Empezamos a despertar a lo nuevo. Semana para reorganizar. 20 al 26 agosto.

Haciendo una rápida mirada sobre los últimos tres meses podemos darnos cuenta de que no solo estamos necesitando un espacio de asimilación emocional sino, y más que nunca, asegurarnos que lo único estable que tenemos es la seguridad de nuestra capacidad de transformación. Cuando las estructuras reales o proyectadas fueron cayendo una a una, lo único que queda en pié es nuestra capacidad de transformarnos. Esa transformación es el poder discernir entre lo que encontramos cuando miramos la realidad  tal cual se presenta ante nosotros y aquella que desde nuestra intencionalidad encontramos y configuramos. Ahora que Mercurio inició su ciclo directo y luego de haber sido protagonista del eclipse del 11 de agosto,  despertamos a una nueva forma de comprender cómo lo no resuelto se manifiesta como límite -por ahora lo seguiremos sintiendo de esa forma, hasta que Marte inicie directo el 27 de agosto-. Esta semana es ideal para comenzar a tomar contacto con ese proceso cotidiano tan necesario para construir. Muchas veces luego de tantos disturbios, tantos sucesos y cambios, quedamos agotados y con la sensación de que no vamos a poder con lo que viene. Es por eso que es ahora el momento para tranquilizarnos, reencontrarnos, perdonarnos y tenernos paciencia para poder darnos cuenta dónde se alojan nuestras inseguridades. Esta semana empieza a configurarse un gran trino de tierra, compuesto por el Sol en Virgo, Saturno en Capricornio y Urano en Tauro . Este Gran Trino se perfeccionará los días 24, 25 y 26 de agosto. La figura de  Gran Trino es una fuerte energía de manifestación de talento y como se forma en signos de Tierra, nos conecta con la materialidad y la factibilidad de nuestros procesos creativos.  Por eso es importante que tengamos en cuenta qué es lo que queremos hacer y sobre todo con qué herramientas, recursos  y elementos contamos para ello. Como el Sol entra en Virgo el 23 de agosto, tenemos la posibilidad concreta de trabajar, organizarnos y elegir cuáles son las acciones que debemos llevar adelante, y sobre todo de disponer de dedicación y tiempo. Esto es importante porque como conjuntamente a este gran Trino, Júpiter y Neptuno también hacen su trabajo. Cuando estos dos planetas se conectan el canto de las sirenas se hace sentir. Y al igual que los compañeros de Ulises podemos quedar atrapados bajo el encanto de lo irreal  y aquello que en un momento era posible con el trabajo sostenido, los objetivos claros y la dedicación y constancia necesarios, disuelto en lo ilusorio de lo profético de un salvador. El amor está presente esta semana, pero tengamos nuestros recaudos porque cuando Venus se cuadra con Plutón la valoración está en juego y con ello las disputas. A nivel económico no es una semana fácil, y hay que manejarse con cuidado. La pulsión por imponer nuestro orgullo nos distrae de lo importante. Es por es que lo mejor es  concentrar  la energía en nuevos proyectos y nuevas formas de manifestar lo que emergió luego de dos años de re encuentro con nuestro ser, porque lo que viene es empezar a cuidar lo que ya sabemos que necesitamos y a trabajar para conseguirlo sostenerlo Pero para esto falta un poquito pero no quiere decir que ya tenemos que estar dispuestos Akwid tenemos que estar dispuestos a cuidar de nosotros mismos de lo propio de lo que conseguimos porque si no somos nosotros quienes sabemos lo que necesitamos quedamos en el deseo de otro,  no sólo en el plano del amor, sino en el trabajo, la familia, amistades. Porque una vida vivida es una vida habitada.

Mariana   Mas info en post Instagram @zonas_humanas_astrologia

Anuncios

Apertura desde el Amor. Eclipse de Sol en Leo 11 de agosto. Evitar el Ego para despertar al Yo.

