Cuando el yo defiende la valoración y el impulso de vida. Venus Star Point. Avant de Júpiter en Escorpio

Cómo se rescata lo que somos en sociedades excluyentes?  En tiempos de fin de ciclos la encrucijada se presenta en la paradoja de ser uno mismo enfrentado a lo que se propone como única posibilidad viable de pertenencia. Estamos finalizando una temporada en la que pertenecer implica aceptar. El paradigma de estos días transcurre en no sentir la exclusión por no sentirte partícipe de un sistema que enarbola principios morales basados en ilusiones alejados de la realidad cotidiana. Pertenecer a una comunidad implica responder a un sistema jurídico, que debiera garantizar el bien común y los derechos básicos de habitabilidad en una comunidad. Pero los Nodos están finalizando su estancia en Leo y Acuario conjuntamente con Júpiter finalizando su paso por Escorpio. Todo  para pasar a otro estadio en el que esas estructuras ya no tienen validez, porque empezaremos a cuidar lo propio y todo aquello que nos nutre y en lo que sentimos familiaridad, porque finalmente es allí donde podemos desarrollar nuestro potencial. La oposición de Urano con Venus  al mismo tiempo en que Mercurio Retrógrado se unió con Júpiter en Escorpio  nos brinda la posibilidad de vivenciar tan profundamente la contradicción entre el medio en que vivimos y nuestras necesidades de pertenencia, que es un buen momento para hacer una pausa y redireccionar. ¿ACEPTAMOS NUESTRA INTUICIÓN O NOS AMOLDAMOS A UNA REALIDAD QUE NOS PRESENTAN COMO LA ÚNICA POSIBLE? Tengamos en cuenta que Mercurio entró en Sagitario, y las verdades no quedarán calladas. Tenemos que saber que con Júpiter ingresando en Sagitario el 8 de noviembre, las posiciones ideológicas de aquellos que no se han transformado y enfrentado consigo mismo cuando Júpiter transitó  Escopio, tenderán a sostener sus posturas como absolutas. Pero esta no es la misión de Júpiter en Sagitario. La versión más elevada de este signo es ampliar fronteras, tanto mentales como de saber. Y el saber no es cerrado y obtuso, sino que es posibilidad de  apertura a la inclusión de otros. Enfrentemos lo que somos para poder trascenderlo y no quedarnos encerrados en justificar sin ver otras perspectivas. Toda idealización, tendrá su cuota de frustración. Cerremos ciclos.

Mariana

 

Anuncios

No existe amor, verdad ni sentido sin referencias concretas. Luna Nueva en Capricornio. Nuevo Ciclo.

Las Lunas en Capricornio refieren a Metas a Largo plazo, a la responsabilidad y el sostenimiento del trabajo constante y riguroso por la manifestación concreta y real de la fundamentación de nuestras vidas. La importancia de esta lunación radica es que marca concretamente la puerta de ingreso de un período de 2 años en los que pondremos en acción lo aprendido en los últimos tres años y que tenemos la excepcional oportunidad de tomar plena conciencia de que nada puede distraernos de nuestro cuidado y de nuestro camino que ya no será de lucha por el reconocimiento, sino de camino firme por nuestras metas. Como estamos en procesos de finalización de la comprensión profunda de que la perfección se encuentra en el reconocimiento y aceptación de las limitaciones, podemos crecer. Capricornio es la residencia del tiempo, pero ¿qué es el tiempo? Es eso que todos comprendemos pero que no podemos definir, es la vida misma en movimiento. Pero todo movimiento, todo tiempo y toda vida deben estar direccionados. Seguir leyendo “No existe amor, verdad ni sentido sin referencias concretas. Luna Nueva en Capricornio. Nuevo Ciclo.”

Preparando la Luna Nueva en Capricornio. Decisiones firmes, Inicios concretos, Amor estable

