Las cuadraturas Marte Saturno 2020. Sostener la voluntad de ser.

Ahora es cuando comenzamos a asimilar la experiencia concreta de lo que significaron estos últimos 6 meses desde Marzo en que el reglamento del juego de la vida cambió drásticamente- Este caer en cuenta viene de la mano de la 1ra. cuadratura que Marte desde Aries está formando con Saturno en Capricornio desde el 24 de Agosto, que inicia un periodo en el que sostener la voluntad de acción hacia un futuro se verá sometida a un gran sentimiento de limitación que puede llevarnos a una peligrosa apatía. Esto lo podemos ver reflejado en una merma de fuerza vital y a la pérdida de la magia de la existencia. La magia de la existencia es darnos la posibilidad de proyectarnos, a través del goce y de sabernos creadores de la posibilidad de generar una vida plena. Pareciera que estas posibilidades junto a los derechos y libertades han sido horadadas y que el sentido de vida se ha hido disolviendo hasta el estado de de supervivencia.

Con las cuadraturas Marte Saturno podemos quedar limitados o, cuando finalicen a principios de Noviembre encontrarnos retomando dirección, pero sobre todo transformados porque marcan el tiempo de cambiar la ilusión de pertenencia por la construcción de nuestra pertenencia encontrando esa sabiduría interna de saber que los absolutos de alguna forma están perdiendo significación. Las preguntas por las posibilidades de proyección y los principios sobre los que estuvimos sostenidos están siendo cuestionados fuertemente. Estamos con el Nodo Sur en Sagitario. Pero hay que tener en cuenta de que esos principios absolutos no son sólo externos, sino que operan dentro nuestro, y como sobre lo único que tenemos la posibilidad de cambio es sobre nosotros mismos, es el momento de darnos la posibilidad de constituirnos desde otros parámetros, Nodo Norte en Géminis. La Luna Nueva en Leo fue un llamado a no banalizar la vida y de esto se trata. Lo banal están cayendo y sólo perdurará la manifestación concreta de nuestras acciones sobre nuestras vidas, y de eso es de lo que somos responsables.

La angustia y la ansiedad van a ir tomando forma y un espacio cada vez mayor, esta es una realidad. Sobre todo cuando Marte y Saturno se vuelven a tensionar en la 2da. cuadratura el 29 de Septiembre esta vez con Marte retrógrado y Saturno unido a Plutón ya directos. Hasta ese momento lo ideal sería estar disponibles a reorganizar y reforzar nuestra voluntad para integrar el compromiso con la nueva dirección de concepción de vida que buscamos sin que esto signifique desvalorizar lo logrado hasta ahora.

La última cuadratura de Marte con Saturno, Plutón será el 2 y 4 de Octubre luego de la Luna Llena en Aries que cierra el ciclo de la Lunación iniciada el 23 de Marzo con el ingreso de Saturno en Acuario. Link: Saturno en Acuario, aislamiento y aprendizaje para crear un Mundo Nuevo.

No va a ser fácil llegar a ese momento y vamos a pasar por mucha inestabilidad interna y externa, con momentos en los que nos va a costar sostener sentido, pero las posibilidades están si somos capaces de discernir entre lo real, la ficción del idealismo y el realismo mágico. La ficción del idealismo anula nuestra potencialidad y el realismo mágico nos lleva a justificar la inacción por determinantes externos. Estos dos extremos es lo que vamos a estar atravesando con las Lunas Llena en Piscis del 2 de Septiembre y la Luna Nueva en Virgo del 18 de Septiembre.

Recordemos que Marte es el principio instintivo de vida y que va a estar en algún sentido frenado por una fuerza aún mayor que tenemos que asimilar como aprendizaje que es Saturno. Como vamos hacia una Luna Llena en Piscis podemos sentir la desintegración de nuestro instinto de vida porque va a estar muy condicionado por restricciones sean externas o internas. Respetemos nuestro deseo y nuestro concepto de amor como capacidad de darnos la oportunidad de ser lo que no nos animamos a ser y vayamos por eso.