Leo es el signo del amor, de la creatividad, de lo que nos hace brillar. Es el domicilio del Yo-del Sol, es por eso que es a través del desarrollo de las cualidades de nuestro Yo/Sol es que logramos la plena identidad de lo que somos, porque crear es crearse. Cuando es el tiempo de la Luna Nueva en Leo es un impulso y una llamada a la necesidad intrínseca del ser humano a ser lo propio que se es. Este año el eclipse de 11 de agosto cierra una época iniciada en agosto 2016 y que como varias veces puse de manifiesto estuvo centrada en impulsarnos a crearnos desde la propia identidad, para dejar el camino libre una nueva apertura que está relacionada a equilibrar nuestro Yo/Sol con nuestra actividad cuando los Nodos dejen definitivamente su posición actual e ingresen en Cáncer y en Capricornio. El concepto de identidad encierra la noción de unidad, (de lo uno), que solo se alcanza en términos reales a través del amor, como fuerza de creación. A lo que llamamos comúnmente un acto creativo es simplemente un acto de amor, y todo este tiempo en que el Nodo Norte estuvo en Leo nos movilizó a aprender a amarnos y a identificarnos. Los aspectos que se dan con el Eclipse refuerzan lo aprendido en el trabajo de estos dos años. Vesta, el asteroide más brillante del cielo y que representa el cuidado de nuestra llama interior, desde Sagitario nos induce a encontrar el significado mas profundo de la vida, manteniéndonos centrados e introvertidos acompañando la labor del conocimiento emocional que Júpiter desde Escorpio y que luego de su retrogradación, nos hace fuertes desde la vulnerabilidad, porque solo conociendo nuestras debilidades podemos surgir plenos y desechar aquello que cumplió su ciclo para comprometernos de lleno con nuestro propio desarrollo y posibilidades que marca la presencia de Juno en oposición desde Tauro. Las oposiciones son enfrentamientos que inducen al desarrollo en la medida en que estemos dispuestos a traspasarlos y no quedarnos atrapados. A este Eclipse podríamos denominarlo “Una gran apertura desde el amor”. porque esa apertura hacia nuestras metas requerirá toda la atención para sostenernos en el realismo y requerirá sobre todo un gran aporte de valor y amor personal apartando y evitando el Ego para despertar al Yo. El Sol, la Luna, Mercurio, Palas y el Nodo Norte en Leo es un claro llamado a evitar exaltaciones y exageraciones. Este inicio requiere moderación y conciencia para centrarnos en los objetivos fijados  desprendiéndonos de nuestras cadenas que no son más que la forma que adquiere el miedo a no ser aceptados. Con el ingreso de Lilith en Acuario el mismo día del Eclipse, la tensión sobre el Nodo Sur (apegos a formas del pasado)se hace más intensa. Lilith es nuestra propia sombra, que desde Acuario el sentimiento de potencia de hacer y de generar, y que cuando se encuentra impotente, o prisionera concentra mucha energía generando un profundo aislamiento y de auto agresión al estar unida a Marte retrógrado. El papel de Venus desde Libra y Saturno en Capricornio será de mucha importancia para planificar con otros, parejas o socios en forma ordenada y sobre lo posible desde los límites y preservación de la individualidad desde la estabilidad de nuestro sentimiento para que a partir del 19 de agosto todo comience lentamente a ponerse en movimiento.

Links recomendados : Lilith

Eclipse por Signos visitar Instagram @zonas_humanas_astrologia

Mariana

 

Saber dónde estamos para dirigirnos hacia lo que somos. Semana previa al eclipse Sol en Leo del 11 de Agosto

