Luna Llena en Aries. Intensidad que nos pone a prueba. 1° Octubre 2020

Otra ola de cambios e incertidumbre se está formando justo cuando pensábamos que estábamos comenzando a acomodarnos a la nueva realidad. Ante esta situación la primera reacción que podemos sentir respondiendo a Marte retrógrado en Aries es la de frustración, angustia y reacción. En estos momentos y por lo que se está se está gestando es uno de los peores caminos que podemos elegir porque todo nos está obligando a entender que tenemos que estar elaborando un proceso de cambio aún más profundo del que estuvimos haciendo. Una nueva manera de afirmarnos desde nuestra identidad, éste es la propuesta 2020, re definirnos y sostenernos. Esta última parte de 2020 es decisiva, porque define la forma en que vamos a atravesar 2021, que también se presenta desafiante, Siempre que iniciamos un nuevo ciclo…las transformaciones que hayamos hecho en el anterior nos darán las herramientas imprescindibles con las que vamos a contar.

Ahora todo se acelera y toma una dinámica distinta. Las cuadraturas que va a estar formando Marte con Saturno/ Plutón y Júpiter se van a hacer sentir hasta medidos de Diciembre, con distintos niveles de intensidad. La puerta que abre esta Luna es la de la toma de conciencia de que los procesos de cambio aún no finalizaron y que ante esto tenemos que modificar la forma en que habitualmente intentamos afirmarnos. Aunque estemos agotados, no nos queda otra manera de afrontar este período que con la entereza que podamos obtener de equilibrarnos internamente y confiar en que estamos dispuestos a eliminar nuestros sistemas de control. Sólo vamos a poder manejar situaciones desde un cambio de perspectiva. Van a haber imprevistos, pero qué otra cosa es la vida que eso!!!! Con lo único que contamos es con nuestra capacidad de cuidado sobre nosotros y nuestras relaciones, que por otra parte van a estar pasando por un tamiz de revisión. Mercurio ya se encuentra en sombra en Escorpio y retrogradará hacia Libra a partir del 13 de Octubre).

Esta Luna tan tensa nos sacude cierta tranquilidad lograda para informarnos que los cambios tienen que ser aún más profundos, porque recordemos que estamos construyendo a futuro y no se puede hacer a medias. En esta Luna Marte retrógrado y Quirón son protagonistas, quedan iluminados por el Sol desde Libra, para dar un cierre final al manejo de situaciones tal como lo veníamos hacíamos. La energía tiene que estar dirigida hacia el futuro y ya no hacia el pasado. El 2 de Octubre Venus pasa a Virgo y esto es un alivio, porque la energía de Venus en Virgo nos acerca a comprender el cuidado que tenemos que tener sobre los detalles que componen el día a día en relaciones y como estará en trígono a Urano se aleja de su propia necesidad de control. No tenemos que olvidarnos que estamos construyendo estabilidad interna y sólo podrá acompañarnos en 2021 lo que nos permita construir posibilidades concretas.

Este es el gran trabajo de acomodamiento de estructuras que estamos atravesando y que ahora vamos a estar sintiendo con toda su fuerza, crudeza y poder. El Sol en Libra nos va a mostrar nuestros desacuerdos y temores internos para encontrar ese tan anhelado equilibrio y hacer un nuevo pacto. Primero con nosotros y luego con otros.

Mariana

Luna Nueva en Escorpio 7 de Mayo.

La Luna Llena en Escorpio cuando estamos transitando quizás el mayor momento de desintegración de todas las seguridades conocidas con un gran cambio y crisis económica adquiere una significatividad muy importante. Nos permite simplemente darnos la inmensa posibilidad de cambiar. y autoregularnos emocionalmente para encontrar dentro nuestro la estabilidad que necesitamos para las bases que de ahora en más queremos para lo que viene. El eje Tauro/Escorpio está relacionado con lo que soy, pero con mayor relevancia con las herramientas con las que contamos para proveernos de lo necesario para conservar la vida tanto en un sentido material como emocional. Es verdad que sin dinero ni alimento no subsistimos, pero lo más doloroso es sentirnos incapaces de conectarnos con nuestra fuerza productora. Cuando este principio se encuentra comprometido (Quirón en Aries) nos instala en una fuerte pérdida de sentido de nuestro propio valor, porque toda producción es una huella que abre la posibilidad de guiarnos hacia un universo de sentido de referencia que vincula la propia historia con un futuro posible. Tauro es el polo de la seguridad para el crecimiento y Escorpio, su opuesto, es la energía que nos permite transmutar cuando comprendemos que la vida es el eterno fluir del equilibrio entre lo que somos y generamos con lo que somos capaces de brindar y recibir de otros. Toda Luna en Escorpio nos conecta con la relación que establecemos con nuestro poder personal, con nuestro deseo, con nuestra íntima forma de conectarnos con otros. Una Luna Llena interpela porque ilumina, pone foco sobre lo que proyectamos fuera.

