Noviembre y la despedida de Júpiter en Sagitario, Resolviendo tensiones entre voluntades… y 2020??

El 3 de diciembre de 2019 Júpiter se traslada a Capricornio. En su paso por Sagitario (8 de Noviembre 2018 a 2 diciembre 2019) más allá de las distorsiones e ilusiones que produjeron las cuadraturas que tuvo con Neptuno, finalmente comprendimos que la verdad no es una mera construcción de la voluntad, sino que depende de la realidad y que eso es algo que no puede ocultarse ni dejar de ser tenido en cuenta. El inmenso proceso de transformación al que hemos estado sometidos requerirá de un enorme trabajo de construcción y estabilización que será una de las tareas de Júpiter por Capricornio. Desde Sagitario se planteó una expansión de consciencia y profundo aprendizaje, si hemos estado receptivos a la acción de finalización de las estructuras limitantes (apoyando el trabajo del Nodo Sur-Pluton y Saturno desde Capricornio), descubriendo y confiando en las propias capacidades y recursos internos; como la peligrosa faceta de afirmarnos y atrincherarnos sobre nuestras propias concepciones y principios como refugio de sustentación al sentir que la realidad en la que nos manejamos, los afectos, espacios y momentos de relajación uno a uno se fueron esfumando, cambiando o se encuentran totalmente resquebrajados, ya sea en la realidad o dentro nuestro. En ambos casos se produjo un enfrentamiento de voluntades y distanciamiento emocional con otros debido a un infinito sentimiento de protección interna ante el sentimiento de extrema vulnerabilidad, con mucha desconfianza ante la interpelación de la presencia de las necesidades de un otro. Todos nos estamos protegiendo, todos nos sentimos amenazados. Tenemos poco espacio interno para compartir. En algún lugar nos sentimos drenados.

Noviembre es un mes en el que no hay mucha posibilidad de acuerdos, ni encuentros porque estamos muy introspectivos haciendo un balance interno intentando separar las propias necesidades de la que no lo son. Las relaciones en toda su magnitud (personales, laborales, familiares) están en una profunda evaluación para determinar cuánta energía estamos dispuestos a dedicarles o si son posibles o no (dependerá de la capacidad de transformación que esa relación tenga). Júpiter desde Sagitario busca el sentido, y si no lo encuentra no permanece. Lo que se presenta a partir del 10 de Noviembre es un indicio fuerte de lo que será el escenario del 2020, Jùpiter hará un sextil Marte y Saturno un sextil a Neptuno marcando un tiempo de aprender a poner la energía donde se construye y no de sentirnos limitados en nuestra expresión. Los condicionamientos deben ser consensuados, no impuestos ni solapados. Esto estará muy vigente el año próximo y con mayor rigurosidad a partir de Junio. Pero para ese momento aun falta mucho, y sobre todo la fuerte influencia de la conjunción de Plutón y Saturno de Diciembre a Enero, y la triple conjunción Plutón, Saturno, Júpiter de Abril.

Preparemos la despedida de Júpiter de Sagitario para aclararnos internamente ya que con la Luna en Tauro del 12 de Noviembre trae excelentes alineaciones para finalizar un proceso interno de valoración, de concreción y finalización de proyectos. Y luego para cerrar el mes la Luna Nueva en Sagitario del 27 de Noviembre con Júpiter conjunción Venus para permitirnos una apertura desde un espacio de mayor libertad y objetividad y preparándonos para el eclipse del 26 de Diciembre (Júpiter conjunción Sol-Luna), porque a partir de allí las relaciones que no se transformen no tendrán chances de permanecer por mucho tiempo. Lo que viene es un tiempo de constancia en la construcción, no hay espacio para lo que no esté en esa dirección. Esto vale para todos los ámbitos de la vida.

