Cuando el yo defiende la valoración y el impulso de vida. Venus Star Point. Avant de Júpiter en Escorpio

Cómo se rescata lo que somos en sociedades excluyentes?  En tiempos de fin de ciclos la encrucijada se presenta en la paradoja de ser uno mismo enfrentado a lo que se propone como única posibilidad viable de pertenencia. Estamos finalizando una temporada en la que pertenecer implica aceptar. El paradigma de estos días transcurre en no sentir la exclusión por no sentirte partícipe de un sistema que enarbola principios morales basados en ilusiones alejados de la realidad cotidiana. Pertenecer a una comunidad implica responder a un sistema jurídico, que debiera garantizar el bien común y los derechos básicos de habitabilidad en una comunidad. Pero los Nodos están finalizando su estancia en Leo y Acuario conjuntamente con Júpiter finalizando su paso por Escorpio. Todo  para pasar a otro estadio en el que esas estructuras ya no tienen validez, porque empezaremos a cuidar lo propio y todo aquello que nos nutre y en lo que sentimos familiaridad, porque finalmente es allí donde podemos desarrollar nuestro potencial. La oposición de Urano con Venus  al mismo tiempo en que Mercurio Retrógrado se unió con Júpiter en Escorpio  nos brinda la posibilidad de vivenciar tan profundamente la contradicción entre el medio en que vivimos y nuestras necesidades de pertenencia, que es un buen momento para hacer una pausa y redireccionar. ¿ACEPTAMOS NUESTRA INTUICIÓN O NOS AMOLDAMOS A UNA REALIDAD QUE NOS PRESENTAN COMO LA ÚNICA POSIBLE? Tengamos en cuenta que Mercurio entró en Sagitario, y las verdades no quedarán calladas. Tenemos que saber que con Júpiter ingresando en Sagitario el 8 de noviembre, las posiciones ideológicas de aquellos que no se han transformado y enfrentado consigo mismo cuando Júpiter transitó  Escopio, tenderán a sostener sus posturas como absolutas. Pero esta no es la misión de Júpiter en Sagitario. La versión más elevada de este signo es ampliar fronteras, tanto mentales como de saber. Y el saber no es cerrado y obtuso, sino que es posibilidad de  apertura a la inclusión de otros. Enfrentemos lo que somos para poder trascenderlo y no quedarnos encerrados en justificar sin ver otras perspectivas. Toda idealización, tendrá su cuota de frustración. Cerremos ciclos.

Mariana

 

Luna Llena en Tauro. Marca entre el antes y el después. 24 de octubre 2018

El mes de Mayo marcó el inicio de un tiempo distinto en el que día a día aprendimos a desandar caminos conocidos para abrirnos a nuestra capacidad de transformación. Pero no solo eso, sino que en ese camino que transitamos fue en pos del encuentro con lo que somos, que muchas veces se encontraba muy lejos de lo que manifestábamos. Fue un proceso de aprendizaje sobre el miedo a desprendernos de lo que no nos corresponde, sea porque aceptamos esa determinación o porque la asumimos como forma de subsistencia. Esta Luna Llena en Tauro es la última lunación con los Nodos en Leo y Acuario de los que tanto hablamos, pero también es la última con Júpiter en Escorpio. Esto ya marca un final y un cierre de ciclo, pero como todo cierre de un gran ciclo en el que sin dudas salimos transformados, es una gran Marca, así como lo fue el ingreso de Urano en Tauro el 15 de Mayo. Urano y Venus son co pratonistas principales en la complementación que representa el enfrentamiento de la Luna y el Sol y de la Gran Cruz Cósmica (cuadraturas en signos fijos). La Luna unida a Urano en Tauro nos impulsa a encontrar espacios nuevos de libertad, pero enfrentada al Sol junto a Venus Retrógrado nos recuerda que la vida se comparte, y que en ese compartir que nos completa es de individuo a individuo. Limpios en la mayor manera posible de condicionantes que traemos y adquirimos como una posible forma de subsistencia. Éste es el gran legado de estos 5 meses del paso de Urano por Tauro, que volverá en Marzo 2019 que complementó perfectamente con el paso de los Nodos en Leo y Acuario,  y que con esta Luna nos ponen en primer plano, formando parte de la Cruz Cósmica, previa al ingreso de los Nodos a Cáncer y Capricornio. Pueden haber imprevistos?, Si. Podemos sentirnos agotados?, Si. Podemos sentirnos inseguros?, Si. Pero seguramente estaremos más seguros de lo que no queremos y esa es la llave para el ingreso de Júpiter en Sagitario, porque junto los Nodos Cáncer- Capricornio, tendremos la enorme posibilidad de cuidar a quienes y lo que nosotros podemos hacer para cuidar nuestra expansión. Acuario-Leo-Escorpio y Tauro serán los signos y ascendentes que más sentirán este cierre, pero fueron los que más transformación interna han transitado. Los 15 días que transcurrirán hasta el 7 de noviembre con la Luna Nueva en Escorpio que da el momento de apertura hacia 2019.

