Marte en Géminis. Inicia el mes de Abril. Sólo perdura lo imprescindible para este año 2019. Dejar ir para elegir ser.

El mes de Abril inicia con el ingreso de Marte en Géminis, la conjunción de Plutón con Nodo Sur, la unión de la Luna en Acuario con Lilith y Mercurio con Neptuno. La energía dinamizadora de Marte cuando se encuentra en Géminis nos permite ver la diversidad de opciones y acelera los procesos mentales y de la comunicación que, todavía pueden estar un poco confusos y borrosos. Como el 5 de Abril es la Luna Nueva en Aries, que es la que abre la puerta de real inicio de año, podemos caer en la tentación de querer abarcar muchas cosas a la vez. Esto sólo nos llevará a quedar diluido en las aguas piscianas, con poca capacidad de resolución. La inmensidad es inabarcable. Es aquí que la acción de Plutón con el Nodo Sur, hace que las cosas, personas y situaciones que no responden a la concreción de proyectos reales, solos vayan alejándose. La energía separativa es muy grande para lo que ya no tiene cabida, pero en contraposición nos deja espacio para abarcar lo posible y dedicar nuestra energía, tiempo, mente y corazón al cumplimiento de nuevas metas. Ser inteligentes con lo que soñamos es evaluar objetivamente desde la capacidad de concreción con la que contamos. El poder de nuestra mente se expresa en palabras, es mejor decir que criticar. Pero será un mes en el que será mejor medir las palabras y los impulsos, porque simplemente las razones no son siempre las que se ven y se expresan. No tendremos mayor claridad imponiendo nuestra perspectiva sobre otros. Estamos con Plutón Saturno y Nodo Sur unidos en Capricornio, lo establecido desde el poder cae, pierde autoridad y sentido. Si estás inconforme con algo o alguien, lo más conveniente es preguntarte por tu fuerza y coraje para cambiarlo a través de otras formas de pensar, o aceptar que es ya dejó de pertenecer a una nueva realidad por la que estás intentando luchar y trabajar. Situaciones violentas están a la espera para presentarse, por lo que relacionarnos desde una forma que responda a comunicar con objetividad hacia afuera y a encontrar otras formas internas ayuda a encauzar la energía con creatividad y sin distracciones que produce la tarea mental y emocional de sostener lo que queramos o no, no seguirá permaneciendo porque cumplió su ciclo.

Para encontrar la influencia de Marte en Géminis por signo podés ingresar a Instagram: zonas_humanas_astrologia

Mariana

Anuncios

Cuadratura Júpiter Neptuno 2019 Para los nacidos entre 1975 y 1981. Urano en Tauro. Revisión y Reorietación.

Las personas nacidas entre 1975 y 1981 por configuración generacional comparten a Neptuno en Sagitario en los grados 11 a 22 y a Urano en Escorpio entre los 0 y 30 grados, marcando una época en el que la búsqueda de la verdad no se encontraba en su seno familiar, ni en la sociedad, sino en la propia capacidad de confiar en que un mundo mejor es posible y que ello sólo es posible a través de la formación continua y de la apertura a nuevos ideales de lo que significa el progreso en la vida. En la gran mayoría de los casos los secretos familiares, la tradición y las restricciones fueron el origen de las fobias (Urano en Escorpio) porque era un espacio peligroso. Criados en hogares donde el concepto de familia discrepaba mucho del ideal al que las personas con Neptuno en Sagitario aspiraban. En 2019 el ingreso de Urano en Tauro hace oposición al Urano de nacimiento (Escorpio) unido a la cuadratura que Neptuno desde Piscis está haciendo al Sagitario Natal. Es el momento de confrontar los ideales, de evaluar si los logros alcanzados son los que fueron originalmente, pero sobre todo y como mayor fuerza la oposición de Urano desde Tauro que hace que surjan los miedos, los fantasmas y la realidad de que muchas veces pensando que la sociedad, instituciones y organizaciones en las que desempeñan sus tareas, son otras formas de restricción. La mayoría de los profesionales de esta generación trabajan en grandes multinacionales que no hacen más que reproducir los viejos esquemas de destrucción de la individualidad al igual que las familias de origen. La realidad se presenta como cruel, despersonalizante y saturada. Aunque se haya alcanzado cierto grado de éxito, está surgiendo la necesidad de rever y re diseñar un futuro diferente. Momento de detenerse y darle otro objetivo a la vida. Este es un año clave para esto, porque la activación que genera Júpiter desde Sagitario en cuadratura a Neptuno en PIscis pone en primer plano este momento. Produciendo una gran sensación de vacío unida a una necesidad de escapar de lo cotidiano y de la abulia que se produce por la desilusión a través de ideales que con el tiempo no sean posible de concretarse. Es un gran momento para repensar el sentido de la vida, de lo logrado y de construir esos nuevos ideales, no desde el escapismo, sino desde lo que los que tienen a Neptuno en Sagitario saben hacer muy bien. Formarse para una nueva etapa que tendrá su mejor momento a partir de 2026.

