Luego de la niebla el camino resurge. Saber reposar para conectarnos. Semana del 5 al 10 de Junio. Neptuno/Mercurio

Los primeros días de esta semana (5-6-7) de Junio, los días y las emociones han estado inundadas y nubladas, sea porque se hayan presentado fantasmas del pasado que son el resultado de situaciones no resueltas o porque las realidad muchas veces se presenta tan clara y fuerte que nos altera la percepción. De hecho desde mediados de Mayo (Luna Nueva en Tauro unida al ingreso de Urano a Tauro: Link: Estamos listos para una nueva estabilidad) las situaciones una a una se están manifestando porque es necesario reformular la forma en que las hemos estado viviendo  resolviendo. El camino nos va llevando aceleradamente a la unión de Marte con Nodo Sur el día en que se da la Luna Nueva en Géminis. Pensemos en qué estamos perdiendo, qué sentimos que perdemos y lo más importante ¿Qué es lo que no queremos más porque nos mantiene en dependencia con nuestras inseguridades y temores?. Esto significa que hay situaciones, personas, relaciones o trabajos que están llegando a un final o estamos dejando porque de alguna manera se manifestaron tal como son. Los ciclos se cumplen cuando cambiamos la perspectiva, y para ello este es el momento más propicio. Mejor hacer el trabajo nosotros a que venga de la mano de los eclipses de Julio y Agosto.  El 13 de Junio con la Luna Nueva en Géminis se abren posibilidades para unir lo que pensamos con lo que vivimos. Estamos a las puertas de finalizar un tiempo que estuvo regido por la presencia de los Nodos en Leo y Acuario y que marcó la necesidad del re encuentro con lo que somos y lo que queremos ser. Estamos por ingresar en el tiempo de equilibrar la relación entre lo que nos obliga con lo que nos nutre, para que no sean vivencias separadas, sino comprender que generar las propias estructuras nos brinda la libertad de sentirnos cuidados, protegidos y con ganas de permanecer (Nodos Capricornio/ Cáncer).  Salgamos de la bruma de esta semana viendo y sintiendo que muchas veces la niebla se disipa corriéndonos del lugar desde donde miramos y que si realmente hay niebla, hay que reposar introspectivamente para luego retomar el camino porque es un excelente momento para conectar con nuestros sentimientos más profundos.

Mariana

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s