Galería

Cuando necesitas ayuda, comienza el crecimiento. Nodos Cáncer-Capricornio. Cierre de ciclos 2009-2018

El ingreso de los Nodos a Cáncer y Capricornio, es empezar a preguntarse por lo que realmente necesitamos. Venimos de vivir con una energía muy fuerte con un impulso motivador de individuación, de encontrar aquello más propio y auténtico de nuestra naturaleza. No fue fácil, porque para esto hubo que aceptar qué parte de nosotros manteníamos oculta. Ese proceso nos reflejó lo mejor y lo peor de cada uno de nosotros. En 13 junio 2018 tuvimos una Luna Nueva en Géminis (puedes leer el link) en la cual pudimos comenzar a adaptar nuestros procesos mentales a esa nueva realidad, luego con la Luna Nueva de Eclipse en Cáncer (link para leer) del 12 de Julio comenzamos a sentir la íntima necesidad de comenzar el proceso de cuidado, y las preguntas sobre ¿cómo quiero vivir? se hicieron más y más importantes. La acción estuvo desdoblada en dos direcciones, entre ir hacia lo nuevo con la inestabilidad que ello significa, o permanecer atrincherados en posiciones extremas, para enfrentarnos con lo que estábamos dejando atrás. En ese momento la tensión se hizo más fuerte. Quizás no todos comprendimos el proceso, aunque lo sintiéramos, provocando mucho desgaste de energía, y sentir que estábamos perdiendo el rumbo de lo que realmente era importante. Hoy, ya con los Nodos en Cáncer/Capricornio, con Júpiter en Sagitario y a 3 días de la Luna Llena en Géminis, estamos cerrando por un lado el ciclo que comenzó el 13 de Junio. Pero hay un cierre mayor que está relacionado con hechos y sucesos de agosto 2009 cuando la relación de los Nodos estaban invertidos (Nodo Norte en Capricornio-Nodo Sur en Cáncer), en esos años la adaptación fue hacia sostener ciertas estructuras o volviendo a generar similares. El sentido del deber hacia lo familiar y lo conocido tuvo preponderancia. Ahora los Nodos cambian su dirección y la atención estará dirigida a generar hogar, familia, trabajo, dejando atrás todo lo que no responde a lo que estos conceptos significan. No toda familia legal es familia. No toda casa es hogar y no todo trabajo es en el que nos desarrollamos. Las estructuras seguirán, pero con otro significante. Pero para llegar a esto estamos reviviendo heridas que han quedado ocultas bajo la tensión que generó la retrogradación de Marte en Acuario y el ingreso de Urano en Tauro., a través del retorno de Quirón en Piscis. Este proceso no retrotrae a revivir dilemas de lo que no nos sentimos con ánimo a vivir. Pero con este retorno de Quirón a Piscis y de Urano a Aries, volvemos a enfrentar nuestras formas e ideologías con los otros y a revivir la herida del miedo a la separación, porque el anhelo instintivo es permanecer unidos a un todo común. Pero justamente eso es de lo que debemos distanciarnos para poder decidir a qué queremos pertenecer.  El cierre de este proceso estará presente con la Luna Nueva en Sagitario el 7 de diciembre. Es allí donde iniciamos la posibilidad de un nuevo enfoque de lo que vamos a estar trabajando este año 2019.  Cáncer y Capricornio son signos Cardinales, con la particularidad de generar los cambios. Cáncer  representa las relaciones con el hogar, los padres, las raíces, donde encontramos refugio, la necesidad emocional  (dónde vivimos, dónde habitamos). Es así que vamos a estar trabajando las necesidades más primarias de protección. Esto es un camino de evolución con un caudal enorme de liberación. Salir de la culpa para sentir lo que necesitamos y construirlo. Saber de dónde venimos nos permite saber a dónde queremos ir y qué es lo que necesitamos, alejados de lo que las estructuras sociales o tradicionales esperan de nosotros. Serán momentos de encontrar refugio en la emoción y en el sentimiento de pertenencia a lo propio. Saber qué es lo que necesitamos emocionalmente nos permite crecer, evolucionar y construir nuestro propio espacio de habitabilidad. Iniciamos otro periodo, seguros de lo que somos y decididos a cuidarlo, estar pendiente de lo cercano, pero con la presión que ejercerá el pasado, Salir de la seguridad para ingresar a la propia seguridad.

