Marte en Capricornio y Mercurio Retrógrado. El límite es el límite de la conciencia.

Este 16 de Febrero Marte ingresa en Capricornio, el planeta de la acción en el signo de la materialización. y el 17 de Febrero Mercurio inicia Retrógrado en Piscis y con este movimiento del océano pisciano las emociones que estuvimos sosteniendo, y la sensación de disolución se hacen presentes junto a los pendientes de nuestras vidas. Vamos a estar en una combinación de fuerzas que aunque parezcan contradictorias se complementan. Que Marte esté en Capricornio no significa la materialización o efectivización, ni la resolución de todo lo que anhelamos, sino que va en dirección a concentrar y localizar esfuerzos y atención sobre nuestro desarrollo y nuestra evolución. Aunque los primeros días nos podamos sentir un poco perdidos porque no sabemos exactamente cuál sean las acciones a tomar, o porque no sepamos realmente qué es lo que auténticamente nos genera sentido en la vida. Recordemos que los efectos de Plutón Saturno aun están vigentes y que muchas de nuestras estructuras cayeron, aunque no hubiéramos estado de acuerdo con ellas, funcionaban como parte estructural de nuestra vida sea para distanciarnos o para sostenernos. En estos días puede estar apareciendo levemente un vacío de sentido muy profundo, que no está solamente vinculado con lo que logremos material o profesionalmente, sino que es interno y es la pregunta de ¿hacia dónde estamos yendo en nuestra vida? y ¿Cómo y con quién manifestamos nuestro amor y nuestros deseos?. Ahora es cuando vamos a poder disponer de las herramientas necesarias para ejercer las estrategias internas de concentración sobre lo significativo y sobre lo que genera una huella de futuro. Lo más interesante de la segunda quincena de Febrero con Marte en Capricornio es el encuentro a través de una cuadratura con Quirón que nos conecta con lo que podemos lograr si podemos dejar de luchar con nosotros y podemos conectarnos con la felicidad del proceso de crear nuestra vida, con lo bueno y con lo malo, con el amor y el desamor. Porque finalmente somos nosotros los que elegimos . De lo que tenemos que hacernos cargo es de nuestras elecciones, porque a partir de ellas diseñamos futuros.

Marte a lo largo de su paso por Capricornio se va a ir uniendo con el Nodo Sur, con Júpiter con Saturno y con Plutón y va a ir activando un proceso de reconstrucción concreto que serán las bases desde las cuales nos vamos a mover. En tanto con Mercurio retrógrado en Piscis hasta el 10 de Marzo, podemos darle forma y ponerle imágenes a lo que deseamos plasmar, porque Marte y Venus ahora estarán negociando entre lo que queremos y lo que tenemos que realmente podemos hacer si modificamos y transformamos ciertos comportamientos y representaciones de la realidad que nos mantienen sumergidos en el terror y angustia del sinsentido en el que finalmente se esconde nuestra percepción de incapacidad. El límite son los límites de nuestra conciencia y ahora es el tiempo de ampliarla y reconfigurarla. Link Quirón en Aries, comenzando a re escribirnos.

Mariana

Con el Cuarto Creciente en Géminis damos cierre al Año. Tensiones, confusiones y engaños.

