Luna Nueva en Leo 18-19 Agosto 2020. El desafío de no banalizar la vida

Sentimientos muy encontrados afloran con esta Luna Nueva así como crece el abismo entre personas que siguen perteneciendo al sistema y otras que sienten que están en peligro de quedar fuera de algo a lo cual en su momento sintieron pertenencia, y los que definitivamente quedaron excluidos. Es muy difícil y peligroso interpretar esta Luna Nueva pura y exclusivamente desde las extraordinarias posibilidades que presenta, que realmente las tiene, sin tomar cuenta del profundo sentimiento que aún estamos atravesando. Algunos lo podemos sentir con mayor intensidad, otros desde una mayor posibilidad de adecuación y otros desde la comprensión de que esta situación era inevitable. Pero de una u otra forma esta fecha marca un antes y un después respecto a la forma de sentir pertenencia y que remite directamente a la responsabilidad que tenemos de pensar y elegir qué forma de vida queremos vivir. Pensar y tomar decisiones es lo que nos distingue como seres humanos, porque discernir no sólo nos da fuerza para evitar la pérdida de horizonte, sino que es el acto que evita la banalización de la vida. Si nuestro horizonte de vida queda sólo reducido al encierro, al miedo a contagios, a las restricciones y desintegración de la vida social y económica, corremos el riesgo de perder contacto con la potencia creativa que necesita manifestarse. Porque la realización como seres humanos no sólo es obedecer reglas, sino hacernos responsables sobre nuestras acciones. Marte de ahora hasta el 14 de Diciembre con el Eclipse total de Sol en Sagitario, nos impulsa a retomar nuestra capacidad de accionar o de reaccionar. Este es el delgado límite entre tomar decisiones sobre nuestra vida y la espera de que las tomen por nosotros.

Esta Luna Nueva en parte es respuesta al Eclipse y Solsticio del 20 de Junio. En ese momento el Sol y la Luna en el grado 0 de Cáncer formaban un Quincuncio aplicativo a Saturno en el grado 0 de Acuario. Esto significó un cierto grado de adecuación a las medidas de control externas mientras que cada uno estábamos atravesando una transformación interna muy importante de construcción sobre la propia seguridad personal para sostener la propia estabilidad interna, cerrando el pasado para crear y solidificar esta nueva realidad que aún no termina de concretarse. La Luna y el Sol desde Leo el 18-19 de Agosto vuelve a formar un Quincuncio a Saturno en Capricornio, pero esta vez separativo, y esto nos lleva a querer liberarnos de las trabas impuestas por las condiciones externas. Ya hicimos el proceso de adecuación y también una depuración muy grande respecto a entornos en los que nos movíamos y respecto a qué es realmente importante para el desarrollo de lo que viene a futuro. Ahora necesitamos tener certeza de que estamos construyendo. Pero aún nos vamos a encontrar con algunas trabas pese a todo lo que hemos vivido en estos meses. Podemos perder cierta objetividad si actuamos en forma impulsiva: Mercurio está en conjunción al Sol y a la Luna en Leo y esto tiene dos lecturas de acuerdo a nuestros procesos internos. Por un lado marca una gran tendencia a imponer ideas y a pensar que nuestra verdad es la única posible y la implicación del ego en los procesos mentales puede destruir la objetividad y limitar la flexibilidad. Pero si comprendemos el proceso en el que estamos viviendo podremos darle una canalización más fructífera, teniendo en cuenta que estamos con el Nodo Sur en Sagitario y que aferrarnos a ideas estructuradas desde una dinámica de preservación a lo único que nos conduce es a limitar nuestra posibilidad de trascendencia. La trascendencia es dejar de confrontar y crear desde la apertura hacia otros desde uno mismo. Esa canalización es hacia la continuidad de propósito y hacia una comunicación sincera y auténtica que nos permita comenzar a darle espacio al Nodo Norte en Géminis, a unir lo que decimos con lo que hacemos concreta y pragmáticamente. Permitirnos salir de esperas externas para comenzar a hilar lentamente y con pasos firmes lo que ya sabemos que queremos. Esto es un trabajo personal. Permitirnos dejar atrás una vieja narrativa es permitirnos libertad, y desde la libertad creamos. El producto de esa creación es nuestra vida.

Los procesos que estamos atravesando son muy extremos y muy dolorosos y podemos sentirlos con mayor intensidad a partir de mediados Septiembre cuando Marte retrograde, si es que no tomamos conciencia de que es preferible hacer ajustes sobre lo que deseamos que quedarnos a la espera de que las condiciones cambien.