Podés seguirme en Intagram:  https://www.instagram.com/zonas_humanas_astrologia/

Mariana

Anuncios
Galería

LUNA NUEVA EN ACUARIO 2017- ¿Qué propone?

La Danza planetaria en que esta Luna Nueva se da, es muy particular. Sería semejante a una danza cuasi-ritual, esas qhestia-y-llama-sagradaue son la base misma de todo movimiento. Es un momento de enormes deseos y necesidad de Renovación y Transformación real y concreta y ante esto, no queda demasiado espacio para limitaciones. Es como si alguna verdad se revelase (Plutón conjunción Mercurio). No siempre esto sucede en términos en que los podamos controlar y llevar adelante como procesos y estrategias; sino que la oposición entre Urano (regente de Acuario) y Júpiter en el eje que este año está en pleno movimiento 1/7 (más…)

Galería

Luna en Capricornio- Fin de Año 2016-

Nos encontramos, como en todos los fines de año, con la Luna Nueva en Capricornio. Pero luna-nueva-en-capricornioesta Nueva Luna tiene la particularidad de que se forma junto a la mitad del ciclo retrógrado de Mercurio y en el mismo momento en que Urano comienza su camino directo,  ¿Cómo entendemos esto?. Cuando fue la Luna Llena en Capricornio en Julio (hace 6 meses), comenzaba con toda su fuerza de la retrogradación a interiorizar nuevas formas de relacionamiento en primer término con nosotros mismos y como espejo con los demás. Todo este proceso llevó tiempo, angustias, cambios que necesitaron manifestarse en formas a veces ajenas a lo habitual, pero finalmente fueron siendo realidad, y desde esa realidad empieza el momento de reconstrucción de lo propio. Desde lo que somos construimos nueva estructura, luego de haber hecho el camino hacia la introspección para encontrar lo propio como base. Este año fue un desafío, que transitamos y fuimos arrojados a transitar para llegar a descubrir. Lo que viene es manifestarnos en lo relacional en todo ámbito, desde el saber que el otro o lo otro es realmente un otro.

Estos días, hasta el 8 de enero de 2017 es momento de proyectar, para comenzar a actuar a partir de esa fecha, dando tiempo para sacarnos y desechando el miedo a vivir, desde lo descubierto y desechado en estos 6 meses que transcurrieron. Las respuestas irán apareciendo  en la
medida en que estemos abiertos a lo que realmente somos y proyectamos de nosotros mismos.

No tenemos que olvidarnos de que seguimos en un proceso en el que estamos dejado atrás los apegos a nuestras formas arcaicas de reacción que nos mantienen atrapados en el espejismo de lo que somos. ¿Somos capaces de ser lo que somos?,  ¿Somos capaces de hacernos responsables de ir por lo que queremos?…. Esto es lo que viene. Ser responsables con la relación con nuestro ser, para poder generar relaciones auténticas que merezcan la pena ser vividas desde el alma.

Júpiter este año nos enfrenta y nos presenta la posibilidad de evidenciar cómo
reaccionamos a las relaciones y qué ponemos en juego. La tensión entre las viejas formas y las nuevas estarán en tensión este año que comienza y hay que tenerlo en cuenta. La confianza en que “soltar”para manifestar es fundamental en este año 2017 es el motor que impulsará la acción.

Concentremos la energía en despedir el año que está terminando con la convicción de que el que comienza es un año de manifestación concreta. Sin duda otro desafío, de índole diversa, luego de haberse despojado y enfrentado a uno mismo.

Disfrutar de la vida es lo más importante, y el disfrute se da con la posibilidad de estar alineados con la propia esencia y las propias necesidades. El 2016 fue un año especial para descubrir ésto, muchas cosas, gente y situaciones que nunca hubiésemos imaginado que quedarían fuera de nuestra vidas, se esfumaron. Agradezcamos por lo que nos brindaron y sigamos dando ingreso a las nuevas formas propias de llevar la vida adelante cuidando de no caer en otros espejismos. La única forma es ser auténticos con nuestro propósito de vida (Nodo Norte), las personas que ayudan a este propósito aparecerán en la medida en que permanezcamos abiertos a nosotros mismos y en relación.

