Júpiter en Capricornio. Un trabajoso camino de consolidación entre el sentido y la concreción. 3 dic 2019- 18 dic 2020

El paso de Júpiter por Sagitario está culminando el 2 de Diciembre 2019 y tras él, el conocer sus dos caras. La que brinda la libertad de expandir nuestra mente y nuestra comprensión más allá de límites que pensábamos que nos retenían, desde la unión interna entre verdad y trascendenci; y la que busca justificar lo injustificable a través de la tergiversación y manipulación de la realidad anclàndose en falsos mesianismos y fanatismos. Este punto será de vital importancia y a no olvidar para la segunda mitad del año 2020 cuando los Nodos pasen a transitar por Géminis y Sagitario. Otra será la dinámica de Júpiter en Capricornio. Si pudimos manejarnos con la mejor versión de Júpiter en Saturno, y a través de ella pudimos desarrollar un profundo conocimiento sobre la direccionalidad y dignidad de nuestras acciones en pos de un crecimiento hacia el verdadero significado de libertad interna desarraigando limitaciones impuestas o autoimpuestas, ahora inicia el momento de trabajar por integrar las ideas y el sentido con la concreción y estructuración. La conjunción de Saturno con Plutón en Capricornio que acompañará en distintos momentos todo 2020 genera un efecto de contracción y restricción profundos manifestándose a nivel económico y emocional que nos puede arrastrar a querer sostener inevitablemente aquello que ya cumplió su ciclo y tiene que morir y finalizar para dar paso a la necesaria transformación de la que veremos sus frutos en 2021. Por eso es imprescindible la función de Júpiter en este proceso, porque en la medida en que no encontremos el sentido de lo que estamos haciendo, la causa real por la cual estamos dispuestos a destinar y dedicar nuestros recursos de tiempo material, tiempo emocional y económicos, sentiremos un profundo y helado sentimiento de limitación, frustración y angustias muy difíciles de colmar. El equilibrio entre la ilusión y la realidad cierra fracturas internas, aunque sea doloroso….. eso es lo que está en proceso de muerte. En la medida en que podamos acortar la brecha entre una y otra perspectiva, podremos encontrar los recursos internos para llevar adelante y trabajar por nuestro proyecto de vida. Un proyecto de vida no solo está centrado en el trabajo, abarca un visión global sobre medios y fines, sobre relaciones, familia, construcción de la propia libertad y la de otros en el desarrollo de potencialidades.

El dia que Júpiter ingresa en Capricornio lo hace con una cuadratura a Quiron en Aries y forma un maravilloso trígono con Urano. Estos dos aspectos marcan la tendencia del año que inicia que tendrá que estar basada en esa visión global que permite Júpiter para poder sacar a la luz el verdadero sentido y aspiraciones de la vida aunque nos sintamos exiliados de cualquier tipo de contención externa. Para esto será necesario desprenderse de todo aquello que no sea real y concreto. La melancolía y pesimismo que podamos estar enfrentando solo la podremos superar desde la toma de conciencia sobre aquello en que nos sentimos frustrados, porque el poder de transformación de Plutón comienza cuando somos capaces de reconocer lo que debe ser desechado, primero de nosotros mismos y luego poder hacerlo con lo externo, para formular esas nuevas bases de pertenencia a una realidad concreta y verdadera alejada de falsas promesas, de creencias difusas y discursos mesiánicos. Una nueva visión sobre el futuro comienza en Diciembre 2019 que requiere de soltar las cargas, de objetivos claros y estar abiertos al encuentro con lo nuevo desde un compromiso sostenido.