En el artículo Fechas Importantes de Mercurio Retrógrado, había comentado que los días 11-12 y 13 de Enero 2018 serían un momento para ampliar las expectativas, poner énfasis y acentuar las transformaciones. Esta será un semana importante, porque simbolizará de manera concreta la manifestación de una nueva forma de encaminarnos en nuestras decisiones, en nuestras relaciones, y en la forma en que le damos sentido a nuestra actividad, a nuestra dimensión de lo que es vivir por aquello que merece serlo. Si tenemos la sensación de sentirnos perdidos ante los nuevos acontecimientos, tengamos presente que difícilmente  nos encontraremos sin hacernos  las preguntas adecuadas, pero sobre todo si seguimos voces que no nos son propias. Estos días tenemos que permitir que sea nuestra propia convicción la que lleve la acción adelante. La tarea primordial es el encuentro con lo que queremos lograr como vida, para permitir de este modo el encuentro con el otro como otra persona posible, real y concreta. Para que surja una conexión real. Estamos en tiempos de máximo realismo. Todo lo que se ha mantenido desde un lugar de ilusión irá poco a poco desvaneciéndose para permitirnos la construcción de aquello que puede ser posible. Tenemos la gran oportunidad de darnos cuenta y de re dirigir, de re diseñar y de proyectar, no desperdiciemos estos dias, trabajemos en y por nosotros, sin distracciones, pero sabiendo muy conscientemente que estar abiertos a la oportunidad de que personas que acompañarán estos procesos, hagan su aparición, para acompañar y no para diluirnos delegando en otros el trabajo propio.

El Martes 16 con Luna Nueva en Capricornio iniciaremos un tiempo propicio para llevar adelante lo que en nuestra cabeza ya está gestado.

Buen fin de semana. …y seguramente situaciones y personas nuevas comenzarán a entrar en la escena de nuestras vidas. Los compromisos que tengan que ser se irán concretando poco a poco. Pero el secreto es descubrirnos a nosotros y estar seguros de la vida que deseamos vivir.

Mariana

Fin de Semana: Momento importante para proyectar el año. Star Point (Venus-Sol).

Si pensamos que las alineaciones planetarias son momentos que posibilitan cambios, acciones, pero sobre todo momentos que funcionan como toma de conciencia, podremos comprender las alineaciones que se están dando hoy y mañana y que seguirán vigentes y acentuadas en esta semana del 8 al 12 de enero.  Hoy y mañana (6 y 7), son esos días que son únicos en el año (unión Venus con Sol), el año anterior fue el 24 de marzo 2017 (Link) en el signo de Aries. En esa ocasión Venus estaba retrógrada, por lo tanto nos presentaba un momento oportuno para revisar internamente nuestras relaciones en general. Este año tendremos dos Star Point el de esta semana y el 26 octubre. Este primer momento (7 y 8 enero) se da en el signo de Capricornio unida a varios planetas que nos incitan a la concreción. A la valoración sobre nosotros en tanto generamos dirección y estructura a nuestras vidas. Como venimos en un proceso en el que todos y cada uno de nosotros de una u otra forma está en proceso de cambio y reconstrucción, esto puede llevar a provocar un choque de fuerzas, que si están mal dirigidas o se establecen desde el lado destructivo y no de resurgimiento (Plutón forma parte activa de esta configuración) puede tornarse deprimente y angustiante. Un sentimiento de soledad puede invadir la posibilidad de encontrar este momento como un inicio y un resurgir altamente productivo y regenerativo.  La vida es una lucha de fuerzas vitales tanto positivas como negativas. Nuestros estados de conciencia son los que nos mueven para uno u otro lado. Este es el momento de hacernos plenamente conscientes (Capricornio) de aquello que en marzo del 2017 tuvimos la oportunidad de repensar, de re valorar y por lo que vivimos y trabajamos en 2017. Este es el momento para proyectar y concretar bases, inicios y proyectos. Una semana después con Luna Nueva en Capricornio estaremos inmersos en los inicios concretos. Pero para ello es sumamente necesario proyectarnos, planearnos, fijar metas. Luego y siguiendo este ciclo, el 26 de octubre, las circunstancias en las que se de el Star Point serán diferentes, será en Escorpio (donde está Júpiter) y con Venus retrógrada. Será quizás momento de evaluar los recursos con los que contamos y hacer los cambios necesarios. Urano estará en Tauro volviendo a Aries, movimientos en la economía se estarán manifestando, tanto en lo personal como de nuestros socios, parientes y pareja o socios. Será el momento de evaluación de los recursos con los que contamos tanto en lo emocional como en recursos de dinero.

Este es un hermoso momento para conectarnos y poder (a través de las metas y proyectos reales y posibles), ponerle palabras y acción a los anhelos y deseos. El deseo es lo que mantiene viva la llama de la vida, pero es momento de que ese desea sea concreto, real y posible. Dar el salto a lo posible y salir del reclamo hacia el otro, (el otro es un espejo de uno mismo.

Buen finde y buena semana. Mariana