Marte conjunción Urano y Cuarto creciente en Tauro. El momento en que ya estamos viviendo otra realidad. Estrella Mirach. 12 de Febrero 2019

Llegamos al momento en que si por alguna circunstancia no quisimos, no pudimos o nos resistimos a tomar conciencia de que estamos viviendo otra realidad de la que se presentaba como posible, a la que estábamos acostumbrados, llegó. La unión de Marte y Urano este año es de una significación importantísima, porque es la última vez que se reunirá en el el signo de Aries hasta dentro de 84 años. A esto se le une que se da en un grado crítico de Aries que es el 29. El grado 29 del signo de Aries (del Yo soy) es lo que podríamos visualizar como la disolución, el caos necesario para el resurgimiento concreto y real. Está asociado a la valentía, y desde la interpretación astrológica, animarse a ser lo que se es. Hay mucha tensión que nos está llevando, queramos o no, a impulsarnos a ser lo que nos hace auténticos. Cuando la realidad se hace cada vez más asfixiante nuestra fuerza de supervivencia se multiplica. Es tiempo de acción por el cambio y de concentrarnos en nuestros ideales y objetivos (Neptuno sextil Saturno). Estamos en un momento de gran confrontación entre el Eros o pulsión de vida y Thánatos (pulsión de conservación-muerte). Este cuarto creciente de Luna en Tauro es un llamado al instinto de supervivencia y cuando sucede esto es cuando nos vemos obligados a sacar a la luz la mejor versión de nosotros mismos, ser lo que somos. Si no existe algo que nos movilice, un proyecto hacia el futuro concreto y real, por el cual tengamos deseos de volcar nuestra energía, quedamos atrapados en la naturaleza entrópica propia de un sistema. Todo sistema sin retroalimentación tiende a su degeneración y a su muerte. Estamos con Sol en Acuario, los cambios y la urgencia de futuro están presentes. Cuando hay un por qué y un hacia a dónde, el caos (Urano) se organiza y somos capaces de ingresar a nuestro sistema (a nuestra vida), la cuota de retroalimentación para dirigirlo. No acallemos el instinto (Vesta y Mercurio están unidos en Piscis) porque será una guía en este proceso de creación de una realidad que podremos sostener solamente desde la llama interna que se encuentra en nuestra Alma despojada de todo condicionamiento. El proceso de individuación lo estuvimos viviendo los últimos dos años con el Nodo Norte en Leo, ahora tenemos que cuidar lo que descubrimos. El grado 29 también está presente cuando miramos a Quirón y vemos que se está despidiendo de Piscis para ocupar el lugar que deja Urano. Empieza otra etapa, en la que los que intenten mostrarnos las soluciones como una cuestión de fe dejarán de tener representación y autoridad porque llegó el momento en el que estamos construyendo nuestros propios sistemas que nos llevan a evaluar en qué ámbito nos sentimos inferiores y dominados para generar las estrategias y salir de allí. El instinto está unido a la supervivencia de lo colectivo ante la hostilidad y violencia del sistema (social, personal o intrafamiliar) que tiende a la exclusión (lilith en Acuario). El cuarto creciente en Tauro nos propone un camino hacia un ordenamiento (Luna Llena en Virgo del 9 de febrero) que no provendrá del afuera, sino que habrá que construirlo y para construir es necesario manifestar, hablar, comunicar solo lo comunicable a quien deba ser comunicado. Porque las palabras tienen carga de direccionalidad y lanzadas al viento quedan sin materialidad. Con la conjunción Marte Urano podemos sentir mucha inquietud y tensión si estamos pasivos. Pero mucha energía y determinación para inicios, originalidad y recursos para ponernos en movimiento y encontrar las forma de un camino distinto para llegar a donde nos dirigimos. Las repuestas están dentro nuestro, no las esperemos de otros. Nuestro instinto está muy abierto. Dejar la emocionalidad es una de las claves, porque podríamos caer en un mar de confusión y desánimo, Venus está en Capricornio y no está dispuesta a dejarse influenciar por el romanticismo. Busca concretar proyectos y relaciones que aporten estabilidad.