El contexto de esta Luna Llena en Escorpio acompaña la profundización de la gran transformación en la que estamos. El cambio de Nodos a Géminis Sagitario posibilita nuevas perspectivas y aunque esta Luna es una aproximación muy directa a nuestra emocionalidad también nos conecta principalmente con una activación concreta para reconstruirnos y sobreponemos al contacto con la pérdida. Todos hemos perdido algo en este contexto mundial, pero la pérdida es parte de la vida, el problema es cuando asociamos la pérdida con aspectos que hemos querido mantener ocultos y que en última instancia son nuestras debilidades y miedos. Ahora los tenemos que afrontar y comunicar porque lo que viene hacia adelante está fuertemente vinculado con la autenticidad y la libertad. Esa es una responsabilidad que cada uno de nosotros tiene que asumir.

Entramos en etapas de definiciones y esto requiere de evaluaciones concretas sobre lo que deseamos construir como entorno propio: Venus está a punto de retrogradar a partir del 11 de Mayo en Géminis y el Nodo Norte ingresó en este signo. El eje Tauro/Escorpio también es el eje de lo que damos y recibimos. Con Marte en Acuario en cuadratura al Sol en Tauro estamos obligados a ponernos en movimiento y a liberar nuestro potencial en la confrontación con lo que nos limita o nos juzga interna o externamente. En Escorpio la Luna no está en su mejor posición, y nos pone reactivos, porque demanda seguridad del afuera y eso es algo que ya no existe. Por eso es una excelente oportunidad para ver claramente nuestras dependencias emocionales que son las cadenas que alimentamos en busca de seguridad. Este aspecto hay que tenerlo en cuenta especialmente porque Neptuno estará en cuadratura con Venus (regente de Tauro) todo el mes de Mayo.

Donde tengamos a Escorpio en nuestra carta natal es el sector que tenemos que transformar internamente para reencontrarnos y retomar nuestro propio poder, no para sostener, preservar o someter a otros a nuestra voluntad sino para dejar atrás lo que nos enreda en la vida porque esa es la única forma de florecer.

Es el momento de liberarse del código de escasez para lograr la fusión de la pulsión de vida y no de muerte. El cambio de Nodos influye en esta lunación: Mercurio está en Tauro junto al Sol y Urano, y Plutón retrógado con Júpiter y Saturno ambos estacionarios, y esto va a permitirnos energía de expansión interna. La sensación de desarraigo se manifiesta cuando nos alejamos de nuestra naturaleza y es tiempo de volver a ella. Conectémonos con lo que nos de placer sin pensar que la solución se encuentra fuera de nosotros. Con los Nodos Cáncer/Capricornio aprendimos a poner sanos límites para construir lo propio, ahora debemos darle oportunidad de que se manifieste.

Sé que no es fácil abordar el eje Tauro/Escorpio cuando muchas personas están sintiendo la crisis económica en carne propia, pero lo que viene es un aprendizaje muy fuerte sobre cómo administramos nuestro potencial desde una nueva estructura que tenemos que construir.

Guía para cada signo para esta Luna Llena: En YouTube : https://www.youtube.com/watch?v=ebiQzzQ2XR4&t=25s

Mariana

Venus Retrógrada en Géminis. Tiempo de hablar de las relaciones y el amor.

