Luna Llena en Leo. No sostengas incertidumbres. 28 Enero 2021

Eclipses

Cuando se presentan configuraciones planetarias tensas como las que estamos atravesando, una de las cosas más importantes es sostener la motivación, que paradójicamente es lo que primero se pierde. Y ahora es cuándo más que nunca tenemos que integrar una proyección a futuro, pero no desde la espera, sino desde la acción de recuperación sobre nuestra capacidad de sentir alegría. Sin ese condimento la motivación no se activa. La alegría que necesitamos recuperar es la de saber que finalmente está en cada uno de nositros la elección de cómo aceptamos los retos en los que nos encontramos. Esto tiene un costo? Si…. el costo de movilizar verdades sobre las reales motivaciones que nos impulsa todos los días a elegir crear nuestra vida, porque sobre lo que queramos sostener vamos a tener que accionar. Y esto no se refiere a una persona en particular, un trabajo o posesiones, sino a lo que subyace a toda manifestación, sentir la libertad de cambio.
✔✔
Camino a la Luna Llena en Leo:
✔ Hay memorias y caminos emocionales de los cuales desprenderse,
✔Algunos están en laberintos mentales
✔Otros grabados en el cuerpo

📌📌 Uno y otros nos mantienen inmovilizados si no hacemos el enorme esfuerzo de reconectarnos equilibradamente con ir resolviendo una a una las situaciones. Con Júpiter en Acuario en cuadratura a Marte en Tauro unido a Urano, nos hace impacientes y la impaciencia insatisfecha, arrogantes. Desde la arrogancia herida es muy difícil conectarse con la alegría de sabernos personas capaces de accionar por lo que deseamos desde el amor como fuerza creadora a la cual podamos recurrir cuando la necesidad de certidumbres nos atropella. Sobre todo que Venus se une con Plutón en Capricornio: la posesividad tiene varias caras, una de ellas es la de pretender mantener controles estrictos sobre lo que nos da miedo.

La Luna en Leo frente al Sol. Mercurio. Júpiter y Saturno en Acuario es una fuerte toma de conciencia sobre la urgencia de ponerle palabras a los hechos y actitudes que quedaron sin expresión, con el fin de encontrar algún lugar desde el cual tener un poco de claridad a partir del cual poder confiar.
Transitar este climax astral no es nada sencillo si no encontramos claridad interna, Lo más conveniente es tratar de centrarnos sólo en sostener lo que se manifiesta claramente y no permitir que la confusión nos paralice.
Es el momento de decidir por lo que se revela auténtico y concreto, empezando por cada uno de nosotros. La evasión a la espera de soluciones externas no son el camino a atravesar en estos tiempos que requieren de un total compromiso con la transformación y estabilización emocional para afrontar los retos que 2021 nos propone. Júpiter en Acuario conjunto al Sol abre posibilidades, pero tenemos que estar dispuestos a no permanecer en el dramatismo de un ego herido.

Con la Luna Luna Llena en Capricornio del 30 de Diciembre 2020 finalizó un ciclo y ahora tenemos que intentar darnos la posibilidad de estructurar y adecuarnos a las nuevas formas. Nos necesitamos renovados para ocuparnos en procurarnos la libertad de responsabilizarnos por gestionar los cambios, pero también de mantener la mente y el cuerpo como una unidad. Porque el cuerpo es la materialización (Tauro) que en este mes de Enero van a estar en conflicto por la aceleración mental ( Mercurio en Acuario). Dos tiempos con dos energías de las que tenemos que aprender a disponer.
Así se presenta este mes de Enero y Febrero, llenos de imprevistos, de posibilidades, de presión hacia una nueva forma. Teniendo que acomodar ritmos y tiempos. Tenemos que saber que no vamos a poder con todo lo que se presenta si no intentamos dar orden de prioridad a los asuntos y sobre todo evitar, en lo posible, entrar en conflicto de voluntades con otros y con nosotros mismos.
Nos espera un trabajo contra la insatisfacción unido a muchas ganas de cambio para lo cual lo mejor es tomarnos un tiempo para conectarnos con lo que nos genera unidad interna y con la capacidad de disfrute, porque cuando relajamos la actividad mental es cuando surge la inspiración que trae soluciones. Ese será el trabajo de Mercurio retrógrado en Acuario a partir del 30 de Enero. Pero si permanecemos en espacios mentales y corporales nocivos, nos vamos a sentir atrapados y sin salida posible. Las tensiones que se presentan en el cielo están para trascenderlas y no para quedar encerrados en ellas. Lo mismo sucede con nuestra carta natal, que puede ser un mapa de vida a transitar o una cárcel plagada de determinaciones. En tiempos de cambios es cuando más tenemos que confiar en nuestra posibilidad de cambio y de saber contar con personas que nos ayuden consolidar nuevos caminos.

