EQUINOCCIO Y LUNA LLENA EN LIBRA. EL DILEMA DE LAS RELACIONES. 20 marzo 2019.

Iniciamos el año astrológico con una Luna Llena en Libra, indicador de que el tinte del año será en el plano relacional. La paradoja detrás de esta Luna, en que sincronizan dos principios, el de inicio de año con el de cierre (Luna Llena) de heridas sobre nuestras relaciones, marcando claramente un antes y un después en la forma en que manejaremos nuestros vínculos. De alguna forma esta Luna nos evidencia en qué medida hemos dejado o no atrás viejas heridas emocionales. La influencia del entorno astral muestra una gran tensión entre lo que deseamos, cómo lo construimos y desde qué expectativa. El hecho de estar abandonando el origen más profundo de la construcción de los vínculos emocionales, nos genera una polarización tanto interna como externa. La presencia de los Nodos en el eje Cáncer Capricornio, y en este mismo signo la conjunción de Saturno con Plutón es una gran fractura con lo que en algún momento pensamos que debía o tenía que ser de alguna forma determinada. Muchas veces nos resistimos a la experiencia de encontrarnos en plena libertad de decisión y elección porque esto implica evaluar y poner en claro qué tipo de compromiso tenemos con nosotros mismos. Palas Atenea (sabiduría y estrategia) en el signo de Libra se encuentra retrógrada, significando este análisis sobre la relación que somos capaces de generar y sostener con nuestro deseo. Esta Luna Llena del 20 de Marzo es la primer Luna de una serie de tres en que el dilema de la libertad en las relaciones se resolverán finalmente el 27 Octubre. Construir vínculos desde la libertad (Venus está en Acuario junto a LIlith) implica un compromiso que quizás aún no estemos tan decididos a asumir, tengamos en cuenta que Marte está en Tauro que es una fuerza unidireccional. A su vez Juno en Géminis genera dualidad y no estar fijo a una forma determinada. En este esquema las relaciones que generen dependencia (estar pendiente) ya no sean tan atractivas, porque en su esencia implican relaciones de poder y de verticalidad. Las relaciones que se generen en este tiempo, tienen que poder ser de igual a igual, sin estar pendiente, sino de poder fluir, de sentirse perteneciente y no pertenecido. La igualdad es dignidad (Marte trígono Plutón) y el Amor merece la mayor cuota de dignidad entre las personas. Urano abandonó Aries, en los vínculos ya no hay reactividad. Urano en Tauro (Venus regente) en cuestiones de Amor plantea la construcción lenta, y si gozamos en ese estar construyendo, permaneceremos, si no, simplemente no. Sobre todo cuando Venus-Lilith en Acuario forma un semisextil separativo a Plutón. Qué significa esto? Que Venus (Amor y Valoración) está en una fase de transformación. Ya tuvo su encuentro con Plutón y el Nodo Sur del 15 al 20 de febrero cuando rompió con dependencias. Estos 15 días hasta el 5 de Abril muchos temas en relaciones saldrán a la luz para luego poder tomar decisiones.

Si te interesa leer las influencia signo por signo de esta Luna podés entrar en Instagram Zonas_Humanas_Astrologia

Mariana

Anuncios

Saber dónde estamos para dirigirnos hacia lo que somos. Semana previa al eclipse Sol en Leo del 11 de Agosto