Si estás interesado en ver este ciclo en stu carta natal y en tu vida, podés contactarte conmigo.

Un cariño, Mariana

EQUINOCCIO Y LUNA LLENA EN LIBRA. EL DILEMA DE LAS RELACIONES. 20 marzo 2019.

Iniciamos el año astrológico con una Luna Llena en Libra, indicador de que el tinte del año será en el plano relacional. La paradoja detrás de esta Luna, en que sincronizan dos principios, el de inicio de año con el de cierre (Luna Llena) de heridas sobre nuestras relaciones, marcando claramente un antes y un después en la forma en que manejaremos nuestros vínculos. De alguna forma esta Luna nos evidencia en qué medida hemos dejado o no atrás viejas heridas emocionales. La influencia del entorno astral muestra una gran tensión entre lo que deseamos, cómo lo construimos y desde qué expectativa. El hecho de estar abandonando el origen más profundo de la construcción de los vínculos emocionales, nos genera una polarización tanto interna como externa. La presencia de los Nodos en el eje Cáncer Capricornio, y en este mismo signo la conjunción de Saturno con Plutón es una gran fractura con lo que en algún momento pensamos que debía o tenía que ser de alguna forma determinada. Muchas veces nos resistimos a la experiencia de encontrarnos en plena libertad de decisión y elección porque esto implica evaluar y poner en claro qué tipo de compromiso tenemos con nosotros mismos. Palas Atenea (sabiduría y estrategia) en el signo de Libra se encuentra retrógrada, significando este análisis sobre la relación que somos capaces de generar y sostener con nuestro deseo. Esta Luna Llena del 20 de Marzo es la primer Luna de una serie de tres en que el dilema de la libertad en las relaciones se resolverán finalmente el 27 Octubre. Construir vínculos desde la libertad (Venus está en Acuario junto a LIlith) implica un compromiso que quizás aún no estemos tan decididos a asumir, tengamos en cuenta que Marte está en Tauro que es una fuerza unidireccional. A su vez Juno en Géminis genera dualidad y no estar fijo a una forma determinada. En este esquema las relaciones que generen dependencia (estar pendiente) ya no sean tan atractivas, porque en su esencia implican relaciones de poder y de verticalidad. Las relaciones que se generen en este tiempo, tienen que poder ser de igual a igual, sin estar pendiente, sino de poder fluir, de sentirse perteneciente y no pertenecido. La igualdad es dignidad (Marte trígono Plutón) y el Amor merece la mayor cuota de dignidad entre las personas. Urano abandonó Aries, en los vínculos ya no hay reactividad. Urano en Tauro (Venus regente) en cuestiones de Amor plantea la construcción lenta, y si gozamos en ese estar construyendo, permaneceremos, si no, simplemente no. Sobre todo cuando Venus-Lilith en Acuario forma un semisextil separativo a Plutón. Qué significa esto? Que Venus (Amor y Valoración) está en una fase de transformación. Ya tuvo su encuentro con Plutón y el Nodo Sur del 15 al 20 de febrero cuando rompió con dependencias. Estos 15 días hasta el 5 de Abril muchos temas en relaciones saldrán a la luz para luego poder tomar decisiones.