Mariana

Luna Nueva en Leo 18-19 Agosto 2020. El desafío de no banalizar la vida

Sentimientos muy encontrados afloran con esta Luna Nueva así como crece el abismo entre personas que siguen perteneciendo al sistema y otras que sienten que están en peligro de quedar fuera de algo a lo cual en su momento sintieron pertenencia, y los que definitivamente quedaron excluidos. Es muy difícil y peligroso interpretar esta Luna Nueva pura y exclusivamente desde las extraordinarias posibilidades que presenta, que realmente las tiene, sin tomar cuenta del profundo sentimiento que aún estamos atravesando. Algunos lo podemos sentir con mayor intensidad, otros desde una mayor posibilidad de adecuación y otros desde la comprensión de que esta situación era inevitable. Pero de una u otra forma esta fecha marca un antes y un después respecto a la forma de sentir pertenencia y que remite directamente a la responsabilidad que tenemos de pensar y elegir qué forma de vida queremos vivir. Pensar y tomar decisiones es lo que nos distingue como seres humanos, porque discernir no sólo nos da fuerza para evitar la pérdida de horizonte, sino que es el acto que evita la banalización de la vida. Si nuestro horizonte de vida queda sólo reducido al encierro, al miedo a contagios, a las restricciones y desintegración de la vida social y económica, corremos el riesgo de perder contacto con la potencia creativa que necesita manifestarse. Porque la realización como seres humanos no sólo es obedecer reglas, sino hacernos responsables sobre nuestras acciones. Marte de ahora hasta el 14 de Diciembre con el Eclipse total de Sol en Sagitario, nos impulsa a retomar nuestra capacidad de accionar o de reaccionar. Este es el delgado límite entre tomar decisiones sobre nuestra vida y la espera de que las tomen por nosotros.

Esta Luna Nueva en parte es respuesta al Eclipse y Solsticio del 20 de Junio. En ese momento el Sol y la Luna en el grado 0 de Cáncer formaban un Quincuncio aplicativo a Saturno en el grado 0 de Acuario. Esto significó un cierto grado de adecuación a las medidas de control externas mientras que cada uno estábamos atravesando una transformación interna muy importante de construcción sobre la propia seguridad personal para sostener la propia estabilidad interna, cerrando el pasado para crear y solidificar esta nueva realidad que aún no termina de concretarse. La Luna y el Sol desde Leo el 18-19 de Agosto vuelve a formar un Quincuncio a Saturno en Capricornio, pero esta vez separativo, y esto nos lleva a querer liberarnos de las trabas impuestas por las condiciones externas. Ya hicimos el proceso de adecuación y también una depuración muy grande respecto a entornos en los que nos movíamos y respecto a qué es realmente importante para el desarrollo de lo que viene a futuro. Ahora necesitamos tener certeza de que estamos construyendo. Pero aún nos vamos a encontrar con algunas trabas pese a todo lo que hemos vivido en estos meses. Podemos perder cierta objetividad si actuamos en forma impulsiva: Mercurio está en conjunción al Sol y a la Luna en Leo y esto tiene dos lecturas de acuerdo a nuestros procesos internos. Por un lado marca una gran tendencia a imponer ideas y a pensar que nuestra verdad es la única posible y la implicación del ego en los procesos mentales puede destruir la objetividad y limitar la flexibilidad. Pero si comprendemos el proceso en el que estamos viviendo podremos darle una canalización más fructífera, teniendo en cuenta que estamos con el Nodo Sur en Sagitario y que aferrarnos a ideas estructuradas desde una dinámica de preservación a lo único que nos conduce es a limitar nuestra posibilidad de trascendencia. La trascendencia es dejar de confrontar y crear desde la apertura hacia otros desde uno mismo. Esa canalización es hacia la continuidad de propósito y hacia una comunicación sincera y auténtica que nos permita comenzar a darle espacio al Nodo Norte en Géminis, a unir lo que decimos con lo que hacemos concreta y pragmáticamente. Permitirnos salir de esperas externas para comenzar a hilar lentamente y con pasos firmes lo que ya sabemos que queremos. Esto es un trabajo personal. Permitirnos dejar atrás una vieja narrativa es permitirnos libertad, y desde la libertad creamos. El producto de esa creación es nuestra vida.