Cuando de ocho planetas seis de ellos Quirón se encuentran retrógrados cuando estamos en la semana del último Eclipse con Nodo Norte en Leo (11 de agosto) no hay dudas de que estamos viviendo un momento que no es de los más habituales pero que justamente y por esa razón es un momento de reflexión que abre un espacio que nos permite ver más allá de lo que estamos acostumbrados o que nos permitimos ver. Los primeros 15 días de agosto son para estar en reflexión e introspección y en lo posible no tomar decisiones desde la impaciencia o la intolerancia o que no tengan retorno. Tantos planetas retrógrados es indicador de re-direccionamiento directo sobre la vida, porque estamos en un reseteo emocional que nos coloca en el umbral del conocimiento de que no solo las cosas que pasan están relacionadas con ese entramado mayor que habitamos y en el que nos movemos, sino que lo que sucede y nos sucede está íntimamente relacionadas con cómo interactuamos en él. Evaluar que es lo que estamos construyendo (Saturno retrógrado en Capricornio), qué tenemos que transformar (Plutón retrógrado en Capricornio). Cómo hacerlo de una forma distinta a la que estamos acostumbrados (Marte retrógrado en Acuario). Dónde nos quedamos engañados en ilusiones (Neptuno retrógrado en Piscis).  Cómo asimilamos los cambios (Urano retrógrado en Tauro). Cómo  lo comunicamos (Mercurio retrógrado en Leo) y por último qué nos impide llevarlo a cabo (Quirón retrógrado en Aries). Que surgen dudas, seguro. Que tenemos incertidumbre, miedo de equivocarnos, desasosiego, cansancio, sin lugar a dudas. Pero aunque puede ser difícil siempre es mejor conectarnos en forma armoniosa y sana con nuestra valoración, porque es desde allí desde donde somos capaces de construir. Retomar el rumbo acorde a nuestra naturaleza, dar pasos en lo desconocido, nos tensiona.  La ansiedad puede aparecer en diversas formas en estos días, pero es importante comprender que cada decisión y cada paso que estamos dando tienen que estar guiados por el sostenimiento de objetivos que estén basados en la rotura de condicionantes.  Pensar y estar dispuestos a saber sobre qué es lo que tenemos que cambiar estará muy activo en esta primer quincena de Agosto,  y la clave sobre este punto está en saber dónde está ubicado Tauro (valoración, recursos, perseverancia, gozo) en nuestra Carta.  Como todavía estamos en caminos turbulentos es importante guiarnos con la ayuda de Palas (diosa de la sabiduría) que desde Acuario este 8 de agosto hace conjunción exacta con Mercurio y Urano (descubrir, comprender) algunos acontecimientos que tuvieron su desarrollo desde Mayo y con más fuerza en el eclipse del 27 de Julio  Por otra parte si bien la cuadratura entre Marte y Urano todavía está vigente, la presencia de Venus desde Libra la suaviza, porque Venus nos contacta con lo que deseamos y nos da el equilibrio para asumirlo. Como Venus es uno de los dos planetas que se encuentran directos, nos hace vuelver la mirada y el sentir hacia las relaciones, pero sobre el sentido con lo cual las estaremos valuando en su justo valor. Cuando Venus hizo su ingreso en Libra el 6 de Agosto, se encontró con la oposición a Quirón en Aries (toda la semana), lo que nos enfrenta a realmente discernir (Mercurio Rx en Leo) por qué estamos, sostenemos y queremos estar con otros en relación y qué es lo que estamos intentando sanar y rescatar de nosotros en ellas, o de qué queremos evadirnos y como contra parte de este planteo, qué lugar le otorgamos y nos otorgan en ellas. Semana del 6 al 10 de Agosto, es una semana que nos prepara para los inicios que marcará el Eclipse del 11 de Agosto y que tendrá su repercusión a mediados de Enero de 2019. Aunque estos días se sumen a las tensiones, novedades, situaciones y vivencias que recorrimos desde Mayo es una semana de mucho aprendizaje interno, porque nos da la posibilidad de replegarnos para comprender los cambios que debemos hacer para que lo que iniciemos sea duradero y que esté en consonancia con nuestros anhelos. Ser pacientes con las demoras, ser paciente con las reacciones y tratar de actuar desde la acción y no la reacción es lo que nos trae al equilibrio. Estamos caminando en arenas movedizas y los bastones en que antes nos apoyábamos ya no están. No construyamos otros bastones, sino un camino firme para continuar junto a otros.

Link reomendado: Emociones y estabilidad estarán a prueba

Buena Semana, Mariana