Cuando de ocho planetas seis de ellos Quirón se encuentran retrógrados cuando estamos en la semana del último Eclipse con Nodo Norte en Leo (11 de agosto) no hay dudas de que estamos viviendo un momento que no es de los más habituales pero que justamente y por esa razón es un momento de reflexión que abre un espacio que nos permite ver más allá de lo que estamos acostumbrados o que nos permitimos ver. Los primeros 15 días de agosto son para estar en reflexión e introspección y en lo posible no tomar decisiones desde la impaciencia o la intolerancia o que no tengan retorno. Tantos planetas retrógrados es indicador de re-direccionamiento directo sobre la vida, porque estamos en un reseteo emocional que nos coloca en el umbral del conocimiento de que no solo las cosas que pasan están relacionadas con ese entramado mayor que habitamos y en el que nos movemos, sino que lo que sucede y nos sucede está íntimamente relacionadas con cómo interactuamos en él. Evaluar que es lo que estamos construyendo (Saturno retrógrado en Capricornio), qué tenemos que transformar (Plutón retrógrado en Capricornio). Cómo hacerlo de una forma distinta a la que estamos acostumbrados (Marte retrógrado en Acuario). Dónde nos quedamos engañados en ilusiones (Neptuno retrógrado en Piscis).  Cómo asimilamos los cambios (Urano retrógrado en Tauro). Cómo  lo comunicamos (Mercurio retrógrado en Leo) y por último qué nos impide llevarlo a cabo (Quirón retrógrado en Aries). Que surgen dudas, seguro. Que tenemos incertidumbre, miedo de equivocarnos, desasosiego, cansancio, sin lugar a dudas. Pero aunque puede ser difícil siempre es mejor conectarnos en forma armoniosa y sana con nuestra valoración, porque es desde allí desde donde somos capaces de construir. Retomar el rumbo acorde a nuestra naturaleza, dar pasos en lo desconocido, nos tensiona.  La ansiedad puede aparecer en diversas formas en estos días, pero es importante comprender que cada decisión y cada paso que estamos dando tienen que estar guiados por el sostenimiento de objetivos que estén basados en la rotura de condicionantes.  Pensar y estar dispuestos a saber sobre qué es lo que tenemos que cambiar estará muy activo en esta primer quincena de Agosto,  y la clave sobre este punto está en saber dónde está ubicado Tauro (valoración, recursos, perseverancia, gozo) en nuestra Carta.  Como todavía estamos en caminos turbulentos es importante guiarnos con la ayuda de Palas (diosa de la sabiduría) que desde Acuario este 8 de agosto hace conjunción exacta con Mercurio y Urano (descubrir, comprender) algunos acontecimientos que tuvieron su desarrollo desde Mayo y con más fuerza en el eclipse del 27 de Julio  Por otra parte si bien la cuadratura entre Marte y Urano todavía está vigente, la presencia de Venus desde Libra la suaviza, porque Venus nos contacta con lo que deseamos y nos da el equilibrio para asumirlo. Como Venus es uno de los dos planetas que se encuentran directos, nos hace vuelver la mirada y el sentir hacia las relaciones, pero sobre el sentido con lo cual las estaremos valuando en su justo valor. Cuando Venus hizo su ingreso en Libra el 6 de Agosto, se encontró con la oposición a Quirón en Aries (toda la semana), lo que nos enfrenta a realmente discernir (Mercurio Rx en Leo) por qué estamos, sostenemos y queremos estar con otros en relación y qué es lo que estamos intentando sanar y rescatar de nosotros en ellas, o de qué queremos evadirnos y como contra parte de este planteo, qué lugar le otorgamos y nos otorgan en ellas. Semana del 6 al 10 de Agosto, es una semana que nos prepara para los inicios que marcará el Eclipse del 11 de Agosto y que tendrá su repercusión a mediados de Enero de 2019. Aunque estos días se sumen a las tensiones, novedades, situaciones y vivencias que recorrimos desde Mayo es una semana de mucho aprendizaje interno, porque nos da la posibilidad de replegarnos para comprender los cambios que debemos hacer para que lo que iniciemos sea duradero y que esté en consonancia con nuestros anhelos. Ser pacientes con las demoras, ser paciente con las reacciones y tratar de actuar desde la acción y no la reacción es lo que nos trae al equilibrio. Estamos caminando en arenas movedizas y los bastones en que antes nos apoyábamos ya no están. No construyamos otros bastones, sino un camino firme para continuar junto a otros.