Aspectos más técnicos desde la astrología: La unión de Marte con Urano es una unión muy fuerte, de mucha energía que busca liberarse, es explosiva. En el grado 29 en que se da esta conjunción se encuentra la estrella Mirach asociada a lo Afortunado. Pero qué significa esto? Unido a los acontecimientos que se están sucediendo que para resumirlos es que Plutón está en conjunción al Nodo Sur en camino a la conjunción con Saturno: fin y cambio de estructuras. Venimos de un Eclipse de Sol en Leo el 21 de Enero, luego la Luna Nueva en Acuario del  4 de Febrero con Lilith como protagonista, que marcaron grandes finales a sostener lo insostenible, y para finalizar este período estamos con la conjunción de Marte y Urano en Aries en cuadratura a los Nodos Cáncer Capricornio. Sin dudas otra realidad ya está ante nosotros que nos desafía a ser lo que somos, a ser la retroalimentación de nuestra propia vida, ver nuestras debilidades para saber de nuestras necesidades, expresarlas, y canalizarlas con acciones. Sin esto se nos hará difícil entender que tenemos la inmensa responsabilidad de cuidarnos y recrearnos.

Mariana

Anuncios

Luna Llena Capricornio- Hacernos responsables de la emoción. Preview del Eclipse 12 de Julio, influencias para 2019.

Hablar de Capricornio, es hablar de responsabilidad, metas, estructuras, autoridad, seguridad material. Pero no olvidemos que estas categoría se encuentran muy movilizadas desde que Urano entró en Tauro.  Las Lunas Llenas en Capricornio siempre nos enfrentan frente a eje seguridad material: Luna en Capricornio,  seguridad emocional: Sol en Cáncer. Pero este año (finales de eclipse Leo/Acuario), esta Luna tiene la característica de dar un final concreto a todo tipo de seguridad material que no contemple un diferente tipo de seguridad emocional. Y ésta será la temática que se manifestará con el Eclipse del 13 de Julio y que teñirá el año 2019. El 28 de Junio a la 1:45 de la madrugada no sólo se enfrentará el Sol a la Luna, porque la Luna estará en exacta unión con Saturno retro en Capricornio. Cuando esto ocurre el tono de la emoción es de replegarse y de sobriedad, pero sobre todo de experimentar la estructura de la realidad como negativa, opresora y frustrante. De sentirnos excluidos, pero la pregunta sería si sentirse excluido es la contraparte de sentir que estamos siendo distinto a lo que se espera de nosotros. O sea siendo lo que somos o acercándonos a ello. El equilibrio y el balance de este sentimiento lo estará aportando Urano, marcando el ritmo irrefrenable de salir del sentimiento de carencia que nos sitúa en relaciones y situaciones de dependencia (Saturno/Luna), para enfocarnos a asumir las renovaciones necesarias de nuestras metas y de las formas de arribar a ellas. Para esto será interesante y sobre todo inteligente tomar y permitirnos el tiempo necesario para ponerlas en acción (Marte retrógrado en Acuario). Todo intento de precipitación solo generará las mismas reacciones. Junto a la configuración de la Luna Llena tenemos el ingreso del asteroide Ceres a su signo de residencia: Virgo haciendo un trino a Vesta. Ceres es una diosa capaz de tornarse vengativa cuando se trata de custodiar y discernir los cuidados necesarios de preservación. Es la madre que cuida y alimenta reforzando el paso del Sol por Cáncer.  A su vez Vesta desde Sagitario representa esa llama interna que nunca debemos descuidar y que busca respuestas sin temor a lo que encuentre y descubra, porque siempre es mejor conocer la verdad que mantenerla ocultarla (reforzando la acción de Júpiter en Escorpio).  Esta Luna en Capricornio (Cronos) marca los tiempos de una nueva seguridad interna,  porque las vendas caen (Neptuno Retrógrado), están ya en el piso y no es posible su restitución;  y con Quirón en Aries la revisión del pasado quedó definitivamente atrás para enfrentarnos con nuestra propia acción o inacción. Lo que haremos con lo descubierto depende de la responsabilidad que asumamos sobre la propia vida, las posibilidades están. No es un camino sencillo pero siempre vale la pena romper compromisos que ya no están vigentes.

