Empezamos a despertar a lo nuevo. Semana para reorganizar. 20 al 26 agosto.

Haciendo una rápida mirada sobre los últimos tres meses podemos darnos cuenta de que no solo estamos necesitando un espacio de asimilación emocional sino, y más que nunca, asegurarnos que lo único estable que tenemos es la seguridad de nuestra capacidad de transformación. Cuando las estructuras reales o proyectadas fueron cayendo una a una, lo único que queda en pié es nuestra capacidad de transformarnos. Esa transformación es el poder discernir entre lo que encontramos cuando miramos la realidad  tal cual se presenta ante nosotros y aquella que desde nuestra intencionalidad encontramos y configuramos. Ahora que Mercurio inició su ciclo directo y luego de haber sido protagonista del eclipse del 11 de agosto,  despertamos a una nueva forma de comprender cómo lo no resuelto se manifiesta como límite -por ahora lo seguiremos sintiendo de esa forma, hasta que Marte inicie directo el 27 de agosto-. Esta semana es ideal para comenzar a tomar contacto con ese proceso cotidiano tan necesario para construir. Muchas veces luego de tantos disturbios, tantos sucesos y cambios, quedamos agotados y con la sensación de que no vamos a poder con lo que viene. Es por eso que es ahora el momento para tranquilizarnos, reencontrarnos, perdonarnos y tenernos paciencia para poder darnos cuenta dónde se alojan nuestras inseguridades. Esta semana empieza a configurarse un gran trino de tierra, compuesto por el Sol en Virgo, Saturno en Capricornio y Urano en Tauro . Este Gran Trino se perfeccionará los días 24, 25 y 26 de agosto. La figura de  Gran Trino es una fuerte energía de manifestación de talento y como se forma en signos de Tierra, nos conecta con la materialidad y la factibilidad de nuestros procesos creativos.  Por eso es importante que tengamos en cuenta qué es lo que queremos hacer y sobre todo con qué herramientas, recursos  y elementos contamos para ello. Como el Sol entra en Virgo el 23 de agosto, tenemos la posibilidad concreta de trabajar, organizarnos y elegir cuáles son las acciones que debemos llevar adelante, y sobre todo de disponer de dedicación y tiempo. Esto es importante porque como conjuntamente a este gran Trino, Júpiter y Neptuno también hacen su trabajo. Cuando estos dos planetas se conectan el canto de las sirenas se hace sentir. Y al igual que los compañeros de Ulises podemos quedar atrapados bajo el encanto de lo irreal  y aquello que en un momento era posible con el trabajo sostenido, los objetivos claros y la dedicación y constancia necesarios, disuelto en lo ilusorio de lo profético de un salvador. El amor está presente esta semana, pero tengamos nuestros recaudos porque cuando Venus se cuadra con Plutón la valoración está en juego y con ello las disputas. A nivel económico no es una semana fácil, y hay que manejarse con cuidado. La pulsión por imponer nuestro orgullo nos distrae de lo importante. Es por es que lo mejor es  concentrar  la energía en nuevos proyectos y nuevas formas de manifestar lo que emergió luego de dos años de re encuentro con nuestro ser, porque lo que viene es empezar a cuidar lo que ya sabemos que necesitamos y a trabajar para conseguirlo sostenerlo Pero para esto falta un poquito pero no quiere decir que ya tenemos que estar dispuestos Akwid tenemos que estar dispuestos a cuidar de nosotros mismos de lo propio de lo que conseguimos porque si no somos nosotros quienes sabemos lo que necesitamos quedamos en el deseo de otro,  no sólo en el plano del amor, sino en el trabajo, la familia, amistades. Porque una vida vivida es una vida habitada.