2020 será un año de intensa reestructuración de la economía y de redistribución de gastos, sobre todo los primeros meses hasta Junio 2020 cuando finalice la temporada de los Nodos Cáncer Capricornio. Administrar la energía es clave en este trabajoso tránsito destinado a construir estabilidades. Júpiter tendrá un papel fundamental en el eclipse del 26 de diciembre unido a la Luna y el Sol en Capricornio sellando la posibilidad del encuentro entre lo que sentimos y lo que somos como significador fundamental para el año que inicia. En el eclipse del 10 de Enero estará junto al Nodo Sur, marcando los bloqueos que aún persisten y que nos pueden sumergir en un alto grado de pesimismo, sin poder ver ni trabajar por las oportunidades disponibles ni hacia una perspectiva de futuro posible. Este eclipse es que marcara decisiones decisivas sobre realidades concretas a las que deberemos atender por varios meses. En los últimos eclipses de la serie Cancer Capricornio el 5 y 20 de Julio, Júpiter ya habrá entrado en fase retrógrada y formará una conjunción con Plutón Retro. Es el momento en el que entraremos en un nuevo proceso, porque a partir de allí podremos comenzar a movernos con un poco de mayor dinamismo sobre lo que tanto nos ha costado consolidar en la primera mitad del año. Otra será la forma de comunicarnos y expresar lo que somos y lo que valoramos.

En la mayoría de la trayectoria de Júpiter por Capricornio irá formando sextiles con Neptuno en Piscis. Este es un factor a tener en cuenta, porque condiciona en gran medida nuestra voluntad y nuestra alma a dirigirnos hacia nuestros ideales, nuevas asociaciones, o una fuerte reformulación de las existentes, las que permanecerán o no de acuerdo al grado de empatía y acompañamiento que pueda darse. Como no será un tiempo en el que estemos disponibles para situaciones poco claras, es muy probable que muchas relaciones o formas de relacionarnos cambien profundamente o finalicen. Cuando hablamos de Capricornio hablamos de dedicación, entrega y materialización….. no de especulación. Sòlo lo que tenga futuro cierto tendrá terreno fértil para su desarrollo…… lo que no… perecerá. Así inicia 2020….. un camino de estructuración y de re valorización entre lo que doy y lo que recibo. Entre el sentido y la determinación. Solo podremos construir desde una nueva pertenencia a lo que nos es propio y familiar. …………………………………. Mariana

Artículos relacionados: Júpiter tiene dos caras

Luna Llena en Tauro. La emoción nos sacude ante verdades que se materializan. 12 de Noviembre

Un Luna llena en Tauro es la materialización concreta de lo vincular, pone a prueba la valoración que damos y que nos damos. Es una Luna que abre grietas casi irreparables y que deja al descubierto diferencias que van a ser muy difíciles de superar. En estos tiempos el amor pareciera agotado…. como si se hubiera escondido tras la sombra de una neblina que confunde lo que es el valor del compromiso y la aceptación de lo distinto como complemento y crecimiento. Es tan difícil encontrar actitudes claras y consensos que confiar es casi un acto de fe. El individualismo protectivo de un sobrecargado eje Nodal Cáncer-Capricornio, ante la cercanía de la unión de lod dos colosos: Pluton y Saturno que cada vez se siente con mayor potencia generan sequedad y separación en lo vincular. Nada más lejano a la superación y a la unión. La violencia se ejerce a través de la desintegración, como desaparición del campo de experiencia. Se le quita identidad. Toda esta marea emocional sale a la luz, se hace manifiesta y se activa con la conjunción que Mercurio le hace al Sol en Escorpio pudiendo darnos cuenta de lo que se encuentra detrás de actitudes, palabras, señales, profundiza sobre lo oculto. La Luna en Tauro que el 11 noviembre toca al rebelde Urano que busca la libertad del sentir y de expresión del valor propio se enfrenta a esta unión de Mercurio con el Sol. Podemos darnos cuenta de cosas maravillosas o de las realidades más crueles. Pero de lo que si estamos seguros es que esta Luna tiene la potencia de despertarnos, de crear. Esto no tiene por qué llevar a enfrentamientos, sino a tomar decisiones vinculadas a lo que tenemos que darnos cuenta sobre nuestra emocionalidad y a lo que tenemos que dejar atrás si o s, porque nos retiene. Es tiempo de dar fin y cierre para dar apertura a lo nuevo y no seguir anclados en grietas, disputas y poderes. Para esto hay muy buenos aspectos de sextiles y trígonos que llevan a poder implementar esta conciencia de pertenencia a algo que está más allá de reivindicaciones basadas en el poder. Personas, hábitos., formas personales, y relaciones tendrán la oportunidad de transformarse o finalizar. Cuando estamos atrapados en realidades que no queremos o que no aceptamos nos genera dolor, tristeza, enojo e irritación y todo esto repercute en nuestra vitalidad. Es momento de enfrentarse con lo que nos hace bien y construir hacia allí. Pero sin enfrenar a otros, sino creando. El poder creativo sobre nosotros mismos es la llave para alejarnos de luchas violentas con otros, de pensar que tenemos el poder de juzgar y criticar a otros. Todo tiene un tiempo, este es el tiempo de sembrar hacia una nueva forma, aunque existan realidades, sobre todo en lo político-social, que aún se resisten a una nueva forma de respeto por las personas. Tenemos la oportunidad de alejarnos de los engaños y mentiras que se disfrazan de legalidad o que se justifican desde la plena individualidad como camino de libertad y salida de la emocionalidad entendida como dependencia y factor de apegos. No siempre es fácil y sencillo, porque tenemos todos una tendencia a la conservación, pero es ahora cuando podemos finalizar con situaciones poco claras y engañosas.

