Luna Nueva en Tauro- 22 de Abril. Dos meses de re construcción.

Dos meses de re construcción. Urano en Tauro finalmente se hizo sentir en toda su naturaleza acompañado por el ingreso de Saturno en Acuario, y el mundo se vió obligado a frenar para reacomodarse. En poco tiempo todo se volvió impredecible, no porque no lo fuera con anterioridad a la pandemia, sino porque las formas con las que habitualmente nos manejábamos ya no son ni serán efectivas. De una u otra forma y sin olvidarnos de los problemas en la economía real que día a día parecieran profundizarse más, estamos obligados a rescatar la fuerza y valor interno para crear nuevas posibilidades de reconstrucción desde la abismal experiencia de decidir y actuar desde lo que vendrá. Esta expresión puede sonar como una falacia, porque en uno de los mayores momentos de incertidumbre plantear la posibilidad de pensar desde lo que vendrá parece un absurdo. Pero no lo es. Estamos en una Luna Nueva en Tauro y los temas de Tauro son seguridad, sostenimiento, economía, el cuerpo, la tierra, el placer y nuestro sistema de valores…. todo lo que justamente en este momento está sometido al mayor grado de incertidumbre que pueda ser pensada. Es muy difícil lo que estamos atravesando no sólo por la crisis económica mundial, sino porque estamos en un proceso de reseteo de nuestro sistema y estructuras internas. ¿Qué trae esta Luna Nueva en Tauro del 22 de Abril (23 para algunos países)? Una profunda y obligada re estructuración interna, porque lo que tenemos que construir deberá estar sustentado por la claridad y autenticidad de nuestra identidad y sobre todo desde la capacidad de sostenimiento interno de esa estabilidad que deseamos construir. Sería un error pensar que todo va a volver a ser y a ordenarse como lo era, porque sencillamente ya no lo es. La radicalidad de Urano en conjunción a la Luna Nueva consolida el cambio. Un cambio que está íntimamente vinculado a la transformación de perspectiva sobre los valores con los que de ahora en más vamos a asumir el sentido de nuestras vidas. No son momentos fáciles, hay mucho dolor, muchas pérdidas de vidas, mucha sensación de desintegración. Pero aunque suene paradójico, los problemas que tendremos que afrontar de ahora en más son los mismos que se encontraban solapados en el devenir de nuestra vida cotidiana. La libertad que perdimos por tener que tener que cumplir el aislamiento quizás sea la misma libertad que ya habíamos perdido tratando de sostener lo insostenible y justificando lo injustificable. ¿Qué ciclo abre esta Luna Nueva? , bueno, Venus es su regente, porque lo es del signo de Tauro, que actualmente y desde el 9 de Abril con Luna Nueva de Aries inició su período de sombra en el signo de Géminis, donde el Nodo Norte va a ingresar el 4 de Junio. Esto significa que estamos iniciando un proceso de evaluación interna muy minuciosa y dolorosa sobre lo que llamo el concepto de cercanía: En qué mundo queremos vivir, qué y quiénes van a ser parte de este proceso pero fundamentalmente bajo qué valores. Ahora más que nunca tenemos que comenzar a reconstruir estabilidad desde la reconstrucción de nuestra escala de valores. No somos nosotros los que elegimos la situación en la que estamos, pero si somos nosotros los que podemos elegir la forma desde la cual la vivimos y la forma en que nos re convertimos, para dejar de vivir desde la ajenidad de las formas propuestas e impuestas y hacernos plenamente cargo de nuestra vida. Ese proceso es interno y es propio, no podemos esperar que se resuelva desde el afuera. Es muy difícil encontrar sentido en momentos de crisis tan profundas como el actual, pero es un esfuerzo al que le tenemos que dedicar nuestro mayor esfuerzo. Este tiempo va a pasar, como han pasado otros momentos de crisis, y tenemos que estar internamente sostenidos.