A Venus se la asocia con el amor, pero en realidad va más allá del amor idealizado en abstracto. Representa la belleza que resulta de la armonía de la conexión entre lo que deseamos, lo que hacemos y lo decimos y pensamos. No existe armonía si no tenemos claridad para valorarnos y valorar lo distinto. Esta es la magia de las relaciones, poder desprenderse del narcisismo de valorar desde uno mismo y no desde el otro. De querer que el otro sea lo que deseamos. La química de toda relación está en el permitirse mostrarse mutuamente para elegirse.

Este año Venus y Marte los signos de la energía femenina y masculina estarán retrógrados, Venus en Géminis y Marte en Aries. Pero es Venus la que va abriendo el camino. Es la que primero llegó a Géminis signo en el que ingresará el Nodo Norte y esta es la energía que va a marcar el mood donde podremos encontrar armonía. Es la apertura a la posibilidad de las relaciones para que sean posibles desde lo simple de elegirse sabiéndonos individualidades que estamos atravesando procesos de cambio. La comunicación fluida y rica en la posibilidad de intercambio de ideas es la que puede generar auténtica cercanía y confianza. No es tiempo de grandes dramas emocionales, ni de luchas por validarse personalmente a través de una razón unilateral que al fin y al cabo termina en silencios y resentimientos. La energía de aire (Géminis) es liviana y esto no hay que confundirlo con falta de compromiso. El compromiso está entendido si no, no existiría la posibilidad de comunicación. El compromiso se basa en la libertad de no tener que estar ratificándolo constantemente.

¿Qué trae esta Venus retrógrada que vuelve a reposar en Géminis luego de 8 años? La última vez que Venus retrogradó en Géminis fue en 2012 y en ese momento los Nodos se ubicaban inversos a los que tendremos este año. El Nodo Norte estaba en Sagitario y el Nodo Sur en Géminis y Urano en Aries. Las relaciones respondían a esa época de individualismo extremo, en que cada uno se relacionaba desde el sostenimiento de la independencia como principio de regulación. 2012 es el año en que Tinder es lanzado al mercado de las relaciones. La virtualidad y la instantaneidad coparon el amor, los vínculos y lo cotidiano.

Este año de la retrogradación de Venus en Géminis es un retorno a lo cercano. Vamos a estar valorando y evaluando nuestro propio concepto de cercanía para anexar a otro u otros. La valoración de la posibilidad de cualquier tipo de relación necesitará bases sólidas en la permanencia de la estabilidad emocional y no desde la subsistencia. Venus y Mercurio van a estar actuando juntos hasta el 12 de Mayo sobre esas alianza que pueden ser perdurables o no. Desde el 9 de Abril Venus ya está en período de sombra cuando tocó el grado 5 de Géminis con los Nodos aún con toda la intensidad en Cáncer-Capricornio, Esto nos acerca a lo que sentimos, pero puede confundirnos con la necesidad de sentir refugio y reparo. A ese grado 5 de Géminis va a volver el 24 de Junio para iniciar un camino seguro ya sobre esta nueva energía en la que estaremos vibrando que es la que marcan los Nodo Géminis-Sagitario: el resurgir de lo absoluto en la simplicidad de lo que podemos compartir. Volver a confiar en no es sencillo pero es necesario porque la vida se desarrolla plenamente en la creación de un espacio y un sentir común y auténtico.

Hay algo muy importante a tener en cuenta y es la cuadratura que estarán formando Venus con Neptuno en PIscis hasta el 30 de Junio. Esta cuadratura responde a un chequeo y ajuste sobre lo que se planteo con la Luna Nueva en Acuario del 24 de Enero en que Venus se unió a Neptuno en Piscis. Esa Luna ya marcaba el redireccionamiento sobre lo que se está planteando en este momento y ahora ya no lo podemos evadir, pero tampoco tomar decisiones apresuradas, porque estamos emocionalmente muy vulnerables conectándonos con nuestra propia soledad y en un proceso de re encuentro con nuestras necesidades más constitutivas, (el nodo norte está casi en el grado 1 de Cáncer), pero que aún no está tan clara la aceptación necesaria para construir desde la libre elección y no desde la necesidad.

