El trabajo del Alma y la Mente con el Eclipse de Luna Llena en Sagitario 5 de Junio 2020.

El Eje Géminis Sagitario está fuertemente signado por una etapa de revisión sobre nuestras creencias que implica un alto grado de evolución hacia el aprendizaje sobre lo que somos, cómo pensamos, cómo nos relacionamos. El inicio de este camino se abre con el Star Point en Géminis del 3 de Junio (link) y se profundiza con el primer eclipse del 5 de Junio de Luna Llena en Sagitario. No estamos viviendo momentos que podamos llamar de paz y armonía y cada vez parece más difícil encontrarla fuera de nosotros. Un gran desbalance entre nuestra voluntad y la realidad se manifestó plenamente con la pandemia. Hemos tenido que subsumir derechos individuales, modificar modalidad de relacionamiento. Nos encontramos y reconocimos desde un lugar que nunca hubiésemos imaginado. Cambió la realidad y forzadamente para bien o para mal, nuestros hábitos con una dureza y crudeza inimaginables de la que aún recién estamos iniciando un período de duelo. La economía está en un franco proceso de transformación. Nuestra capacidad de resiliencia se puso a prueba y para sobrellevarla nuestra identidad tuvo que reforzarse y muchos sistemas de creencias en las que confiábamos comenzaron a mostrarse inadecuados, sin respuestas u obsoletos. No somos los mismos que antes de Marzo y nuestros vínculos también han sufrido modificaciones, pero sobre todo el vínculo en referencia a la credibilidad sobre la transparencia de los gobiernos. No sabemos si nos cuidan o nos controlan y esos límites son muy peligrosos sobre todo con Saturno en Acuario (Link ingreso de Saturno en Acuario). El rostro tapado que fue siempre el símbolo de sometimiento femenino o la imagen repudiada y condenada cuando eran usadas por los manifestantes contra el sistema, ahora es lo que llamamos nueva normalidad.

Por otra parte la economía (Venus-Mercurio) y la salud (Mercurio y Quirón) jugaron su juego en manos de los especialistas y ninguna triunfó. La confusión generalizada lleva a encontrar respuestas dentro nuestro y aunque muchas veces nos cueste es la tarea que tenemos que abordar. Una cierta calma imperó en los peores momentos de las cuarentenas, pero comienzan a salir a la luz el gran disconformismo, incertidumbre y la desigualdad social que se profundizó aún más frente a la pandemia y a la retracción económica.

Una fuerte T cuadrada que se forma entre la oposición entre el Sol y en que el vértice es Marte, la Luna, el Sol-Venus y la Luna en cuadratura a Marte activa y profundiza la desintegración que quizás no la veamos ahora, pero sí cuando Marte llegue a Aries y en Agosto y Septiembre formen cuadratura a Júpiter-Plutón y Saturno en Capricornio. El peligro es que la ira y la frustración puedan derivar en un gran relativismo dogmático y los conflictos entre la Falsedad y la Verdad estará a la orden del día. Finalmente luchas vanas y sin sentido porque el camino es hacia la renovación. El regente de este Eclipse de Luna Llena en Sagitario es Júpiter que se encuentra retrógrado nuevamente muy cerca de Plutón también retrógrado y esto nos lleva a re estructurar sentido, a conectarnos con las bases de una nueva estructura (Link Reflexión y Ajustes con Plutón, Saturno y Júpiter Retrógrados), Por otro lado el trígono de Mercurio en Cáncer a Urano en Tauro, nos impulsa a la innovación, a llevar adelante los cambios necesarios para reconstruir estabilidades perdidas. pensar nuevas formas más dinámicas, pero no menos profundas, hacia el futuro siempre y cuando tengamos claridad en el sentido que buscamos para nuestra vida. Esa es la clave para este año. Reconstruir sentido y el Venus Star Point del 3 de Junio en Géminis es un excelente prólogo para esta serie de Eclipses.

Mariana

Por consultas sobre el Eje Géminis Sagitario y su influencia en la Carta Natal Personal pueden comunicarse conmigo.

Solo desde una nueva perspectiva podemos ponernos en movimiento. Luna Nueva en Sagitario 26 de Noviembre hacia Eclipse 5 de Junio 2020.