Mariana   Mas info en post Instagram @zonas_humanas_astrologia

Anuncios

Saber dónde estamos para dirigirnos hacia lo que somos. Semana previa al eclipse Sol en Leo del 11 de Agosto

Cuando de ocho planetas seis de ellos Quirón se encuentran retrógrados cuando estamos en la semana del último Eclipse con Nodo Norte en Leo (11 de agosto) no hay dudas de que estamos viviendo un momento que no es de los más habituales pero que justamente y por esa razón es un momento de reflexión que abre un espacio que nos permite ver más allá de lo que estamos acostumbrados o que nos permitimos ver. Los primeros 15 días de agosto son para estar en reflexión e introspección y en lo posible no tomar decisiones desde la impaciencia o la intolerancia o que no tengan retorno. Tantos planetas retrógrados es indicador de re-direccionamiento directo sobre la vida, porque estamos en un reseteo emocional que nos coloca en el umbral del conocimiento de que no solo las cosas que pasan están relacionadas con ese entramado mayor que habitamos y en el que nos movemos, sino que lo que sucede y nos sucede está íntimamente relacionadas con cómo interactuamos en él. Evaluar que es lo que estamos construyendo (Saturno retrógrado en Capricornio), qué tenemos que transformar (Plutón retrógrado en Capricornio). Cómo hacerlo de una forma distinta a la que estamos acostumbrados (Marte retrógrado en Acuario). Dónde nos quedamos engañados en ilusiones (Neptuno retrógrado en Piscis).  Cómo asimilamos los cambios (Urano retrógrado en Tauro). Cómo  lo comunicamos (Mercurio retrógrado en Leo) y por último qué nos impide llevarlo a cabo (Quirón retrógrado en Aries). Que surgen dudas, seguro. Que tenemos incertidumbre, miedo de equivocarnos, desasosiego, cansancio, sin lugar a dudas. Pero aunque puede ser difícil siempre es mejor conectarnos en forma armoniosa y sana con nuestra valoración, porque es desde allí desde donde somos capaces de construir. Retomar el rumbo acorde a nuestra naturaleza, dar pasos en lo desconocido, nos tensiona.  La ansiedad puede aparecer en diversas formas en estos días, pero es importante comprender que cada decisión y cada paso que estamos dando tienen que estar guiados por el sostenimiento de objetivos que estén basados en la rotura de condicionantes.  Pensar y estar dispuestos a saber sobre qué es lo que tenemos que cambiar estará muy activo en esta primer quincena de Agosto,  y la clave sobre este punto está en saber dónde está ubicado Tauro (valoración, recursos, perseverancia, gozo) en nuestra Carta.  Como todavía estamos en caminos turbulentos es importante guiarnos con la ayuda de Palas (diosa de la sabiduría) que desde Acuario este 8 de agosto hace conjunción exacta con Mercurio y Urano (descubrir, comprender) algunos acontecimientos que tuvieron su desarrollo desde Mayo y con más fuerza en el eclipse del 27 de Julio  Por otra parte si bien la cuadratura entre Marte y Urano todavía está vigente, la presencia de Venus desde Libra la suaviza, porque Venus nos contacta con lo que deseamos y nos da el equilibrio para asumirlo. Como Venus es uno de los dos planetas que se encuentran directos, nos hace vuelver la mirada y el sentir hacia las relaciones, pero sobre el sentido con lo cual las estaremos valuando en su justo valor. Cuando Venus hizo su ingreso en Libra el 6 de Agosto, se encontró con la oposición a Quirón en Aries (toda la semana), lo que nos enfrenta a realmente discernir (Mercurio Rx en Leo) por qué estamos, sostenemos y queremos estar con otros en relación y qué es lo que estamos intentando sanar y rescatar de nosotros en ellas, o de qué queremos evadirnos y como contra parte de este planteo, qué lugar le otorgamos y nos otorgan en ellas. Semana del 6 al 10 de Agosto, es una semana que nos prepara para los inicios que marcará el Eclipse del 11 de Agosto y que tendrá su repercusión a mediados de Enero de 2019. Aunque estos días se sumen a las tensiones, novedades, situaciones y vivencias que recorrimos desde Mayo es una semana de mucho aprendizaje interno, porque nos da la posibilidad de replegarnos para comprender los cambios que debemos hacer para que lo que iniciemos sea duradero y que esté en consonancia con nuestros anhelos. Ser pacientes con las demoras, ser paciente con las reacciones y tratar de actuar desde la acción y no la reacción es lo que nos trae al equilibrio. Estamos caminando en arenas movedizas y los bastones en que antes nos apoyábamos ya no están. No construyamos otros bastones, sino un camino firme para continuar junto a otros.