Tratemos de encauzar la energía de la cuadratura de Venus con Neptuno en lo creativo de nuestra propia vida para evitar caer en imágenes redentoras que nos rescaten del vacío emocional de la crisis e incertidumbre en la que estamos viviendo. El 13 de Mayo Venus cambia su curso a retrógrada con el cuarto Menguante de Luna en Acuario. Y volvemos a la Luna Nueva del 24 de Enero a replantearnos en qué consiste la libertad y cómo se construye con otros. Porque sólo será perdurable lo que podamos construir si sabemos preservar los sanos límites en las relaciones desde la igualdad en la diferencia. Un delicado equilibrio que estamos aprendiendo. Las ilusiones caen ya sea porque son imposibles, porque son sostenes o porque finalizan en dependencias nocivas.

Hacia el 3 de Junio cuando el Sol en su camino se una a Venus y formen cuadratura con Marte en Piscis vamos a tomar conciencia interna sobre qué tipo de relación estamos construyendo, porque a partir del momento en que Venus retro se une con el Sol, el Sol la conciencia de lo que somos, comienza a transitar delante de Venus, el deseo. Ahí podremos comunicar y mostrar lo que es nuestra esencia y estar dispuestos a derribar los dogmas que no nos permiten acercarnos a nuestro verdadero deseo. Pero esta ya será tarea del eclipse de Luna del 5 de Junio en Sagitario y el del 21 de Junio de Sol en Géminis el día de Solsticio de Invierno-Verano, que irán alineando y que darán tiempo para un inicio a todo este proceso que estaremos evaluando en épocas de Venus retrógrado. Aunque falte aún el último eclipse de Luna en Capricornio que cierra esta temporada Cáncer Capricornio el 5 de Julio con una Venus en sextil a Marte en Aries lista para liberarse. Aunque el cómo se implemente será cuestión de cómo administremos la energía de Marte retrógrado a partir de septiembre y esa es una tarea que estamos abordando ahora con Marte en Acuario. Energía dirigida hacia lo que viene.

La energía Femenina y Masculina estarán en revisión de roles y deseos, para finalmente en Enero 2021 llegar a la posibilidad de complementarse mutuamente.

Espero que sea de ayuda y guía este pequeño anticipo de Venus en su retrogradación.

Mariana

Nodo Norte en Géminis-Nodo Sur en Sagitario. El camino de la cercanía. Una perspectiva distinta sobre los fundamentos del alma.

La ubicación de los Nodos son el escenario en el que se desenvuelve la evolución de la vida durante un cierto tiempo. Estamos a muy pocos días del cambio de signo de los Nodos. Luego de un profundo e intenso proceso está finalizando el paso que tuvieron por Cáncer y Capricornio. Los Nodos hablan del alma, y de la conexión con la dirección de vida. Desde que el Nodo Norte ingresó en Cáncer el 16 de Noviembre de 2018, marcó el camino hacia la construcción interna de lo propio, de nuestra pertenencia para desde allí centrarnos en la experiencia de sostener esa construcción que pueda albergar nuestra verdadera necesidad de evolución junto a otros. El Nodo Sur en Capricornio (con la conjunción Júpiter-Plutón-Saturno) derribó toda estructura que ya no aportase a esa evolución de la interioridad. Los sistemas se saturaron y en su sostenimiento nos convertimos en ajenidades, sin pertenencia auténtica. Ahora estamos iniciamos otra etapa que está relacionada con la sincronicidad de la polaridad Géminis-Sagitario. Este eje habla del saber, de las ideas, de las ideologías, de lo cercano y lo lejano. Este tiempo de convivencia con los Nodos en Géminis Sagitario se interpelarán las forma que tenemos de comprensión de nuestro entorno, la forma en que nos comunicamos y que comunicamos. Géminis está regido por Mercurio y se asocia con la “cercanía”, con la flexibilidad de nuestra mente, con lo práctico y del enriquecimiento en el intercambio de ideas. Sagitario el signo opuesto regido por Júpiter refiere a las ideologías que fundamentan el sentido último de la existencia. Son los dogmas, las religiones, las sectas, las ideologías que defienden los fundamentos de una determinada doctrina en su integridad desde la intransigencia. Las distancias, los saberes absolutos y la justicia.