Los procesos que estamos atravesando son muy extremos y muy dolorosos y podemos sentirlos con mayor intensidad a partir de mediados Septiembre cuando Marte retrograde, si es que no tomamos conciencia de que es preferible hacer ajustes sobre lo que deseamos que quedarnos a la espera de que las condiciones cambien.

La Luna en Leo es fuerza de individualidad y Marte en Aries es muy impulsivo y ajeno a cualquier tipo de control. Esta energía se acentúa más con la cuadratura a Plutón en Capricornio. Es una de las energías más poderosas en las que podemos quedar atrapados o retomar el control sobre nuestro proyecto de vida. Esta cuadratura concentra mucho poder y como toda cuadratura requiere de una salida para evitar reactividades. Otra vez la pregunta es ¿ dirigimos toda esta enorme potencia buscando culpables o realmente nos independizamos y trazamos y sostenemos el plan de nuestra vida?——- aquí es donde surge el dilema del sentido. Y aquí es donde, y a pesar de enormes y profundos estados de soledad que podemos estar vivenciando, podemos encontrar en el sextil de Júpiter a Neptuno cierto ordenamiento interno para sostener objetivos.

La Luna en Leo nos abre al amor y a evitar banalizar nuestra vida. La banalidad es la peor de las posibilidades de vivir una vida plena, porque es cuando perdemos nuestro bien más preciado: la capacidad de discernir sobre el carácter de nuestras acciones.

El detalle para cada signo de la Luna Nueva en Leo y avances 2021 podés escucharlos es mi Instagram: @zonas_humanas_astrologia

Mariana

Luna Llena en Acuario. 3 de Agosto 2020. Sentido de futuro

Algunas Lunas marcan momentos de pasaje y esta Luna Llena en Acuario es una de ellas. Ahora es cuando podemos comenzar a hacernos cargo de la urgencia por instalarnos ya, desde otra perspectiva, en esta nueva realidad de la que estamos siendo protagonistas. Toda oposición es confrontación, y en cada confrontación podemos permanecer instalados dogmáticamente en nuestra posición o encontrar un camino de síntesis y resolución de opuestos que nos abra nuevas posibilidades de accionar. ¿Cómo vamos a comprender lo que es la libertad si no lo hacemos en primera instancia liberándonos de nuestros propios dogmatismos? Es a partir de Agosto cuando podemos comenzar a sentir la influencia de los Nodos en el eje Géminis/Sagitario. Tradicionalmente se entiende que toda Luna Llena es la culminación de un proceso, pero la particularidad de esta Luna en Acuario por ser un puente hacia 2021 por la cuadratura Tauro/Acuario, es que si actuamos desde el concepto de clausura o cierre podemos estar muy limitados para el accionar si lo hacemos de acuerdo a nuestra voluntad individual, y el resultado será quedar atrapados en un dogmatismo ivalidante. Si bien esto a nivel social se va a manifestar con toda su fuerza, a nivel personal quizás podamos manejarlo de otra forma. La conjunción de Venus al Nodo Norte en Géminis nos mueve a hacer un balance objetivo de resignificación sobre la relación que sostenemos tanto con nuestro entorno como con los valores sobre los que construimos pertenencia, proximidad y cercanía. Géminis es la energía que nos pone en contacto con lo que nos es ajeno a nuestra propia interioridad y a la forma de comprensión. En este pasaje de Venus sobre el Nodo Norte, luego de haber estado mucho tiempo retrógrada nos insta a expresarnos desde una amplitud de comprensión mayor de la que contábamos. Pero como también está formando un quincuncio a Saturno retrógrado en Capricornio, el sentimiento de pérdida, limitación y melancolía por esa parte nuestra que está siendo obligada a quedar atrás se va a hacer sentir. Sobre todo teniendo en cuenta que quizás ahora nos estemos dando cuenta de la dimensión de la violencia a la que estuvimos sometidos los últimos meses.