Si te interesa leer las influencia signo por signo de esta Luna podés entrar en Instagram Zonas_Humanas_Astrologia

Mariana

Con el Cuarto Creciente en Géminis damos cierre al Año. Tensiones, confusiones y engaños.

Muchos cambios salieron a la luz a partir del 5 de Marzo cuando se formó la Luna Nueva en Piscis seguida el 6 de Marzo por el ingreso de de Urano en Tauro. Tenemos que recordar que estamos viviendo el acercamiento de Plutón con Saturno, quienes marcan el final de un ciclo de 30 años incrementado por la unión con el Nodo Sur todo este proceso en el signo de Capricornio (instituciones, gobiernos y estructuras dominantes). A este escenario se le suma la Cuadratura entre Neptuno y Júpiter marcando fuertemente los engaños, los manejos ocultos y la distorsión sobre la realidad. Con Mercurio retrógrado en Piscis nuestra racionalidad se ve fuertemente afectada, nos sentimos agobiados, y nuestros pensamientos se manifiestan desde la sensibilidad, esto lo sienten con mayor fuerza los signos mutables (Piscis, Virgo, Sagitario y Géminis de Sol y Ascendente). Este Cuarto Creciente nos lleva a re-evaluar dónde dirigiremos nuestra energía, nuestro tiempo y nuestras emociones en el año astrológico que inicia el 20 de Marzo con el ingreso del Sol en Aries formando una Luna Llena. Esta última semana que inicia hoy 14 de Marzo, será una semana muy tensionante, porque más allá de que los cierres son agónicos, a éste se le suma la pesadez de que nos sentimos desencantados, rodeados de incertidumbres. Sostenerse en ese estado es desgastante. Las cuadraturas formadas por Sol/Neptuno/Mercurio Retro en Piscis con la Luna en Géminis, y con Júpiter en Sagitario, nos lleva a actuar ante las situaciones que están pendientes, a las carencias, a las mentiras detrás de las que el mundo se nos presenta. Nos cuesta sentirnos pertenecientes a algo, y corremos el riesgo de transformarnos en nuestros propios enemigos. Piscis corresponde a la Casa 12 que en astrología antigua era considerada la casa de los Enemigos Ocultos, actualmente interpretada como el inconsciente.

Es un buen momento para un stop, y de ser lo más objetivos posibles y estar atentos a lo que está saliendo a la luz, poner en orden pendientes, darnos un espacio de conexión para permitir que con la unión de Mercurio con el Sol el 15 de Marzo podamos darnos cuenta de lo que tenemos que finalizar para un nuevo comienzo el 20 de Marzo, aunque quizás estemos muy polarizados entre lo que deseamos y nuestra capacidad de acción por la cuadratura de Venus en Acuario busca, quiere y desea cosas distintas para nuestra con Marte. en Tauro a quien muchas veces le cuesta cambiar la forma en que se maneja, pero esto se está terminando con el ingreso de Aries en Tauro. Muchos cambios, mucha inestabilidad y mucha energía de finales.

Links: Júpiter tiene dos Caras Luna Nueva en Piscis Mercurio Retrógrado en Piscis

Les deseo a todos una semana en la cual podamos re encontrarnos para comenzar a transitar una nueva realidad. Mariana

Mercurio en Piscis- Sinapsis hacia la interioridad y su periodo retrógrado del 5 de marzo 2019