El camino de la transición ya está iniciado desde el Equinoccio del 20 de Marzo y lo estamos viviendo. Nos encontramos prácticamente desnudos e indefensos ante el quiebre de las estructuras externas en las que hasta hace no poco tiempo habitábamos seguros sobre terrenos conocidos. Todo nos obliga ahora sí a un cambio interno de paradigma sobre la importancia de crear relaciones reales, auténticas y verdaderas, la fuerza de Saturno lo mostró claramente a partir de su ingreso en Acuario el 22 de Marzo. Y en eso estamos…. las vidas están entre paréntesis, haciendo una gran reducción hacia lo esencial, porque sólo eso podemos sostener y esto implica una profunda revisión sobre los propios dogmas internos. Ante una nueva realidad, la capacidad de flexibilizarnos es parte del cambio hacia la evolución de nuestras vidas. Flexibilizarse no es dejar de lado nuestra esencia, es simplemente hacerla posible a través de la amplitud de perspectivas, pero sobre todo porque todo lo que tomemos como cierto tendrá que ser evidente, no instituido como un sistema de creencias a priori, sino porque tendrá que estar sujeto a un cuidadoso y critico proceso a través del cual sea aceptado.

La experiencia del mundo dejará de ser una entelequia a la cual tengamos que adecuarnos, para comenzar lentamente a conformarse en una experiencia de lo simple. Desde la comprensión de que sólo a partir de un retorno a lo simple, y que desde el contacto cercano, se encuentra la posibilidad de expresarnos, de compartir y de expandirnos en la medida en que podamos interactuar. Saber que hay un más allá de la propia perspectiva desde la cual observemos e interactuemos. Estamos con Urano en Tauro y esto también es una llamada a la valoración de lo viviente, del cuerpo no como objeto sino como sensación. Un cuerpo viviente está más allá de la limitación de una lectura ideológica y productiva, Tiene una expresión y vida propia.

La experiencia de vivir en el mundo como un mundo posible para nosotros se constituye desde la conciencia y en la dinámica de dar y recibir, porque este mundo y la vida que queramos construir será aquella de la cual tengamos conciencia de pertenencia, y no desde lo que es la sola obediencia y adecuación a un sistema. Esto tanto en la vida institucional como personal.

Mercurio es el regente de Géminis y al momento del ingreso del Nodo Norte en este signo, se encuentra transitando el grado 8 de Cáncer, grado al que va a volver el día de la segunda Luna Llena en Cáncer (este año se forman dos Lunas Llenas en Cáncer (inicios en el hogar, en el mundo, en la pertenencia), Pero también estará en sextil a Urano y en Cuadratura a Quirón, toda esta configuración muestra que ante el gran dolor que estamos viviendo necesitamos conocer verdades y tener respuestas y que ante eso el lugar en que la emoción, el alma y los sentimientos encontrarán refugio ya no será en las grandes explicaciones, sino en la construcción del concepto de pertenencia, de lo familiar, de lo más cercano, de saberes nuevos. Ya no en términos de proximidad habitacional, sino desde la interrelación de valores que es la única forma de compartir lo cotidiano. No será una cercanía impuesta por una pandemia y establecida por los regímenes sanitaristas, sino esa cercanía que libremente podamos decidir, la auténtica, la de lazos de amor, amistad y diálogo.

Hay un aspecto a tener en cuenta y es el delgado límite que puede esgrimirse entre lo propio y lo ajeno. Esas son fronteras de protección en nombre de la seguridad y la libertad fundadas en la exclusión, esta es la influencia del Nodo Sur en Sagitario con la potencia que hasta Noviembre va a tener la conjunción de Júpiter con Plutón. Pero sobre esto hablaremos en el próximo post.

Cito una frase de Kant que me parece que describe el proceso de inclusión que será necesario recorrer en el tiempo del Nodo Norte en Géminis y Nodo Sur en Sagitario: “Pensamientos sin contenidos son vacíos y las intuiciones sin conceptos son ciegas” . En otras palabras, sin sensibilidad nada nos sería dado y sin entendimiento, nada sería pensado.

Links Nodo Norte en Cáncer comienza el crecimientoSaturno en Acuario 2020Equinoccio 20 de Marzo: Se cierran fronteras una apertura al interior

Mariana.

Está abierta la agenda para consultas sobre la influencia del cambio de Nodos. Sólo tienen que escribirme para coordinar. Les dejo un cariño y estamos iniciando un nuevo ciclo muy intenso y desafiante, pero vale la pena transitarlo.