Buscar aclarar situaciones que hemos elegido, en algún momento, sostener en la nebulosa por miedo a perder algún tipo de ilusión a futuro, es el mejor regalo que nos podemos brindar sabiendo que Mercurio comienza su retrogradación y que nos lleva a una revisión de compromisos.
✔ Recordemos que ya estamos bajo la cuadratura entre Saturno y Urano, que se potencia el 17 de febrero luego de la Luna Nueva en Acuario…. todo esto indica que no podemos seguir de la misma forma en que intentamos sostenernos desde agosto 2020 hasta ahora. Y este es parte del mensaje de esta Luna Llena en Leo. Dar luz a lo que intenta quedar en sombra Permitirte saber con lo que cuentas te brinda libertad de acción.

🌚 Semana de cuadraturas fijas…. todo puede temblar…. que sea para gestar vínculos y estructuras de real autenticidad. Comencemos por nosotros.

Iluminemos nuestra proyección a Futuro sabiéndonos creadores de nuestra realidad.

Mariana

Semana Clave para un cambio de dinámica. 17 al 24 de Enero 2021

Llegamos a una de las semanas claves de 2021, en que se manifiesta con toda su plenitud la energía que nos va a acompañar en todo 2021: Cambio o Restricción. Desde el 20 de Diciembre comenzamos a sentir que algo no podía seguir cómo estaba, que comenzaba a molestar y que nos hacía falta un cambio, y que ya nos es más difícil seguir manteniéndonos en la incertidumbre y lo inestable. Bueno ahora con las cuadraturas exactas entre Júpiter en Acuario desde el 17 de Enero al 9 de Febrero y la Cuadratura de Saturno en Acuario con Urano en Tauro desde el 20 de Enero a mediados de Marzo, llegó ese momento en el que “tenemos” que comenzar a activar otros caminos neuronales que nos permitan abrirnos a darle algún tipo de forma y estructura a nuestras vidas. Estamos obligados, ya sea porque hay situaciones que nos agobian y de las que nos damos cuenta que las posibilidades que esas condiciones nos ofrecen ya sean situaciones, personas, o las formas en que nos manejamos implican una parálisis de nuestro desarrollo material o emocional; o bien porque las condiciones externas son muy limitantes, cada vez más opresivas y confusas.

Como esta es una semana clave que marca la forma en que vamos a posicionarnos en 2021, es sumamente importante reconectarnos con el sentido y entusiasmo por lo que hacemos. Tauro busca disfrute y productividad y Acuario busca espontaneidad, afinidad y proyectos. Sólo en la medida en que podamos encarnar y unir estas dos energías vamos a poder sentir cierta estabilidad interna que nos permita afrontar la construcción de nuestra estructura interna. Como es una energía de rebeldía lo mejor es no actuar impulsivamente, porque lo impulsivo muchas veces sólo intenta sostener lo eternamente igual e intentar sostener tal como está, lo que no tiene otro destino que el cambio. En el plano interno podemos estar sintiendo mucha tensión tratando de sostener dos dinámicas temporales contrapuestas, la de querer generar cambios radicales en contraposición a querer abstraernos de la realidad como si nada estuviese sucediendo. Y la verdad es que están sucediendo más cosas de las que nuestra mente puede asimilar por eso es tan necesario tratar de conectarnos con lo que nos brinde unidad interna. Esa será la gran tarea de Mercurio en Acuario que va a permanecer hasta el 15 de Marzo!!!!.

Una de las cosas más importantes en estos días es poder sostener la estabilidad emocional fundamental para evitar dispersiones frente al sinsentido. Toda energía de cambio necesita dirección y es nuestra responsabilidad encontrarla, creer en ella y alimentarla a través del compromiso que asumamos primero con nosotros y luego hacia los demás.