Link reomendado: Emociones y estabilidad estarán a prueba

Buena Semana, Mariana

Segunda semana de Abril. Encontrarnos desde la aceptación de la calma y desde la emoción de la sensualidad de la vida. Senda de Venus en Tauro. Valorar nuestras heridas.

La última semana de Mercurio retrógrado nos permite una última reflexión sobre lo que permanecerá activo a partir del 15 de abril (momento de la Luna Nueva en Aries). La semana pasada fuimos partícipes de la posibilidad de encontrarnos con la disponibilidad interna de accionar sobre lo que buscamos, sobre lo que nos hace vibrar desde la enorme calma que significa saber y estar centrados en vivir nuestros deseos. Hago mención a la “posibilidad”, porque estos momentos son de enfrentamiento con nuestra propia sombra, y  cómo lidiamos con nuedtras propias heridas,  que es lo que nos impide cambiar la dirección de nuestro accionar emocional. La generosidad que provee Venus en Tauro es la “llave” que abre las puertas internas de nuestra riqueza y la de los otros; pero Venus en Tauro también puede presentarse en su versión obsesiva, de querer sostener y mantener lo que aparentemente nos da seguridad y protección. Esta semana que inicia el 8 de abril será una semana para apropiarnos definitivamente de esa “llave”, más allá de lo que suceda externamente. Las puertas que nos animamos a abrir fueron las de la acción desde el amor y la valoración, y esa llave es propia. Una puerta abierta trae un sin fin de posibilidades y será Mercurio en sus últimos días retrógrado, quien nos pondrá en contacto con nuevas herramientas (Palas en Géminis) para poder comunicarnos desde esta nueva comprensión de nuestras necesidades, que hemos  estado comprendiendo desde la libertad interna que estamos pudiendo dar y darnos, y que tendrán total resplandor a partir del 17/18 de Abril. Saber que somos merecedores nos lleva a apreciar los vínculos,  y la excelente posición de Venus con Marte nos dará el entorno adecuado para poder disfrutar desde la totalidad del encuentro en armonía y dibre todo desde la franqueza de querer construir hacia metas claras con un manto de romanticismo interesante. No nos quedaremos en relaciones ni en trabajos ni en proyectos que no tengan una proyección igual a la que buscamos. Tenemos que estar muy dispuestos a equilibrar los deseos propios con los de los otros, porque solo aquellos que vibren en una misma frecuencia serán los que luego de finalizada la semana del 22 de abril tendrán posibilidades de continuar. Recordemos que estamos inmersos en un clima de una realidad extrema y lo fascinante de este tensionante estado es que tenemos la excelente oportunidad de comprender  que lo real somos nosotros, con nuestra acción. Que  si nos conservamos en la superficie de lo que somos nos estancamos, nos desilusionamos. Saber y conocer nuestra realidad, enfrentarnos fuertemente con el sabernos merecedores de amor y valor, es la mágica llave que nos transporta, dejando atrás a través del movimiento la tensa pasividad angustiante. El saber de nuestra posibilidad es abandonar un estado de letargo que nos inmoviliza. Esta semana es la última para tomar contacto con estos principios. Las cosas están cambiando y no podemos seguir accionando desde los mismos lugares. Venus en Tauro es el prólogo de Mayo, mes en que comienza la posibilidad de materialización de los cambios de Marzo y Abril. Pero estemos seguros que serán desde otra forma, concel ingreso de Urano en Tauro hasta 2026. Hagámonos amigos de nuestras heridas y transformémoslas en creaciones.

Link: Cómo se presenta 2018, una nueva melodía.