Muchos cambios salieron a la luz a partir del 5 de Marzo cuando se formó la Luna Nueva en Piscis seguida el 6 de Marzo por el ingreso de de Urano en Tauro. Tenemos que recordar que estamos viviendo el acercamiento de Plutón con Saturno, quienes marcan el final de un ciclo de 30 años incrementado por la unión con el Nodo Sur todo este proceso en el signo de Capricornio (instituciones, gobiernos y estructuras dominantes). A este escenario se le suma la Cuadratura entre Neptuno y Júpiter marcando fuertemente los engaños, los manejos ocultos y la distorsión sobre la realidad. Con Mercurio retrógrado en Piscis nuestra racionalidad se ve fuertemente afectada, nos sentimos agobiados, y nuestros pensamientos se manifiestan desde la sensibilidad, esto lo sienten con mayor fuerza los signos mutables (Piscis, Virgo, Sagitario y Géminis de Sol y Ascendente). Este Cuarto Creciente nos lleva a re-evaluar dónde dirigiremos nuestra energía, nuestro tiempo y nuestras emociones en el año astrológico que inicia el 20 de Marzo con el ingreso del Sol en Aries formando una Luna Llena. Esta última semana que inicia hoy 14 de Marzo, será una semana muy tensionante, porque más allá de que los cierres son agónicos, a éste se le suma la pesadez de que nos sentimos desencantados, rodeados de incertidumbres. Sostenerse en ese estado es desgastante. Las cuadraturas formadas por Sol/Neptuno/Mercurio Retro en Piscis con la Luna en Géminis, y con Júpiter en Sagitario, nos lleva a actuar ante las situaciones que están pendientes, a las carencias, a las mentiras detrás de las que el mundo se nos presenta. Nos cuesta sentirnos pertenecientes a algo, y corremos el riesgo de transformarnos en nuestros propios enemigos. Piscis corresponde a la Casa 12 que en astrología antigua era considerada la casa de los Enemigos Ocultos, actualmente interpretada como el inconsciente.

Es un buen momento para un stop, y de ser lo más objetivos posibles y estar atentos a lo que está saliendo a la luz, poner en orden pendientes, darnos un espacio de conexión para permitir que con la unión de Mercurio con el Sol el 15 de Marzo podamos darnos cuenta de lo que tenemos que finalizar para un nuevo comienzo el 20 de Marzo, aunque quizás estemos muy polarizados entre lo que deseamos y nuestra capacidad de acción por la cuadratura de Venus en Acuario busca, quiere y desea cosas distintas para nuestra con Marte. en Tauro a quien muchas veces le cuesta cambiar la forma en que se maneja, pero esto se está terminando con el ingreso de Aries en Tauro. Muchos cambios, mucha inestabilidad y mucha energía de finales.

Links: Júpiter tiene dos Caras Luna Nueva en Piscis Mercurio Retrógrado en Piscis

Les deseo a todos una semana en la cual podamos re encontrarnos para comenzar a transitar una nueva realidad. Mariana

Mercurio en Piscis- Sinapsis hacia la interioridad y su periodo retrógrado del 5 de marzo 2019

Mercurio rige las funciones, conexiones y comunicación neuronal que posibilita el contacto con el exterior, la comprensión, el aprendizaje. Cuando se encuentra en Piscis, signo que nos conecta con la zonas más profunda del inconsciente, el proceso neuronal de envío de información (sinapsis) se encuentra influenciado por la energía de agua. Dirigiendo la atención hacia la emoción, los recuerdos, la memoria. Un proceso de aislamiento y de introspección nos dificulta el pensar dirigido hacia el exterior y hacia el mundo. Podemos percibir que la vida cotidiana se hace pesada e insostenible, porque en realidad requiere de toda nuestra atención, que en estos momentos se encuentra desviada hacia nuestra interioridad. Mercurio estará en Piscis hasta el 18 de abril. Esto no quiere decir que hasta ese momento estaremos sintiendo la pesadez, la falta de atención y las dificultades para el pensamiento práctico. Pero sí que estamos haciendo un proceso de re conexión y de eliminación emocional que será más fuerte a partir del 5 de marzo. Esta semana Mercurio hace buena conexión con Venus que contrarresta la cuadratura con Júpiter que nos puede traer errores al apresurarnos en emitir juicios y al recibir información. Es muy importante estar atentos a estabilizar la emoción y evaluar la realidad de nuestras relaciones, desde dónde nos estamos relacionando y hasta dónde nos estamos adecuando y hasta dónde valorándonos, para no traicionarnos a nosotros mismos. 