Buena finalización de 2016 y proyectemos en estas semanas con la Luna Nueva en Capricornio las bases para lo que comenzará.

Mariana

Galería

Acercándonos a la Luna Nueva en Sagitario 29 noviembre 2016

El Sol comenzó a transitar el signo de Sagitario, con la particularidad de que este año está fuertem14642499_1752218261696075_2469146232449326735_nente influenciado por una sensación de necesidad de liberación real y concreta de situaciones que nos han mantenido en tensión en este año que ha sido muy intrincado en lo referente a la relación con cada uno de nosotros mismos. Este ha sido casi un año de prueba y enseñanza muy dura sobre qué somos, qué queremos, qué buscamos y hacia dónde nos dirigimos en nuestra vida. ¿Qué estabas haciendo en Mayo-Junio de este año? y ¿Ahora?

No siempre tenemos la respuesta exacta sobre estos temas, pero a lo qué sí nos hemos debido enfrentar en este año es a ser sinceros, desde lo más profundo, con nosotros mismos. Hace tiempo que escribo sobre los patrones que debemos dejar de lado, que activamos y que  enmascaradamente nos generan frustración y sensación de descrédito sobre la potencialidad. Finalizamos un año de trabajo duro, de revisión, de afrontar la verdad de lo que somos. De perdonarnos, de re aprender el camino del gozo. Ahora es tiempo de ponerlo en acción.

Neptuno se despertó unido al Nodo Sur, momento de terminar de desechar, de soltar, de ir en pos de los anhelos, ayudado fuertemente por la Luna y Júpiter quienes tienen la capacidad de asociar el sentimiento de júbilo, de expansión de creer en las propias ideas con la emocionalidad necesaria para apropiarse de esta hermosa y bella sensación. Todo este escenario apoyado por Saturno unido a Mercurio, quienes pueden plasmar en forma concreta y a largo plazo los procesos y la capacidad de comunicarlos.

Hay que destacar que Saturno aspectando a Neptuno, lo va guiando a que no nos embarquemos en fantasías irrealizable, sino que Saturno-Mercurio, podríamos decir que lo contiene seguir el camino de la realización. Es un momento para ponerse en marcha y de proyectar y prepararse para que luego del 29 de Noviembre (Luna Nueva en Sagitario) , estemos abiertos a un movimiento de ampliación. No tenemos que dejar de lado a la conjunción entre Venus y Plutón, que si bien nos muestra la importancia visceral del significado de las relaciones, también nos marca la necesidad de cambo respecto a nuestra concepción de lo que una relación implica y qué estamos dispuestos a cambiar nosotros para que las relaciones sean verdadera e íntimamente significativas. Los cambios están en cada uno de nosotros, no tenemos que seguir esperando que cambie lo que está fuera de nuestro ámbito, esa actitud no nos lleva a fluir con los acontecimientos, sino que nos hace actuar desde el mayor egoísmo y desde el sin sentido más intenso, desvirtuando toda posibilidad de expansión real, de trascendencia sobre nosotros mismos

Estas dos semanas son importantes, ya que  luego con la Luna Llena en Géminis del 13 de diciembre, muchas situaciones relacionadas con la comunicación y formas de vinculación va a estar poniéndose a prueba a la espera de que Urano despierte el 28 de diciembre para que finalmente con el Sol en Capricornio, nos lleve a la acción, al despertar de lo nuevo, de lo imprevisto. Por todos estos motivos, estas dos semanas son muy importantes, porque si
no tenemos en claro lo que somos y hacia dónde vamos, la energía de Urano despertando en oposición a Júpiter y en tensión a Plutón nos puede producir un sacudón muy importante.

Gracias a los que leen estos artículos y por cualquier consulta pueden hacer un comentario o escribirme a mail:biografiaelmovimiento@gmail.com