Es una Luna de finales que da la apertura necesaria para el desapego concreto sobre expectativas ilusorias y poner claridad a la forma sobre la que buscamos construir y compartir.

Mariana. Si queres leer el análisis por signo podes entrar en Instagram https://www.instagram.com/zonas_humanas_astrologia/ o Facebook

Noviembre y la despedida de Júpiter en Sagitario, Resolviendo tensiones entre voluntades… y 2020??

El 3 de diciembre de 2019 Júpiter se traslada a Capricornio. En su paso por Sagitario (8 de Noviembre 2018 a 2 diciembre 2019) más allá de las distorsiones e ilusiones que produjeron las cuadraturas que tuvo con Neptuno, finalmente comprendimos que la verdad no es una mera construcción de la voluntad, sino que depende de la realidad y que eso es algo que no puede ocultarse ni dejar de ser tenido en cuenta. El inmenso proceso de transformación al que hemos estado sometidos requerirá de un enorme trabajo de construcción y estabilización que será una de las tareas de Júpiter por Capricornio. Desde Sagitario se planteó una expansión de consciencia y profundo aprendizaje, si hemos estado receptivos a la acción de finalización de las estructuras limitantes (apoyando el trabajo del Nodo Sur-Pluton y Saturno desde Capricornio), descubriendo y confiando en las propias capacidades y recursos internos; como la peligrosa faceta de afirmarnos y atrincherarnos sobre nuestras propias concepciones y principios como refugio de sustentación al sentir que la realidad en la que nos manejamos, los afectos, espacios y momentos de relajación uno a uno se fueron esfumando, cambiando o se encuentran totalmente resquebrajados, ya sea en la realidad o dentro nuestro. En ambos casos se produjo un enfrentamiento de voluntades y distanciamiento emocional con otros debido a un infinito sentimiento de protección interna ante el sentimiento de extrema vulnerabilidad, con mucha desconfianza ante la interpelación de la presencia de las necesidades de un otro. Todos nos estamos protegiendo, todos nos sentimos amenazados. Tenemos poco espacio interno para compartir. En algún lugar nos sentimos drenados.

