Cuando por última vez volvemos la mirada sobre nuestro pasado. Quirón retrógrado 5 de Julio

A la danza de planetas retrógrados (Neptuno, Plutón, Saturno, Júpiter y Marte) este 5 de Julio se le une Quirón. Para hablar de Quirón, tenemos que estar dispuestos a considerar que es un puente entre el pasado (saturno) y el presente (urano). Un punto de inflexión entre el orden la limitación y el sufrimiento del cambio y la reforma; pero sobre todo un enfocar sobre qué es lo que hacemos por los demás que no podemos hacer por nosotros y a eso yo lo llamo puente. Poner el foco sobre las áreas de nuestra vida y de nuestra emoción en las cuales no podemos observar nuestras necesidades y que por no poder atenderlas nos producen reactividad. Porque en el momento en que no somos capaces de enfrentar las propias debilidades y las proyectamos sobre los demás estamos provocando reactividad y falsa omnipotencia, colocando a los demás en un sitio que no les es propio y en consecuencia somos nosotros quienes nos colocamos en lugares de proyección constante que nos mantienen exiliados de nuestra identidad. Cuando Quirón entró en Aries  el 17 de abril (Link por signos)  venía de recorrer desde 2011 el signo de Piscis correspondiente a finales, a lo que está oculto a lo que se encuentra en el inconsciente y a los miedos, Durante esos 7 años el proceso estuvo dirigido a ponernos en contacto y disolver ese pasado que de alguna forma permanecía presente confundiendo cuales son nuestros límites y los de los otros. El breve tiempo transcurrido entre el 7 de abril y el 5 de Julio tuvimos la oportunidad de haber experimentado lo que significa posar la mirada sobre la propia capacidad de ser y de sentir y saber que ese paso sólo depende de la seguridad sobre nuestras capacidades y de la capacidad de dirigirnos hacia la autoafirmación y compartir con un otro (proyección sobre Libra). Ahora que comenzará su retrogradación para volver a ingresar en Piscis (retorno) el día 25 de Septiembre, lo hará junto a la Luna Llena en Aries para dar un cierre al ciclo de cómo nos concebimos y percibimos (nosotros y los otros). Será el tiempo de dirigirnos hacia el pasado, hacia los miedos para evaluarlos desde la experiencia de los dos meses en que transitó por Aries. Esta mirada será quizás como una última despedida que puede estar teñida de la nostalgia, del dolor y del sufrimiento interno que significa saber que no existirán excusas, más allá de nuestra propia voluntad de existir, para lo que podemos o queremos ser. En el paso retrógrado de Quiron, tendrán lugar los eclipses de apertura de los nodos Cáncer/Capricornio (cuidar de nosotros/apego a estructuras heredadas) y el cierre de los correspondientes a Leo/Acuario (identidad/apego a las ideas del colectivo) que ayudarán a reforzar junto con Urano en Tauro y el comienzo del ciclo directo de Júpiter en Escorpio (10 de Julio) lo que es necesario animarse a reconocer en nosotros, lo que nos mantuvo retenidos tanto en el ámbito de la valoración (monetaria y emocional) como en la disolución de la identidad. Es interesante destacar que la próxima vez que Quirón ingrese en Aries será dentro de 50 años (Mayo de 2068). Unos cuantos de nosotros estaremos experimentando por segunda vez este proceso, el anterior fue en Abril de 1968, de muy pequeños y otros de jóvenes. El efecto por el nivel de conciencia y las alineaciones que acompañan será muy distinto. Hay que animarse, porque seguro que algo del año 1968 quedó en proceso de elaboración y nunca es demasiado tarde!!!!!

Mariana

 

Anuncios

Luna Llena Capricornio- Hacernos responsables de la emoción. Preview del Eclipse 12 de Julio, influencias para 2019.