Marzo fue el mes de los cambio y Abril nos enfrentó a través del aislamiento con nuestros mayores miedos, esos que estuvimos intentando ocultar a través de distracciones absurdas aunque sabíamos que en algún momento teníamos que resolver. Urano es un huracán que arrasa con lo que está saturado para dejar paso a lo nuevo y con posibilidades de crecimiento. Nada podremos sostener si nos fijamos a las formas conocidas, Necesitamos ampliar nuestra perspectiva, pero para ello tenemos que tener una dirección que sea auténtica, válida y con sentido, porque la estabilidad la encontraremos en la construcción del proceso, esto puede hacerse bastante difícil en el mes de Mayo, por eso lo más importante es no perder de vista este objetivo tan importante para preparar y sostener las bases para abordar la segunda parte del año. 2020 un año en dos actos – Júpiter en Capricornio: Un trabajoso camino de consolidación entre el sentido y la concreción.

Están disponibles las consultas particulares a través de Video Llamadas para analizar tu Carta Natal, Revolución Solar o alguna consulta puntual sobre cómo y hacia dónde dirigir las transformaciones que estamos viviendo. Espero tu consulta.

Mariana

.

Abril. Último mes de Nodo Norte en Cáncer. Podemos crear una nueva forma de pertenencia. Estamos obligados. El mundo está encerrado.