Noviembre es un mes en el que no hay mucha posibilidad de acuerdos, ni encuentros porque estamos muy introspectivos haciendo un balance interno intentando separar las propias necesidades de la que no lo son. Las relaciones en toda su magnitud (personales, laborales, familiares) están en una profunda evaluación para determinar cuánta energía estamos dispuestos a dedicarles o si son posibles o no (dependerá de la capacidad de transformación que esa relación tenga). Júpiter desde Sagitario busca el sentido, y si no lo encuentra no permanece. Lo que se presenta a partir del 10 de Noviembre es un indicio fuerte de lo que será el escenario del 2020, Jùpiter hará un sextil Marte y Saturno un sextil a Neptuno marcando un tiempo de aprender a poner la energía donde se construye y no de sentirnos limitados en nuestra expresión. Los condicionamientos deben ser consensuados, no impuestos ni solapados. Esto estará muy vigente el año próximo y con mayor rigurosidad a partir de Junio. Pero para ese momento aun falta mucho, y sobre todo la fuerte influencia de la conjunción de Plutón y Saturno de Diciembre a Enero, y la triple conjunción Plutón, Saturno, Júpiter de Abril.

Preparemos la despedida de Júpiter de Sagitario para aclararnos internamente ya que con la Luna en Tauro del 12 de Noviembre trae excelentes alineaciones para finalizar un proceso interno de valoración, de concreción y finalización de proyectos. Y luego para cerrar el mes la Luna Nueva en Sagitario del 27 de Noviembre con Júpiter conjunción Venus para permitirnos una apertura desde un espacio de mayor libertad y objetividad y preparándonos para el eclipse del 26 de Diciembre (Júpiter conjunción Sol-Luna), porque a partir de allí las relaciones que no se transformen no tendrán chances de permanecer por mucho tiempo. Lo que viene es un tiempo de constancia en la construcción, no hay espacio para lo que no esté en esa dirección. Esto vale para todos los ámbitos de la vida.

Mariana

Luna Nueva en Escorpio. Momento de decisión y preparación para la conjunción Plutón/Saturno Enero 2020

Hoy iniciamos el real camino hacia la conjunción Saturno /Plutón. Escorpio contiene un gran poder de transformación desde el instinto de supervivencia, que con esta Luna se acrecienta con gran magnitud. Las diferencias y discrepancias en las relaciones pueden comenzar a sufrir un proceso de gran transfomación en un acelerado proceso de consolidación desde una nueva forma de comprender lo que significa compartir, saberse distintos en el encuentro, o por el contrario, que afloren diferencias profundas que llevan a un intenso y desgarrador análisis en los próximos días, con la retrogradación de Mercurio en Escorpio que inicia el 31 de octubre en la zona de lo que estamos dispuestos a compartir, a conceder y lo que no. Cuando el concepto de supervivencia está presente el instinto de preservación se hace fuerte. Esto está representado por la oposición que Urano desde Tauro presenta sobre la Luna Nueva en Escorpio. Es como si la unión del Sol con la Luna, que marca un nuevo inicio está sujeta a un gran cambio de paradigma basado en un cambio personal que se está consolidando desde una nueva concepción de la valoración personal con el paso del nodo norte en Cáncer. Comenzaremos un momento de muy fuerte introspección que nos ayudará a retomar y valorar de forma distinta decisiones sobre la manera y sustento sobre los que construimos nuestras relaciones. Una nueva visión que estará marcada por la conjunción de Saturno con Plutón que cada día se va sintiendo con más fuerza, pero que se perfeccionará el 10 de Enero de 2020. Por qué esta Luna de hoy marca un punto importante para esa histórica conjunción?, porque Venus ( lo que deseamos y valoramos ) está en Escorpio, pero como regente de Tauro donde se encuentra Urano haciendo oposición a la lunación, se encuentra en el grado 24, marcando una tensión (cuadratura) a Acuario, con 2 grados de diferencia) a donde estará ubicada el 10 de Enero de 2020 en Acuario (libertad), pero marca un futuro sextil (las posibilidades están disponibles pero tenemos que accionar sobre ellas) a la conjunción de Plutón/Júpiter del 1 de Abril 2020 en Capricornio (trabajar y confiar sobre lo que deseamos). Fechas a tener en cuenta. La conjunción Plutón/Saturno de Enero 2020 marca una nueva modalidad de construir estructuras en las que podamos valorar lo que significa el compartir liberados de culpas y máscaras. En ese momento Venus estará en Acuario y desde allí busca libertad para desarrollarse y encontrar relaciones y valoraciones pro activas, liberada de luchas de poder y especulaciones. Pero el cambio empieza ahora, aunque Mercurio retrograde, no es un pedimento para evaluar concretamente para arribar a conclusiones definitivas. Con Marte desde Libra hay intentos de buscar acuerdos, y ahí está la clave hasta el 20 de noviembre cuando Marte ingrese en Escorpio donde será el todo o nada en relaciones y decisiones, al mismo tiempo en que Mercurio retoma su dirección directa con decisiones y negociaciones concluidas.