Mariana

Eclipse en Acuario – 27 de Julio 2018- ¿Qué es Soltar y Liberar? Nodo Sur-Marte-Luna-Lilth en Acuario. Sólo las personas libres pueden amar.

Cuando escuchamos y leemos que estamos en tiempos de “soltar”y de “liberar” patrones. ¿De qué estamos hablando? Muchas veces estas palabras traen consigo una carga de “deber” que si no comprendemos qué significan podemos sentirnos excluidos de un proceso que se está gestando y nos de miedo no poder adecuarnos a los tiempos que se están presentando. Para darnos cuenta de qué es conveniente que comencemos a ver desde otra perspectiva es importante preguntarse qué es lo que buscamos para nuestras vidas. ¿Qué es lo que realmente nos completa? a diferencia de lo que tenemos que hacer porque estamos obligados. Estos son ámbitos de distinto orden. La realidad en la que vivimos es de por sí despersonalizante. Quedamos perdidos en las exigencias cotidianas, pero ese es el contexto. En el momento en que podemos volver a asumir el puesto de “observadores activos”, estamos Soltando y Liberando. Cuando asumimos que hacia donde observamos activamente (nuestro propósito de vida) tenemos la capacidad de cambiar el entorno aceptando los cambios internos de los que somos plenamente responsables y que nos impiden sentirnos unidos a nuestro ser. Es ahí cuando iniciamos ese nuevo camino del pensamiento que retro-alimenta y acrecienta nuestro poder de crear la vida en el día a día. Este fenómeno se da cuando salimos de la actitudes reactivas hacia las activas. Lo que nos impide este salto, eso es de lo que tenemos la plena libertad de liberarnos, de dejar atrás, de soltar. En estos días de Eclipses se pone plenamente de manifiesto y podemos, si estamos dispuestos, a comenzar este nuevo tránsito. Pero como tenemos que tener en cuenta que estos días no son los más tranquilos, utilicémolos para contactar con esos aspectos en que nos sentimos carentes y para esto podemos conectarnos con la compañía de Mercurio Retrógrado (26 de Julio) para revisar las relaciones y finalmente generar esas alianzas o compromisos que tienen y que piden otra dinámica. La cuadratura que está vigente entre Urano y Marte es una potente fuerza de rompimiento, necesaria para la liberación, pero como Marte por su parte se encuentra retrógrado y tan cercano a la Tierra (podemos observarlo por las noches) que casi podríamos decir que está fuera de su órbita de acción, y esto es potencia reprimida que saldrá disparada por la acción de la cuadratura con Urano. Es importante intentar estar centrado y lo más equilibrado posible utilizando los principios básicos que rigen una vida integrada: Hablar lo necesario, Sentir lo necesario, Pensar sólo lo necesario, Silencio para salir del ego.