El mes de abril es un mes en el que la radicalidad de los hechos y de los acontecimientos se va a profundizar aún más, sobre todo la primera parte del mes. Ante esto lo importante será intentar sostener la calma para no perder la posibilidad de darnos cuenta de la transformación que cada uno va a tener que hacer para adaptarse a este doloroso proceso en el que estamos inmersos que viene de la mano de la primera conjunción de Júpiter con Plutón de este año 2020. Si bien la radicalización y profundización de los cambios ya está presente, ahora es cuando comienza el proceso de toma de conciencia de lo que significa lo que estamos atravesando, tanto a nivel personal como colectivo. La primer quincena de Abril es cuando comenzarán a aparecer no sólo los conflictos económicos que se están produciendo a nivel mundial unidos con una gran incertidumbre hacia el futuro, sino también grandes cuestionamientos y búsqueda de culpables, porque nos encontramos llegando al pico máximo de tolerancia tanto para los Estados y los sistemas de salud y las economías, como para los individuos, porque el aislamiento tiene sus consecuencias. Marte es el planeta que activa los sucesos, así lo hizo cuando se unión con Plutón/Saturno/Júpiter que puso en marcha el proceso de desencadenamiento de la pandemia COVID-19 (que tuvo sus inicios con el eclipse del 26 de Diciembre 2019). El ingreso de Marte en Acuario conjunción con Saturno en Acuarioy cuadratura con Urano en Tauro nos dará una pauta de lo que tenemos que tener en cuenta a nivel personal y económico para el nuevo proceso que planteará fuertemente en 2021: la disyuntiva paradigmática de convivir con un sistema que se derrumba y herido, y otro que aún no conocemos y está en construcción. Por eso es importante centrarse en la propia evolución enfrentando el propio límite ( Quirón en Aries). Cada persona por su historia, la comprensión interna y evolución que esté dispuesto a afrontar, podrá hacerloaunque no sin grandes cuestionamientos y tensiones que requerirán de una rápida pero estratégica nueva organización. Marte ingresó en Acuario el 30 de Marzo y se encuentra con la conjunción con Saturno, una de las configuraciones de mayor prueba sobre la capacidad interna de resistencia al sentimiento y vivencia de limitación. Si logramos sostener la incertidumbre, el miedo y la tensión de sentirnos impotentes, porque lo que estamos viviendo es una gran rendición de un esquema interno al que estamos habituados. Esto es lo que fundamentalmente está a la base de este proceso del que sólo podremos dar cuenta si podemos tomar este período desde una proyección de nuestro tiempo mental hacia 2021. Por eso este es el momento de hacer los cambios radicales y estratégicos (sean de conciencia o de acciones concretas) que nos van a sostener a fines de Junio y a principios de Noviembre cuando Júpiter y Plutón vuelvan a unirse. Es un tiempo de crisis, dolor y limitación, para algunos puede ser mayor y para otros menos, pero la vida de todos está cambiando y aunque parezca difícil y nos cueste es el momento de generar distintas estrategias a largo plazo. Llegamos a este mes sabiendo que el ambiente cercano tan necesario para la subsistencia ya no es es seguro y que ese ámbito de cercanía y nutrición lo tenemos que constituir en acciones conjuntas con otros. El cuidarse y cuidar al otro ya no es solo un precepto moral, sino que lo tendremos que ejercer como preservación mutua. Evaluar esa cercanía que buscamos conformar será lo que estará muy presente a partir del 3 de Abril cuando Venus abandone el ya no tan seguro y estable Tauro para ingresar en Géminis hasta el 6 de agosto. La sincronía de este año entre los planetas personales es muy significativa, porque el escenario de fondo es la tan ya conocida conjunción Plutón Saturno Júpiter, pero los que manejan los tiempos y activan ese trasfondo son Mercurio, Marte y Venus. El día que Venus ingresa en Géminis forma un trígono con Saturno en Acuario (dos signos de aire) en que las relaciones aunque tengamos muchas ganas de compartir tendrán el filtro de la intelectualidad, no podremos conectaros de la misma forma en que lo hacíamos, ahora primará el nivel de transformación de conciencia. Ese mismo día en que Venus entra en Géminis, Mercurio (el regente de Géminis ) se unirá a Neptuno en PIscis, esto nos va a permitir internalizar y procesar la magnitud de la dificultad de poner en palabras lo que no podemos expresar con el lenguaje corporal y emocional de la distancia social, de muerte y de contagios en el que estamos sumergidos. Este doble movimiento de Venus y de Mercurio, nos lleva a necesitar comunicarnos, comenzar a movernos un poco más libremente (que de apoco se va a ir dando), nos lleva a otro tipo de confrontación. Esa confrontación es la de cómo cada uno de nosotros está transitando este cambio de paradigma. Hay quienes lo estarán viviendo desde la espera pasiva de que esto pase para volver a su vida habitual (que no sería la propuesta de este tiempo) o desde el lugar de comprender la profundidad y radicalidad de este momento. Los miedos y las formas más arcaicas (las lunas de cada persona) están siendo puestas en juego para evolucionar, y este es el juego que tenemos que enfrentar y trascender. Venus desde Géminis que por su retrogradación nos va a acompañar hasta el principio del fin de la modalidad de vida por la pandemia en Agosto, también será una purificación y limpieza de las falsas cercanías y es un puente a los Nodos Géminis/Sagitario, en que la amplitud de perspectiva interna nos ayuda a comprender que los fundamentalismos no son el camino en este tiempo.

Siguiendo el camino de Mercurio, que representa la forma en que comprendemos y ponemos palabras y juicios a la interacción entre el mundo y nosotros, entrará en Aries (una de las zonas más complicadas, junto con Capricornio, este año. Porque si algo nos está costando es sentir que podemos accionar ). Mercurio en Aries no pone muy directos en la forma de expresarnos y sin filtro. Esto puede dar lugar a un alto grado de agresividad y a ponernos extremadamente enfáticos y críticos con lo que es distinto a nuestra forma de comprender y actuar. Pero como cada vez hay menos espacio para la imposición de ideas, será mejor usar esa energía para comprender que tenemos que centrarnos en dirigirnos a actuar y no mal gastar el tiempo en discusiones vanas, porque nadie es capaz de cambiar de pensar de nadie si no está dispuesto internamente a hacerlo. La gran división que peligrosa y solapadamente se puede estar gestando es la división entre los que siguen un camino de construcción de futuro y los que lastimosamente permanecen en querer imponer su limitada y restringida concepción de concebir este proceso.