Tenemos que tener cuidado con la nostalgia y la angustia producto de un insondable cansancio del alma, que pareciera que no encuentra un espacio de reposo. Comienza la etapa crítica del año, que si la sabemos manejar con conciencia nos abre infinitas y nuevas posibilidades. Pero tenemos que estar dispuestos a comprometernos fuertemente a ponerle un límite a nuestras limitaciones y ansiedades, porque es lo que nos mantienen prisioneros de la inacción y la frustración.

Mariana

Comienza a sentirse la cuadratura Saturno Urano. Enero 2021

Con el ingreso de Marte en Tauro activando la conjunción Júpiter Saturno en cuadratura a Urano definitivamente el 2021 despertó. Si en 2020 convivimos con las palabras virus y cuarentena, en 2021 ya comienzan a vislumbrarse algunas de las que nos acompañarán en este 2021: Toque de Queda y Vacunas. Ya estamos empezando a sentir esta nueva realidad que aún no está consolidada pero que deja entrever sus directrices. Todo tiempo de crisis es cuando estamos a medias entre un sistema que no termina y otro nuevo que no está consolidado, y en medio nos encontramos nosotros, con nuestras vidas cotidianas, con el inmenso agotamiento que significó la interminable retrogradación de Marte en Aries formando varias cuadraturas a la triple conjunción (Júpiter, Saturno, Plutón en Capricornio) . Ahora estamos adaptándonos a una realidad que aún nos es ajena, pero que es nuestra responsabilidad apropiárnosla asumiendo el alto deterioro social,-económico y humano. Está quedando al descubierto la crisis institucional que cada vez se hace más evidente. Es tiempo de cuidarse y evitar alimentar los sistemas de control exacerbados y la única forma de hacerlo es a través de la responsabilidad individual de cuidar el colectivo. Enero, Febrero y mediados de Marzo van a ser los primeros meses más tensos del año, en el que vamos a transitar una de las configuraciones más restrictivas y de mayor incertidumbre. Los sucesos se irán desenvolviendo uno tras otro como un continuo que obligan a crear desde la nueva estructura de un nuevo paradigma. Ninguna respuesta conocida sirve ya para lo que viene, comenzó el tiempo real y concreto del cambio.

El ingreso de Marte en Tauro la noche del 6 de Enero activa la cuadratura entre Saturno y Urano. Qué significa esto?… que comenzamos a vivir un tiempo en el que vamos a tener que convivir con una realidad que puede manifestarse muy restrictiva si no nos adecuamos a una nueva forma de manejarnos y movernos desde la conciencia de que la libertad no es rebeldía al sistema, sino que es construir un sistema desde la libertad. Como Saturno es la energía de la restricción y limitación necesaria para que lo que se inicie tenga bases sólidas, al estar tensionado en cuadratura a Urano (los cambios que se den van a ser radicales) y como está en Tauro, vamos a tener que trabajar muy duro para darle dirección a ese derrumbe de toda seguridad con la que nos manejábamos y desde la que impulsábamos nuestra acción.

Marte en Tauro

Marte es el principio de autoafirmación y acciona desde ese precepto. Si bien Tauro no es su mejor sitio para Marte, por Tauro es el domicilio natural de Venus, a Marte le cuesta accionar desde una energía de quietud, pero tiene su beneficio y es que bien canalizada la energía de Marte en Tauro puede accionar por la búsqueda de satisfacción de deseos de estabilidad. Y más tomando en cuenta que desde el 8 de Enero estará en trígono a Venus en Capricornio. Nuestra capacidad de re organización, paciencia y persistencia está siendo puesta a prueba, justo lo que menos podemos tener en estos tiempos si nos mantenemos sujetos a una antigua forma de concebir la realidad y concebirnos. Saturno Júpiter son los creadores de otro modelo con el que rápidamente vamos a tener que sintonizarnos.