Link: Para tener en cuenta con el Eclipse en Acuario del 27 de Julio

Mariana

Ingreso de Sol en Leo- Finalizar para comenzar – entre eclipses- 22 al 26 de Julio 2018

La estructura del cuentos nos da acceso a lo inaccesible de la trama trágica de la vida. Es así que cuando analizamos el contenido de los cuentos y de las fábulas comprendemos que los temas que tratan son los temas básicos de la humanidad y el sentido de la existencia: El amor y la muerte, con sus derivados: la soledad, el miedo, las disputas, la codicia, etc, etc. La vida es esa doble cara en que el amor y la muerte se dan la mano, para que al fin en un elegante equilibrio andar el camino. De esto se tratan los Eclipses Leo-Acuario. Leo es el signo de la creación, de manifestación del amor como vida creativa y de amor. Es la arrogancia de saber que el impulso de eros (vida) le tuerce la mano a tánatos (muerte), estando dispuesto a pagar el precio por ello.  Para comprender la importancia del Eclipse del 27 sería más sencillo explicarlo a través de la estructura de los cuentos, porque su naturaleza es de tal contundencia que nos ubica ante la irremediable trascendencia de nuestras propias fijezas. Esta energía ya comenzó a manifestarse desde la Luna Nueva en Géminis del 13 de Junio y quizás un poco antes ya comenzaron a sentirla los signos fijos (Acuario-Leo-Escorpio y Tauro) con el ingreso de Urano en Tauro el 15 de Mayo. El 27 de Julio a las 17.30 el Sol desde Leo se enfrentará a la Luna en Acuario, dos signos emblemáticos de lo creativo tanto individual como colectivo. La creatividad o impulso de vida de Acuario nace de su eterna lucha entre lo fijo por su naturaleza y la regencia de Urano (innovación, rebeldía, creación, impulso). Este doble paradigma Acuario/Leo es la dinámica que da un cierre a un proceso que inició en Agosto de 2016, se desarrolló a lo largo de 2017 y tomó mayor concreción en Enero de 2018. El elemento trágico al que hago referencia es que los Eclipses son hitos que nos recuerdan que la voluntad es nuestra compañera cuando comprendemos en lo más interno de nuestra emoción que la vida es ese espacio de tiempo en el que debemos encontrarnos con nosotros y con nuestros compañeros de vida. Única fórmula en la que la vida es arrancada de lo irremediable, de lo trágico, como cuando Ulises (personaje de la Ilíada), luego de permanecer en su largo viaje de regreso a su hogar -como metáfora del encuentro consigo mismo (Nodo Norte en Leo)-, regresa a Ítaca. Lo que estamos viviendo en estos meses de eclipses, primero con el del 12 de Julio (nodos Cáncer/Capricorio) y ahora con el del 27 de Julio y el del 11 de Agosto cerrando el recorrida de los Nodos por Leo y Acuario, es la vivencia absoluta de que finalizar significa comenzar desde la propia identidad el regreso al hogar, que ya no tiene posibilidad de ser el mismo que fue, y que la aceptación anclada en la actitud creativa es desde donde lo construiremos, lejos de prepotencia voluntarista. Esta semana está sobre cargada de tensiones: Lilith (Luna Negra) desde los últimos grados de Capricornio nos muestra el miedo al abismo que implica romper las estructuras conocidas. Miedo al abandono y el temor a no ser reconocidos y que hace que nos sostengamos en patrones de control. Esta influencia contrapuesta a la fuerza disruptiva de Marte con el Nodo Sur en Acuario que nos llevan a desprendernos y a romper con lo que nos mantiene sujeto a los estándares que otros esperan y que hemos internalizado. Tenemos que saber que si bien Urano será decisivo en la figura que forma este Eclipse, tendrá una doble participación. Por un lado lleva a romper cadenas y yugos en forma irreversible, que será recomendable hacerlo en forma no violenta sino que sea en una forma productiva porque nos puede dar la enorme capacidad de gestionar mejor las relaciones con otros desde el nosotros y por nosotros. Por otro lado Urano continua el trígono con Saturno en Capricornio (guardián de los planetas trans-saturnales) que ante lo disruptivo opera como contenedor y estructurante de lo posible. Es allí (trígono Urano/Saturno) donde tendremos que apoyarnos esta semana, porque es lo que permite la materialización concreta de otra realidad (ambos planetas en signos de Tierra),  que sea valedera, gozosa y que prospere en el futuro. No es el tiempo de toma de decisiones bruscas ni precipitadas, Mercurio en Leo comienza retrógrado el 26 de Julio, por lo que el Eclipse del 27 será para darnos el tiempo de saber que toda finalización para que sea tal tiene que estar acompañada de una verdadera revisión.