Abril es el último mes del Nodo Norte en Cáncer tenemos la enorme posibilidad de crear real pertenencia, desde este nuevo paradigma que se nos presenta como desafío.

Mariana

SATURNO EN ACUARIO 2020 EN TRÍGONO A VESTA EN GÉMINIS. Aislamiento y aprendizaje para crear un Mundo Nuevo.


El ingreso de Saturno en Acuario que se produce cada 29/30 años anuncia cambios sociales y políticos importantes. En 1932 Hitler gana elecciones en Alemania. En 1961 Mandela funda el brazo armado del Congreso Africano contra el régimen racista y son los primeros lanzamientos de naves al espacio. En 1991 el colapso de la URSS y la caída de Gorbachov. Ahora estamos viviendo el colapso de las estructuras de los Estados de la mano de un virus pandémico que nos lleva a una cambio profundo de la concepción de la función de los Estados y de lo que implica nuestra participación concreta y real en este nuevo paradigma al que estamos yendo. Esto es Saturno en Acuario, la construcción de lo social como garante de la libertad colectiva individual. La libertad genuina implica una enorme responsabilidad de sostenimiento del concepto de igualdad. Esta es la representación de Acuario y con el ingreso de Saturno en el signo este 22 de Marzo nos obliga a re construir el concepto de pertenencia en el mundo como sociedad en la que habitamos.

A nivel personal Saturno en Acuario nos convoca a un compromiso concreto y real con lo social como estructura que tiene como objetivo dejar de ser prisioneros de lo pura y estrictamente material. Este ingreso de Saturno en Acuario se produce en el mismo momento en que Vesta lo hace en Géminis formando un trígono entre sí, Esta unión indica que para todos y cada uno de nosotros será un momento de gran confrontación sobre cómo, por qué y hacia dónde estamos estructurando nuestra vida. Vesta estará en Géminis entre el 22 de Marzo hasta el 4 de Junio, cuando el Nodo Norte ingrese en Géminis. La importancia de Vesta en Géminis es que nos hace re pensar la relación con nuestro entorno más cercano, sobre la cantidad de palabras y justificaciones inútiles en la que muchas veces fundamentamos nuestros comportamientos para evitar cambiarlos, bueno, este es el momento de introspección necesaria previa al ingreso del Nodo Norte en Géminis, porque si no no vamos a poder comprender el profundo cambio que estamos transitamos, porque estamos yendo hacia el Nodo Norte en Géminis (la cercanía concreta y real toma cada más relevancia). No vamos a ser los mismos en Julio, cuando Saturno reingrese en Capricornio para darnos la posibilidad de comenzar un proceso de re construcción de estructuras y relaciones posibles, concretas y reales de futuro. Una gran prueba de silencio y sostenimiento interno (Vesta en Géminis) como el que estamos transitando nos puede sumergir en pensamientos de miedo, angustia y temor, pero es la forma de confrontar esos cambios que nos van a traer estabilidad y libertad. No es fácil… y lleva tiempo. Es una prueba y aprendizaje muy duros, pero Saturno es así y en Acuario nos obliga a construir libertad legítima nutrida por la influencia Canceriana del Nodo Norte.

El sentimiento de limitación que podemos estar sintiendo en estos días es el aprendizaje sobre lo que realmente es la libertad y la independencia. El cambio de sistema de valores va a cambiar profundamente el concepto de vínculos y relaciones. Seguramente muchas relaciones se afianzarán y otras desaparecerán porque Acuario pide compromiso sincero, pero esto se va a estar manifestando a partir del 4 de Abril cuando Venus desde Géminis (donde va a retrogradar) forme un trígono con Saturno en Acuario.

