Generación 2005/2010. Cuarentena y la representación de Quirón en Acuario.

Tras la pandemia y las prolongadas cuarentenas y más allá del plano económico y social, surge silenciosamente la representación de la generación nacida con Quirón en Acuario.

Quirón ubicado en el signo de Acuario plantea el dilema de la falta de libertad de ser sí mismo. Si bien es natural y necesaria la pertenencia a lo grupal y comunitario para el desarrollo como individuo, esos ámbitos nunca llegan a representar quiénes son y menos aún lo que realmente piensan. Por eso pueden caer en la sobre identificación con estereotipos sociales provenientes de luchas que en el fondo no son las propias como símbolo de pertenencia, pero que no manifiestan su propia singularidad individual.

La capacidad de hiper adaptabilidad a un mundo de la imagen, del consumo exacerbado y de la representación recrudece aún más la problemática quironiana en Acuario de poder identificarse desde la individualidad con la sociedad. Esto ya nos da un cuadro de situación de la vivencia de los nacidos entre 2010 y 2015. Si tenemos en cuenta que en esos años también Neptuno transitaba Acuario esas características se profundizan aún más y los instala en una peligrosa vivencia del sacrificio personal ante situaciones comunitarias.

Neptuno en Acuario en general produce un sentimiento de inconformidad con la realidad incapaz de inclusión y que los lleva a no expresar abiertamente sus sentimientos y emociones, produciendo un gran sentimiento de soledad e incomprensión. Los valores sociales están cambiando y la solidaridad entre las personas está disminuyendo, creando un escenario desfavorable para quien tiene características tan exacerbadas de generosidad como es el caso de ese nativo.

Quien nació con Neptuno en Acuario posee una inagotable generosidad, que muy difícilmente puedan expresar en toda su magnitud generando una pseudo adaptación. De este modo termina siendo normal percibir en quien posee esta posición cierta apatía, soledad y también un alejamiento de las relaciones sociales. con fuertes intentos de escapar del mundo tal como se presenta, Si a esto le sumamos que entre 2005 y 2010 Urano estaba ubicado en signo de Piscis (O sea que el regente de Acuario está en el signo de Piscis, y el de PIscis-Neptuno- en el de Acuario) que a demás de poseer una extrema sensibilidad y empatía, tienen una gran percepción que nunca saben si es real o no, porque siempre necesitan sentirse validados y apreciados. Las depresiones y desilusiones no son fáciles de sostener para esta generación, y menos expresables abiertamente, porque siempre tienen que estar de una u otra forma comprendiendo o sosteniendo emocionalmente situaciones ya sean personales, sociales o de sus padres de forma callada y por lo bajo. Padres que en líneas generales rondan los 40-45 años y que son de la generación de Urano en Tauro quienes tienen que lidiar con temas económicos, de sustentación y autovaloración.

Si bien la Pandemia afectó la realidad de todos y va a cambiar el funcionamiento de la vida, de las sociedades y de la economía, estos jóvenes han tenido que desprenderse violentamente de su núcleo más cercano de sociabilización en una de las edades más difíciles. Tuvieron que dejar atrás los primeros pasos hacia una incipiente independencia que se logra en el caminar por las calles hacia sus escuelas o hacia la casa de algún amigo, para encontrarse con jóvenes de su propia edad y poder construir su mundo a través del intercambio de ideas, de sueños o de enamoramientos para permanecer en un estado de encierro e incertidumbre en un mundo en el que aún no tienen ni voz ni voto. Esta vivencia los lleva a tener que seguir sosteniendo la emocionalidad y la adaptabilidad no pudiendo expresar abiertamente la frustración y desilusión.

Pareciera que la activación de Acuario producida por el ingreso de Saturno en Marzo de 2020 activó fuertemente las características quironianas en Acuario. La unión de Saturno y Quirón dejan una huella que se decodifica como represión y represión proveniente del afuera representado por Saturno. Límites y reglamentaciones que coartan la libre expresión.

Lo importante de esto es que esta generación es la que va a desarrollarse en un nueva realidad, en la que tendrán que reconstruir una nueva trama social que se comprometa firmemente las instituciones que no han sabido responder a las circunstancias presentes de manera positiva y que han requerido del aislamiento como única forma de intento de controlar los contagios masivos que no sólo colapsan el sistema sanitario, político y económico, sino la trama social y afectiva.

Son los que van a construir silenciosamente cambios y transformación a partir del ingreso de Urano en Géminis y Neptuno en Aries en 2026. Son la generación que comprenderá finalmente que la libertad comienza en un espacio de interioridad sin buscar oprimir a otro.

Mariana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .