marte por su parte se encuentra retrógrado y tan cercano a la Tierra (podemos observarlo por las noches) que casi podríamos decir que está fuera de su órbita de acción, y esto es potencia reprimida que saldrá disparada por la acción de la cuadratura con Urano. Es importante intentar estar centrado y lo más equilibrado posible utilizando los principios básicos que rigen una vida integrada: Hablar lo necesario, Sentir lo necesario, Pensar sólo lo necesario, Silencio para salir del ego.

Link: Para tener en cuenta con el Eclipse en Acuario del 27 de Julio

Mariana

Ingreso de Sol en Leo- Finalizar para comenzar – entre eclipses- 22 al 26 de Julio 2018

La estructura del cuentos nos da acceso a lo inaccesible de la trama trágica de la vida. Es así que cuando analizamos el contenido de los cuentos y de las fábulas comprendemos que los temas que tratan son los temas básicos de la humanidad y el sentido de la existencia: El amor y la muerte, con sus derivados: la soledad, el miedo, las disputas, la codicia, etc, etc. La vida es esa doble cara en que el amor y la muerte se dan la mano, para que al fin en un elegante equilibrio andar el camino. De esto se tratan los Eclipses Leo-Acuario. Leo es el signo de la creación, de manifestación del amor como vida creativa y de amor. Es la arrogancia de saber que el impulso de eros (vida) le tuerce la mano a tánatos (muerte), estando dispuesto a pagar el precio por ello.  Para comprender la importancia del Eclipse del 27 sería más sencillo explicarlo a través de la estructura de los cuentos, porque su naturaleza es de tal contundencia que nos ubica ante la irremediable trascendencia de nuestras propias fijezas. Esta energía ya comenzó a manifestarse desde la Luna Nueva en Géminis del 13 de Junio y quizás un poco antes ya comenzaron a sentirla los signos fijos (Acuario-Leo-Escorpio y Tauro) con el ingreso de Urano en Tauro el 15 de Mayo. El 27 de Julio a las 17.30 el Sol desde Leo se enfrentará a la Luna en Acuario, dos signos emblemáticos de lo creativo tanto individual como colectivo. La creatividad o impulso de vida de Acuario nace de su eterna lucha entre lo fijo por su naturaleza y la regencia de Urano (innovación, rebeldía, creación, impulso). Este doble paradigma Acuario/Leo es la dinámica que da un cierre a un proceso que inició en Agosto de 2016, se desarrolló a lo largo de 2017 y tomó mayor concreción en Enero de 2018. El elemento trágico al que hago referencia es que los Eclipses son hitos que nos recuerdan que la voluntad es nuestra compañera cuando comprendemos en lo más interno de nuestra emoción que la vida es ese espacio de tiempo en el que debemos encontrarnos con nosotros y con nuestros compañeros de vida. Única fórmula en la que la vida es arrancada de lo irremediable, de lo trágico, como cuando Ulises (personaje de la Ilíada), luego de permanecer en su largo viaje de regreso a su hogar -como metáfora del encuentro consigo mismo (Nodo Norte en Leo)-, regresa a Ítaca. Lo que estamos viviendo en estos meses de eclipses, primero con el del 12 de Julio (nodos Cáncer/Capricorio) y ahora con el del 27 de Julio y el del 11 de Agosto cerrando el recorrida de los Nodos por Leo y Acuario, es la vivencia absoluta de que finalizar significa comenzar desde la propia identidad el regreso al hogar, que ya no tiene posibilidad de ser el mismo que fue, y que la aceptación anclada en la actitud creativa es desde donde lo construiremos, lejos de prepotencia voluntarista. Esta semana está sobre cargada de tensiones: Lilith (Luna Negra) desde los últimos grados de Capricornio nos muestra el miedo al abismo que implica romper las estructuras conocidas. Miedo al abandono y el temor a no ser reconocidos y que hace que nos sostengamos en patrones de control. Esta influencia contrapuesta a la fuerza disruptiva de Marte con el Nodo Sur en Acuario que nos llevan a desprendernos y a romper con lo que nos mantiene sujeto a los estándares que otros esperan y que hemos internalizado. Tenemos que saber que si bien Urano será decisivo en la figura que forma este Eclipse, tendrá una doble participación. Por un lado lleva a romper cadenas y yugos en forma irreversible, que será recomendable hacerlo en forma no violenta sino que sea en una forma productiva porque nos puede dar la enorme capacidad de gestionar mejor las relaciones con otros desde el nosotros y por nosotros. Por otro lado Urano continua el trígono con Saturno en Capricornio (guardián de los planetas trans-saturnales) que ante lo disruptivo opera como contenedor y estructurante de lo posible. Es allí (trígono Urano/Saturno) donde tendremos que apoyarnos esta semana, porque es lo que permite la materialización concreta de otra realidad (ambos planetas en signos de Tierra),  que sea valedera, gozosa y que prospere en el futuro. No es el tiempo de toma de decisiones bruscas ni precipitadas, Mercurio en Leo comienza retrógrado el 26 de Julio, por lo que el Eclipse del 27 será para darnos el tiempo de saber que toda finalización para que sea tal tiene que estar acompañada de una verdadera revisión.

Links recomendados: Preparando un Nuevo Ciclo /  Pensar Cómo pensamosReplegarse en la emoción despliega las verdades del corazón  

Buen inicio de semana, Mariana