Mariana, Buena semana

Discernir entre lo pasajero y lo permanente. Palas-Júpiter; Vesta-Marte-Quirón-Urano. Previo a Luna Nueva en Piscis 17 de marzo

Saber y aclararse desde dónde nos estamos comunicando. Quizás en estos días en particular haya sido una tarea ardua, difícil y agotadora poder entablar una real comunicación. Una fuerte tendencia a imponer en forma unidireccional estuvo, y en parte sigue presente. Nuestras palabras y nuestras acciones no estuvieron plenamente abiertas y al servicio de comunicarnos con nuestros interlocutores, sino que fueron canales a través de los cuales manifestamos y evidenciamos nuestras dinámicas más escondidas, más profundas y más dolorosas. Las palabras fueron medios a través de las cuales su intencionalidad como significante,  fue la de comunicar la angustiante necesidad de resguardarnos del contacto con las mudas necesidades profunda e intensas en las que ciegamente habitamos. Pero, como cuanto más intentamos negar a través de la desvalorización y de la categorización, más nos negamos la posibilidad de una sincera y profunda transformación, quedamos sumidos y encerrados en una angustia sin vos, sin palabra. Poco a poco este mecanismo se irá desarmando en la medida en que podamos encontrar en nuestros propios recursos la capacidad de encontrar soluciones, que sin duda requerirán de saber del tiempo. Es momento de tener que sostener tenaz y pacientemente lo que nos motiva, para poder realizarnos y reforzar la seguridad y estabilidad emocional.  Preguntarnos:  ¿Qué es lo que no nos permite contactarnos desde el amor? y ¿Por qué muchas veces pretendemos resistir desde el ocultamiento del dolor que provoca saber que para vivir necesitamos del amor de y hacia el otro?. No somos débiles por esto, sino que parte del trabajo de Palas Atenea desde Tauro en contacto con Júpiter en Escorpio es la de saber que somos uno con nosotros mismos, para ser con el otro. Que no podemos obtener la seguridad (económica y emocional) si no aceptamos nuestras inseguridades, nuestros miedos y la necesidad de compartir la vida desde el amor.  Marte se encuentra en buena comunicación con Urano (la unión de ambos provoca mucha energía que es necesaria canalizar) que si está bien dirigida nos permite romper con limitaciones que busquen imponernos, pero para ello tenemos que tener plena conciencia de nuestras debilidades, cuidarlas, aceptarlas y fortalecernos desde allí. No es una semana fácil, es una semana de palabras mudas, porque hieren al ser dirigidas para protegerse. Es importante comprender esto y hacernos conscientes antes de la Luna Nueva en Piscis, cuando tenemos la posibilidad de  iniciar un periodo de real necesidad de unión.

Mariana

El amor y la vida como espejo de nuestra mente. Inicio semana del 4 de Febrero: Palas, Venus, Juno.

Ya en Febrero dejamos atrás la marea emocional y la dinámica que marcó a Enero desde el inicio de año  y luego el haber tomado plena conciencia de la realidad para permitir centrarnos en lo que verdaderamente deseamos. , y allí estamos ahora. Desapegados de falsos sostenes, de nuestras formas de sabotaje. Permitiéndonos trazar un plan, una estrategia basada en la capacidad de valorarnos desde la percepción de que todos somos únicos y que no es necesario sostener ideales e ídolos. Seguramente nos sentimos más livianos porque comenzamos a transitar la senda del propio reconocimiento. Liberarnos y liberar es lo que permite que nuestra existencia se revele en su totalidad. Estamos en momentos de reconversión de sentido y esto implica que las prioridades cambian, redimesionamos a las personas de nuestro entorno, toman otro lugar, ocupan otro espacio interno sin por ello dejar de quererlos. Son momentos es los cuales se revela con toda claridad que lo posible está en la concepción que tengamos del mundo, de cómo lo expresamos, porque la combinación de los hechos son los que forman el mundo de vida que nos es propio, entendiendo hechos por la relación que une los acontecimientos. No estamos en un momento idealista, sino relacionando desde otra concepción, creando mundo, nuestra vida y nuestra manifestación en un plano de realidad concreta y tangible. Así es que lo que vivimos es el correlato de nuestra nueva forma de significar. Nosotros (cada uno de nosotros) somos un espejo de nuestra estructura mental, de Seguir leyendo “El amor y la vida como espejo de nuestra mente. Inicio semana del 4 de Febrero: Palas, Venus, Juno.”