Hasta el 14 de Enero 2021 Urano está retrógrado y aún estamos bajo el efecto del último gran eclipse de Sol en Sagitario del 14 de Diciembre que apuntó directamente a la caída de los principios sobre los que intentábamos sostener y fundamentar nuestra idea de libertad y estabilidad. Y ahora como nos estamos acercando a la unión de Marte con Urano a partir del 14, 15 de Enero y la unión de Marte con Urano de por sí genera una energía muy inestable que tiende a manifestaciones violentas y abruptas, aún más estando en un signo fijo que es poco adaptable a los cambios. Pero esta unión no se da sola, sino que lo hará formando cuadratura con los planetas en Acuario (Júpiter y Saturno) Esto le agrega un componente más de tensión. Los imprevistos van a ser una constante, puede haber problemas con los vuelos, con las comunicaciones, la electricidad y el tema económico será protagonista junto con los sistemas restrictivos que se implementan para intentar contener los contagios, y aumento de impuestos para solventar los gastos de los Estados. Es un momento clave en el que vamos a poder comprobar el grado de violencia contenido en lo personal y en lo colectivo, que esperemos que no surja en su totalidad y que con la ayuda de Mercurio que ya ingresa en Acuario el 8-9 de Enero haya un despertar de conciencia y se encuentren otras soluciones a la situación presente. Todo lo que parecía un inicio de año más aliviado, comenzará a mostrar el verdadero carácter de 2021, un esfuerzo por evitar la limitación y la parálisis en lo concreto material y económico como en lo emocional.

Desde el 7 de Enero es conveniente tener mucho cuidado en todo tipo de declaración o intento de acuerdo, porque las posiciones pueden estar encontradas y nadie estará muy dispuesto a ceder porque el miedo a perder la incipiente estabilidad que podemos estar intentando sostener, nos pone muy reactivos. La cuadratura que Mercurio desde Acuario forma con Marte y Urano entre el 8 y el 15 de Enero puede traer confrontaciones y desacuerdos o llegar a conclusiones apresuradas. Es mejor centrarse en darle forma a proyectos que estén sin finalizar a comenzar algo totalmente nuevo, porque la fuerza de concentración de Mercurio unido a Saturno contribuye a que podamos concentrarnos y encontrar los cambios y modificaciones necesarias. Es un momento para repensar objetivos a largo plazo intentando no entrar en inmovilidad mental que puede traer un fuerte sentimiento de soledad y depresión.

Lo ideal es no entrar en desesperación, ni estados de ansiedad inabarcables, porque desde esa emoción siempre estarás buscando un salvador que te rescate, y en este momento no es la mejor opción. El trígono de Venus a Marte en signos de Tierra (Venus en Capricornio y Marte en Tauro) busca relaciones estables emocionalmente y que tengan objetivos en común a largo plazo. Que sean capaces de atravesar momentos críticos sabiendo y manteniendo el objetivo fijado previamente. Esto es lo que se va a estar trabajando principalmente a partir del 30 de Enero cuando Mercurio en Acuario comience a retrogradar fundamentalmente en Febrero 2021.

La Luna Nueva en Capricornio del 13 de Enero marcará el tomar conciencia de la crisis en la que estamos y la frustración aumentar, como si estuviéramos en un tubo sin fin, pero vamos a presenciar y a gestionar cambios repentinos que abre nuevas posibilidades, siempre y cuando nos adaptemos a esos cambio que no podemos controlar y que están hiper activos en Tauro.

Enero es un mes largo y muy agotador sobre todo a partir del 7 de Enero cuando comienzan a gestarse los cambios que se van a estar implementando a partir del 17 de Febrero con la primera cuadratura exacta de Saturno con Urano.

Mariana

24 de Diciembre. Todo Rito y Ceremonia son re-significadores de sentido. Venus en Sagitario, Cuadratura Marte Plutón.

Lo religioso no está circunscripto a lo dogmático ni a las costumbres, sino a la esencia de lo que somos como seres humanos.
El término “religión” proviene de re-ligare, que es reunirse con lo que somos. El problema es cuando ese “qué somos” se lo delegamos a otro…. sea institución, dogma o persona.
En esta Navidad luego de la conjunción Júpiter/Saturno en Acuario (estrella de Belén en su contexto histórico astronómico astrológico), se hace presente un cambio de tiempo/era, en el que la redención está pura y exclusivamente en nosotros, Nodo Norte en Géminis.