Mariana

Sintonizando a Junio 2020 Nodos Géminis-Sagitario. Fin de Leo e inicio de Virgo. 18 al 24 de agosto 2019

Hasta acá llegamos y nos fuimos dando cuenta de que en nuestras manos y en nuestra mente se encuentra la posibilidad de cambiar todo aquello que nos genera estancamiento, decepción y fijeza. En Agosto los tiempos se aceleraron y nos están mostrando claramente que de lo que tenemos que alejarnos es de la concepción enraizada de que si queremos lograr real libertad y capacidad de generar la vida que deseamos debemos enfrentarnos y desgastar nuestra energía en interminables luchas. La energía de Virgo poco a poco se va sintiendo y tal como un reloj de arena nos marca un ciclo de discernimiento. Virgo es el signo que se identifica tanto con el ámbito de la salud como con el del pensamiento crítico. Toda crisis es buena porque nos lleva a tomar contacto real y concreto con lo que nos drena, poco a poco, la energía y sobre todo nos distrae del foco, objetivos y sistematización para que finalmente dejemos de lado lo importante. Los enfrentamientos distraen, nos agotan, y nos colocan en posiciones absolutistas que solo provocan estados maniqueos, en los que finalmente quedamos perdidos. Recordemos que Mercurio es tanto regente de Gèminis como de Virgo si bien son dos signos mutables, la naturaleza de uno y el otro son diametralmente diferentes. Si pudiésemos incorporar la apertura geminiana sin sus distracciones, pero repleta de amplitud de posibilidades en conjunto y sincronicidad con la dedicación minuciosa y detallista de Virgo, estaríamos comprendiendo la energía que comenzará a ser nuestro escenario de vida a partir del 4 de junio de 2020. Es momento de dejar de luchar contra las oposiciones porque la oposición es oscuridad. Busca mantenerse estática e inamovible, y lo inamovible en tiempos Virginianos con el tiempo resiente la salud, el alma y la mente. La oscuridad nos deja ausentes, nos perdemos en ella. Esta semana de transición de Leo a Virgo ajustemos nuestra luz, enfoquemos y actuemos sobre este nuevo estado de situación luego de la Luna Llena en Acuario del 15 de Agosto 2019, evitando el exceso de crítica sobre otros y sobre nosotros. La crítica utilizada como el brazo armado del egocentrismo es sola e inexorablemente nuestro grillete. Los grilletes responden a un Saturno en Capricornio mal comprendido. La libertad que nos puede generar una buena estructura interna es infinita, siempre y cuando no intentemos convalidarla como poder sobre otros. Saturno y Plutón cada vez se acercan más a su unión en el signo de Capricornio, y están a la punto de despertar en septiembre, en la medida en que no podamos construir sanas fronteras flexibles desde las cuales reconstruirnos,quedaremos luchando con sombras y fantasmas. Nuevas estructuras flexibles están pidiendo paso y ello implica un saber hacerse cargo, administrar nuestra emoción, nuestras necesidades y nuestras imperfecciones. Hasta la primer semana de septiembre esto es crucial, porque vienen momentos de confrontar la realidad y el deseo en forma muy marcada. No quedemos luchando contra molinos de viento tratando de que la realidad sea lo que imaginamos. Trabajar sobre la realidad es la única manera de hacer posibles nuestros deseos .

Los espero en Instagram con actualizaciones sobre estos dìas que marcan lo que viviremos en 2020.

Mariana.

Agosto y la Luna Llena en Acuario. Crisis y cambios profundos hacia la autenticidad.

Este mes de Agosto no sólo está circunscrito a manifestar el brillo y la creatividad que en cada uno de nosotros pueda estar escondido o reprimido, sino que va un poco màs allá que esa frase poètica. Es un momento crucial por el contexto en que se està desarrollando. Estamos en medio de un cierre y apertura de ciclos que trascienden solo la voluntad de brillar, porque es una interpelación profunda y crítica sobre el curso que hemos llevado adelante en nuestra vida hasta hoy para delinear a futuro. La Luna Llena en Acuario marca fuertes finales. Quizás aquellos que se intentaron postergar en Julio, ahora se presentan y se iluminan. Cuando la Luna y el Sol se enfrentan en Acuario y Leo cuando Júpiter desde Sagitario marca un trígono a la unión del Sol Venus, y Mercurio desde Leo marca una tensión con Urano en Tauro, la dinámica cambia y se acelera. Existe cierta incomodidad y disconformidad cuanto más alejados nos encontramos de la conexión interna. De la calidad de conexión que tengamos con nuestra alma dependeràn nuestras relaciones. Una Luna Llena muestra, ilumina y concluye periodos. Si no hay fines e inicios la vida se detendría. Lo interesante es que ese ciclo de fines e inicios sean en pos de ser con mayor plenitud. Es por esta razòn y por la fuerza y velocidad que toma Mercurio desde Leo activando a Urano, que los acontecimientos, decisiones y cambios repentinos se estàn y estaràn haciendo presentes. Las relaciones estaràn pasando por un tamiz de verdad. Agosto hasta despuès del 18 es un mes intenso y de mucha energìa fija que nos puede llevar a instalarnos, si estamos viviendo desde la afirmaciòn de la propia personalidad en forma reactiva y desafiante, a enfrentamientos sin resoluciones y muchas rupturas en lo vincular. La estrella que acompaña a la Luna en esta lunaciòn es Daneb Algedi.