La Luna en Leo es fuerza de individualidad y Marte en Aries es muy impulsivo y ajeno a cualquier tipo de control. Esta energía se acentúa más con la cuadratura a Plutón en Capricornio. Es una de las energías más poderosas en las que podemos quedar atrapados o retomar el control sobre nuestro proyecto de vida. Esta cuadratura concentra mucho poder y como toda cuadratura requiere de una salida para evitar reactividades. Otra vez la pregunta es ¿ dirigimos toda esta enorme potencia buscando culpables o realmente nos independizamos y trazamos y sostenemos el plan de nuestra vida?——- aquí es donde surge el dilema del sentido. Y aquí es donde, y a pesar de enormes y profundos estados de soledad que podemos estar vivenciando, podemos encontrar en el sextil de Júpiter a Neptuno cierto ordenamiento interno para sostener objetivos.

La Luna en Leo nos abre al amor y a evitar banalizar nuestra vida. La banalidad es la peor de las posibilidades de vivir una vida plena, porque es cuando perdemos nuestro bien más preciado: la capacidad de discernir sobre el carácter de nuestras acciones.

El detalle para cada signo de la Luna Nueva en Leo y avances 2021 podés escucharlos es mi Instagram: @zonas_humanas_astrologia

Mariana

Luna Llena en Leo 9 de Febrero 2020. El impulso de comprometernos a ser.

Existen muchas formas de definir lo que somos. Cada vez que nos interrogamos o respondemos a la pregunta de qué o quiénes somos la respuesta puede comenzar por nuestro nombre seguida de la definición de nuestra profesión o trabajo al que nos dedicamos. En el caso en que respondemos con nuestro nombre, lo hacemos automáticamente, porque desde que surgimos al mundo fue la forma en que nuestros padres nos otorgaron una identidad. Luego de esto el proceso de identificación de nosotros mismos pasa por la apropiación de ese nombre a través del cual nos vinculamos con nuestra identidad. Existe un proceso de apropiación de la designación que se hizo sobre cada uno de nosotros. Tomando el tema de esta Luna Llena en Leo la podemos asumir como un momento de culminación de un proceso de apropiación de nuestra identidad, despojada de las posibles designaciones que otros han hecho sobre nosotros y de las cuales en mayor o menor medida nos hemos hecho cargo. El dolor y angustia de no ser es un eje que nos atraviesa transversalmente cuando nuestra identidad queda desvinculada de la apropiación que nosotros podemos hacer de ella. Leo es el regente de la casa 5, ese ámbito de nuestra vida vinculada a la identidad, al goce y a nuestras creaciones, La Luna, la seguridad emocional está en Leo y desde allí buscamos ser reconocidos por lo que somos., y el Sol desde Acuario iluminándola le recuerda que la única forma de brillar es a través de la autenticidad de animarnos a ser lo que somos. Cuando pensamos en el significado de la frase “ser lo que somos” no implica conformismo, sino que sólo llegamos a ser auténticamente lo que somos, cuando nos conectamos con nuestros miedos, frustraciones y limitaciones para apropiárnoslas y desde allí comenzar el proceso de individuación y liberación para sentirnos adecuados y pertenecientes a un futuro posible de ser construido. Todo este proceso está secundado por la unión de Quirón, Lilith y Venus en Aries. Podés escuchar los Podcast sobre este tema específico en el siguiente Link; Venus en Aries y la dinñamica Venus Marte 2020

Otro aspecto que nos marca la necesidad interna de conectarnos con nuestra auténtica identidad y a animarnos a pensar algo distinto sobre un futuro que ahora puede presentarse cautivo del presente, es el sextil de Júpiter en Capricornio a Neptuno en Piscis. Si bien Capricornio y Piscis son dos energìas muy distintas, forman un sextil entre ellas y esto nos recuerda que ninguna realización es sólo por arte de magia ni por redención, pero que tampoco resultan del cumplimiento del deber hacerlo por el deber mismo o impuesto; sino que surgen del total convencimiento de que lo que hacemos y deseamos está alineado con nuestro deseo y que tiene un sentido y fundamento que lo sustenta. Cuando perdemos el sentido de la unidad con nuestro ser y nuestra alma, nos sentimos desalineados con la vida. con los afectos y buscamos salidas escapistas y mágicas que nos saquen de un estado precario en el que nos sentimos nómadas de nuestra vida.

Esta Luna Llena en Leo es una ventana a conectarnos con el compromiso hacia nuestro verdadero y auténtico sentido de libertad en la pertenencia a nosotros mismos, en la medida en que comprendamos nuestros miedos y limitaciones para trascenderlos, conectándonos con el amor y respeto a nosotros y lo que podemos ser.

Mariana