Plutón Retrógrado-Sol conjunción Urano. El poder curativo de la libertad lo encontramos recreando la vida. Última semana de Abril

Ahora nos toca transformarnos a nosotros. “El que tiene un por qué para vivir, puede soportar casi cualquier cómo”. F.Nietzsche.

Plutón retrógrado puede ser bastante desgarrador y extremo cuando intentamos evitar la reflexión sobre nuestra forma de pertenecer a la vida. Creo que está quedando claro que no podemos dominar ningún tipo de estabilidad desde la pura imposición de la voluntad como conservación. Que Plutón inicie su retrogradación este 25 de Abril indica que inicia un momento necesario para un profundo contacto con todo lo que se ha derrumbado y que ya no puede ser sostenido, simplemente para permitir la eliminación de todo aquello que terminó su ciclo tal como era. En los próximos meses y hasta el 4 de octubre Plutón recorrerá nuevamente el trayecto que inició el 4 de Enero 2020, día que se unió a Saturno. La unión Saturno-Plutón obliga a afrontar los cambios, pero cómo los hacemos y qué responsabilidad tomamos sobre esa crisis, depende de nosotros. Ante la radicalidad de la situación presente que se manifestó en todo su potencial a principios de Abril cuando Júpiter y Plutón se unieron por primera vez en Capricornio y que aún continúa y que puede profundizarse hasta fines de Junio cuando estos dos planetas vuelvan a unirse por segunda vez, pero en ese momento ambos estarán transitando su fase retrógrada, será inevitable la revisión de sentido, de las relaciones, de los deseos, de las obsesiones, de los miedos y dependencias. Cuanto más permanezcamos queriendo preservarnos a la transformación mayor será el sentimiento de imposibilidad. Esta semana se dio la unión de Urano con el Sol en Tauro el 25 de Abril, el mismo día en que Plutón comienza a retrogradar, Esto nos trae la posibilidad de tomar conciencia de que el cambio ya está, y de que la vamos a tener que estar construyendo, pero sobre todo que ese proceso nos toca hacerlo a nosotros, saliendo de la espera y de la crítica hacia el afuera. Esta última semana de Abril el ánimo puede decaer, vamos lentamente tomando contacto con la realidad tal como es porque aunque en general el mundo confinado comienza a flexibilizar el sistema de aislamiento, los controles, los problemas económicos y la enorme sensación de pérdida de libertad está instalada e interiorizada. Con el ingreso de Mercurio en Tauro nuestro pensamiento se vuelve práctico y dirigido a pensar en la sustentación. Ya estaremos más desapegados de las noticias que llenan horas y horas de especulaciones sin fundamento, porque también son parte de una estructura que responde a captar nuestra atención desde la afirmación de su propia verdad. Lo que viene es el Nodo Sur en Sagitario. Con Mercurio en Tauro el pensamiento estará dirigido hacia lo propio, hacia la economía, hacia nuevos proyectos. Mercurio es el planeta que simboliza nuestra forma de pensar, la reflexión, la comunicación, el intercambio) y esta semana va a estar contactando con Saturno en Acuario (el 26, 27 y 28) no va a se fácil reponerse de un fuerte sentimiento de disconformidad que lleva a querer estar solos porque nos cuesta comunicarnos porque no encontramos esas nuevas formas que necesitamos en este momento para sobrellevar este momento de tanto temor al futuro. Pero como venimos de una Luna Nueva en Tauro y Saturno se encuentra en Acuario, podemos transformar esta configuración en el comienzo de una nueva base de dirección de nuestro pensamiento. Teniendo en cuenta que Mercurio hizo su conjunción con Saturno el 10 de Enero,que formó parte del Eclipse del 12 de Enero 2020. Esto es una activación directa al cierre propuesto en ese momento apoyado por la unión que Mercurio hace con Urano el día 30 de Abril, día de la Luna Cuarto creciente en Leo, Como Urano se encuentra en semisextil a Quirón en Aries (desconexión emocional, frustración y desilusión). Nuestra mente va a estar muy inquieta, con necesidad de tener respuestas y certezas que no las encontraremos, lo importante es no dejarse llevar por el sentimiento de soledad y comenzar a construir el espacio de cercanía en el que sintamos que podemos construir. Tengamos en cuenta que todos los planetas uno a uno van a ir frenando su movimiento para volver a recorrer parte del camino ya transitado. El primero es Plutón el 25 de Abril. Le siguen Saturno el 11 de Mayo; Venus el 13 de Mayo; Júpiter el 14 de Mayo; Mercurio el 18 de Junio; Neptuno el 23 de Junio; Urano el 15 de Agosto y Marte el 9 de Septiembre. De esto hablaremos más adelante, pero es interesante tenerlo en cuenta, porque la re estructuración que tenemos que llevar adelante (Saturno) exige de una nueva perspectiva (Venus en Géminis) y de un nuevo sentido interno y de las instituciones (Júpiter en Capricornio); de desterrar ilusiones y espejismos mesiánicos (Neptuno); enfrentar cambios o circunstancias no previstas (Urano) y replanteamientos, reagrupamientos y un proceso de reintegración de nuestra acción y afirmación. (Marte en Aries).

Links recomendados: Sincronicidad Temporal una posibilidad de redireccionar nuestras vidas Venus ingresa en Aries: Preparando la segunda parte de 2020

Nos queda un largo camino………. Mariana