En medio de la tensionante y conflictiva cuadratura que Marte desde Escorpio forma con Urano en Tauro que nos puede tener muy ansiosos, inquietos e irritables, en especial a los signos fijos: Acuario, Leo, Escorpio y Tauro, se forma esta Luna Nueva. Todos estos sentimientos nos muestran la urgencia con la que tendremos que estar abordando un cambio de perspectiva sobre cómo adecuamos nuestra voluntad de acción (brújula personal) frente a una realidad concreta y cambiante. El choque de intereses y voluntades es un despertar a la acción en la que si no controlamos la remoción emocional, los miedos, y las viejas pautas puede ser muy destructiva sobre nosotros o sobre otros. Pero dependerá de cada uno de nosotros la dirección que le demos a la energía disponible. Y desde aquí es desde donde podemos comprender la influencia de la Luna Nueva en Sagitario del 26 de Noviembre. Toda Luna Nueva es la unión del Sol con la Luna, es un reset. Cuando se produce en Sagitario está relacionado con los valores y principios desde los cuales transitamos la vida. En esta Luna en particular la presencia junto al Sol y la Luna de Júpiter y de Palas Athenea le otorga un plus adicional desde el que podemos elevarnos por sobre nuestro propio fundamentalismo y seguridad de seguir encapsulados y protegidos en esquemas de pensamiento o por el contrario permanecer, desde la soberbia de nuestros principios inmutables en medio de la lucha y enfrentamiento que propone Marte-Urano.

La figura de Palas Athenea es muy interesante y aún más en esta lunación. Palas es la diosa de la guerra, la estrategia y la sabiduría, que emerge a la vida desde la frente de Zeus (Júpiter), regente de Sagitario. En su soberbia por sostenerse en su reinado y su miedo a la profecía que auguraba que nacerían hijos más poderosos que él que lo derrocarìan, lo mismo que hizo él con su padre Cronos-Saturno. Es así que Júpiter se traga a Metis quien ya estaba embarazada de Palas Athenea que emerge a la vida desde su frente. Finalmente y para no entrar en el análisis de este mito, lo que sí es importante es que Palas Athenea formó parte del los dioses del Olimpo y su lugar fue al lado de Zeus (Júpiter). Este 26 de Noviembre la presencia de Palas Athenea junto a la Luna y el Sol es un puente directo hacia la comprensión y sabiduría de que solamente desde un cambio de perspectiva que surja de nuestro interior podremos ir transitando en forma renovada este periodo hasta el 5 de Junio 2020 (primer eclipse con el cambio de Nodos a Géminis y Sagitario). Cuando hablamos de estrategia, estamos hablando de sentido, porque cualquier estrategia que diseñemos si no está sustentada por el sentido será muy difícil de sostener. El Alma necesita un sentido que la acompañe y esta es la función de esta Luna Nueva luego de la unión de Júpiter con Venus en el último grado de Sagitario el 24 y 25 de noviembre. Para el 26 Venus ya estará en el signo de Capricornio con su deseo de concreción y estabilidad formando un trígono a Urano en Tauro. Y volvemos a Urano que estará recibiendo un aspecto de tensión desde Marte que nos lleva a actuar diferente, y otro desde Venus que trae la posibilidad de conectarnos (trígono), de abrirnos a nuevas ideas, nuevas perspectivas y a descubrir esos nuevos recursos o personas que serán necesarios para que a futuro veamos materializados nuestros proyectos. Mercurio aún se encuentra en Escorpio y en aspecto con Neptuno que inicia directo en Piscis. Este es un factor de cuidado, porque será importante procesar algunas ilusiones que veremos caer ante la realidad que cada vez se presenta con más fuerza y crudeza. Es así que si podemos conectarnos con el sentido profundo y dirección de nuestra vida, desde una nueva perspectiva y valoración sobre nuestras posibilidades concretas y reales, tendremos la enorme posibilidad y las herramientas necesarias para hacerlo (Júpiter en Capricornio), sabiendo que tendremos que despojarnos definitivamente de algo dentro nuestro que funciona y opera como limitante, este será el gran trabajo a abordar de Diciembre a Marzo 2020 para recuperar nuestra fragmentación. .

Trabajar el deseo es algo que quizás en esta época de la inmediatez cueste, porque implica tener confianza en un futuro distinto. Muy difícil en momentos en que todas las estructuras sociales están en crisis. El sentido no se construye en forma artificial, emerge luego de habernos desapegado de las frustraciones y de las ilusiones para poder elegir libremente nuestro camino.

Mariana