Al momento del brindis la Luna va a estar en Tauro junto con Urano y Lilith; Marte en cuadratura a Plutón; luego de un eclipse potentísimo. Por suerte Venus desde Sagitario, respondiendo a Júpiter, que está en Acuario, nos lleva a encontrar ese sentido religioso propio del hombre en el encuentro auténtico de unidad con quien decidamos tener frente a nosotros. Si no logramos una real comunión con los que compartimos., las tensiones van a hacerse presentes….
La Navidad como toda ceremonia religiosa marca resignificación de sentido. Intentemos recuperar desde esa Venus en Sagitario el propósito de rito del 24 de diciembre para comprender que el amor no es sacrificio de uno u otro, sino un compromiso de igualdad y respeto.

Costó mucho llegar hasta acá…. merecemos darle otro sentido a nuestras vidas.

Felicidades. Mariana

Saturno-Júpiter. Hacia un cambio de paradigma social y personal. Diciembre 2020

Saturno y Júpiter son los llamados planetas sociales porque son los que marcan el límite y separan a los planetas personales (Sol, Luna,Mercurio, Venus y Marte) de los transpersonales (Urano, Neptuno y Plutón). Su encuentro se produce cada 20 años marcando los cambios generacionales, las formas en que se comprende cada época y la forma en que se estructura. Si bien existen otros ciclos mayores que los engloban el ciclo de unión de Saturno y Júpiter enmarcan y delinean las estructuras sociales y políticas de una época.

La importancia de este año 2020, más allá de la gran significación en sí de la unión, es que cambia el elemento de encuentro, será en Acuario -Aire-. Desde 1920 esta conjunción se estuvo formando en signos de Tierra (menos en el año 1980 que lo hicieron en Libra -Aire-). El elemento Tierra se caracteriza por materializar y dar forma a lo iniciado en el período del elemento Fuego (de 1820 a 1900), y busca la materialización, preservación, acumulación y control, es decir, tener un sentido palpable de sus posesiones, sean tanto afectivas o materiales. Que en el año 2020 se cierre un ciclo de conjunciones Júpiter-Saturno en Tierra e inaugure un ciclo de Aire que duraría hasta 2080, marca pautas diferentes. El elemento Aire, luego de que la tierra ha dado formas concretas a la energía del fuego, se lo considera el espíritu dado a las cosas: los signos de aire simbolizan el intelecto, y el intercambio con los otros. Esto ya nos habla de la forma hacia dónde se prefiguran los próximos años, un cambio profundo sobre la concepción del concepto de hombre, sociedad y mundo. El concepto de ética y moral social está fundado en base a la humanidad, igualdad y libertad. Júpiter busca la ampliación de límites, sean mentales como del concepto de limites físico político de las naciones y países, y en Acuario la confianza y mejoras que el hombre puede lograr hacia la humanidad en la medida en que toma conciencia de la libertad en una sociedad más humana, con acceso igualitario de oportunidades. El mundo como espacio a ser habitado en forma solidaria. Acuario está sintonizado con el mito de Prometeo, quien le roba el fuego a los dioses para entregárselo a los hombres, en un acto de igualdad y equiparación. Porque lo divino habita en el hombre. Saturno desde Acuario aporta la estructura para que esos ideales de humanidad universal sean realizables en un nuevo concepto de sociedad. Lo material es consecuencia y no el objetivo. Estamos definitivamente en un cambio de época, entre un sistema que se resquebraja hacia uno que aún no está consolidado. La transición a nivel socio político y económico no será sencilla. En lo personal implica un alto grado de responsabilidad, autenticidad y libertad que son los valores acuarianos, tanto sobre nosotros mismos como por la humanidad y sobre el planeta entendido como nuestro hogar. Algunos cambios que ya estamos transitando se profundizarán y estructurarán, que son los vinculados a la concepción del trabajo, la riqueza y el uso de la tecnología destinados al mejoramiento de la calidad de la vida. Pero para esto aún falta un tiempo, cuando Plutón ingrese en Acuario a partir de 2024 y en 2027 se encuentre con el Nodo Norte en Acuario. En Marzo del 2019 Plutón se encontró con el Nodo Sur en Capricornio marcando el inicio del fin de un sistema, en 2027 lo hará con el Nodo Norte en Acuario como inicio de un nuevo sistema socio político. Hacia allí vamos.

Mariana…..