Cuando por última vez volvemos la mirada sobre nuestro pasado. Quirón retrógrado 5 de Julio

A la danza de planetas retrógrados (Neptuno, Plutón, Saturno, Júpiter y Marte) este 5 de Julio se le une Quirón. Para hablar de Quirón, tenemos que estar dispuestos a considerar que es un puente entre el pasado (saturno) y el presente (urano). Un punto de inflexión entre el orden la limitación y el sufrimiento del cambio y la reforma; pero sobre todo un enfocar sobre qué es lo que hacemos por los demás que no podemos hacer por nosotros y a eso yo lo llamo puente. Poner el foco sobre las áreas de nuestra vida y de nuestra emoción en las cuales no podemos observar nuestras necesidades y que por no poder atenderlas nos producen reactividad. Porque en el momento en que no somos capaces de enfrentar las propias debilidades y las proyectamos sobre los demás estamos provocando reactividad y falsa omnipotencia, colocando a los demás en un sitio que no les es propio y en consecuencia somos nosotros quienes nos colocamos en lugares de proyección constante que nos mantienen exiliados de nuestra identidad. Cuando Quirón entró en Aries  el 17 de abril (Link por signos)  venía de recorrer desde 2011 el signo de Piscis correspondiente a finales, a lo que está oculto a lo que se encuentra en el inconsciente y a los miedos, Durante esos 7 años el proceso estuvo dirigido a ponernos en contacto y disolver ese pasado que de alguna forma permanecía presente confundiendo cuales son nuestros límites y los de los otros. El breve tiempo transcurrido entre el 7 de abril y el 5 de Julio tuvimos la oportunidad de haber experimentado lo que significa posar la mirada sobre la propia capacidad de ser y de sentir y saber que ese paso sólo depende de la seguridad sobre nuestras capacidades y de la capacidad de dirigirnos hacia la autoafirmación y compartir con un otro (proyección sobre Libra). Ahora que comenzará su retrogradación para volver a ingresar en Piscis (retorno) el día 25 de Septiembre, lo hará junto a la Luna Llena en Aries para dar un cierre al ciclo de cómo nos concebimos y percibimos (nosotros y los otros). Será el tiempo de dirigirnos hacia el pasado, hacia los miedos para evaluarlos desde la experiencia de los dos meses en que transitó por Aries. Esta mirada será quizás como una última despedida que puede estar teñida de la nostalgia, del dolor y del sufrimiento interno que significa saber que no existirán excusas, más allá de nuestra propia voluntad de existir, para lo que podemos o queremos ser. En el paso retrógrado de Quiron, tendrán lugar los eclipses de apertura de los nodos Cáncer/Capricornio (cuidar de nosotros/apego a estructuras heredadas) y el cierre de los correspondientes a Leo/Acuario (identidad/apego a las ideas del colectivo) que ayudarán a reforzar junto con Urano en Tauro y el comienzo del ciclo directo de Júpiter en Escorpio (10 de Julio) lo que es necesario animarse a reconocer en nosotros, lo que nos mantuvo retenidos tanto en el ámbito de la valoración (monetaria y emocional) como en la disolución de la identidad. Es interesante destacar que la próxima vez que Quirón ingrese en Aries será dentro de 50 años (Mayo de 2068). Unos cuantos de nosotros estaremos experimentando por segunda vez este proceso, el anterior fue en Abril de 1968, de muy pequeños y otros de jóvenes. El efecto por el nivel de conciencia y las alineaciones que acompañan será muy distinto. Hay que animarse, porque seguro que algo del año 1968 quedó en proceso de elaboración y nunca es demasiado tarde!!!!!

Mariana

Julio, emociones y estabilidad estarán a prueba.

Mes de encontrar y dejarnos llevar por la experiencia. Los procesos mentales abstractos ya no pertenecen a esta temporada. La búsqueda de solidez, estabilidad, compromisos creados desde experimentar y sentir la realidad.  ¿Qué valor somos capaces de otorgarle a lo que sentimos? Julio va a ser un mes en el que los dos eclipses del 12 y 27 de Julio van a sacar a la luz la potencia contenida de las frustraciones tanto emocionales como económicas. Va quedando poco espacio para legitimaciones que pretendan sostenerse en acuerdos o convenios que no acompañen la realidad tal como se presenta y que no contemplen las consecuencias que las decisiones puedan tener. Las negociaciones no van a ser sencillas porque este año las retrogradaciones de Mercurio serán en los signos de fuego. Desde el 29 de Junio Mercurio se encuentra en Leo, desde allí buscamos expresarnos, comunicarnos pero sobre todo pensamos y nos interrelacionamos  desde la autenticidad. Cuando se encuentra retrógrado esta comunicación se desarrolla desde el orgullo y la arrogancia de pensar que la forma de comprender y de analizar los hechos  que tenemos es única y verdadera. El periodo desde el 26 de Julio hasta el 18 de Agosto tendremos que extremar los cuidados de cómo nos expresamos e intentar no comprender desde la arrogancia y el egoísmo, porque en términos amplios los temas y los acuerdos a los que arribemos desde el 7 de Julio hasta el 26 de Julio serán revisados y cuestionados. Si sostenemos posturas muy cerradas sin poder ampliar nuestro horizonte de comprensión estaremos sometidos a constantes choques de egos, muy lejos de la posibilidad de llegar a acuerdos y de disfrutar de la maravilla de repensarnos y de recrearnos desde el compromiso real y concreto del amor. Para subirnos a la ola emocional que traerán los eclipses, será muy importante tomar en cuenta y estar conscientes sobre lo que estamos dispuestos a entregarnos y brindarnos a través de nuevas formas de compromiso que respeten las identidades e independencia (Urano trígono Ceres desde el 1 hasta el 15 de Julio). Existe una fuerte tendencia a enfrentamiento y ruptura con la autoridad cuando ésta se comporta en forma restrictiva y egoísta. La fuerte energía de Marte retrógrado en Acuario en tensión con Urano y con Mercurio podemos estar sometidos a disputas y sentirnos o ser agredidos en nuestra individualidad. Descalificar es una de las maneras de querer sostener jerarquías que ya no tienen sustento por sí mismas. Pero siempre existen balances y puntos en los cuales apoyarnos y en este mes el trígono en el elemento tierra (Saturno en Capricornio/ Urano en Tauro/ Ceres y Venus en Virgo) estará marcando la posibilidad de resguardarnos en lo concreto, en nuestro trabajo, en nuestra capacidad de brindarnos la estabilidad a través de la constancia y sobre todo sosteniendo y cultivando la templanza. Plutón se hará sentir en este mes de Julio, y cuando Plutón toma protagonismo la transformación y la eliminación de lo que ya no está vigente es de raíz. Siempre es mejor acompañar estos procesos.

Mariana