El 5 de marzo Mercurio comienza su retrogradación luego de la unión con Quirón recién ingresado en Aries. Es como si regresara a buscar en nuestro interior aquello que nos mantiene retenidos y nos imposibilita nuestra acción. Pero como en ese mismo momento Mercurio y Quirón hacen un sextil a Venus en Acuario, para darnos la posibilidad de definirnos en libertad. Porque Venus es la representación de nuestra definición sobre lo que nos gusta, de nuestro deseo, de nuestra propia belleza y valor interno. Todo este movimiento va a estar condicionado por el ingreso de Urano en Tauro, con lo cual finalizada la retrogradación de Mercurio tendremos que tomar decisiones importantes por nuestra estabilidad y libertad. El 14 de marzo de une con el Sol y es un buen omento para revisar nuestras ideas para no quedarnos encerrados en nuestro pensamiento, sino utilizarlo para tomar contacto con nuestro potencial creativo. Es un día a tener en cuenta y no precipitarnos en nuestros juicios, porque al día siguiente se cuadra con Júpiter y podemos ser víctimas del engaño de nuestras propias palabras. Es preferible esperar hasta el 11 de abril para tomar resoluciones de importancia cuando vuelvan a encontrarse. Del 20 al 25 de marzo es un excelente día para rever el compromiso con nuestras metas y objetivos para modificar lo que sea necesario referido a nuestros ideales. El 28 de marzo Mercurio finaliza la retrogradación y Venus ya estará acompañándolo en Piscis, la manifestación del amor de Venus. Al retomar su camino directo irá conectando otra vez con Saturno, Plutón, y Júpiter para ahora sí estar más claros y despejados. Si estamos confundidos en lo que somos, no podemos accionar sobre lo que deseamos.

Mariana

Replegarse en la emoción despliega las verdades del corazón. Semana 18 a 25 de junio

Cuando podemos transformar la emoción en fuente de comprensión interna, estamos permitiendo un alto grado de sinceridad sobre nuestras acciones y abandonando una vivencia de tragedia y de angustia que inmoviliza y nos silencia. Tuvimos dos días importantes en que tuvimos la posibilidad de haber tomado contacto sobre cómo vivimos la emoción. El jueves 14 y viernes 15 luego de la Luna Nueva en Géminis “tiempo de Reset” con Marte conjunción Nodo Sur, fue cuando Venus apenas ingresada en Leo, se contactó con Quirón quien desde no hace mucho está ubicado en Aries (Link Quirón en Aries, Vernos permite actuar y estar). Esta relación de influencias permitió (a cada uno en distintas áreas de su vida) accionar sobre un cambio de posición sobre la angustia y la emoción.  Venus en Leo es un hermoso momento para despertar al amor. El amor que expresa Venus cuando se encuentra en Leo es de reconocer las relaciones de amor tal como nosotros somos capaces de amar. Es una Venus que necesita expresar la profundidad, calidez y la creatividad del amor verdadero. En caso de no puede concretarlo o existe un intento de camuflar sus deseos reprimiéndolos estamos limitando el flujo de la vida, cayendo en frustraciones y desequilibrios emocionales.  Es así que esta semana que inicia será una semana en la cual tendremos la enorme posibilidad de replegarnos (Neptuno retrógrado en Piscis trino a Júpiter retrógrado en Escorpio) sobre nuestra emoción, encontrar sosiego perdonándonos y personando, para sincerarnos respecto a lo que es el amor. Comunicarnos desde la emoción positiva nos llevará a construir lo que buscamos. Neptuno Retrógrado nos hará presente nuestros engaños y los de los otros. Esto no implica que estemos exentos de desilusiones, pero ¿qué mejor que enfrentarnos a esa sensación para empezar a construir desde la profilaxis emocional?. Venus y Marte estarán en oposición, las relaciones se verán afectadas para tener la posibilidad de ser re fundadas en la verdad y sinceridad. El 21 Venus se unirá al Nodo Norte contrapuesto a Marte unido al Nodo Sur, justo el día que el Sol entre en Cáncer (solsticio de invierno), marcando un momento de reconexión con lo que nos es cercano, con lo que nos hace sentir en casa. Con lo familiar. Urano seguirá muy activos desde Tauro, es el único planeta lento que se encuentra en marcha directa. Saturno, Plutón, Júpiter y ahora Neptuno están retrógrados, queramos o no estamos en procesos de revisión, de introspección. Démonos el tiempo interno para conectar, re-conectar y limpiar las emociones que por estar bloqueadas o no estar reconocidas quedan anquilosadas y se transforman en angustia vital.