Daneb Algedi unida a la Luna indica que es un tiempo de grandes dificultades en todo, pero éxito después de un esfuerzo paciente. Otra de las particularidades de esta estrella y que incremente la fuerza de esta Luna que desde Acuario enfrenta al stellium (conjunto de planetas: Sol, Mercurio, Marte y Venus) en Leo es que para el éxito y la verdadera posibilidad de apertura a lo que viene como construcciòn de lo colectivo, de las relaciones personales y de las sociedades individualidad desde la propia individualidad despojada de restricciones internas. Por esa razòn esta Luna conjunta a la estrella Daneb Algedi pide y nos somete a una pèrdida de posiciòn. Esta pérdida remite a dejar definitivamente algo atrás, porque de esa manera es que podemos sentirnos libres para desarrollarnos y poder encontrar y manifestar la belleza, la creatividad, el amor y la validaciòn de lo que somos, dejando atràs estándares impuestos y luchando por la libertad que todos nos merecemos por el solo hecho de vivir. Nos merecemos ese placer y la construcción está en nuestras manos y en nuestro corazón. Luego del 18 de Agosto cuando Marte ingrese a Virgo y uno a uno los planetas lo vayan siguiendo comenzaremos a estructurar de a poco y con mucho cuidado lo que quede en pie luego de la fuerte e intensa Luna del 15 de Agosto.

Antes de enfrentarte a un otro es mejor pensar desde dónde lo estamos haciendo, porque afirmar la identidad y defender lo que somos no implica ignorar, negar ni destruir al que está enfrente. Si está ahí por algo es, y cuando se comprende el proceso interno por el cual las situaciones se presentan ya no perdemos tiempo en descalificar al otro, simplemente comenzamos a elegir distinto. Esa es la verdadera integraciòn de Leo con Acuario

Mariana……..

Eclipse de Sol 2 de Julio 2019. Inicia el Retorno a una nueva afectividad.

Julio 2019 es un mes en el que se abren y se cierran puertas dirigidas a que construyamos dentro de la temporalidad en la que vivimos, ese espacio que sentimos propio. Ese espacio que podemos llamar de varias maneras, pero que más allá del concepto que utilicemos para designarlo, todos refieren por su afectividad a la noción de hogar. Sin un espacio interno en el cual nos podamos habitar y en el que sintamos empatía entre lo que somos y cómo lo manifestamos en lo concreto de la vida, no podremos sentir ni construir un camino a transitar. Esto es lo que este mes nos propone con la fuerza implacable que traen los eclipses. Este 2 de Julio, cuando la Luna oculte el Sol, será un llamado a nuestra interioridad, a conectarnos con lo más íntimo de nuestra sensibilidad y deseo. Este año cada evento astronómico es una propuesta a una reconstrucción de lo que en algún momento quedó velado y olvidado. Los años 2019 y 2020 con Nodos Cáncer Capricornio, son años que están unidos como propuesta de encuentro con una nueva estabilidad tanto emocional como material de la mano de Urano en Tauro. En 2020 cuando Júpiter y Saturno se unan en el grado 0 de Acuario el 21 de diciembre, se cierra uno de los ciclos entre estos dos planetas que tuvo su inicio en Tauro en Mayo de 2000 en que los Nodos estaban ubicados igual que en este año. Aquel momento del 2000 marcó una profunda necesidad de conservación y seguridad en el plano económico para encontrar cierta libertad, Urano en Acuario, En 2020 dará inicio a otro tiempo, en el que sólo encontraremos la libertad y expansión en la conciencia interna de saber que lo que estamos construyendo y nos otorgue seguridad será aquello en lo que sentimos que estamos comprometidos desde la sensibilidad y una nueva estructura en la que nos sintamos pertenecientes, Urano estará en Tauro y Plutón Saturno en Capricornio.