Link reomendado: Emociones y estabilidad estarán a prueba

Buena Semana, Mariana

Claridad para sostener los cambios – Semana del 29 de Julio al 4 de Agosto

Estos meses no tenemos respiro. Desde mediados de Mayo, nada queda como estaba. Esto no significa que todo lo que sucede sea malo o bueno, es un mix no sólo interesante sino estresante, que implica y requiere un gran caudal de aceptación y de madurez emocional para no desestabilizarnos a niveles dramáticos. Sólo si aceptamos somos capaces de modificar. Repasando un poco, si la semana del 14 al 20 de Mayo tuvo su cuota de tensión y de imprevistos (1ra. Cuadratura de Marte directo con Urano), imaginemos las dos semanas que van del 29 de Julio al  12 de Agosto. Cuando vuelven a encontrarse estos dos planetas de imprevistos, agresividad, fuego, luchas, rebeldía) Muchos cambios que se aceleran pero que todavía no tienen claridad en cómo manifestarse o hacerse concretas. Si nos enloquecemos o pretendemos que las cosas sucedan tal como en algún momento lo planeamos, los sentimientos de ira y de cólera pueden afectar fuertemente nuestro sistema nervioso y nuestras relaciones. Sobre todo a partir del 6 de agosto cuando Lilith ingrese en Acuario, porque las características que asume Lilith en ese signo son de miedo  y reacción ante el poder ejercido como coacción de la libertad y de la pugna de voluntades y los temas legales estarán en primer plano para tratar de armonizar (Venus en Libra). Durante el periodo en que Marte continúe en Acuario formando cuadraturas con Urano (hasta finales de septiembre), la tensión no solo entre personas sino en lo social (Acuario son las organizaciones sociales) adquiere características de muy alto voltaje y de luchas ideológicas. Los días de mayor tensión de esta semana serán los días en que la Luna en su paso por Tauro active la tensión marcada por el último eclipse del 27 de Julio, los días viernes 3 y sábado 4 cuando se forma la fase de Luna Menguante que dará el inicio de la aproximación al eclipse del 11 de agosto (último de esta serie). Un aspecto interesante para tener en cuenta en estos días es que Mercurio que está retrógrado y que los eclipses que han sacudido profundamente para transformar y acelerar procesos, nos permite fijar nuestra vista y atención sobre cómo hacer para constituirnos en nuestros propios observadores de las experiencias que estamos viviendo en estos días y conjuntamente a ello tomar medidas que se dirijan con nuestro propósitos más sinceros e internos. Este desafío que viene de la mano de Mercurio/Venus, está ligado a discriminar y comprender rotundamente que las diferencias de criterios que puedan ponerse en juego en estos días no provienen del desamor, sino de la imposibilidad de poder salir de las posiciones fijas que podemos aún seguir sosteniendo. Así es que es un buen momento (aunque tenso), para saber si podemos aún desde nuestro dolor más profundo,  reconocemos y saber si podemos ser claros y con la fortaleza necesaria para sostener nuestras elecciones manteniéndonos suaves y flexibles actuando desde el amor. La respuesta a este interrogante podremos experimentarlo cerca del día 18 de agosto, para evitar que para mediados de octubre entremos en conflictos muy intensos relacionado a las relaciones y podamos comunicarn en forma clara y evitar caer en idealizaciones producidas por nuestras imágenes mentales proyectadas en el otro. Comienza una semana muy movida, para lo cual tenemos que integrar el desapego con la acción dirigida, aceptando que lo mismo a que estábamos acostumbrados ya no forma parte de nuestras vidas.

Mariana

 

Julio, emociones y estabilidad estarán a prueba.