Mariana

Segunda semana de Abril. Encontrarnos desde la aceptación de la calma y desde la emoción de la sensualidad de la vida. Senda de Venus en Tauro. Valorar nuestras heridas.

La última semana de Mercurio retrógrado nos permite una última reflexión sobre lo que permanecerá activo a partir del 15 de abril (momento de la Luna Nueva en Aries). La semana pasada fuimos partícipes de la posibilidad de encontrarnos con la disponibilidad interna de accionar sobre lo que buscamos, sobre lo que nos hace vibrar desde la enorme calma que significa saber y estar centrados en vivir nuestros deseos. Hago mención a la “posibilidad”, porque estos momentos son de enfrentamiento con nuestra propia sombra, y  cómo lidiamos con nuedtras propias heridas,  que es lo que nos impide cambiar la dirección de nuestro accionar emocional. La generosidad que provee Venus en Tauro es la “llave” que abre las puertas internas de nuestra riqueza y la de los otros; pero Venus en Tauro también puede presentarse en su versión obsesiva, de querer sostener y mantener lo que aparentemente nos da seguridad y protección. Esta semana que inicia el 8 de abril será una semana para apropiarnos definitivamente de esa “llave”, más allá de lo que suceda externamente. Las puertas que nos animamos a abrir fueron las de la acción desde el amor y la valoración, y esa llave es propia. Una puerta abierta trae un sin fin de posibilidades y será Mercurio en sus últimos días retrógrado, quien nos pondrá en contacto con nuevas herramientas (Palas en Géminis) para poder comunicarnos desde esta nueva comprensión de nuestras necesidades, que hemos  estado comprendiendo desde la libertad interna que estamos pudiendo dar y darnos, y que tendrán total resplandor a partir del 17/18 de Abril. Saber que somos merecedores nos lleva a apreciar los vínculos,  y la excelente posición de Venus con Marte nos dará el entorno adecuado para poder disfrutar desde la totalidad del encuentro en armonía y dibre todo desde la franqueza de querer construir hacia metas claras con un manto de romanticismo interesante. No nos quedaremos en relaciones ni en trabajos ni en proyectos que no tengan una proyección igual a la que buscamos. Tenemos que estar muy dispuestos a equilibrar los deseos propios con los de los otros, porque solo aquellos que vibren en una misma frecuencia serán los que luego de finalizada la semana del 22 de abril tendrán posibilidades de continuar. Recordemos que estamos inmersos en un clima de una realidad extrema y lo fascinante de este tensionante estado es que tenemos la excelente oportunidad de comprender  que lo real somos nosotros, con nuestra acción. Que  si nos conservamos en la superficie de lo que somos nos estancamos, nos desilusionamos. Saber y conocer nuestra realidad, enfrentarnos fuertemente con el sabernos merecedores de amor y valor, es la mágica llave que nos transporta, dejando atrás a través del movimiento la tensa pasividad angustiante. El saber de nuestra posibilidad es abandonar un estado de letargo que nos inmoviliza. Esta semana es la última para tomar contacto con estos principios. Las cosas están cambiando y no podemos seguir accionando desde los mismos lugares. Venus en Tauro es el prólogo de Mayo, mes en que comienza la posibilidad de materialización de los cambios de Marzo y Abril. Pero estemos seguros que serán desde otra forma, concel ingreso de Urano en Tauro hasta 2026. Hagámonos amigos de nuestras heridas y transformémoslas en creaciones.

