Julio, emociones y estabilidad estarán a prueba.

Mes de encontrar y dejarnos llevar por la experiencia. Los procesos mentales abstractos ya no pertenecen a esta temporada. La búsqueda de solidez, estabilidad, compromisos creados desde experimentar y sentir la realidad.  ¿Qué valor somos capaces de otorgarle a lo que sentimos? Julio va a ser un mes en el que los dos eclipses del 12 y 27 de Julio van a sacar a la luz la potencia contenida de las frustraciones tanto emocionales como económicas. Va quedando poco espacio para legitimaciones que pretendan sostenerse en acuerdos o convenios que no acompañen la realidad tal como se presenta y que no contemplen las consecuencias que las decisiones puedan tener. Las negociaciones no van a ser sencillas porque este año las retrogradaciones de Mercurio serán en los signos de fuego. Desde el 29 de Junio Mercurio se encuentra en Leo, desde allí buscamos expresarnos, comunicarnos pero sobre todo pensamos y nos interrelacionamos  desde la autenticidad. Cuando se encuentra retrógrado esta comunicación se desarrolla desde el orgullo y la arrogancia de pensar que la forma de comprender y de analizar los hechos  que tenemos es única y verdadera. El periodo desde el 26 de Julio hasta el 18 de Agosto tendremos que extremar los cuidados de cómo nos expresamos e intentar no comprender desde la arrogancia y el egoísmo, porque en términos amplios los temas y los acuerdos a los que arribemos desde el 7 de Julio hasta el 26 de Julio serán revisados y cuestionados. Si sostenemos posturas muy cerradas sin poder ampliar nuestro horizonte de comprensión estaremos sometidos a constantes choques de egos, muy lejos de la posibilidad de llegar a acuerdos y de disfrutar de la maravilla de repensarnos y de recrearnos desde el compromiso real y concreto del amor. Para subirnos a la ola emocional que traerán los eclipses, será muy importante tomar en cuenta y estar conscientes sobre lo que estamos dispuestos a entregarnos y brindarnos a través de nuevas formas de compromiso que respeten las identidades e independencia (Urano trígono Ceres desde el 1 hasta el 15 de Julio). Existe una fuerte tendencia a enfrentamiento y ruptura con la autoridad cuando ésta se comporta en forma restrictiva y egoísta. La fuerte energía de Marte retrógrado en Acuario en tensión con Urano y con Mercurio podemos estar sometidos a disputas y sentirnos o ser agredidos en nuestra individualidad. Descalificar es una de las maneras de querer sostener jerarquías que ya no tienen sustento por sí mismas. Pero siempre existen balances y puntos en los cuales apoyarnos y en este mes el trígono en el elemento tierra (Saturno en Capricornio/ Urano en Tauro/ Ceres y Venus en Virgo) estará marcando la posibilidad de resguardarnos en lo concreto, en nuestro trabajo, en nuestra capacidad de brindarnos la estabilidad a través de la constancia y sobre todo sosteniendo y cultivando la templanza. Plutón se hará sentir en este mes de Julio, y cuando Plutón toma protagonismo la transformación y la eliminación de lo que ya no está vigente es de raíz. Siempre es mejor acompañar estos procesos.

Mariana

Anuncios

Replegarse en la emoción despliega las verdades del corazón. Semana 18 a 25 de junio

Cuando podemos transformar la emoción en fuente de comprensión interna, estamos permitiendo un alto grado de sinceridad sobre nuestras acciones y abandonando una vivencia de tragedia y de angustia que inmoviliza y nos silencia. Tuvimos dos días importantes en que tuvimos la posibilidad de haber tomado contacto sobre cómo vivimos la emoción. El jueves 14 y viernes 15 luego de la Luna Nueva en Géminis “tiempo de Reset” con Marte conjunción Nodo Sur, fue cuando Venus apenas ingresada en Leo, se contactó con Quirón quien desde no hace mucho está ubicado en Aries (Link Quirón en Aries, Vernos permite actuar y estar). Esta relación de influencias permitió (a cada uno en distintas áreas de su vida) accionar sobre un cambio de posición sobre la angustia y la emoción.  Venus en Leo es un hermoso momento para despertar al amor. El amor que expresa Venus cuando se encuentra en Leo es de reconocer las relaciones de amor tal como nosotros somos capaces de amar. Es una Venus que necesita expresar la profundidad, calidez y la creatividad del amor verdadero. En caso de no puede concretarlo o existe un intento de camuflar sus deseos reprimiéndolos estamos limitando el flujo de la vida, cayendo en frustraciones y desequilibrios emocionales.  Es así que esta semana que inicia será una semana en la cual tendremos la enorme posibilidad de replegarnos (Neptuno retrógrado en Piscis trino a Júpiter retrógrado en Escorpio) sobre nuestra emoción, encontrar sosiego perdonándonos y personando, para sincerarnos respecto a lo que es el amor. Comunicarnos desde la emoción positiva nos llevará a construir lo que buscamos. Neptuno Retrógrado nos hará presente nuestros engaños y los de los otros. Esto no implica que estemos exentos de desilusiones, pero ¿qué mejor que enfrentarnos a esa sensación para empezar a construir desde la profilaxis emocional?. Venus y Marte estarán en oposición, las relaciones se verán afectadas para tener la posibilidad de ser re fundadas en la verdad y sinceridad. El 21 Venus se unirá al Nodo Norte contrapuesto a Marte unido al Nodo Sur, justo el día que el Sol entre en Cáncer (solsticio de invierno), marcando un momento de reconexión con lo que nos es cercano, con lo que nos hace sentir en casa. Con lo familiar. Urano seguirá muy activos desde Tauro, es el único planeta lento que se encuentra en marcha directa. Saturno, Plutón, Júpiter y ahora Neptuno están retrógrados, queramos o no estamos en procesos de revisión, de introspección. Démonos el tiempo interno para conectar, re-conectar y limpiar las emociones que por estar bloqueadas o no estar reconocidas quedan anquilosadas y se transforman en angustia vital.

Mariana