Eclipse de Sol 2 de Julio. Inicia el Retorno a una nueva afectividad.

Julio 2019 es un mes en el que se abren y se cierran puertas dirigidas a que construyamos dentro de la temporalidad en la que vivimos, ese espacio que sentimos propio. Ese espacio que podemos llamar de varias maneras, pero que más allá del concepto que utilicemos para designarlo, todos refieren por su afectividad a la noción de hogar. Sin un espacio interno en el cual nos podamos habitar y en el que sintamos empatía entre lo que somos y cómo lo manifestamos en lo concreto de la vida, no podremos sentir ni construir un camino a transitar. Esto es lo que este mes nos propone con la fuerza implacable que traen los eclipses. Este 2 de Julio, cuando la Luna oculte el Sol, será un llamado a nuestra interioridad, a conectarnos con lo más íntimo de nuestra sensibilidad y deseo. Este año cada evento astronómico es una propuesta a una reconstrucción de lo que en algún momento quedó velado y olvidado. Los años 2019 y 2020 con Nodos Cáncer Capricornio, son años que están unidos como propuesta de encuentro con una nueva estabilidad tanto emocional como material de la mano de Urano en Tauro. En 2020 cuando Júpiter y Saturno se unan en el grado 0 de Acuario el 21 de diciembre, se cierra uno de los ciclos entre estos dos planetas que tuvo su inicio en Tauro en Mayo de 2000 en que los Nodos estaban ubicados igual que en este año. Aquel momento del 2000 marcó una profunda necesidad de conservación y seguridad en el plano económico para encontrar cierta libertad, Urano en Acuario, En 2020 dará inicio a otro tiempo, en el que sólo encontraremos la libertad y expansión en la conciencia interna de saber que lo que estamos construyendo y nos otorgue seguridad será aquello en lo que sentimos que estamos comprometidos desde la sensibilidad y una nueva estructura en la que nos sintamos pertenecientes, Urano estará en Tauro y Plutón Saturno en Capricornio.

Este 2 de Julio es un Eclipse en Nodo Norte, nos marca el inicio de una transformación interna, acompañado por el ingreso de Marte en Leo, que dará la fuerza y la voluntad de dirigir nuestra acción y voluntad en una misma dirección. Sabiendo que algo tiene que quedar atrás, y eso que debe quedar atrás son las dependencias emocionales a lo establecido y que no sintamos que nos representa. Es una potencia para mediar con la vida misma, como el poder que tenemos de tomarla en nuestras manos, haciéndonos responsables de lo que deseamos y valoramos. La afectividad como esencia de la revelación del surgimiento desde lo que somos hacia otros y hacia nuestro hacer en la vida. Sentirnos unidos y adheridos a nuestra identidad como gozo y alegría. Reconocerse y reconocer a otros desde lo que son. La cuadratura entre Neptuno y Júpiter (protagonista de este año), nos ha mantenido en medio de una nebulosa con intentos temporales de incertidumbre ante una realidad que no es confiable. Luego de pasados los dos eclipses de Julio, el 11 de agosto Júpiter inicia directo y la cuadratura en ese momento toma otra dimensión, la de poder ampliar nuestra conciencia y confianza hacia lo que somos y deseamos.

Si quieres leer el pronóstico por signo para Julio entra en Instagram Zonas Humanas Astrología

Mariana

Anuncios

Cuadratura Júpiter Neptuno 2019 Para los nacidos entre 1975 y 1981. Urano en Tauro. Revisión y Reorietación.

Las personas nacidas entre 1975 y 1981 por configuración generacional comparten a Neptuno en Sagitario en los grados 11 a 22 y a Urano en Escorpio entre los 0 y 30 grados, marcando una época en el que la búsqueda de la verdad no se encontraba en su seno familiar, ni en la sociedad, sino en la propia capacidad de confiar en que un mundo mejor es posible y que ello sólo es posible a través de la formación continua y de la apertura a nuevos ideales de lo que significa el progreso en la vida. En la gran mayoría de los casos los secretos familiares, la tradición y las restricciones fueron el origen de las fobias (Urano en Escorpio) porque era un espacio peligroso. Criados en hogares donde el concepto de familia discrepaba mucho del ideal al que las personas con Neptuno en Sagitario aspiraban. En 2019 el ingreso de Urano en Tauro hace oposición al Urano de nacimiento (Escorpio) unido a la cuadratura que Neptuno desde Piscis está haciendo al Sagitario Natal. Es el momento de confrontar los ideales, de evaluar si los logros alcanzados son los que fueron originalmente, pero sobre todo y como mayor fuerza la oposición de Urano desde Tauro que hace que surjan los miedos, los fantasmas y la realidad de que muchas veces pensando que la sociedad, instituciones y organizaciones en las que desempeñan sus tareas, son otras formas de restricción. La mayoría de los profesionales de esta generación trabajan en grandes multinacionales que no hacen más que reproducir los viejos esquemas de destrucción de la individualidad al igual que las familias de origen. La realidad se presenta como cruel, despersonalizante y saturada. Aunque se haya alcanzado cierto grado de éxito, está surgiendo la necesidad de rever y re diseñar un futuro diferente. Momento de detenerse y darle otro objetivo a la vida. Este es un año clave para esto, porque la activación que genera Júpiter desde Sagitario en cuadratura a Neptuno en PIscis pone en primer plano este momento. Produciendo una gran sensación de vacío unida a una necesidad de escapar de lo cotidiano y de la abulia que se produce por la desilusión a través de ideales que con el tiempo no sean posible de concretarse. Es un gran momento para repensar el sentido de la vida, de lo logrado y de construir esos nuevos ideales, no desde el escapismo, sino desde lo que los que tienen a Neptuno en Sagitario saben hacer muy bien. Formarse para una nueva etapa que tendrá su mejor momento a partir de 2026.

Si estás interesado en ver este ciclo en stu carta natal y en tu vida, podés contactarte conmigo.

Un cariño, Mariana