A partir de Agosto la energía se torna super dinámica y las contradicciones y choques entre dos modelos de realidad comienzan a surgir. Esta es la fuerza de la cuadratura que Urano le está haciendo desde Tauro al Sol en Leo y a la Luna en Acuario-. Los tres signos (Acuario, Leo y Tauro) son de naturaleza fija y esto anuncia que los cambios a los que estamos siendo movidos por la acción de Urano, si bien en principio nos pueden costar un poco, en el momento que se aceptan son radicales. Todo proceso con Urano en medio no es transformación es cambio,

Lo que vamos a estar atravesando de ahora hasta mediados de Diciembre va a ser una constante y permanente construcción desde un sentimiento de inadecuación frente a un sistema que ya no genera inclusión y otro que aún no termina de iniciar. Ya estamos transitando la co existencia de dos realidades, somos jinetes de dos épocas que van a estar en fuerte pugna en 2021, dejar paso a lo nuevo no es rendición ni abdicación de principios, es simplemente el ciclo de la vida que se abre paso.
Una Luna Llena para comenzar a dar espacio a lo nuevo, que no es más que el desprendimiento de una capa de nuestro ser.

En cada uno de nosotros convive una huella o memoria de un momento creador originario, esa es la energía de Acuario y a lo que esta Luna Llena nos convoca. es a predisponernos a transformar la ansiedad en actos concretos, coordinados y destinados hacia el sentido de futuro, porque la dimensión de futuro se construye desde una conciencia de presente.

Mariana…..

Energía Leo previa a la Luna Llena en Acuario del 3 de Agosto 2020. El silencio regenerativo de la individualidad

La entrada del Sol en Leo luego de la última Luna Nueva en Cáncer del 20 de Julio pone en movimiento una fortísima energía de manifestación de lo que somos, de nuestro verdadero y auténtico ser, pero ya no desde la pura individualidad, sino de cómo ser lo que somos como individuos determinados junto a otros, esto implica un intenso cambio de roles y una seguridad muy fuerte sobre lo que somos y sobre todo sobre nuestra autoestima para identificar con claridad lo que nos hace vibrar y lo que nos hace sentir habitantes y creadores de nuestra vida.

Estamos siendo testigos de un profundísimo cambio de estructuras y ante este nuevo escenario si no logramos destronar nuestro Ego, que no es más que la cara oculta de Leo, que responde a lo que buscamos que otros reconozcan de nosotros, nos va a costar mucho conectarnos con el sentido de nuestra existencia. Estamos obligados a recorrer un nuevo camino, y si miramos para atrás es como si las seguridades en las que nos apoyábamos ya no son suficientes o dejaron de tener el significado que tenían. Muchas cosas quedaron atrás, y con ellas una forma de sentir de pertenencia no solo al mundo, sino a nuestra propia vida, a nuestros afectos y a las motivaciones por las cuales encontramos cada día el motivo y el ánimo para construir esa vida que deseamos vivir con sentido. Esta primera parte del mes Leonino nos pone cara a cara entre lo que pretendemos ser y lo que somos y la aceptación final de que algo definitivamente queda atrás para permitirnos avanzar. Nos guste o no estamos en un cambio de época que marca fuertemente nuestras vidas y nuestros sentires. Cuando el Sol entra en Leo que es su signo de residencia nos movilizamos hacia buscar identificarnos con nuestra individualidad, con lo que nos hace ser únicos, y es ahora cuando podremos constatar hasta qué punto nuestra identidad es esa que construimos.