Mes de encontrar y dejarnos llevar por la experiencia. Los procesos mentales abstractos ya no pertenecen a esta temporada. La búsqueda de solidez, estabilidad, compromisos creados desde experimentar y sentir la realidad.  ¿Qué valor somos capaces de otorgarle a lo que sentimos? Julio va a ser un mes en el que los dos eclipses del 12 y 27 de Julio van a sacar a la luz la potencia contenida de las frustraciones tanto emocionales como económicas. Va quedando poco espacio para legitimaciones que pretendan sostenerse en acuerdos o convenios que no acompañen la realidad tal como se presenta y que no contemplen las consecuencias que las decisiones puedan tener. Las negociaciones no van a ser sencillas porque este año las retrogradaciones de Mercurio serán en los signos de fuego. Desde el 29 de Junio Mercurio se encuentra en Leo, desde allí buscamos expresarnos, comunicarnos pero sobre todo pensamos y nos interrelacionamos  desde la autenticidad. Cuando se encuentra retrógrado esta comunicación se desarrolla desde el orgullo y la arrogancia de pensar que la forma de comprender y de analizar los hechos  que tenemos es única y verdadera. El periodo desde el 26 de Julio hasta el 18 de Agosto tendremos que extremar los cuidados de cómo nos expresamos e intentar no comprender desde la arrogancia y el egoísmo, porque en términos amplios los temas y los acuerdos a los que arribemos desde el 7 de Julio hasta el 26 de Julio serán revisados y cuestionados. Si sostenemos posturas muy cerradas sin poder ampliar nuestro horizonte de comprensión estaremos sometidos a constantes choques de egos, muy lejos de la posibilidad de llegar a acuerdos y de disfrutar de la maravilla de repensarnos y de recrearnos desde el compromiso real y concreto del amor. Para subirnos a la ola emocional que traerán los eclipses, será muy importante tomar en cuenta y estar conscientes sobre lo que estamos dispuestos a entregarnos y brindarnos a través de nuevas formas de compromiso que respeten las identidades e independencia (Urano trígono Ceres desde el 1 hasta el 15 de Julio). Existe una fuerte tendencia a enfrentamiento y ruptura con la autoridad cuando ésta se comporta en forma restrictiva y egoísta. La fuerte energía de Marte retrógrado en Acuario en tensión con Urano y con Mercurio podemos estar sometidos a disputas y sentirnos o ser agredidos en nuestra individualidad. Descalificar es una de las maneras de querer sostener jerarquías que ya no tienen sustento por sí mismas. Pero siempre existen balances y puntos en los cuales apoyarnos y en este mes el trígono en el elemento tierra (Saturno en Capricornio/ Urano en Tauro/ Ceres y Venus en Virgo) estará marcando la posibilidad de resguardarnos en lo concreto, en nuestro trabajo, en nuestra capacidad de brindarnos la estabilidad a través de la constancia y sobre todo sosteniendo y cultivando la templanza. Plutón se hará sentir en este mes de Julio, y cuando Plutón toma protagonismo la transformación y la eliminación de lo que ya no está vigente es de raíz. Siempre es mejor acompañar estos procesos.

Mariana

Segunda semana de Abril. Encontrarnos desde la aceptación de la calma y desde la emoción de la sensualidad de la vida. Senda de Venus en Tauro. Valorar nuestras heridas.