Mercurio rige las funciones, conexiones y comunicación neuronal que posibilita el contacto con el exterior, la comprensión, el aprendizaje. Cuando se encuentra en Piscis, signo que nos conecta con la zonas más profunda del inconsciente, el proceso neuronal de envío de información (sinapsis) se encuentra influenciado por la energía de agua. Dirigiendo la atención hacia la emoción, los recuerdos, la memoria. Un proceso de aislamiento y de introspección nos dificulta el pensar dirigido hacia el exterior y hacia el mundo. Podemos percibir que la vida cotidiana se hace pesada e insostenible, porque en realidad requiere de toda nuestra atención, que en estos momentos se encuentra desviada hacia nuestra interioridad. Mercurio estará en Piscis hasta el 18 de abril. Esto no quiere decir que hasta ese momento estaremos sintiendo la pesadez, la falta de atención y las dificultades para el pensamiento práctico. Pero sí que estamos haciendo un proceso de re conexión y de eliminación emocional que será más fuerte a partir del 5 de marzo. Esta semana Mercurio hace buena conexión con Venus que contrarresta la cuadratura con Júpiter que nos puede traer errores al apresurarnos en emitir juicios y al recibir información. Es muy importante estar atentos a estabilizar la emoción y evaluar la realidad de nuestras relaciones, desde dónde nos estamos relacionando y hasta dónde nos estamos adecuando y hasta dónde valorándonos, para no traicionarnos a nosotros mismos. 

El 5 de marzo Mercurio comienza su retrogradación luego de la unión con Quirón recién ingresado en Aries. Es como si regresara a buscar en nuestro interior aquello que nos mantiene retenidos y nos imposibilita nuestra acción. Pero como en ese mismo momento Mercurio y Quirón hacen un sextil a Venus en Acuario, para darnos la posibilidad de definirnos en libertad. Porque Venus es la representación de nuestra definición sobre lo que nos gusta, de nuestro deseo, de nuestra propia belleza y valor interno. Todo este movimiento va a estar condicionado por el ingreso de Urano en Tauro, con lo cual finalizada la retrogradación de Mercurio tendremos que tomar decisiones importantes por nuestra estabilidad y libertad. El 14 de marzo de une con el Sol y es un buen omento para revisar nuestras ideas para no quedarnos encerrados en nuestro pensamiento, sino utilizarlo para tomar contacto con nuestro potencial creativo. Es un día a tener en cuenta y no precipitarnos en nuestros juicios, porque al día siguiente se cuadra con Júpiter y podemos ser víctimas del engaño de nuestras propias palabras. Es preferible esperar hasta el 11 de abril para tomar resoluciones de importancia cuando vuelvan a encontrarse. Del 20 al 25 de marzo es un excelente día para rever el compromiso con nuestras metas y objetivos para modificar lo que sea necesario referido a nuestros ideales. El 28 de marzo Mercurio finaliza la retrogradación y Venus ya estará acompañándolo en Piscis, la manifestación del amor de Venus. Al retomar su camino directo irá conectando otra vez con Saturno, Plutón, y Júpiter para ahora sí estar más claros y despejados. Si estamos confundidos en lo que somos, no podemos accionar sobre lo que deseamos.

Mariana

Marte conjunción Urano y Cuarto creciente en Tauro. El momento en que ya estamos viviendo otra realidad. Estrella Mirach. 12 de Febrero 2019