Discernir entre lo pasajero y lo permanente. Palas-Júpiter; Vesta-Marte-Quirón-Urano. Previo a Luna Nueva en Piscis 17 de marzo

Saber y aclararse desde dónde nos estamos comunicando. Quizás en estos días en particular haya sido una tarea ardua, difícil y agotadora poder entablar una real comunicación. Una fuerte tendencia a imponer en forma unidireccional estuvo, y en parte sigue presente. Nuestras palabras y nuestras acciones no estuvieron plenamente abiertas y al servicio de comunicarnos con nuestros interlocutores, sino que fueron canales a través de los cuales manifestamos y evidenciamos nuestras dinámicas más escondidas, más profundas y más dolorosas. Las palabras fueron medios a través de las cuales su intencionalidad como significante,  fue la de comunicar la angustiante necesidad de resguardarnos del contacto con las mudas necesidades profunda e intensas en las que ciegamente habitamos. Pero, como cuanto más intentamos negar a través de la desvalorización y de la categorización, más nos negamos la posibilidad de una sincera y profunda transformación, quedamos sumidos y encerrados en una angustia sin vos, sin palabra. Poco a poco este mecanismo se irá desarmando en la medida en que podamos encontrar en nuestros propios recursos la capacidad de encontrar soluciones, que sin duda requerirán de saber del tiempo. Es momento de tener que sostener tenaz y pacientemente lo que nos motiva, para poder realizarnos y reforzar la seguridad y estabilidad emocional.  Preguntarnos:  ¿Qué es lo que no nos permite contactarnos desde el amor? y ¿Por qué muchas veces pretendemos resistir desde el ocultamiento del dolor que provoca saber que para vivir necesitamos del amor de y hacia el otro?. No somos débiles por esto, sino que parte del trabajo de Palas Atenea desde Tauro en contacto con Júpiter en Escorpio es la de saber que somos uno con nosotros mismos, para ser con el otro. Que no podemos obtener la seguridad (económica y emocional) si no aceptamos nuestras inseguridades, nuestros miedos y la necesidad de compartir la vida desde el amor.  Marte se encuentra en buena comunicación con Urano (la unión de ambos provoca mucha energía que es necesaria canalizar) que si está bien dirigida nos permite romper con limitaciones que busquen imponernos, pero para ello tenemos que tener plena conciencia de nuestras debilidades, cuidarlas, aceptarlas y fortalecernos desde allí. No es una semana fácil, es una semana de palabras mudas, porque hieren al ser dirigidas para protegerse. Es importante comprender esto y hacernos conscientes antes de la Luna Nueva en Piscis, cuando tenemos la posibilidad de  iniciar un periodo de real necesidad de unión.

Mariana

Sanas distancias para aclarar la mente y las emociones. Júpiter inicia retrogradación y Mercurio en sombras 9 de marzo-