Hablar de Capricornio, es hablar de responsabilidad, metas, estructuras, autoridad, seguridad material. Pero no olvidemos que estas categoría se encuentran muy movilizadas desde que Urano entró en Tauro.  Las Lunas Llenas en Capricornio siempre nos enfrentan frente a eje seguridad material: Luna en Capricornio,  seguridad emocional: Sol en Cáncer. Pero este año (finales de eclipse Leo/Acuario), esta Luna tiene la característica de dar un final concreto a todo tipo de seguridad material que no contemple un diferente tipo de seguridad emocional. Y ésta será la temática que se manifestará con el Eclipse del 13 de Julio y que teñirá el año 2019. El 28 de Junio a la 1:45 de la madrugada no sólo se enfrentará el Sol a la Luna, porque la Luna estará en exacta unión con Saturno retro en Capricornio. Cuando esto ocurre el tono de la emoción es de replegarse y de sobriedad, pero sobre todo de experimentar la estructura de la realidad como negativa, opresora y frustrante. De sentirnos excluidos, pero la pregunta sería si sentirse excluido es la contraparte de sentir que estamos siendo distinto a lo que se espera de nosotros. O sea siendo lo que somos o acercándonos a ello. El equilibrio y el balance de este sentimiento lo estará aportando Urano, marcando el ritmo irrefrenable de salir del sentimiento de carencia que nos sitúa en relaciones y situaciones de dependencia (Saturno/Luna), para enfocarnos a asumir las renovaciones necesarias de nuestras metas y de las formas de arribar a ellas. Para esto será interesante y sobre todo inteligente tomar y permitirnos el tiempo necesario para ponerlas en acción (Marte retrógrado en Acuario). Todo intento de precipitación solo generará las mismas reacciones. Junto a la configuración de la Luna Llena tenemos el ingreso del asteroide Ceres a su signo de residencia: Virgo haciendo un trino a Vesta. Ceres es una diosa capaz de tornarse vengativa cuando se trata de custodiar y discernir los cuidados necesarios de preservación. Es la madre que cuida y alimenta reforzando el paso del Sol por Cáncer.  A su vez Vesta desde Sagitario representa esa llama interna que nunca debemos descuidar y que busca respuestas sin temor a lo que encuentre y descubra, porque siempre es mejor conocer la verdad que mantenerla ocultarla (reforzando la acción de Júpiter en Escorpio).  Esta Luna en Capricornio (Cronos) marca los tiempos de una nueva seguridad interna,  porque las vendas caen (Neptuno Retrógrado), están ya en el piso y no es posible su restitución;  y con Quirón en Aries la revisión del pasado quedó definitivamente atrás para enfrentarnos con nuestra propia acción o inacción. Lo que haremos con lo descubierto depende de la responsabilidad que asumamos sobre la propia vida, las posibilidades están. No es un camino sencillo pero siempre vale la pena romper compromisos que ya no están vigentes.

Replegarse en la emoción despliega las verdades del corazón. Semana 18 a 25 de junio

Cuando podemos transformar la emoción en fuente de comprensión interna, estamos permitiendo un alto grado de sinceridad sobre nuestras acciones y abandonando una vivencia de tragedia y de angustia que inmoviliza y nos silencia. Tuvimos dos días importantes en que tuvimos la posibilidad de haber tomado contacto sobre cómo vivimos la emoción. El jueves 14 y viernes 15 luego de la Luna Nueva en Géminis “tiempo de Reset” con Marte conjunción Nodo Sur, fue cuando Venus apenas ingresada en Leo, se contactó con Quirón quien desde no hace mucho está ubicado en Aries (Link Quirón en Aries, Vernos permite actuar y estar). Esta relación de influencias permitió (a cada uno en distintas áreas de su vida) accionar sobre un cambio de posición sobre la angustia y la emoción.  Venus en Leo es un hermoso momento para despertar al amor. El amor que expresa Venus cuando se encuentra en Leo es de reconocer las relaciones de amor tal como nosotros somos capaces de amar. Es una Venus que necesita expresar la profundidad, calidez y la creatividad del amor verdadero. En caso de no puede concretarlo o existe un intento de camuflar sus deseos reprimiéndolos estamos limitando el flujo de la vida, cayendo en frustraciones y desequilibrios emocionales.  Es así que esta semana que inicia será una semana en la cual tendremos la enorme posibilidad de replegarnos (Neptuno retrógrado en Piscis trino a Júpiter retrógrado en Escorpio) sobre nuestra emoción, encontrar sosiego perdonándonos y personando, para sincerarnos respecto a lo que es el amor. Comunicarnos desde la emoción positiva nos llevará a construir lo que buscamos. Neptuno Retrógrado nos hará presente nuestros engaños y los de los otros. Esto no implica que estemos exentos de desilusiones, pero ¿qué mejor que enfrentarnos a esa sensación para empezar a construir desde la profilaxis emocional?. Venus y Marte estarán en oposición, las relaciones se verán afectadas para tener la posibilidad de ser re fundadas en la verdad y sinceridad. El 21 Venus se unirá al Nodo Norte contrapuesto a Marte unido al Nodo Sur, justo el día que el Sol entre en Cáncer (solsticio de invierno), marcando un momento de reconexión con lo que nos es cercano, con lo que nos hace sentir en casa. Con lo familiar. Urano seguirá muy activos desde Tauro, es el único planeta lento que se encuentra en marcha directa. Saturno, Plutón, Júpiter y ahora Neptuno están retrógrados, queramos o no estamos en procesos de revisión, de introspección. Démonos el tiempo interno para conectar, re-conectar y limpiar las emociones que por estar bloqueadas o no estar reconocidas quedan anquilosadas y se transforman en angustia vital.

Mariana

Venus en Géminis- Comunicarnos desde lo que amamos. Plutón-Marte equilibrio entre la magia y el poder.

