Amor y Relaciones: delicado equilibrio entre frustración- restricción y libertad 23 de marzo al 1 de abril. Sanos silencios como forma de expresión.

Cuando hablamos de amor hablamos de Venus, pero tiene distintas formas de mostrarse según el signo en el que se encuentre. Venus en Aries como en estos días, es una Venus deseosa de expresar su amor, lo que quiere y desea en forma inmediata desde la sinceridad más simple, casi sin registro de que la paciencia y la espera son parte necesaria de la construcción de cualquier vínculo. Los días 19 al 21 de marzo la cercanía de Venus y Mercurio nos dieron días en los cuales los encuentros, los vínculos gozaron de la frescura, la sinceridad y la simpleza del gozo del encuentro, de la seducción del deseo y de la comunicación. Sin resquemores, sin especulaciones. Poco a poco esta unión se fue disolviendo, Mercurio entra retrógrado y se hacen presentes la frustración, los obstáculos, los miedos manipulatorios y las comunicaciones se trastocan, se tiñen de miedos ocultos, de ocultamientos. Se hace evidente que el dilema deseo-libertad si no ha sido trabajado intensamente se transforma en dominación, poder y distanciamiento. El miedo a expresar y el miedo a sentir oculto genera ruptura y deslealtad. Incongruencias internas que paralizan. La Luna Llena en Piscis del 17 de marzo  fue una luna que nos inspiró a animarnos a la posibilidad de nuevos inicios, ahora tendremos que saber y aprender a saber manejar los impulsos y reacciones que puedan hacerse presentes en esta semana del 23 al 1 de abril, ante una realidad que se puede sentir limitante y por lo tanto frustrante para la impaciente Venus en Aries relacionada con Plutón (transformación) desde Capricornio unido a Marte (acción). Es interesante mantener a raya la obsesión y el impulso de reacción, porque a partir del 1 de Abril Venus cambia sus vestiduras y se presenta tolerante, paciente y segura de que el gozo y el amor concreto serán aquellos  que perduren y para esto son imprescindible los cambios, la libertad interna, y la apertura a nuevas dimensiones del amor cuando en su paso toque a Urano y a Eris el día 29 de marzo, días en los que podemos acercarnos a la idea de que es mejor dejar de lado aquello que nos trae discordia y desunión interna en pos de las metas a largo plazo que fijamos con los Eclipses y la Luna Nueva en Piscis.

Mariana

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s