La última semana de Mercurio retrógrado nos permite una última reflexión sobre lo que permanecerá activo a partir del 15 de abril (momento de la Luna Nueva en Aries). La semana pasada fuimos partícipes de la posibilidad de encontrarnos con la disponibilidad interna de accionar sobre lo que buscamos, sobre lo que nos hace vibrar desde la enorme calma que significa saber y estar centrados en vivir nuestros deseos. Hago mención a la “posibilidad”, porque estos momentos son de enfrentamiento con nuestra propia sombra, y  cómo lidiamos con nuedtras propias heridas,  que es lo que nos impide cambiar la dirección de nuestro accionar emocional. La generosidad que provee Venus en Tauro es la “llave” que abre las puertas internas de nuestra riqueza y la de los otros; pero Venus en Tauro también puede presentarse en su versión obsesiva, de querer sostener y mantener lo que aparentemente nos da seguridad y protección. Esta semana que inicia el 8 de abril será una semana para apropiarnos definitivamente de esa “llave”, más allá de lo que suceda externamente. Las puertas que nos animamos a abrir fueron las de la acción desde el amor y la valoración, y esa llave es propia. Una puerta abierta trae un sin fin de posibilidades y será Mercurio en sus últimos días retrógrado, quien nos pondrá en contacto con nuevas herramientas (Palas en Géminis) para poder comunicarnos desde esta nueva comprensión de nuestras necesidades, que hemos  estado comprendiendo desde la libertad interna que estamos pudiendo dar y darnos, y que tendrán total resplandor a partir del 17/18 de Abril. Saber que somos merecedores nos lleva a apreciar los vínculos,  y la excelente posición de Venus con Marte nos dará el entorno adecuado para poder disfrutar desde la totalidad del encuentro en armonía y dibre todo desde la franqueza de querer construir hacia metas claras con un manto de romanticismo interesante. No nos quedaremos en relaciones ni en trabajos ni en proyectos que no tengan una proyección igual a la que buscamos. Tenemos que estar muy dispuestos a equilibrar los deseos propios con los de los otros, porque solo aquellos que vibren en una misma frecuencia serán los que luego de finalizada la semana del 22 de abril tendrán posibilidades de continuar. Recordemos que estamos inmersos en un clima de una realidad extrema y lo fascinante de este tensionante estado es que tenemos la excelente oportunidad de comprender  que lo real somos nosotros, con nuestra acción. Que  si nos conservamos en la superficie de lo que somos nos estancamos, nos desilusionamos. Saber y conocer nuestra realidad, enfrentarnos fuertemente con el sabernos merecedores de amor y valor, es la mágica llave que nos transporta, dejando atrás a través del movimiento la tensa pasividad angustiante. El saber de nuestra posibilidad es abandonar un estado de letargo que nos inmoviliza. Esta semana es la última para tomar contacto con estos principios. Las cosas están cambiando y no podemos seguir accionando desde los mismos lugares. Venus en Tauro es el prólogo de Mayo, mes en que comienza la posibilidad de materialización de los cambios de Marzo y Abril. Pero estemos seguros que serán desde otra forma, concel ingreso de Urano en Tauro hasta 2026. Hagámonos amigos de nuestras heridas y transformémoslas en creaciones.

Link: Cómo se presenta 2018, una nueva melodía.

Mariana, Buena semana

Empezando a aclarar y a re-escribir uniendo sombra y luz. En las puertas de Quirón.

Luego de las tensiones de los días 1 y 2 de abril, podemos quizás comenzar a entender como se presenta este mes de Abril. Mes con muchas tensiones que requerirán que estemos (en lo posible) centrados. Un estado de excitación y nerviosismo  (Urano en el ante último grado de su estadía en Aries – desde 2011-) y la influencia de Mercurio en aspecto tenso con la unión de Saturno y Marte. Aprovechando esta última etapa de la retrogradación de Mercurio (Link), la pregunta sería: Qué es lo que me detiene para expresar lo que de verdad somos. Por qué si hay una limitación que queramos justificar en el afuera, siempre la tensión va a incrementarse. Introspección, unirse y fundirse con el deseo más profundo es la forma en que dirigimos en manera directa la cantidad de energía disponible que existe en este momento. Ser enteramente conscientes de que la real limitación es interna es unir nuestra sombra con nuestro caudal de luz. La sombra, en general siempre se encuentra representada como algo largo e inmenso que nos acompaña/vigila desde atrás, quizás sean tiempos (ingreso de Quirón en Aries el 17 de Abril) de que empiece a acompañarnos a nuestro lado. Disfrutemos del potencial de Venus en Tauro, encontremos junto a ella aquello que nos mueve el deseo, y sobre todo la valoración interna de saber que podemos llevarlo adelante. Hace un tiempo que escribo sobre el cambio de escenario, a saber si estamos dispuestos a re-escribir nuestra vida (Link), no hace falta alejarse, destruir, sino re significar, poner en el lugar que corresponde a cada cosa, a cada persona y a cada circunstancia. En definitiva achicar la sombra. Unirnos a ella, amigarnos nos trae la satisfacción de estar con otro en libertad, y estar con nosotros en armonía. Estamos en medio de una tormenta y el límite entre seguir con los mismos registros o comenzar el tránsito tránsito de un camino auténtico, si nos alineamos con nuestra sombra.

Mariana