Cuando Júpiter está en Escorpio como en este  año, marca el momento de sacar a la luz todo aquello que estuvo oculto.  Si bien crea cierta incomodidad nos pone en contacto con la regeneración.  Las deudas tanto emocionales como de dinero no pasan desapercibidas. Lo que no se quiere ver y sentir se hace presente. El comienzo del periodo de retrogradación marca el inicio de un tiempo de afianzar los cambios que hemos llevado adelante y abre un tiempo de reflexión sobre aquellos que aún no hemos o no pudimos hacer. Es un tiempo en el cual podemos comprender que no podemos pasar este periodo, que se extiende hasta el 10 de Julio,  sin descartar lo que ya no pertenece a nuestro entorno y sin transformar profundamente nuestras propias dependencias e inseguridades que tienen efectos paralizadores porque impiden la libertad de ser lo que somos. Tomemos estos cuatro meses para reflexiones sobre aquello que nos mantiene en un espacio interno de limitación. Exploremos nuestros propios condicionamientos limitantes y a traves de ellos nuestra propia fuerza de generación y fundamentación de nuestras decisiones y de nuestra vida, con la suficiente sinceridad y crítica sobre la parte que nos pertenece. La regeneración personal implica un balance sobre nuestra vida, nuestras relaciones, nuestros objetivos y nuestro presente. Cuando Júpiter el día 10 de Julio concluya este período, lo hará en el mismo lugar en el que se encontraba el día 8 de Diciembre, momento en que se encontraba unido a Vesta -preservación de nuestra alma- (Ver Fechas importantes de Diciembre 2017), y Mercurio se encontraba retrógrado en el signo de Sagitario (signo natural de Júpiter). Ayer 8 de marzo Mercurio inició en Aries su periodo de sombra. Esto quiere decir que Mercurio comenzó a recorrer una senda que volverá a andar dos veces más.  Este doble movimiento de Júpiter y Mercurio, refuerza notablemente la tendencia al diálogo interno y a la reflexión sobre temas referidos a inversiones, endeudamientos, sociedades, estudios, sistema de creencias y en primer Seguir leyendo “Sanas distancias para aclarar la mente y las emociones. Júpiter inicia retrogradación y Mercurio en sombras 9 de marzo-“

Siguiendo el camino hacia nuestra creación. Dos meses para dedicarnos a trazar ese camino. Vesta- Sol- Saturno

Hoy 26 de septiembre el Sol se une a Vesta en el signo de Libra. Ya he hablado en otras oportunidades de este asteroide, pero es bueno recordarnos que es el indicador de nuestra llama interna, de aquella llama que debemos cuidar y proteger, a la que debemos contemplar para que nos retribuya con la calidez de lo que implica nuestro propio cuidado para poder así ofrecer y ofrecernos más plenamente tanto a otros como a nuestros proyectos. Esta unión de Vesta del día de hoy, viene a reforzar la increíble posición que Saturno sigue manteniendo con el Nodo Norte (protagonista del mes de agosto por los eclipses Leo-Acuario), que permite que trabajemos y estemos conscientes de que es tiempo de proyectarnos desde nuestra propia creatividad hacia lo colectivo. Esta posición se termina el día 26 de noviembre, para que el 1 de diciembre este mismo Seguir leyendo “Siguiendo el camino hacia nuestra creación. Dos meses para dedicarnos a trazar ese camino. Vesta- Sol- Saturno”

Luna Nueva en Virgo -Venus, Vesta, Neptuno. Compañeros que guían. 20 de Septiembre, Construir y Crear en forma concreta. No hay más espacio para el engaño.

Estamos atravesando umbrales que nos proponen circunstancias nuevas. Vesta estuvo pasando por Virgo desde al 20 de Julio hasta el 17 de Septiembre. En estos dos meses sucedieron muchos eventos que nos fueron mostrando que lo importante es cuidar lo más preciado que tenemos que es nuestra llama interna, nuestra capacidad de vernos posibles. Ahora que Vesta pasó a Libra (17 de septiembre), marca el camino para ponernos en práctica nuestra llama interior en relación con otros (de acuerdo al ascendente y signo es el ámbito en el que se materializa). Venus ingresa en Virgo 3 horas antes que se de la Luna Nueva de Virgo de este año. Este ingreso incluye la temática de valoración, de romances y de dinero. Sabemos que venimos de cambios y transformaciones que se fueron acelerando demasiado de prisa, no porque no fuera el Seguir leyendo “Luna Nueva en Virgo -Venus, Vesta, Neptuno. Compañeros que guían. 20 de Septiembre, Construir y Crear en forma concreta. No hay más espacio para el engaño.”