Estos últimos meses estuvimos en un tiempo de espera que fue un momento de transición de espera, que se transformó en cotidianidad. Y en general cuando nuestra expectativa está dirigida hacia un tiempo futuro sin tiempo, el tiempo presente se licua lo existente y podemos caer en una crisis de vacío. Cuando el vacío se hace presente el Ego inicia su manifestación como búsqueda de anclaje y de sentido. Un sentido que termina haciéndonos esclavos porque nos priva de la libertad de expandir nuestras infinitas posibilidades y nos perpetúa en el infierno de lo igual, de lo mismo, y de desintegración de la autoestima.

Marte es la energía de ejecución del Sol. Todo el mes de Leo tanto Marte como el Sol estarán formando un trígono: Marte en Aries y el Sol en Leo, ambos signos de Fuego que buscan manifestación y acción de individuación. El tema será poder discernir ciertamente desde dónde lo haremos esta vez. Porque si bien el trígono entre Marte y el Sol es un aspecto fluido ambos planetas a su vez van a estar produciendo aspectos de tensión que pueden provocarnos profundas crisis de identidad y de sentido. Dos ámbitos que han estado en un importante proceso de transformación y cambio.

La semana del 27 de Julio al 3 de Agosto vamos a necesitar tiempo interno y tiempo de soledad y silencio, brindarnos un espacio de reconstrucción respetar nuestra necesidad de reorganizarnos interna antes de asumir compromisos. Poder disfrutar del silencio de la mente no será fácil de conseguir pero nos va a ser necesario para lograr una regeneración creativa previa a la Luna Llena en Acuario del 3 de Agosto, porque según la identificación que obtengamos de esa semana previa es como iremos adentrándonos en la energía Acuario / Tauro que será la que gobierne el año 2021: Estabilidad y Libertad.

Mariana

Estamos atravesando un tiempo en el que tenemos que construir no solo lo propio, sino un nuevo sentido de pertenencia, y es aquí donde puede manifestarse una profunda crisis de identidad, porque queramos o no, lo hayamos buscado o no. todos vamos a estar preguntándonos o cuestinando nuestro ser.

En este año 2020 la clave era el sentido y ahora se nos plantea el dilema de sostener el sentido. Del por qué hacemos lo que hacemos. Nos interpela sobre nuestra identidad más profunda y sobre nuestra capacidad de procurarnos lo que necesitamos. El amor es un punto

El trabajo del Alma y la Mente con el Eclipse de Luna Llena en Sagitario 5 de Junio 2020.

El Eje Géminis Sagitario está fuertemente signado por una etapa de revisión sobre nuestras creencias que implica un alto grado de evolución hacia el aprendizaje sobre lo que somos, cómo pensamos, cómo nos relacionamos. El inicio de este camino se abre con el Star Point en Géminis del 3 de Junio (link) y se profundiza con el primer eclipse del 5 de Junio de Luna Llena en Sagitario. No estamos viviendo momentos que podamos llamar de paz y armonía y cada vez parece más difícil encontrarla fuera de nosotros. Un gran desbalance entre nuestra voluntad y la realidad se manifestó plenamente con la pandemia. Hemos tenido que subsumir derechos individuales, modificar modalidad de relacionamiento. Nos encontramos y reconocimos desde un lugar que nunca hubiésemos imaginado. Cambió la realidad y forzadamente para bien o para mal, nuestros hábitos con una dureza y crudeza inimaginables de la que aún recién estamos iniciando un período de duelo. La economía está en un franco proceso de transformación. Nuestra capacidad de resiliencia se puso a prueba y para sobrellevarla nuestra identidad tuvo que reforzarse y muchos sistemas de creencias en las que confiábamos comenzaron a mostrarse inadecuados, sin respuestas u obsoletos. No somos los mismos que antes de Marzo y nuestros vínculos también han sufrido modificaciones, pero sobre todo el vínculo en referencia a la credibilidad sobre la transparencia de los gobiernos. No sabemos si nos cuidan o nos controlan y esos límites son muy peligrosos sobre todo con Saturno en Acuario (Link ingreso de Saturno en Acuario). El rostro tapado que fue siempre el símbolo de sometimiento femenino o la imagen repudiada y condenada cuando eran usadas por los manifestantes contra el sistema, ahora es lo que llamamos nueva normalidad.

