Eclipse de Sol 2 de Julio. Inicia el Retorno a una nueva afectividad.

Julio 2019 es un mes en el que se abren y se cierran puertas dirigidas a que construyamos dentro de la temporalidad en la que vivimos, ese espacio que sentimos propio. Ese espacio que podemos llamar de varias maneras, pero que más allá del concepto que utilicemos para designarlo, todos refieren por su afectividad a la noción de hogar. Sin un espacio interno en el cual nos podamos habitar y en el que sintamos empatía entre lo que somos y cómo lo manifestamos en lo concreto de la vida, no podremos sentir ni construir un camino a transitar. Esto es lo que este mes nos propone con la fuerza implacable que traen los eclipses. Este 2 de Julio, cuando la Luna oculte el Sol, será un llamado a nuestra interioridad, a conectarnos con lo más íntimo de nuestra sensibilidad y deseo. Este año cada evento astronómico es una propuesta a una reconstrucción de lo que en algún momento quedó velado y olvidado. Los años 2019 y 2020 con Nodos Cáncer Capricornio, son años que están unidos como propuesta de encuentro con una nueva estabilidad tanto emocional como material de la mano de Urano en Tauro. En 2020 cuando Júpiter y Saturno se unan en el grado 0 de Acuario el 21 de diciembre, se cierra uno de los ciclos entre estos dos planetas que tuvo su inicio en Tauro en Mayo de 2000 en que los Nodos estaban ubicados igual que en este año. Aquel momento del 2000 marcó una profunda necesidad de conservación y seguridad en el plano económico para encontrar cierta libertad, Urano en Acuario, En 2020 dará inicio a otro tiempo, en el que sólo encontraremos la libertad y expansión en la conciencia interna de saber que lo que estamos construyendo y nos otorgue seguridad será aquello en lo que sentimos que estamos comprometidos desde la sensibilidad y una nueva estructura en la que nos sintamos pertenecientes, Urano estará en Tauro y Plutón Saturno en Capricornio.

Este 2 de Julio es un Eclipse en Nodo Norte, nos marca el inicio de una transformación interna, acompañado por el ingreso de Marte en Leo, que dará la fuerza y la voluntad de dirigir nuestra acción y voluntad en una misma dirección. Sabiendo que algo tiene que quedar atrás, y eso que debe quedar atrás son las dependencias emocionales a lo establecido y que no sintamos que nos representa. Es una potencia para mediar con la vida misma, como el poder que tenemos de tomarla en nuestras manos, haciéndonos responsables de lo que deseamos y valoramos. La afectividad como esencia de la revelación del surgimiento desde lo que somos hacia otros y hacia nuestro hacer en la vida. Sentirnos unidos y adheridos a nuestra identidad como gozo y alegría. Reconocerse y reconocer a otros desde lo que son. La cuadratura entre Neptuno y Júpiter (protagonista de este año), nos ha mantenido en medio de una nebulosa con intentos temporales de incertidumbre ante una realidad que no es confiable. Luego de pasados los dos eclipses de Julio, el 11 de agosto Júpiter inicia directo y la cuadratura en ese momento toma otra dimensión, la de poder ampliar nuestra conciencia y confianza hacia lo que somos y deseamos.

Si quieres leer el pronóstico por signo para Julio entra en Instagram Zonas Humanas Astrología

Mariana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.