Escorpio nos lleva a una muy fuerte purificación para lo que viene en 2020. Es importantísimo no caer en acciones movidos por estados de supervivencia, porque llaman a enfrentamientos y a divisiones profundas. Hacer un análisis real y concreto de situaciones y de relaciones nos encaminan al sentimiento de libertad para la decisión y confianza para poder construir y construirnos desde la libertad interna. No es fácil con esta Luna porque lo instintivo de la supervivencia puede traer separación y disgregación, pero desde allí nada podremos construir. Comprendamos las propias dependencias para poder relacionarnos, valorarnos y construir estabilidades. Serán necesarias.

Mariana

El Sol ingresa en Escorpio. Un cambio con exigencia de transformación 23 de octubre 2019. Por signo

Ahora es cuando vamos a comenzar a poner a prueba un proceso que comenzamos en Mayo 2018 y se acentuó en Marzo de este año. Nos sentimos con miedo a la transformación o estamos dispuestos a llevarla adelante? Mucha inquietud interna y aceleración de procesos se están desencadenando en estos últimos dias en los que por más que queramos sostener tranquilidad y estabilidad, podemos sentir que no lo logramos si no comenzamos a transformarnos internamente sobre una nueva forma de presentarnos y presenciarnos ante la vida. Escorpio esta asociado a la casa 8, ámbito de lo que compartimos en lo emocional y en el plano real y lo económico. El manejo del dinero, la valoración interna y en relacion a otros. Las deudas con otros y las que tenemos con nosotros. Estos aspectos van a estar exaltados fuertemente en todo el recorrido del Sol por este signo hasta el 22 de noviembre. ¿Qué necesitamos realmente, luego de excluir los miedos y desnudarnos ante una comprensión profunda y distinra de lo que signica valorarnos y valorar a otros?. En 4 dias, el domingo 27 el Sol se opondrá a Urano Retro en Tauro. Esto lo sentiremos como el cambio interno al que nos enfrentamos.y el compromiso que asumamos en esta etapa para permitir una nuestra valoracion hacia poner cimientos hacia una nueva estabilidad. Será un mes de confrontar a traves de la palabra para llegar a acuerdos o a rompimientos y alejamientos definitivos. Mes de cambio en la forma en que gestionamos nuestra economia real y mental, los deseos y ambiciones. Etapa de cambio con la exigencia de transformacion.

Por signo de Sol y Ascendente

aries♈️ : en la forma de compartir, comprender y relacionarse con otros.

tauro♉:relaciones y vínculos con la pareja y con los que elijes en lo personal o comercial para desarrollar tu vida

geminis♊ En la forma de gestionar tu trabajo, y tu vida cotidiana. Cómo cuidas tu salud. Qué comprensión tienes sobre lo que piensas y lo que haces?

cancer♋ Relación con los hijos. Qué es el amor? Y cómo expreso mi individualidad es desde el egoísmo y miedo o desde la apertura

leo♌ Cómo quiero construir mi estabilidad y una nueva forma de vida, hogar y familia. Cuánto influye el pasado?

virgo♍️ cómo comunico mis necesidades y cómo me comunico con los demás. Estudios, formación y promoción.

libra♎️: Economía, y una nueva forma de generar recursos.