Por otra parte la economía (Venus-Mercurio) y la salud (Mercurio y Quirón) jugaron su juego en manos de los especialistas y ninguna triunfó. La confusión generalizada lleva a encontrar respuestas dentro nuestro y aunque muchas veces nos cueste es la tarea que tenemos que abordar. Una cierta calma imperó en los peores momentos de las cuarentenas, pero comienzan a salir a la luz el gran disconformismo, incertidumbre y la desigualdad social que se profundizó aún más frente a la pandemia y a la retracción económica.

Una fuerte T cuadrada que se forma entre la oposición entre el Sol y en que el vértice es Marte, la Luna, el Sol-Venus y la Luna en cuadratura a Marte activa y profundiza la desintegración que quizás no la veamos ahora, pero sí cuando Marte llegue a Aries y en Agosto y Septiembre formen cuadratura a Júpiter-Plutón y Saturno en Capricornio. El peligro es que la ira y la frustración puedan derivar en un gran relativismo dogmático y los conflictos entre la Falsedad y la Verdad estará a la orden del día. Finalmente luchas vanas y sin sentido porque el camino es hacia la renovación. El regente de este Eclipse de Luna Llena en Sagitario es Júpiter que se encuentra retrógrado nuevamente muy cerca de Plutón también retrógrado y esto nos lleva a re estructurar sentido, a conectarnos con las bases de una nueva estructura (Link Reflexión y Ajustes con Plutón, Saturno y Júpiter Retrógrados), Por otro lado el trígono de Mercurio en Cáncer a Urano en Tauro, nos impulsa a la innovación, a llevar adelante los cambios necesarios para reconstruir estabilidades perdidas. pensar nuevas formas más dinámicas, pero no menos profundas, hacia el futuro siempre y cuando tengamos claridad en el sentido que buscamos para nuestra vida. Esa es la clave para este año. Reconstruir sentido y el Venus Star Point del 3 de Junio en Géminis es un excelente prólogo para esta serie de Eclipses.

Mariana

Por consultas sobre el Eje Géminis Sagitario y su influencia en la Carta Natal Personal pueden comunicarse conmigo.

VENUS STAR POINT EN GÉMINIS. 3 de Junio 2020. Unificación del deseo y la conciencia.

El Venus Star Point es el encuentro de Venus con el Sol. Del encuentro entre el deseo y la conciencia surge una Venus renovada. Este 3 de Junio se produce esa mágica unión en la que Venus cambia su dinámica interna, porque en los 8 días que dura el proceso de ocultamiento de este planeta se genera una transformación y su energía se re orienta. Venus es tanto la Estrella de la Mañana como la Estrella Vespertina. La danza entre el deseo -Venus- y la conciencia -Sol- marca ciclos y estamos iniciando uno de ellos que será a su vez protagonista del primer eclipse de la serie Géminis-Sagitario de 2020. Venus en su fase aún Retrógrada tendrá su encuentro con el Sol en el signo de Géminis en el que el Nodo Norte comienza a sentirse. Este encuentro marca el inicio de un nuevo ciclo de 8 años en la serie de los Venus Star Point.