Este 2 de Julio es un Eclipse en Nodo Norte, nos marca el inicio de una transformación interna, acompañado por el ingreso de Marte en Leo, que dará la fuerza y la voluntad de dirigir nuestra acción y voluntad en una misma dirección. Sabiendo que algo tiene que quedar atrás, y eso que debe quedar atrás son las dependencias emocionales a lo establecido y que no sintamos que nos representa. Es una potencia para mediar con la vida misma, como el poder que tenemos de tomarla en nuestras manos, haciéndonos responsables de lo que deseamos y valoramos. La afectividad como esencia de la revelación del surgimiento desde lo que somos hacia otros y hacia nuestro hacer en la vida. Sentirnos unidos y adheridos a nuestra identidad como gozo y alegría. Reconocerse y reconocer a otros desde lo que son. La cuadratura entre Neptuno y Júpiter (protagonista de este año), nos ha mantenido en medio de una nebulosa con intentos temporales de incertidumbre ante una realidad que no es confiable. Luego de pasados los dos eclipses de Julio, el 11 de agosto Júpiter inicia directo y la cuadratura en ese momento toma otra dimensión, la de poder ampliar nuestra conciencia y confianza hacia lo que somos y deseamos.

Si quieres leer el pronóstico por signo para Julio entra en Instagram Zonas Humanas Astrología

Mariana

Junio y la Luna Nueva en Géminis. Acallar y limpiar la mente para sostener objetivos. 3 de junio 2019

Estamos terminando el mes de Mayo, en el que las movilizaciones tanto internas como externas nos mostraron que ciertas formas con las que nos estuvimos manejando, ya no nos satisfacen. La última Luna Llena en Escorpio del 18 de Mayo reveló y puso luz sobre regiones oscuras de nuestra propia realidad. Conectarse con aquello que no hemos podido hacer o lograr puede ser extremadamente nocivo si lo tomamos desde la frustración sobre nuestra propia vida y la posibilidad de cambiarla. Nos puede dar miedo, inseguridad y una profunda tristeza con nosotros mismos y quedar perdidos en un sin número de ideas irrealizables. La cuadratura entre Júpiter y Neptuno que se está formando y que nos va a acompañar, con diferente intensidad, hasta el 23 de Octubre, tiene dos aristas. Una es la que nos puede instalar en un laberinto mental del que no podamos salir y en el que nos sintamos arrastrados no sólo a martirizarnos, sino a evadirnos en espejismos encontrando fuera de nosotros personas o situaciones a quienes endosarle nuestras frustraciones. O por el contrario a utilizar esta energía para motivarnos a buscar lo verdadero, lo concreto y real para enfocarnos en una transformación drástica hacia lo que queremos -posible (Neptuno sextil Plutòn-Saturno-Nodo Sur). La energía Géminis que estamos viviendo hasta el 21 de Junio es excelente para comunicarnos, para relacionarnos, pero con aquellas personas con las que nos encontremos como iguales y sean leales y reales. En este mes Géminis podemos perdernos en la dispersión o, por el contrario, llevarnos a una visión de síntesis y configuración de polo de sentido que se refleja en su opuesto Sagitario, donde hoy se encuentra Júpiter Retrogrado en oposición a Mercurio (en Géminis) y en cuadratura a Neptuno en Piscis). El peligro de esta configuración y en particular para los signos mutables de Sol, Ascendente o Luna (Piscis, Géminis, Virgo y Sagitario) es la estar en una fase de interrupciones mentales que operan como saboteo y distracciones. Esas interrupciones pueden estar motivadas en general y para todos por sentimientos de soledad, de pérdida, de gente que altera y a la cual le permitimos que altere e interrumpa un proceso interno de trabajo sobre objetivos. Pero siempre la responsabilidad por lo propio es de uno mismo, y en saber que este tiempo de activación de eclipses es fundamental para encontrarse con esas personas que ayuden, de hablar sobre lo que queremos y deseamos, y de compartir con aquellos que aporten y que apoyen un nuevo camino desde la valoración y el amor. La tarea de enfocarnos en nuestros objetivos parte de dejar atrás nuestros propios miedos y sombras a través de una voluntad elevada, de persistencia y de saber y poder limitar y limitarnos en nuestros procesos emocionales y mentales. Esto no quiere decir cerrase al entorno, sino de abrirse a lo valioso, a lo que nos estimula el alma (Urano y Venus en Tauro), sin miedo a dejar atrás lo conocido. Estamos iniciando un proceso que nos lleva de Junio a mediados de Octubre que por màs que sintamos una gran falta de motivación no es tiempo de claudicar, sino de cambiar, porque estamos marcando el camino para lo que será la manifestación de la transformación. Entre Junio y Octubre muchas alineaciones irán marcando el rumbo, pero inicia ahora a través de una profunda limpieza de nuestra mente, de lo que nos decimos y de lo que comunicamos. Nos puede costar màs o menos, pero es el momento de unir el pensamiento consciente con una nueva manera de accionar (Marte conjunción Nodo Norte en Cáncer). Es ahora, no te dejes de lado. Todo comienza por comprender la valoración que tenemos sobre nosotros, muy distinto a querer imponerse sobre otros.

