El despertar de Saturno- ¿Ilusión o Realidad? Después de la Luna Llena en Piscis. 18 de septiembre

La Luna del 14 de septiembre marcó el momento en que nos encontramos con la posibilidad de poner fin a procesos y mecanismos ilusorios bajo los cuales justificamos de una u otra forma el sentirnos imposibilitados. Porque la Luna Llena en Piscis puso en primer plano el sentimiento y la sensación de desamor y de soledad como uno de los síntomas de esta época en que no tenemos más opción que encontrarnos cara a cara con esa necesidad interior imposible de ser colmada por ninguna relación, ningún trabajo, ni ninguna riqueza extraordinaria, porque responde a la profunda e intensa pregunta del sentido y del por qué de nuestras vidas. Piscis representa la casa 12: ese anhelo de unión perfecta e ideal con un sentido de pertenencia mayor a la individualidad que experimentamos previo a nuestro nacimiento. Del 10 al 13 de septiembre fueron días muy desestructurantes y colmados de desánimo, en los que tuvimos que intentar no olvidarnos de nuestras prioridades, esforzándonos por poner orden interno para comenzar a construir el camino concreto que nos saque del contacto con ese desamor al que nos puede conducir la realidad concreta. El amor incondicional que busca Piscis solo lo podremos sentir en tanto lo construyamos consciente. Requiere de un real compromiso y verdad, primero con nosotros para luego compartir con el otro. Ya con Mercurio y Venus unidos en el signo de Libra, (casa de Venus, diosa del amor y de las relaciones) y Saturno despertando podremos comenzar a construir, si no quedamos atrapados por la proyección y la evasión, ese camino que nos permita tender redes reales junto a otros. Pero sin olvidarnos que primero tenemos que hacernos cargo de nuestra propia sensación de desamor.

El ciclo retrógrado de Saturno finaliza el 18 de septiembre luego de haber tenido 4 meses (desde el 28 de abril) para tomar contacto y aprender que la diferencia entre la ilusión y la realidad se encuentra únicamente en nuestra capacidad y potencia de descartar todo aquello que sostengamos para evitar un gran cambio en nuestra estructura interna. Puede ser por miedo al fracaso, a ver la realidad tal y como es, o por evitar hacernos cargo de la enorme tarea que supone elevar el deseo y la imaginación por sobre la fantasía. Del 18 de septiembre al 24 de diciembre comenzamos otra etapa con otra energía a través de la cual, si comprendemos que la frustración no surge del desear sino de un exceso de expectativas sin las acciones reales y adecuadas, podremos comenzar a re orientarnos hacia el compromiso concreto y real con cada uno de nosotros y de trabajar por el deseo concreto y tangible encontrando el equilibrio entre lo real y lo ilusorio junto a aquellas personas con las que sepamos que compartimos los mismos ideales de concreción, dejando atrás, con el cuarto menguante de Luna en Géminis del 22 de Septiembre, emocionalidades cargadas de desamor del pasado. ¿Tenemos claro lo que queremos construir?

Mariana, #horóscopo #astrología #astrology #astrologyposts #astrocoaching #saturnoencapricornio #astrologiahumanista #relaciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.