Links recomendados: Preparando un Nuevo Ciclo /  Pensar Cómo pensamosReplegarse en la emoción despliega las verdades del corazón  

Buen inicio de semana, Mariana

Reprogramar y Ajustar- Días previos al Eclipse en Acuario.

En medio de tanta movilización 9 y 10 de febrero son días para buscar cierta estabilidad. Esta estabilidad no significa que la marea eclíptica haya cedido, sino porque es un buen momento para reprogramar y ajustar. Analizar y preguntarse en forma muy fría qué y quienes forman parte de nuestro entorno, de nuestro grupo de amistades, de nuestros proyectos (Mercurio en Acuario unido al Nodo Sur y opuesto a Ceres). Con todavía varios planetas en Acuario es buen momento para este tipo de análisis lógico y seguramente han estado sucediendo situaciones que nos hagan preguntar y re evaluar la zona en la cual tengamos Acuario en la carta de cada uno (*). Tengamos en cuenta que a partir del 11 de febrero Venus ingresará en Piscis, y el 15 será el Eclipse y para ese momento el Amor ocupará un lugar importante y lo mejor es estar lo más liviano posible. Una fecha importante a tener en cuenta es el 19 de febrero. La unión Mercurio Sol ingresando en Piscis luego del Eclipse, trae nuevos aires. Aires teñidos de comprensión y de necesidad de sentirse unido a uno mismo, siempre que hayamos aprovechado estos tránsitos. Si en algún momento resistimos algunos cambios de este entre tiempo de eclipses, el ingreso a Piscis puede provocar grandes estados de confusión.

(*) Zona Acuario según el Ascendente y Solque estarán en periodo de evaluación para Seguir leyendo “Reprogramar y Ajustar- Días previos al Eclipse en Acuario.”

Luna Llena en Tauro – 4 de noviembre de 2017 – Período de Concreción, finales y aperturas.

Esta Luna Llena en Tauro cierra y da inicio a procesos vinculados a la confianza interna hacia una expansión, no sin tener cierta melancolía con lo que queda en el pasado sobre lo cual hemos tenido sueños y expectativas. Pero el camino debe estar despejado.

Tauro es energía de materialización que nos brinda un buen momento para poner en orden la emocionalidad que ha estado tan movilizada en estos últimos tiempos. Sobre todo porque Venus que corresponde al signo de Tauro (protgonista de esta Luna), estará en tensión exacta a Urano marcando los últimos ajustes en las negociaciones para que podamos darnos una nueva oportunidad de amar y de consolidar o iniciar relaciones desde esos espacios y formas nuevas que hemos estado ensayando y aprendiendo es este año. Las tensiones se sentirán si buscamos resguardar aquello que ya no tiene cabida Pero si estamos livianos y abiertos a lo nuevo, el trígono del Sol a Neptuno le aporta a esta Luna la capacidad maravillosa de que podamos crear utilizando las posibilidades que se nos presentan. Estar abiertos a posibilidades será lo fundamental. Será una Luna para tomar los finales como inicios que nos aportarán y darán satisfacciones. Al hablar Seguir leyendo “Luna Llena en Tauro – 4 de noviembre de 2017 – Período de Concreción, finales y aperturas.”