escorpio♏: Enfoque desde el que nos desarrollamos en la vida y el mundo. Búsqueda de identidad. Vitalidad.

sagitario♐: Cómo se gestionan los miedos más ocultos e inconscientes. Nos atan o nos libera?? Temas que cuestan solucionar.

capricornio♑ Amistades, proyectos de vida, Metas y deseos. Conexión con la vida.

acuario♒: Profesión y vocación. Parejas estables, Relación con el público y con la autoridad. Exigencias del mundo y de otros.

piscis♓ Búsqueda de sentido. Estudios superiores. Extranjero relaciones o mudanza. Enseñanza, escritos. Temas legales.
Les comparto mi blog sobre astro política. www.lapoliticadesdeotramirada.wordpress.com

Mariana

solenescorpio #astrology #astrologiahumanista #astrologiaoctubre #astrologiaarquetipica #astrología #cierredeciclos #uranoentauro #economiaemocio

Luna Llena en Aries. Pone a prueba la coherencia entre lo que soy, lo que pienso, lo que hago y lo que siento. 13 de octubre

Quirón, ese simbolito que nos indica ese sector en el que tenemos que aprender a conocer y enfrentar nuestra debilidad está ubicado en Aries desde fines de Febrero. Aries es el impulso más primario que nos trae y nos sostiene en la vida. Lo que nos da ganas e impulso de lograr lo que buscamos. En este momento ese principio vital recibe la luz del Sol e ilumina cual reflector nuestros miedos, heridas y partes más vulnerables. Es un foco hacia la capacidad que tenemos de tomar contacto y ponernos en marcha con lo que tenemos que transformar. Para romper con lo que nos paraliza o nos retiene en un continuo estado de carencia frente al choque con la realidad. Ese espacio en donde crecen y alimentamos los fantasmas. Encontrar el equilibrio (Sol en Libra) entre los 4 paradigmas sobre lo que soy (Sol en Libra), lo que quiero (Venus en Escorpio), lo que hago (Marte en Libra) y lo que siento (Luna en Aries), ayuda a construirnos sin caer en extremos estados de ansiedad nociva que nos conducen a situaciones de depresión. La ansiedad está generada por el terror a no poder transformar una realidad y que sea ella la que termina imponiéndose, y nos deje desarmados e imposibilitados de dirigir nuestra concreta potencia creadora (Saturno en Capricornio). El sextil entre Júpiter y el Sol nos da la posibilidad de simbolizar el contacto con el equilibrio necesario entre lo que nos damos, lo que necesitamos y lo que hacemos por ello. Marte desde Libra se opone a Quirón en Aries, estará en nuestras manos seguir actuando desde la reactividad, sintiendo que esa realidad que es el afuera está en oposición y actúa como limitante agresivo, o comenzar a descubrir dentro nuestro cuál es ese dolor e imposibilidad tan interna en la cual quedamos atrapados. Todas las configuraciones de los planetas son interpelaciones a nuestro ser, a nuestro actuar y a nuestros deseos. La de esta Luna Llena en Aries está marcada por ser la primera etapa del ingreso de Urano en Tauro marzo 2019 (otra forma concreta de manifestar nuestra potencialidad) y como el preámbulo del ingreso de Saturno en Acuario (estructuras de libertad) en Marzo 2020.

La característica de esta Luna es de ruptura, tensiones, imprevistos y exabruptos si nos dejamos llevar por el miedo y por la angustia, dos hermanas de la vida, que desactivan nuestra energía para los cambios a realizar que dejen sin espacio a los propios fantasmas. Y esto no es que no existan, sino que los podemos hacer conscientes para transitar la tristeza saludable sobre una pérdida o final que nos permite tomar contacto con nuestro dolor con la finalidad de salir de allí y que no se transforme en depresión. El estado de alienación de la voluntad.

Si querés ver la predicción detallada por signo entrá en Zonas Humanas Astrologia en Instagram Mariana