Link: Cómo se presenta 2018, una nueva melodía.

Mariana, Buena semana

Amores, tensiones, placeres… descubrirlos. El amor es balance entre dependencia y liberad. Luna Llena en Libra- 31 de marzo

Estos días la sensación de aceleración y tensión nos impone un freno para aclarar nuestras emociones. Cansancio, agotamiento y una gran cantidad de energía que busca encontrar una vía de escape son síntomas de que hay una gran necesidad de definirnos y de ocuparnos de cada uno de nosotros. Cuando esto sucede, en general para calmar las aguas internas accionamos, tomamos decisiones y buscamos controlar la situación a través de encontrar definiciones y resoluciones que en este caso es muy probable que no nos acerquen al equilibrio. Porque el equilibrio a encontrar está en la suspensión de las acciones que tienen su origen en el impuldo irreflexivo. Tomemos estos próximos 15 días para evaluar nuestros procesos en relaciones porque encontraremos respuestas que nos guiaran en el periodo que viene. Saber qué es lo que ponemos en juego en ellas y qué parte de nosotros buscamos encontrar en el otro trae calma y sosiego. La dicotomía entre continuidad o desarrollo es una de las dinámica que se estarán dando en este tiempo.  Continuidad significa sostenernos en relación desde un lugar de necesidad y desarrollo es un vínculo que nos enriquece mutuamente, es relación en libertad. Con la intensidad de los últimos días,  un fuerte impulso destinado a aclara situaciones está saliendo a la luz en el desesperado intento de sostenernos en aquello en lo que continuamos por costumbre, por comodidad o por necesidad de ser amados, pero que en el fondo no nos permite desarrollarnos. No es tiempo aún de dar por cerradas, ni por ciertas muchas de las cosas que se dicen, ni las formas, ni los tonos, porque muchas cosas pendientes del pasado afloran. Es tan profunda la conexión queqpidemos sentir con lo que menos nos gusta de nosotros (Quirón trígono Júpiter retrógrado), que cuando se hace presente en la evaluación de nuestros vinculos nos molesta. Como ya no podemos seguir depositando ,proyectando, en el otro  lo molesto de nuestro interior (Urano / Eris-),  el dolor es inmenso y puede generar agresión y acciones reactivas, que terminan alejándonos del placer y del deseo. El encuentro, si es que hablamos de la Luna en Libra, será desde el sutil y hábil equilibrio que parte de nuestro interior (Venus en Tauro) en la permanencia del estar. El encuentro entre dos personas es una maravilla muy difícil de comprender o explicar, solo acontece, pero para que esto tenga su desarrollo en total armonía y podamos sostenerlo y darle un curso amoroso es imprescindible restringir el impulso. Sostener el silencio, sostener el deseo y sostener las palabras. Tiempo de evaluación del gozo y de la valoración. Esta luns es una fuerte llamada a la auto regulación, para que la emocionalidad que se hace presente no altere nuestro deseo, y nuestras metas. No nos perdamos en el desequilibrio de un otro y sepamos que el sentido en relación se encuentra en el camino de valoración, de la sana limitación del egoísmo para permitir que el equilibrio haga su aparicion y el Tu y Yo tome un cauce  verdadero. Estos temas estarán muy presentes con la Luna Nueva (inicios) en Aries cuando se dará la finalización del paso de Quirón por Piscis para ingresar el 17 de abril en Aries. (tema de otra entrada), ocuparnos de qué es lo que nos impide ser nosotros con nosotros mismos y en relación. Pruebas a nuestra superación es a lo que tenemos que dejar espacio.

Buena Luna y  acordarse que las palabras tienen la posibilidad tanto de herir y como de expresar amor, de acuerdo al grado de aceptación con que nos encontramos en la vida.

Mariana