Llegamos al momento en que si por alguna circunstancia no quisimos, no pudimos o nos resistimos a tomar conciencia de que estamos viviendo otra realidad de la que se presentaba como posible, a la que estábamos acostumbrados, llegó. La unión de Marte y Urano este año es de una significación importantísima, porque es la última vez que se reunirá en el el signo de Aries hasta dentro de 84 años. A esto se le une que se da en un grado crítico de Aries que es el 29. El grado 29 del signo de Aries (del Yo soy) es lo que podríamos visualizar como la disolución, el caos necesario para el resurgimiento concreto y real. Está asociado a la valentía, y desde la interpretación astrológica, animarse a ser lo que se es. Hay mucha tensión que nos está llevando, queramos o no, a impulsarnos a ser lo que nos hace auténticos. Cuando la realidad se hace cada vez más asfixiante nuestra fuerza de supervivencia se multiplica. Es tiempo de acción por el cambio y de concentrarnos en nuestros ideales y objetivos (Neptuno sextil Saturno). Estamos en un momento de gran confrontación entre el Eros o pulsión de vida y Thánatos (pulsión de conservación-muerte). Este cuarto creciente de Luna en Tauro es un llamado al instinto de supervivencia y cuando sucede esto es cuando nos vemos obligados a sacar a la luz la mejor versión de nosotros mismos, ser lo que somos. Si no existe algo que nos movilice, un proyecto hacia el futuro concreto y real, por el cual tengamos deseos de volcar nuestra energía, quedamos atrapados en la naturaleza entrópica propia de un sistema. Todo sistema sin retroalimentación tiende a su degeneración y a su muerte. Estamos con Sol en Acuario, los cambios y la urgencia de futuro están presentes. Cuando hay un por qué y un hacia a dónde, el caos (Urano) se organiza y somos capaces de ingresar a nuestro sistema (a nuestra vida), la cuota de retroalimentación para dirigirlo. No acallemos el instinto (Vesta y Mercurio están unidos en Piscis) porque será una guía en este proceso de creación de una realidad que podremos sostener solamente desde la llama interna que se encuentra en nuestra Alma despojada de todo condicionamiento. El proceso de individuación lo estuvimos viviendo los últimos dos años con el Nodo Norte en Leo, ahora tenemos que cuidar lo que descubrimos. El grado 29 también está presente cuando miramos a Quirón y vemos que se está despidiendo de Piscis para ocupar el lugar que deja Urano. Empieza otra etapa, en la que los que intenten mostrarnos las soluciones como una cuestión de fe dejarán de tener representación y autoridad porque llegó el momento en el que estamos construyendo nuestros propios sistemas que nos llevan a evaluar en qué ámbito nos sentimos inferiores y dominados para generar las estrategias y salir de allí. El instinto está unido a la supervivencia de lo colectivo ante la hostilidad y violencia del sistema (social, personal o intrafamiliar) que tiende a la exclusión (lilith en Acuario). El cuarto creciente en Tauro nos propone un camino hacia un ordenamiento (Luna Llena en Virgo del 9 de febrero) que no provendrá del afuera, sino que habrá que construirlo y para construir es necesario manifestar, hablar, comunicar solo lo comunicable a quien deba ser comunicado. Porque las palabras tienen carga de direccionalidad y lanzadas al viento quedan sin materialidad. Con la conjunción Marte Urano podemos sentir mucha inquietud y tensión si estamos pasivos. Pero mucha energía y determinación para inicios, originalidad y recursos para ponernos en movimiento y encontrar las forma de un camino distinto para llegar a donde nos dirigimos. Las repuestas están dentro nuestro, no las esperemos de otros. Nuestro instinto está muy abierto. Dejar la emocionalidad es una de las claves, porque podríamos caer en un mar de confusión y desánimo, Venus está en Capricornio y no está dispuesta a dejarse influenciar por el romanticismo. Busca concretar proyectos y relaciones que aporten estabilidad.

Aspectos más técnicos desde la astrología: La unión de Marte con Urano es una unión muy fuerte, de mucha energía que busca liberarse, es explosiva. En el grado 29 en que se da esta conjunción se encuentra la estrella Mirach asociada a lo Afortunado. Pero qué significa esto? Unido a los acontecimientos que se están sucediendo que para resumirlos es que Plutón está en conjunción al Nodo Sur en camino a la conjunción con Saturno: fin y cambio de estructuras. Venimos de un Eclipse de Sol en Leo el 21 de Enero, luego la Luna Nueva en Acuario del  4 de Febrero con Lilith como protagonista, que marcaron grandes finales a sostener lo insostenible, y para finalizar este período estamos con la conjunción de Marte y Urano en Aries en cuadratura a los Nodos Cáncer Capricornio. Sin dudas otra realidad ya está ante nosotros que nos desafía a ser lo que somos, a ser la retroalimentación de nuestra propia vida, ver nuestras debilidades para saber de nuestras necesidades, expresarlas, y canalizarlas con acciones. Sin esto se nos hará difícil entender que tenemos la inmensa responsabilidad de cuidarnos y recrearnos.

Mariana