Y este año es interesante porque si levantamos la carta astral del momento en que se forma el Venus Star Point vemos que la Luna está en Escorpio en oposición a Urano en Tauro. Tauro es el domicilio en el que Venus expresa su sensualidad de forma más pura y concreta (a diferencia de cuando se encuentra en Libra). La Luna en Escorpio cuando está en su vibración más alta nos conecta con nuestro poder y capacidad de transformación para aceptar que algo tiene que morir en nosotros para dar lugar a la increíble posibilidad del mayor acto creativo, el amor, la energía creativa absoluta. Porque finalmente el Amor en su sentido más amplio de fuerza vital es lo que nos permite la interacción con el afuera, rompiendo las barreras narcisistas. Ese el verdadero poder transformador de la energía amorosa, el intercambio, el poder sentir placer por un otro distinto a mí mismo. Ese es el verdadero acto creativo. No hay creación desde el solipsismo, no desde la búsqueda del placer individual, y menos cuando el concepto de amor está enmarcado y fundado en el sacrificio y el olvido de lo propio para sostener engaños y burbujas. Iniciamos un ciclo de cambio profundo sobre la valoración que tenemos respecto a las relaciones personales, respecto al dinero, al trabajo y hacia lo que realmente aporta algo a nuestras vidas, y el Amor es parte de esta re estructuración. En ese mágico pasaje que transitaremos del 3 al 11 de Junio, cuando Venus se transforme de ser Estrella Vespertina a ser Estrella de la Mañana serán 8 días en los que en el ocultamiento de Venus estaremos contactando con nuestras ambigüedades y dudas. Géminis es un signo dual que está regido por Mercurio el mensajero de los dioses al que Zeus le obsequia el Caduceo símbolo de la unión entre dos ámbitos, lo terrenal y lo divino. Esta es una analogía perfecta para el eje nodal Géminis Sagitario. Géminis representa lo cercano, lo circundante, lo práctico, lo inmediato y Sagitario los fundamentos últimos, la ideología, las normas, los principios. Si no aprendemos a negociar entre idealización y realidad continuaremos eternamente desconectados del instinto del principio de vida. Estamos en tiempos de Eclipses en Nodos Géminis-Sagitario. Mercurio, el regente de Géminis, se encuentra en Cáncer en el momento del Star Point en cuadratura a Quirón en Aries. La cuadratura es un aspecto de tensión que nos interpela a la resolución sobre las limitaciones que sentimos. Es una conexión fundamental para desterrar los engaños que sostenemos para sentirnos pertenecientes a algo o a alguien para evitar el vacío y la soledad que sentimos cuando nos alejamos de nuestro poder creativo y nos manejamos pura y exclusivamente con la razón. Estamos atravesando un periodo de toma de conciencia de nuestros propias dudas y contradicciones. Todos estamos en un momento de dualidad en el que nos urge re encontrarnos con lo que nos es propio, nuestras auténticas relaciones, nuestra forma de movernos libremente en las calles, re encontrarnos con las personas que nos son propias. La Luna en Escorpio en oposición a Urano en Tauro marca ese momento de inflexión en el que hacemos ese paso por el Hades, territorio plutoniano, para transformamos y tomar conciencia de nuestro verdadero deseo en una búsqueda interna a través de un tiempo de introspección en el que estaremos sintiendo nuestra alma dirigida a reconstruir lo que nos es valioso compartir y crear junto a otros. Vamos en busca de evidencias y realidades, que aún están en penumbras, no de juicios abstractos porque las palabras necesitan actos concretos que le otorguen existencia.

Podemos sentirnos ausentes del mundo por unos días para elaborar nuestras propias dualidades para introducirnos en la experiencia de entender y abrirnos a nuestros propios deseos y poder expresarlos. La energía de Venus está asociada al amor, pero no tenemos que restringir el concepto de amor únicamente al enamoramiento que podamos sentir por una persona, sino que representa la potencia de vida. Para los griegos el Amor estaba asociado al Logos, a la Idea de Bien como principio del movimiento que mueve sin ser movido. El concepto de Amor podemos asociarlo a la sabiduría, entendida como conciencia de saber lo que somos y lo que deseamos. Pero el Amor tiene muchas aristas y muchas formas de manifestarse que se corresponden con la vestimenta que asume Venus según el signo en que se encuentra. El Amor va más allá de la idea moderna de Venus como la diosa del Amor idealizado, porque el Amor es pulsión y supervivencia, es lo que nos conecta con la vida. La Venus del Romanticismo es muy distinta a Afrodita (diosa Griega). Afrodita implica y subsume la sexualidad como principio de Amor erótico. Este año este Venus Star Point tiene una relevancia fundamental, porque forma parte del eclipse que abre la serie Géminis-Sagitario del 5 de Junio, la búsqueda de libertad y la caída de verdades.

Artículo sobre el ciclo Star Point

Mariana