Mariana

Cuadratura Júpiter Neptuno 2019 Para los nacidos entre 1975 y 1981. Urano en Tauro. Revisión y Reorietación.

Las personas nacidas entre 1975 y 1981 por configuración generacional comparten a Neptuno en Sagitario en los grados 11 a 22 y a Urano en Escorpio entre los 0 y 30 grados, marcando una época en el que la búsqueda de la verdad no se encontraba en su seno familiar, ni en la sociedad, sino en la propia capacidad de confiar en que un mundo mejor es posible y que ello sólo es posible a través de la formación continua y de la apertura a nuevos ideales de lo que significa el progreso en la vida. En la gran mayoría de los casos los secretos familiares, la tradición y las restricciones fueron el origen de las fobias (Urano en Escorpio) porque era un espacio peligroso. Criados en hogares donde el concepto de familia discrepaba mucho del ideal al que las personas con Neptuno en Sagitario aspiraban. En 2019 el ingreso de Urano en Tauro hace oposición al Urano de nacimiento (Escorpio) unido a la cuadratura que Neptuno desde Piscis está haciendo al Sagitario Natal. Es el momento de confrontar los ideales, de evaluar si los logros alcanzados son los que fueron originalmente, pero sobre todo y como mayor fuerza la oposición de Urano desde Tauro que hace que surjan los miedos, los fantasmas y la realidad de que muchas veces pensando que la sociedad, instituciones y organizaciones en las que desempeñan sus tareas, son otras formas de restricción. La mayoría de los profesionales de esta generación trabajan en grandes multinacionales que no hacen más que reproducir los viejos esquemas de destrucción de la individualidad al igual que las familias de origen. La realidad se presenta como cruel, despersonalizante y saturada. Aunque se haya alcanzado cierto grado de éxito, está surgiendo la necesidad de rever y re diseñar un futuro diferente. Momento de detenerse y darle otro objetivo a la vida. Este es un año clave para esto, porque la activación que genera Júpiter desde Sagitario en cuadratura a Neptuno en PIscis pone en primer plano este momento. Produciendo una gran sensación de vacío unida a una necesidad de escapar de lo cotidiano y de la abulia que se produce por la desilusión a través de ideales que con el tiempo no sean posible de concretarse. Es un gran momento para repensar el sentido de la vida, de lo logrado y de construir esos nuevos ideales, no desde el escapismo, sino desde lo que los que tienen a Neptuno en Sagitario saben hacer muy bien. Formarse para una nueva etapa que tendrá su mejor momento a partir de 2026.

Si estás interesado en ver este ciclo en stu carta natal y en tu vida, podés contactarte conmigo.

Un cariño, Mariana