Lo importante es llegar al 30 de Marzo reconfigurados. En esa fecha Marte hará su ingreso en Acuario y será un momento cúlmine en el que sentiremos la mayor limitación y frustración. Pero si podemos reconocernos con la energía Acuariana de libertad y responsabilidad y no la de rebeldía, estaremos iniciando un cambio concreto y real hacia la salida de la real limitación que es el de querer persistir habitando un mundo tal como lo estuvimos haciendo hasta ahora.

Equinoccio del 20 de Marzo Recordando que somos una totalidad Marzo, el mes en que estrenamos los cambios, Saturno-Plutón, la sincronicidad temporal, Una gran oportunidad de redireccionar nuestras vidas

Mariana

Venus sextil Urano. El Amor como proceso de una nueva perspectiva de libertad. 15 de Enero 2020

Adelantos de Saturno en Acuario. Venus en Piscis es uno de los mayores y sutiles contactos con los anhelos más profundos e intensos con lo bello, la armonía y con el amor. Si negamos nuestra Venus nos restringimos, nos anulamos porque sin conciencia de que el Amor es uno de los grandes móviles de nuestra vida, vivimos una vida cercenada. Este es uno de los mensajes que nos trae este sextil que forma Venus desde Piscis con Urano en Tauro. Sentirnos independientes no tiene que estar relacionado con la negación del Amor, porque ese es un Amor mal comprendido. El poder compartir desde la independencia, la comprensión y desde el saber que todos somos parte de un mundo carente de cuidado es una de las formas que tenemos de acercarnos no solo al potencial interno que poseemos para crear el camino hacia el resultado, sino de construir relaciones desde la estabilidad emocional, entrega, sin miedos y con la responsabilidad de saber que la otra persona es una persona y no un producto descartable que juega el papel ficcional de acallar momentos de soledad. Urano que está regido por Venus que representa la forma en que damos valor a las cosas, a las personas, a la belleza y a nuestros deseos. Tauro responde a la estabilidad, la valoración y el gozo, y desde que Urano ingresó en Tauro estos conceptos están cambiando de manera acelerada. Pero que cambie no implica permanecer en la inestabilidad o sin capacidad de gozo, sino que nos incita a crear una nueva estabilidad. Y sobre esto tratará el Amor en 2020. Este sextil del 15 de Enero nos permite un contacto con la realidad de los vínculos que estamos alimentando para no construir castillos de arena donde nos los hay. Ya queda cada vez menos espacio para lo que no se manifieste plenamente, para los ocultamientos, el egoísmos y la falta de sinceridad y esto lo vamos a sentir claramente el 22 de Enero cuando Venus forme sextil con Júpiter en Capricornio y el 27 cuando se una a Neptuno en cuadratura a Marte. Muchas relaciones estarán tomando otra dinámica de Enero a Marzo. Las que puedan convivir con los nuevos paradigmas tienen la enorme posibilidad de elegir el camino de construcción de una realidad de a dos, y las que intenten mantenerse en la falta de claridad, sostenidos por argumentos vacíos o retenidos en el miedo a la apertura, caerán en el sinsentido y la disolución. Del 15 de Enero al 8 de Marzo serán momentos de definiciones en estos temas con un punto clímax los primeros 10 días de Febrero. El 8 de Marzo Venus se unirá a Urano en Tauro y en sextil al Nodo Norte en Cáncer, intentemos llegar a ese día lo más livianos posibles de nosotros mismos para comprender que la construcción del amor requiere de un concepto de real libertad en que esté incluido el otro y no de la libertad de uno sobre el otro. Esto es lo más alejado al egoísmo enmascarado tras el velo de libertad. Todo este recorrido de Venus anuncia el ingreso de Saturno en Acuario el 20 de Marzo 2020.

Podés leer el post del Eclipse del 2 de Julio 2019 en el que se adelanta lo que estamos viviendo ahora: Link El Inicio de una Nueva Afectividad

Mariana