Hoy tenemos el ingreso de Venus en Géminis. Venus es el planeta que representa la forma en que nos definimos de acuerdo a lo que deseamos y amamos. Cada persona tiene su Venus, que represents la forma de enriquecer nuestra personalidad a través de determinar claramente lo que ama, desea y valora. El estímulo de la palabra y de lo intelectual es importante para Venus en Géminis. Este año el paso de Venus por Géminis tiene la particularidad de compartir la unión de Plutón con Marte y el flamante ingreso de Quirón en Aries. Si bien la unión de Plutón con Marte se da cada dos años, la que tendrá lugar este 26 de Abril marcará las bambalinas de la Luna Llena en Escorpio del 29 de Abril dando paso a la posibilidad, si así estamos dispuestos, a transformar radicalmente la forma en que expresamos y concebimos la forma de nuestro deseo y de aquello que valoramos.  Venus inicia su ciclo geminiano en una bella posición con Quirón, la belleza de este contacto es importante para tomar cuenta de que muchas veces nos expresamos y pensamos en formas poco claras. El contacto con Quirón nos habilita para comprender que es necesario decir y hablar desde un lugar de liviandad, esto no implica superficialidad, sino que lo que decimos o expresamos está teñido de condicionantes propios que hace que lo que buscamos no sea posible o quede en un espacio mental sin posibilidad de plasmarse en lo concreto. Venus/Quirón nos abre las puertas a conectar con la búsqueda del propio valor de nuestra palabra y nuestros pensamientos. Conectar con el entorno desde la armonía. No tener miedo a decir lo que anhelamos (siempre que sea en forma clara).  Expresarnos nos alivia, nos instala en un lugar de liberación, porque fundamentalmente sabemos que estamos definiéndonos, saliendo de brumas y de expectativas mentales. Empecemos a hablar y a hablarnos desde el amor, la valoración y la seguridad de que nuestro deseo es propio., para dar espacio a la magia de la transformación.

Mariana

La Luna Nueva en Aries 2018- Estar disponible a los cambios. Nada queda como está. La magia del sentir el momento.

El año astrológico comienza el 21 de marzo cuando el Sol entra en el signo de Aries, pero la Luna Nueva en Aries es la que marca el ritmo emocional del año. Los días entre el 21 y 31 de marzo (primeros días del timing del año)  fueron días para aprovechar la energía de renovación y la potencia para posicionarnos hacia los cambios, porque en esos días estaba concentrado el germen que nos trasportará a otro nivel de conciencia sobre cómo concebimos nuestra vida.  El 31 de Marzo con la Luna Llena en Libra;   fue momento en Seguir leyendo “La Luna Nueva en Aries 2018- Estar disponible a los cambios. Nada queda como está. La magia del sentir el momento.”

Empezando a aclarar y a re-escribir uniendo sombra y luz. En las puertas de Quirón.

Luego de las tensiones de los días 1 y 2 de abril, podemos quizás comenzar a entender como se presenta este mes de Abril. Mes con muchas tensiones que requerirán que estemos (en lo posible) centrados. Un estado de excitación y nerviosismo  (Urano en el ante último grado de su estadía en Aries – desde 2011-) y la influencia de Mercurio en aspecto tenso con la unión de Saturno y Marte. Aprovechando esta última etapa de la retrogradación de Mercurio (Link), la pregunta sería: Qué es lo que me detiene para expresar lo que de verdad somos. Por qué si hay una limitación que queramos justificar en el afuera, siempre la tensión va a incrementarse. Introspección, unirse y fundirse con el deseo más profundo es la forma en que dirigimos en manera directa la cantidad de energía disponible que existe en este momento. Ser enteramente conscientes de que la real limitación es interna es unir nuestra sombra con nuestro caudal de luz. La sombra, en general siempre se encuentra representada como algo largo e inmenso que nos acompaña/vigila desde atrás, quizás sean tiempos (ingreso de Quirón en Aries el 17 de Abril) de que empiece a acompañarnos a nuestro lado. Disfrutemos del potencial de Venus en Tauro, encontremos junto a ella aquello que nos mueve el deseo, y sobre todo la valoración interna de saber que podemos llevarlo adelante. Hace un tiempo que escribo sobre el cambio de escenario, a saber si estamos dispuestos a re-escribir nuestra vida (Link), no hace falta alejarse, destruir, sino re significar, poner en el lugar que corresponde a cada cosa, a cada persona y a cada circunstancia. En definitiva achicar la sombra. Unirnos a ella, amigarnos nos trae la satisfacción de estar con otro en libertad, y estar con nosotros en armonía. Estamos en medio de una tormenta y el límite entre seguir con los mismos registros o comenzar el tránsito tránsito de un camino auténtico, si nos alineamos con nuestra sombra.

Mariana